BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Siglo XXI: el siglo del “yo” en las redes sociales

Por Andrea Pelegrin

Después de ver los vídeos que ha compartido Robbie Williams durante el parto de su mujer donde lo vemos cantar, bailar etc… Son pocas las cosas que pueden llegar a sorprenderte durante el mismo día, aunque sé que me arrepentiré de dichas palabras.

Redes sociales (GONZOO)

Redes sociales (GONZOO)

El acto es un arrebato de privacidad por parte de Robbie Williams hacia su mujer y su futuro hijo. En su debido tiempo se arrepentirá de haber compartido con millones de personas una cosa tan íntima como el nacimiento de un hijo.

Se arrepentirá de tener sus ojos clavados a una pantalla mientras canta sin sentimiento, se arrepentirá de no tener su mano junto a la de su mujer y se arrepentirá de no estar viviendo este momento.

Y este es el siglo XXI que hemos creado, el siglo del espectáculo y de la exposición del “yo” a todos los canales de comunicación posible.

Este afán insaciable de mostrarnos a nosotros e incluso a aquellos que más queremos, de exponer nuestros momentos más íntimos. Una sed infinita de mostrarnos que acabará con todo aquello que algún día fue nuestro y de aquellos que queremos. ¿Y es que quizá lo que necesitamos es la constante aprobación de un juez, la sociedad, para sentirnos bien ?

LEE AQUÍ CÓMO ENVIAR TU OPINIÓN Y TU DENUNCIA

13 comentarios

  1. Dice ser Alicante Gusta

    lo cierto es que si no estamos en las redes no somos nadie…. o casi

    Hay una moda a exponerse y que la gente nos vea

    http://www.alicantegusta.com

    01 Noviembre 2014 | 9:05

  2. Dice ser elnotas

    Creo que tienes toda la razon, y no se arrepentira solo el, espero que este culto al “yo” se hiche como la burbuja inmobiliaria y explote lo antes posible.

    01 Noviembre 2014 | 11:33

  3. Dice ser la Libertad aún es una quimera

    Falsedad, mentira.
    El siglo 21 en los países que se dicen má savanzados y evolucionados continua siendo un desastre cuna de reprimidos. A través de las cadenas de tiempos oscuros, heredando ideales de aquellas épocas negras, mantienen la cerrazón en las ideas. Es siempre lo mismo, un poco má sligerito, pero siempre lo mismo.
    Los medios de comunicación apoyan los moralismos cerrados q mantienen similares idearios a los de las dictaduras y tiempos represores.
    HAcen más caso, se arrodillan, ante los que pretenden mantener la oscuridad como luz a la snuevas voces e ideas que rompen, legitima y má srazonablemente, más inteligentemente, con esas herencias de culturas sin sentido.
    No es cierto qu eel ser humano sea l amejor especie del Universo, ni siquiera del plaenta. No es cierto que seamos centro ni cima de nada. BAsta ojear nuestra HIstoria desde millones de años, basta con mirar la sbarbaridades que existen aún en ele presente, basta mirar los mapas aún cuadriculados en países y fronteras, basta echar un amirada desde los cielos al tenderete que tenemos montado, tan bestia, tan bruto, tan cerrado, tan lleno de temores… para llorar por no haber conseguido aún superar los miedos y barreras que se nos imponen porque sí, por herencia de timepo sque ni siquiera entendían de libertades ni de democracias.
    Y me voy a callar, porque el mundo aún está que espanta. No es digno de especie evolucionada. No es digno de especie superior. La Humanidad debería sentarse a reflexionar tranquiamente y crear un cisma sobre su condición y valorar correctamente los absurdos que aún mantiene en su pensamiento.

    01 Noviembre 2014 | 11:55

  4. Dice ser Edu

    Cambia el titulo. ¿No han pasado ni 20 años del siglo XXI y ya quieres ponerle un nombre?

    Quien no sea nadie sin las redes sociales… ¿qué era antes de que existieran (hace muy poquitos años)?

    01 Noviembre 2014 | 13:25

  5. Dice ser Víctor

    Mucha razón, yo creo que hemos pedido el Norte como sociedad…

    01 Noviembre 2014 | 13:25

  6. Dice ser caquita

    Totalmente de acuerdo, pero me hace gracia que escribas esto cuando lo hace un hombre cuando son las mujeres las más superficiales con todos estos temas. El siglo XXI es una oda al egocentrismo.

