BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Razones por las que ‘Los Goonies’ no es apta para menores

Los Goonies

Que no cunda el pánico. Los Goonies, que este año cumple 30 años de su estreno, sigue siendo uno de los clásicos de referencia del cine de aventuras juvenil, y para todos los públicos. Las razones del titular son los apuntes, avisos y descripciones que dejan algunos usuarios en el apartado de Parents Guide (Guía para padres) de las fichas de películas del conocidísimo portal IMDb.

Los Goonies también sigue siendo una de las propuestas que ha dado el cine que mejor capta la esencia de la infancia en torno al espíritu de vivir grandes y fantásticas aventuras, con el sueño añadido de hallar fabulosos tesoros con los que ayudar a nuestros padres o seres más queridos de esos problemas económicos de los que tanto hablan. Pero, y según esa “guía para los padres”, las peripecias de Mikey, Brand, Bocazas, Gordi y Data, acompañados de las chicas Andy y Stef, tiene una buena carga lenguaje malsonante, violencia, sadismo, y sobre todo de sexo (?). En cuanto a esta última cuestión, en un a escala de 10 el índice se situaría exactamente en un 6.

¿Qué tienen Los Goonies que los hace tan pillos y potencialmente peligrosos para el inocente y desprevenido público infantil?  El siguiente texto está basado en los comentarios, algunos realmente sorprendentes, del Parents Guide de IMDb.

 

Sexo y desnudos ( 6/10 )

En los diálogos hay más de una referencia directa a sobre “cómo hacerlo”, ya saben, el sexo. Pero la mayor parte de la culpa de que Los Goonies no sea apta para los más pequeños la tiene Andy (Kerri Green). En cambio, Stef (Martha Plimton), se mantiene impoluta. Y es que la provocadora Andy no solo se pasea por toda la película vestida con una corta falda de tenis sino que en uno de los momentos hay un plano detalle del retrovisor mostrando el “escote” que deja entrever su falda. He aquí las pruebas del delito.

Los Goonies falda tenis

Los Goonies escote falda

En otra de las escenas, Bocazas (Corey Feldman) hace una particular traducción del inglés al español (en el dobaje de aquí se transformó en italiano) de las indicaciones que da la madre de Mikey y Brand (Sean Astin y Josh Brolin) a la nueva criada  (sudamericana); y en ellas Bocazas da la descripción del altillo como un lugar donde el pervertido padre desarrolla su pasatiempo de “servicios de tortura sexuales”.

Por no hablar del beso que Andy le da a Mikey en la boca (en su defensa, comentar que todo sucede fuera de campo y a oscuras, creyendo que es Brand). Para colmo, está esa escena de la estatua de un hombre desnudo a la que se le rompe el pene (“la parte que más le gusta a mi madre”, diría Mikey).

Los Goonies estatua

Apuntar que, pese al alto contenido de sexo, otra versión iría aún más lejos, la porno y que se tituló The Poonies.

 

Miedo y escenas intensas ( 7 / 10 )

Traumas y pesadillas entre los más pequeños puede provocar el ver como los hermanos Fratelli, Jake y Francis (Robert Davi y Joe Pantoliano), y estos sí que son italianos, durante su persecución a los Goonies resbalan y se dan un buen trompazo en la entrepierna. ¡Fatal! ¡Doloroso! Pero no menos que en la escena donde los Fratelli intentan torturar a Gordi amenazando de triturarle la mano con una batidora. ¡Espeluznante! Aunque lo más tenebroso es ese cadáver en el congelador o ver esa ristra de esqueletos expuestos por todo el pasadizo secreto o en el barco de Willy el Tuerto.

Los Goonies - cadáver

Los Goonies esqueleto

Y lo peor de lo peor, y cito textualmente, “la imagen de un hombre deformado y psicológicamente retardado que puede asustar a las audiencias más jóvenes”. Sí, es Sloth, nuestro querido e inofensivo Sloth (John Matuszak) que además protagoniza otra aterradora escena cuando lo vemos por primera vez, de espaldas, y encadenado en esa especie de mazmorra con televisor en el que su madre (Anne Ramsey), la jefa de esa panda de falsificadores que son los Farelli, le ha recluido. ¡Sloth, yo aún tengo pesadillas y me despierto a medianoche por tu culpa!

Los Goonies Sloth

 

Violencia y sangre ( 5/10 )

De varias de ellas ya he hablado en el apartado anterior, pero hay que sumarle el que los Fratelli persigan o amenacen a los chicos armados con pistolas y espadas; o cargando con una sospechosa bolsa de plástico negra; y especialmente la escena de Mamá Fratelli amenazando con un cuchillo e insinuando a los asustados chicos que les puede cortar la lengua.

