BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Médicos: ¿relevo generacional o recorte de presupuesto?

Por María Natividad Moreira

Imagen de archivo de un médico de cabecera. (JORGE PARÍS)

Imagen de archivo de un médico de cabecera. (JORGE PARÍS)

La Consejería de Sanidad de Madrid, para “disponer del talento y experiencia de sus facultativos más destacados” así como el “necesario relevo generacional”, permitió continuar trabajando, en 2013, solo al 30% de los médicos mayores de 65 años, considerando su “alto nivel de eficiencia y calidad, etc….”.

Sin embargo en 2014, a una parte de estos los han cesado. Sorprende que médicos tan valorados un año sean jubilados al siguiente sin darles explicación. Al parecer, los jefes de Servicio han tenido mayor poder de decisión este año.

Actualmente hay una demora de 90 días para primera consulta especializada, no se dispone de suplentes en ausencia del médico, se necesitarían más profesionales. ¿Relevo generacional o ajuste de presupuesto? “The answer, my friend, is blowing in the wind”.

Permita que me despida de los pacientes atendidos en mi consulta de Endocrinología, Centro de Especialidades de Villaverde, Hospital Universitario 12 de Octubre. Mi gratitud por su paciente espera, su confianza, su cariño, y porque en ellos he podido materializar aquel sueño de mi adolescencia: ser médico, con lo que ello implica: curar en pocos casos, aliviar en algunos, escuchar siempre. A ellos mi cariño, mi recuerdo, hasta siempre, y un fuerte abrazo.

11 comentarios

  1. “Escribo cargado de nostalgia, pero, sobre todo, de desesperación. Desde antes incluso de la Ley General de Sanidad del 1986, presumimos de tener uno de los sistemas sanitarios más envidiados y más equitativos del mundo. A que fuera así contribuyeron muchos factores. Entre otros la confluencia en la España de los 70 de dos circunstancias muy positivas: la creación de una red amplia y dotada de nuevos hospitales públicos y la implantación del sistema MIR. Sobre todo, creo que fue decisiva la voluntad colectiva de personas y partidos políticos para dotarnos de un sistema de salud de cobertura total y alcance universal. La Ley General de Sanidad no hizo sino oficializar el sistema.

    Hoy todo ello se desmorona. Con el pretexto de los recortes se apuntan argumentos que juegan al equívoco por no calificarlos de falaces. Lo que está ocurriendo en la Comunidad de Madrid resulta demostrativo y merece unos comentarios. No me referiré a las formas, carentes del más mínimo respeto al ciudadano, donde el lógico diálogo con las partes interesadas previo a cualquier decisión de un calado como las que se están tomando, se ha sustituido por el ordeno y mando de épocas pretéritas. Tampoco a la inequidad y desprecio al colectivo de más edad que representan medidas como las del euro por receta. Ni siquiera comentaré la aberración de querer cerrar el hospital de La Princesa.

    Me centraré en el tema de la privatización, una palabra que parece quemar a nuestra administración. La primera reacción es negar la mayor: no se privatiza, se externaliza. Curioso que todo el mundo lo entienda de otro modo. Lo confirman los profesionales que salen masivamente a la calle o se declaran en huelga, las asociaciones, todos los sindicatos del sector, las sociedades científicas, las firmas de más de 600 jefes de servicio y de cerca de un millón de ciudadanos madrileños, y hasta el propio Colegio de Médicos en una de las más duras declaraciones que se recuerdan. ¿Estaremos todos confundidos? Así lo afirman por activa y por pasiva el presidente de la Comunidad y su equipo de gobierno. Negar la evidencia resulta muy difícil. No hace mucho tiempo el anterior Consejero de Sanidad requería públicamente a las entidades privadas del sector para comentar lo que según la propia convocatoria denominaba “oportunidades de negocio” en el campo de la sanidad madrileña.

    Si hay negocio —y lo de “externalizar” la gestión debe serlo, porque en caso contrarío no interesaría a ninguna entidad privada—, ¿por qué renunciar a él?. Aplíquense los beneficios a mejorar el sistema y no al lucro ajeno. Descartada por inmoral —y por delictiva— la hipótesis de querer favorecer a amigos o a determinados grupos empresariales, apenas quedan dos interpretaciones posibles. Confesión palpable de incompetencia manifiesta, o asunción consentida de una peor calidad, bien por reducirse las prestaciones ofrecidas, bien por hacerlo el alcance de las mismas.

