BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Botella y González, hoy improbables candidatos

Las próximas elecciones a la vista, las europeas, están aún lejos, serán en junio de 2014, y las autonómicas y locales en mayo de 2015, y las generales -si Mariano Rajoy agota la legislatura- en otoño de 2015… pero en el Partido Popular hay quien ya hace cábalas sobre qué puede pasar en esas citas.
Dos altos cargos públicos consultados, ambos del PP de Madrid, coinciden en que tanto la Presidencia autonómica como la Alcaldía de la capital podría perderlas el Partido Popular si hoy se celebraran elecciones y los candidatos fueran los actuales presidente, Ignacio González, y alcaldesa, Ana Botella.
Ambos llegaron a sus cargos de rebote. González, tras la dimisión por razones de salud de Esperanza Aguirre. Botella, tras la de Alberto Ruiz-Gallardón para ser ministro de Justicia. Ambos heredaron unas deudas monstruosos -sobre todo, las del Ayuntamiento de Madrid- y una fuerte contestación de sus administrados -sobre todo, el Gobierno regional, con sus recortes en educación y sus privatizaciones en sanidad-. Y ambos se han confirmado como unos políticos sin el carisma, el nivel y la capacidad de liderazgo de sus respectivos antecesores. Por sí fuera poco, a Botella le ha abrasado la tragedia del Madrid Arena y González no ha logrado sacudirse por completo las sospechas sobre el origen de su ático en Marbella. Este último, además, toene un problema añadido: es muy poco conocido entre los madrileños (más de un tercio no sabe quién es el presidente, según diferentes encuestas), y su principal ventana para darse a conocer, Telemadrid, está medio cerrada, con audiencias cada vez más menguantes.
Una encuesta reciente y aún secreta ha puesto números al desastre. Dice que sí hoy se celebrasen elecciones autonómicas, el PP perdería unos 22 puntos porcentuales respecto a las últimas, en las que logró el 51,74% de los votos. De la caída no se beneficiaría el PSOE (en horas bajas electorales tanto en Madrid como en el conjunto de España) sino IU y UPD, pero esta última probablemente no tanto como para darle el PP la Presidencia regional.
¿Y qué hará la dirección nacional del PP si las cosas están así cuando se acerquen las elecciones?, pregunto. Probablemente, cambiar de candidatos, me contestan los dos dirigentes consultados. Ni uno ni otro ven a Rajoy arriesgándose a perder dos de las grandes joyas de la corona de poder del PP.
También es cierto que sí se aplicase a sí mismo ese análisis, el propio Rajoy tampoco sería en otoño de 2015 el candidato del PP a la Presidencia del Gobierno…

Los comentarios están cerrados.