Los Goonies lengua

Hay más. El accidente (provocado) en bicicleta de Brand (y en el que afortanadamente, sale totalmente ileso); Data (Jonathan Ke Quan) hiríéndose o hiriendo varias veces con sus inventos; los Goonies escapando de trampas mortales,  los cadáveres en descomposición que van apareciendo, y… ¿qué me dicen de esa historia que cuenta Gordi de cuando vomitó en un cine encima de la gente. Desagradable, sin duda. Claro, que se puede esperar de una película en la que nada más empezar ya vemos a un hombre ahorcado en prisión (aunque todo sea un montaje para evadirse de la cárcel).

Los Goonies ahorcado

 

Alcohol, drogas y tabaco ( 5/10 )

Llegados a este punto, es un alivio comprobar que en este apartado, Los Goonies, es bastante moderada, aunque no se libra de tener sus cosillas. Jake Fratelli fuma, también “se muestra y se hace referencia al alcohol una vez por parte de los villanos (Los Fratelli otra vez), y el Bocazas vuelve a tergiversar la traducción indicándole a la criada hispano-italiana inventándose lo de donde debe guardarse cuidadosamente cada una de las variadas drogas que consumen los padres de Mikey y Brand.

Aquí no hay imágenes interesantes con las que ilustrar, así que paso al quinto y último asunto.

 

Obscenidades, blasfemias y palabrotas ( 4/10 )

Señalar que durante el rodaje se tuvo especial cuidado en eliminar cualquier palabrota de los niños o en que éstos no usaran ninguna. Aún así, contiene varias referencias sexuales, pero no directas ni especialmente groseras. Y de la boquita “tanto de niños como de mayores” salen palabras y tacos como “balls” (“bolas”, y usada una vez como referencia a las “pelotas” masculinas), “bullshit” (gilipolleces) “shit” (“mierda”), “damn” (maldito) o “pissing” (mear).

En la versión original en inglés Jonathan Ke Quan, que venía de rodar Indiana Jones y el templo maldito de Spielberg, prometió a su madre no decir ninguna palabrota, pero su guión contenía una: “Holy shit” (que en el más castizo de aquí podría traducirse como un contundente “Hostia puta”). Es en la escena en el interior de la cueva en la que, después de toparse con el cadáver del explorador Chester Copperpot, Mikey acciona sin querer el mecanismo de una de las trampas, la de las rocas cayendo.

¿Cómo lo resolvió Ke Quan? (no lo de esquivar las rocas sino lo de la promesa)… pues, deletreando. Exactamente dijo “Holy S-h-i-t”. Un crack.

Los Goonies Holy Shit

( Imágenes: ©Warner Bros. )

11 comentarios

  1. Dice ser el mundo real y el irreal son diferentes

    Giselle BÚndchen está aptísima para todo ser humano libre educado en libre entendimiento allí donde la censura no condicione la negatividad del cuerpo.
    http://a4.files.egotastic.com/image/upload/c_limit,cs_srgb,dpr_1.0,h_2500,q_75,w_2500/MTMzMjgzMzYyOTY1MDM5NzQ3.jpg

    Sobre las palabrotas, obscenidades…. Es sano educar también en no aceptar valor en esos palabros, pero también debe ser sano aceptar que todxs, en un momento u otro, lanzamos alguno, o lo pensamos. Ah, no, perdón, no me había dado cuenta de que estamos súper santos y nadie ve cosas que dicen que no ven tampoco por ninguna parte.

    26 septiembre 2015 | 14:04

  2. Dice ser ELena

    Hace ya mas de treinta años que vi los goonies y lo vi mas de treinta veces en aquella época. Mis padres siempre fueron muy estrictos en cuestiones de palabrotas y referencias sexuales, sin embargo jamás vieron nada de malo en la pelicula. Yo ya siendo adulta y con una hija adolescente y otra de ocho años he de decir que la pelicula al igual que entonces no me parece tan…. sexual como la ponen algunos americanos. Además lo que pasa en la película refleja la realidad. Dia a dia se ven y oyen tanto ese tipo de referencias sexuales, violencia y otras cosas peores.
    A mi me gusta los Goonies y no le pongo pegas a que mis hijas la vean.
    Un saludo

    26 septiembre 2015 | 14:31

  3. Dice ser Alejandro

    Nah, mejor que vean sálvame.

    26 septiembre 2015 | 15:19

  4. Dice ser coyicabuto

    Carlos, estás aburrido. ¡Anda, vete a ver los dibujos animados y no te traumatices más!

    26 septiembre 2015 | 16:08

  5. Dice ser Charonmoon

    En serio has escrito este artículo??
    Que Los Goonies no es para niños? si, como dice un compañero mas arriba, mejor que vean tele circo….. que es mucho más instructivo.

    Ya que te has dignado a perder el tiempo con semejante “artículo”, espero que en breve hagas otro diciendo porqué Salvame no es un programa para niños, y sus inconvenientes.
    Sería lo justo, no? puestos a perder el tiempo escribiendo… al menos escribe algo realista.