    Lo de la incompetencia parece que se asume sin ningún rubor. Sólo así se entiende que el Consejero de Sanidad critique las nóminas de los empleados públicos y hable de rigidez en la gestión. A partir de ahí no debería llamarle la atención que estos mismos empleado se rebelen contra sus propuestas. Sus afirmaciones sugieren el deseo de quitarse de encima personas y sueldos y dejar que sean las nuevas empresas gestoras quienes lleven la voz cantante en este terreno. En todo caso los datos nos indican que tanto a nivel hospitalario como en atención primaria el número de profesionales por habitante está bastante por debajo de la media europea. Además, la administración tiene recursos funcionales suficientes para exprimir el rendimiento de sus empleados y modificar en sentido positivo horarios, prestaciones, etc. en la medida en la que lo considere más adecuado para lograr esa mágica eficiencia a la que tanto se invoca. Las grandes diferencias existentes en el propio sistema en cuanto a rendimientos comparados de unos y otros centros pueden ser utilizadas como instrumento.

    Renunciar a actuar representa una dejación de funciones, se mire como se mire. Ya es curiosa la referencia a Zapatero de Fernández-Lasqquety. Zapatero nunca ha tenido competencias sobre la sanidad de Madrid, ni fue a él a quien se le ocurrió la peregrina idea de sacar votos llenando la periferia de Madrid de unos hospitales que ahora parecen no hacer falta. Y si la alusión es para decir que “no hizo nada”, esa es la vía escogida por el gobierno regional. Los políticos están para resolver los problemas no para quitárselos de encima.

    Si con la “externalización” se pretende resolver un problema de costes y ello va a generar beneficios económicos a terceros, caben muy pocas interpretaciones. Todas malas para el devenir del sistema: reducir personal y sueldos, limitar prestaciones, y/o establecer criterios de exclusión total o parcial en el acceso a la salud para determinados colectivos que, por cierto, siempre suelen ser los más desfavorecidos: pobres, emigrantes o pensionistas.

    Un par de comentarios finales. Argumentar con el peso de los votos no es de recibo. No lo es tanto por el hecho de que las decisiones propuestas se oponen a las que aparecían en el programa del partido gobernante, cuanto por el desprecio hacia esos votantes cuando se hace oídos sordos a una protesta que alcanza niveles de clamor. Por último llama la atención el silencio de la Administración central. Un silencio que sólo cabe interpretar como cómplice de quien observa los resultados de un experimento que, previsiblemente, pretende generalizar en todo el estado”.

    por José Manuel Ribera Casado
    Catedrático emérito de la Universidad Complutense
    8 DIC 2012

    01 agosto 2014 | 17:58

  2. “Europa y Estados Unidos negocian a espaldas de sus ciudadanos uno de los pactos que más influirán en la vida de los europeos en las próximas décadas. Se trata del Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversiones, conocido por sus siglas en inglés TTIP, y que busca igualar la regulación en ambas zonas económicas para potenciar el comercio y la inversión.

    eldiario.es ha tenido acceso, en exclusiva junto a La Marea y Diagonal, a uno de los documentos secretos que sirven de base en la negociación ya que supone la oferta de servicios que Europa está dispuesta a negociar con Washington. El documento ha llegado a través de Filtrala.org, la herramienta de filtraciones anónimas en la que colaboran estos medios.

    El acuerdo está en el punto de mira de organizaciones sociales y partidos de izquierda ya que sus efectos pueden suponer en la práctica una mayor liberalización de decenas de sectores en la UE, que tiene una normativa en general más exigente que en EEUU, y abre la puerta a un mayor poder de las empresas privadas.

    El borrador secreto ha llegado fragmentado en tres archivos y se extiende en al menos un centenar de páginas. La carátula del encabezado deja claro que es un documento secreto ya que las negociaciones se han clasificado como confidenciales en Europa y Estados Unidos, algo muy criticado por personajes como Joseph Stiglitz, Noam Chomsky o Sami Naïr. Hasta el momento, solo se conocen otros cuatro documentos de las decenas de informes que cruzan el océano. Aunque formalmente esta ronda de negociaciones comenzó en 2013, lleva décadas gestándose con sucesivos acuerdos y grupos de trabajo que se han formado en la UE y EEUU. Este documento tiene hoy (13 de junio) como fecha límite para que los estados miembro hagan sus aportaciones.

    Esta es una oferta inicial, una suerte de catálogo, de lo que la Unión Europea está dispuesta a negociar con Estados Unidos para flexibilizar los negocios en el sector servicios. Cada una de las áreas que negocia el TTIP se discute en una comisión ad hoc, como en el caso de la energía, otro de los documentos filtrados con anterioridad en el que se hablaba de temas como el fracking. El que ha llegado a Filtrala.org es el borrador con el que trabaja la Comisión de Servicios e Inversión, lo que supone que se hace un recorrido por todos los servicios, incluidos los públicos, que se ofrecen a los ciudadanos. Esto implica que también se abra en el abanico de las ofertas cuestiones como los servicios sanitarios, servicios sociales, educación y cuestiones claves como los servicios de la energía. Es una lista en positivo de puntos que negociar. Es decir, se incluye todo lo que es susceptible de discusión.

