BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

¿Es el fin de las utopías? (‘Captain Fantastic’, 2016)

Propuestas de cine

Captain Fantastic 2016

( ©Fox / One Films )

Captain Fantastic, segundo largometraje de Matt Ross, también actor, de Sillicon Valley o American Horror Story, es una estupenda sucesora de aquella Pequeña Miss Sunshine que cautivó hace once años. No por especiales similitudes en su guion; pero sí en el tono, de comedia y drama, o por esa crítica nada velada a los modos de vida más superficiales de la Norteamérica actual o por su misma estructura, a partir de un cierto punto de la película, de road movie. Una Norteamérica, y léase igual cualquier país civilizado de occidente, descarriada y entregada a los placeres del consumismo y a los intereses de las grandes empresas.

Letreros en la carretera rezan textos como “Inmigración o invasión” y los supermercados ponen hilos musicales en los que suena la melancólica música de Titanic. Unos ciudadanos están contentos, otros adormecidos y otros permanentemente cabreados con todo. Y si la sociedad corrompe, que diría Rousseau, el Capitán Fantástico del título, Ben (gran Viggo Mortensen), es el cabeza de familia de una prole de seis hijos, equitativamente repartida en tres varones y tres chicas, que ha fundado su peculiar y reducida comunidad antisistema, decidido aislar a sus retoños de la mezquindad de los humanos. Regresar a una forma de vida más primigenia e ingenua. Retomar el mito del buen salvaje criando a sus hijos como superdotados, tanto en mantenerse físicamente en forma como en cuanto a cultura y conocimientos.

Captain Fantastic 2016

( © Fox / One Films )

Ben es un exhippie que durante las Navidades en lugar del Niño Jesús prefiere adorar a Noam Chomsky, el lingüista y también teórico izquierdista estadounidense más importante de la historia. Una familia, su familia, perfecta, excepto en el momento que debe mezclarse con el resto de sus paisanos. Interactuando con ellos son unos bichos raros. Son dos modos de vida contrapuestos. Los acomodados a la sociedad están representados por la hermana de Ben (Kathryn Hahn), la familia americana media; y por su suegro (Frank Langella), un millonario influyente que odia a su yerno por haber apartado a su hija de su lado y llevarla a un estilo de vida tan distinto. Ese abuelo, para los niños, también ejemplifica lo que Ben odia en cuanto al capitalismo y sus ostentaciones, pero tampoco es un ogro.

Los personajes, unos y otros, están tratados sin caricaturizar y con respeto. El mismo Ben en ocasiones actúa más como un tirano hacia sus hijos que como un auténtico espíritu libre. Matt Ross ha sabido controlar su película, realizada con un guion escrito por él mismo. Una propuesta libre, rumbo hacia rutas salvajes, capaz de llegar a todo tipo de espectadores y esquivar el mero panfleto anticapitalista en el que podría haber caído. Resulta también deliciosa para saborear las inmejorables interpretaciones de todo su reparto, pequeños y grandes, o para no olvidar lo que es la Carta de Derechos de los Estados Unidos (en una divertidísima escena con una de las hijas pequeñas). Y la madre, ausente, se erige en espíritu y motor del relato.

Es además excelente para plantearse, de la manera más amena posible, si es posible la sociedad perfecta, confiar en las utopías o hasta qué punto se hace necesario claudicar o pactar. Ante ello, Ben miraría hacia la ventana, sentado en su mesa rodeado de sus hijos, en una escena perfecta, en su mundo casi perfecto, a sabiendas que quizá no podamos cambiar o tener todo lo que desearíamos, pero al menos tampoco nadie nos podrá acusar de no haberlo intentado y, por el camino, algún que otro logro se habrá conseguido. Si además la música y canciones escogidas les parecen excelentes, no es para menos. La banda sonora la compuso el finlandés Alex Somers, colaborador habitual de Sigur Rós y Jónsi; el mismo Viggo Mortensen colaboró escribiendo una de las canciones (al principio, junto a la hoguera); y el uso de la famosa canción Sweet Child ‘O Mine de Guns ‘n Roses adquiere una simbología muy especial.

Puntuación:

 

 

 

Principales premios y nominaciones: Nominación al Oscar para Viggo Mortensen como mejor actor protagonista; premio a la mejor dirección en la sección Una cierta mirada de Cannes; premios del público en los festivales de Karlovy Vary y Deauville.

Estreno en cines: 8 de julio en EE.UU. de 2016, y el 23 de septiembre en España.

Estreno en Blu-ray y DVD: 25 de enero 2017.

 

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Cid__owneador

    Es una película de unos podemitas que van haciendo el rídiculo en una sucesión de absurdeces hasta que chocan de frente con la realidad y sucumben a las bondades del capitalismo.

    16 febrero 2017 | 08:45

  2. Dice ser Dif_7

    Bonita película. Al final los raritos, son los más normales. De obligado visionado. Interpretaciones más que correcta. Y gran choque de realidad frente a utopía.

    16 febrero 2017 | 12:05

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.