BLOGS
El cielo sobre Tatooine

Un travelling por el cine más actual con flashbacks al clásico.

Un primer vistazo a la nueva versión animada de ‘Popeye’

Popeye 2016No ha tenido el forzudo marinero come espinacas creado por Elzie Crisler Segar una adaptación a la altura en cine.

Uno de los abanderados del cine de autor estadounidense desde los 70, el fallecido Robert Altman, lo intentó con intérpretes de carne y hueso, y formato musical, en los 80. La protagonizó un por entonces  desconocido Robin Williams, la actriz Shelley Duvall (la esposa chillona de la inolvidable El resplandor) intentando parecerse a Olivia  y Paul L. Smith a Bluto. Los resultados la señalan como una de las superproducciones más fallidas de toda la historia del cine.

Un desagravio, el que Popeye no haya tenido mayor fortuna en la gran pantalla, al que intentarán ponerle remedio los estudios de Sony Pictures Animation con el largometraje de animación que preparan.

Usarán las técnicas hiperrealistas del CGI, con las capturas de movimientos de actores y actrices reales y que ha dado resultados como Polar Express o Beowulf de Robert Zemeckis o Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio, de Steven Spielberg y Peter Jackson en plan asociados director-productor. Naturalmente, también podrá verse en 3D.

Entre las joyas de la corona de la casa de Sony Animation están Hotel Transilvania, Los Pitufos, LLuvia de albondigas y secuelas.

Para Popeye han lanzado un primer video de prueba, unas imágenes todavía no definitivas para divulgar como está quedando el invento, y la verdad es que igual faltará dar cera y pulir cera, pero no pinta nada mal. Aunque todavía deberemos esperar hasta 2016 para ver los resultados finales.

El director encargado de que todo llegue a buen puerto es el moscovita Genndy Tartakovsky, nada que ver con Tarkovski y (superado el chiste cinéfilo fácil)  sí con la serie de animación Star Wars: Las guerras clon o la mencionada Hotel Transilvania, de las que fue director y productor ejecutivo.

 

1 comentario

  1. Dice ser Fran

    No sé yo si la película tendrá éxito en España… a no ser que existan dibujos animados modernos de Popeye que los niños puedan haber visto (al menos en la TDT en abierto yo no he visto nada), a los únicos que nos podría interesar sería a los que estamos entre 40 y 50 años.

    Pero te digo categóricamente, que a diferencia de otros dibujos como Tom & Jerry, Autos Locos, Oso Yogi, Magila Gorila o similares, dibujados en los 60 pero que a España nos llegaron en los 70, a mí de pequeño NO me gustaba nada Popeye.

    Incluso siendo un niño ya me daba cuenta de que era completamente anacrónico, las historias que transmitía tendrían sentido en los años 40 y 50 estadounidenses, a esa época de “la edad de la inocencia” que vivían a medio camino entre el tradicionalismo y la modernidad. Vamos, las espinacas de Popeye estaban tan cutres y desfasadas como los consejos de Super Ratón. Algo a olvidar.

    Realmente, producto yankie para yankies.

    22 septiembre 2014 | 12:51

Los comentarios están cerrados.