    26 septiembre 2015 | 17:50

  6. Dice ser hemos visto

    Si no fuera porqué esta página está escrita y editada en España diría… una más del puritanismo americano, o dicho de otra manera, ver cosas raras donde no las hay.

    Es como si dijeramos que la francesa “Salir del armario” es una película gay

    http://hemosvisto.blogspot.com/2015/09/salir-del-armario.html

    26 septiembre 2015 | 17:59

  7. Carles Rull

    @ El burlesco nepali, coyicabuto y Charonmoon:

    ¿Tanto cuesta leer, y entender, al menos los 3 primeros párrafos del post? ¿o lo que significa “ironía”? Sí… supongo que es mejor leer solo el titular, sin saber de qué va, y bajar enseguida aquí a poner un comentario.

    26 septiembre 2015 | 18:05

  8. Dice ser Lorena

    A “Dice ser hemos visto”, se notará en la falta de puritanismo que sea una página española; pero no en que estamos casi a la cola, penúltimos, en comprensión lectora de la OCDE (y eso, los que leen).

    http://www.rtve.es/noticias/20131008/espana-ocupa-ultima-penultima-posicion-matematicas-comprension-lectora-ue/759623.shtml

    26 septiembre 2015 | 18:54

  9. Dice ser Virginia

    ¿Qué os ibais a esperar de los del parent’s guide? Si los que escriben allí están zumbadísimos… Creo que sólo hay otro sitio en todo IMDB con más psicodelia: los foros (para mear y no echar gota).

    26 septiembre 2015 | 19:31

  10. Dice ser khalessi

    Los Goonies, clásico entre los clásicos. Buena película de aventuras de las que ya no se hacen. Además ha envejecido bien con los años. Imágenes curiosas de su rodaje:

    http://rodajesdepeliculas.blogspot.com/2015/05/el-rodaje-de-los-goonies-detras-de-las.html

    27 septiembre 2015 | 01:05

  11. Dice ser Fer

    Al margen del artículo, que era evidente su tono irónico. “Los Goonies” me gustaron de pequeño, pero Sloth me aterraba, sí, era un buenazo y no el monstruo que físicamente parecía, pero daba miedo. Es un hecho innegable.

    Ahora bien, ¿en esa página de IMDB la gente ve la televisión? Hagamos un pequeño repaso:
    —Hace poco menos de treinta años veíamos anuncios en televisión sobre el tabaco. Se prohibieron y ahora no hay ninguno. Incluso está mal visto que en las películas los protagonistas fumen, cuando, hasta en los “cazafantasmas” lo hacían, y yo no fumo. Que conste. Ni me sentí incitado a fumar aún con aquellas cajetillas de cigarros de chocolate.
    —Creo que es innegable que el alcohol mata más gente y destroza más familias que el tabaco. Pero con mucho. Sin embargo, los anuncios de alcohol no se han prohibido en televisión y en las películas se sigue viendo a sus personajes consumirlo. El propio Ironman (Tony Stark), bebe alcohol. En los cómics Ultimate es un alcohólico reconocido.
    —Sexo: Lo siento, pero, ¿qué tiene de malo? Si hasta series infantiles tienen clara alusión al tema, especialmente las más punteras: “Bob Esponja”, “Tito Yayo”, “Breadwinners” e “Historias Corrientes”. Temo que incluso a “Dora. La Exploradora” se le podrían sacar connotaciones sexuales si se rebusca mucho (pero mucho). Pero no hace falta que esté en los dibujos, los propios anuncios de la televisión, emitidos en horario infantil, tienen contenido sexual ya sea implícito o explícito. Colonias, coches y, los más directos, los lubricantes.
    ¿Pero a qué nadie ha mencionado nada sobre el juego legal? Que curioso, el sexo es algo malo. Muy malo. ¿Y el juego no?
    El juego está considerado una adicción, y por ende, una enfermedad. Pero en televisión se pueden ver anuncios de páginas de juego legal a todas horas. Y sí, incluso en horario infantil. Me refiero, por supuesto, a “Boteman”.
    Pero nadie dice nada.
    En las películas, hay personajes que apuestan, puede que por tonterías, pero apuestan.
    Hoy en día se pone “para todos los públicos” películas que en su día eran para “mayores de 7 años”. Por ejemplo, “Parque Jurásico”. Mi copia de VHS pone claramente “mayores de 7”, mi copia de DVD “para todos los públicos”. Ray Arnold, el personaje de Sammuel L. Jackson, fuma en todas sus tomas. Se comen gente. El propio Spielberg no dejó ver la cinta a sus hijos hasta que tuvieran al menos 13 años.
    Y es “apta para todos los públicos”.
    Los tiempos cambian, sí. ¿Pero nuestros hijos también o les hacemos cambiar porque pensamos que si cambiamos nosotros ellos también vienen cambiados? Creo que es un buen punto para analizar.
    Un saludo.

    27 septiembre 2015 | 12:46

Los comentarios están cerrados.