BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Las posturas del arzobispo y del papa ante los presuntos abusos en Granada

Por Juan Antonio Aguilera Mochón

En el espeluznante caso de los presuntos curas pederastas de Granada no entiendo que el arzobispo, que podría conocer los hechos, no se encuentre entre los investigados en el proceso judicial como presunto encubridor.

Imagen de archivo de un alzacuellos de cura.

Imagen de archivo de un alzacuellos de cura.

Pero tampoco comprendo que el papa Francisco esté quedando como Dios porque, ¡oh!, telefoneó a la víctima e instó una “investigación interna”.

¿Acaso tomó medidas efectivas, desde la Iglesia que él preside, para poner a los curas delincuentes —pederastas y encubridores—en manos de la justicia?

¿Cuántos abusos podría haber evitado en estos meses? Ahora que la víctima ha levantado la liebre hace ir a Roma al arzobispo de Granada y tal vez lo castigue.

A burro muerto, la cebada al rabo.

2 comentarios

  1. Dice ser Hipocresía

    Y después tratan de impartir clases de moralidad. Una hipocresía e indecencia que produce náuseas éticas. Permitan que puedan casarse y desfogarse de manera voluntaria y consensuada con gente adulta, y también con personas del mismo sexo, aunque ahora lo critiquen con cinismo y voracidad desde los púlpitos.

    23 noviembre 2014 | 0:54

  2. Dice ser yavembar

    Lo que demuestra esta carta es que el que la escribe no tiene ni idea de lo que ha pasado y tiene la poca vergüenza de juzgar.

    23 noviembre 2014 | 23:08

Los comentarios están cerrados.