    01 Noviembre 2014 | 16:58

  7. Dice ser caquita

    Solo hay que ver a todas las niñas y no tan niñas que se desnudan todos los días delante de una cámara, de un móvil o de lo que sea.

    01 Noviembre 2014 | 16:59

  8. Dice ser DIOS EXISTE Y NO ESTA NI COMPARTE LAS REDES SOCIALES DE MIERDA, ETC

    YO ME CAGO EN LAS PUTAS REDES SOCIALES Y EN EL PODER OSCURO QUE SE HALLA DETRÁS.

    DESPERTAD! DESPERTAD! O NO SOBREVIVIRÉIS….

    01 Noviembre 2014 | 20:12

  9. “Internet es una tecnología y Facebook un programa que la usa. Las tecnologías surgen de equis necesidad, y los programas, de equis propósito. Si de veras necesitamos de muchos amigos, si realmente nos resulta indispensable localizar a la novia de ayer o al compañerito de primaria, adelante… ¡Facebook!. Cuando siendo adolescente pateaba las calles de una gran ciudad y ejercitaba la concentración mental para asesinar al director de mi escuela, solía detenerme en los escaparates de las librerías. Un libro que estaba en todas llamaba mi atención: Cómo ganar amigos e influir sobre las personas, de Dale Carnegie.

    A pesar del exultante cintillo que lo recomendaba (¡millones de copias vendidas!), nunca lo compré. Me bastó abrirlo y leer la primera recomendación para constatar que la obra iba contra mis ideales: No critique, ni condene, ni se queje.

    En el ciberespacio hay redes y… telarañas. Internet es una red (de redes), y Facebook una telaraña (de personas). Internet vincula, Facebook captura. Ambos sistemas enlazan. Sólo que Internet fue diseñada con fines públicos y Facebook, así como el libro de Carnegie, manipula lo público con fines privados.
    ¿Qué ideología profesaban los jóvenes de la Universidad de Stanford que a finales de los sesenta exploraban las potencialidades de la red? Digamos que el proverbial pragmatismo de la elitista democracia yanqui los invitó a responder una puntual petición del Pentágono: crear un sistema de comunicación descentralizado, capaz de resistir un ataque nuclear.

    Como el proyecto no mencionaba que el sistema evitara la censura (o que se inspirara en la igualdad de derechos entre las fuentes de información), el Estado no reparó si los investigadores apoyaban la guerra de Vietnam o acudían a recitales para cantarle We shall overcome a Ronald Reagan, gobernador de California. Licencias del american way, que no volverán.

    Internet fue concebida con el espíritu desinteresado de una comunidad de científicos, y Facebook surgió de la traición de Mark Zuckerberg a los amigos que, junto con él, diseñaron el programa para hacer amigos. Una historia que Ben Mezrich contó en Multimillonarios por accidente (Planeta, 2010) y que los reacios a la lectura pueden apreciar en La red social, la buena y simplona película de David Fincher (2010).

    Zuckerberg es el dueño de Facebook (el hombre del año según la cavernícola revista Time), y Peter Thiel (inventor del sistema de pago electrónico PayPal) opera como piedra angular de su ideología. Por motivos de espacio, remito a Google el perfil de este ciberdinosaurio del mal. De mi lado, me detengo en René Girard (1925), filósofo y antropólogo francés, y alter ego de Peter Thiel.

    En julio de 2008, en una revista de la derecha mexicana que presume de libre (y no menos manipuladora que Time), se dijo que “…la teoría antropológica de René Girard empieza a ser considerada la única (sic) explicación convincente sobre los orígenes de la cultura”. ¿Cuál sería esta ignota teoría? Nada menos que la vapuleada mímesis del deseo que, según Girard, configuramos gracias a los deseos de los demás.

    Las piruetas intelectuales de Girard rinden tributo a sicólogos racistas, como Gustave Le Bon (1841-1931), y encajan en la mentalidad de tipos como Thiel: la gente es esencialmente borrega y se copia una a otra sin mucha reflexión. El sitio Resistencia Digital (RD) puso el ejemplo de la burbuja financiera: cuando Bill Gates compró parte de las acciones de Facebook, los tigres de Wall Street dedujeron que valía 15 veces más.

    El segundo inversionista de Facebook se llama Jim Breyer (miembro de la junta de Walmart) y el tercero es Howard Cox, de In-Q-Tel, ala de inversión en capital de riesgo de la CIA. El Proyecto Censurado (iniciativa de la Universidad de Sonoma State, California, que ventila los temas que ocultan los medios) dice que la FBI recurre a Facebook en remplazo de los Infragard creados durante el primer gobierno de W. Bush: 23 mil microcomunidades o células de pequeños comerciantes patrióticos, que ofrecen los perfiles sicopolíticos de su clientela.

    Facebook y su experimento de manipulación global acabaron con las teorías conspirativas. Por izquierda y derecha, millones de personas, que en principio estiman la democracia y la libertad (valores que para Thiel son incompatibles), parecen no reparar en que la privacidad es un derecho humano básico.

    Atrapados en la cultura neoliberal (auténtica red de redes), gobiernos, instituciones y usuarios le entregan a Facebook redes de contacto, relaciones, nombres, apellidos y fotografías que se prestan al reconocimiento facial, la geolocalización móvil, la estadistica ideológica y los perfiles de mercado y sicológicos.

    En ese sentido, Facebook es un subproducto ideológico de la imparable metástasis totalitaria que se expande en Estados Unidos. En lugar de las ambidextras obsesiones del púdico George Orwell, Facebook se nutre de la profecía que Jack London describió en El talón de hierro (1908): la instauración de un Estado policiaco, plagado de alcahuetes anónimos”.

    Por José Steinsleger
    Fuente : Red Latina Sin Fronteras

    02 Noviembre 2014 | 12:38

  10. Dice ser la máquina del tiempo para los de siempre ha llegado

    ATENCIÓN, CUIDADO!!
    Se acaba de inventar la máquina del tiempo y lo mejor es que no hay sino billete de ida.
    Venga, todxs aquellxs que dicen que hay que recuperar valores de épocas pasadas, ya pueden ir subiendo. VAmos, aprisa, que se metan ya dentro. A ver si dejan en paz a las gentes del presente con sus falsos cuentos y disfrutan de ellos allí donde dicen que existían, donde no había democracia, ni derechos, ni móviles, ni internet dond elargar su sparidas, pero largadas con alegría.
    VAmos, ya podéis ir entrando, alegría, alegría.
    Mira qué contentos se ponene. ¿Ah, que no? ¿Entonces q hablan????

    02 Noviembre 2014 | 13:17

  11. Dice ser Igualdad

    Toda la razón al comentario de # La máquina del tiempo…

    Si lo de hoy no les gusta, siempre se puede regresar a las cavernas, o a ciertas zonas del planeta donde aún viven en la edad media.

    Vayan y vean, la ley de la selva en estado puro, donde matan mujeres como castigo por haber sido violadas!
    Donde casan niñas a cualquier edad por conveniencia de sus padres.
    Donde mueren niños a falta de agua potable, medicinas, vacunas, o con una simple diarrea.

    Vayan a celebrar allí donde no hay tecnología actual, donde no hay forma de comunicarse con el resto del mundo y pueden vivir en contacto con la naturaleza.

    Estamos mil veces mejor que unos años atrás…

    02 Noviembre 2014 | 17:23

  12. Dice ser Igualdad

    Por cierto Andrea Pelegrín, autora de este sermón contra el YO, sería bueno que sepas que los dos son actores, la reacción de ella es parte de un acuerdo.

    Puedes ver otro video que se llama: Ninguna mamá resultó dañada:
    https://www.youtube.com/watch?v=o8VElpUFSfg&list=PLGBhV9l7OidKeX4_i6VIYAcg6cvYBqDw5&index=8

    Buen día, quejumbrosa!

    02 Noviembre 2014 | 17:32

  13. Dice ser Dice ser DIOS EXISTE Y NO ESTA NI COMPARTE LAS REDES SOCIALES DE MIERDA, ETC

    jeje.

    Qué será de vosotros???
    Ay! Ay! Ay!

    02 Noviembre 2014 | 22:15

Los comentarios están cerrados.