    En el membrete aparecen los sellos del Consejo de la Unión Europea y de la Comisión, ya que la representación permanente de cada país en el Consejo es la que está negociando el acuerdo (no es posible que el Gobierno de cada país acuda continuamente a Bruselas para estas discusiones).

    El documento marca el amplio perímetro de las negociaciones en servicios de la UE. Tras un listado de cautelas iniciales en el que la Comisión se reserva la posibilidad de negociar aspectos en una amplia panoplia de servicios que se consideran de seguridad nacional, luego muestra al socio americano en qué áreas sería posible entablar una negociación. Los estados miembro deben fijar estas reservas por adelantado, ya que una vez firmado el acuerdo no se pueden introducir nuevas excepciones. Es una forma de no comprometerse a modificar un determinado aspecto en la legislación en los acuerdos multilaterales.

    Las excepciones giran en torno a la extracción de petróleo, minería, producción nuclear y otros elementos sensibles como la pesca y a la agricultura de las que la UE se desentiende de compromisos a priori. Su inclusión en la lista no es una negativa a discutir sino una reserva a no hacerlo en caso de que no interese a los estados.

    El documento señala una a una las barreras de acceso al mercado que los estados miembro, o la UE en su conjunto, tiene actualmente en un sinfín de sectores, con el fin de negociar su total apertura. En una última columna (bajo el encabezado Limitations o National Agreement) se subraya también qué países favorecen la entrada a un nacional, una de restricciones a un mercado más importantes y que la UE lucha por limar.

    El documento es un streap-tease en toda regla en el que los eurócatras exhiben todas las flaquezas de los países miembro para que los estadounidenses sepan a qué restricciones se van a enfrentar y negocien su eliminación. En la nota inicial, la UE deja claro que esta propuesta inicial se hace a la espera de que “Estados Unidos ofrezca un nivel de transparencia significativo a nivel sub-federal”. Es decir, al otro lado del Atlántico se debe estar construyendo un borrador similar a este pero con las restricciones de los Estados.

    Línea roja en la banca

    Es especialmente llamativo que solo un área no se discute en el texto: las finanzas. Aunque inicialmente los servicios financieros se iban a incluir, como todos los demás aspectos de la economía, en el Tratado, EEUU ha puesto trabas en la negociación. Desde Washington entienden que la actual regulación financiera es más exigente que la europea, gracias sobre todo a una de las últimas leyes pasadas tras el estallido de la burbuja, la Dodd-Frank. Por este motivo, los estadounidenses han pedido excluir a las finanzas del marco de cooperación regulatoria, que les hubiera llevado a negociar su actual nivel de regulación financiera y hacerlo más laxo.

    Este aspecto es muy importante, ya que tal y como recuerda Tom Kucharz, portavoz de Ecologistas en Acción, hace que los argumentos que esgrimen los negociadores para defender el Tratado, “se caigan por su propio peso”. Si Estados Unidos no quiere negociar en el ámbito financiero porque supondría una rebaja de sus exigencias, es claro que el proceso de negociación se hace a la baja. En este caso, es la legislación comunitaria la que más tiene que perder ya que salvando el área de las finanzas, la UE es mucho más exigente en cuanto a normativa. Por ejemplo, el principal interés de EEUU es negociar cooperación regulatoria en el campo de la energía, donde los estadounidenses son mucho más abierto que los europeos.

    El documento dice que “debido a la firme oposición de Estados Unidos a incluir cooperación regulatoria en el campo del acuerdo, se considera apropiado no incluir ningún compromiso en la oferta de servicios financieros por parte de la UE en este punto”. La Comisión deja la puerta abierta a que si “en el futuro” los estadounidenses cambian de opinión y se comprometen a abrir el melón de las finanzas, Europa también mostrará sus cartas.

    Los servicios bancarios son por lo tanto la única línea roja marcada en el documento, y no por voluntad europea. Del resto, la UE muestra su deseo a hablar de todo, incluida la prestación de servicios médicos (lo que cual abriría aún más el negocio de la salud a las grandes corporaciones estadounidenses de sanidad), el transporte, o la liberalización de los colegios profesionales. Desde los sindicatos europeos de servicio público se subraya que esta apertura a negociar este tipo de prestaciones atentará contra la calidad de los servicios y contra el empleo. Para Kucharz, es una “alerta a todas las mareas españolas. Es una megaamenaza a la calidad de los servicios públicos”.

    Cabe resaltar que al hacer el recorrido de trabas actuales en los países de la Unión, España es uno de los países que menos aparece, en gran medida porque es uno de los países más liberalizados del Continente. Las escasas menciones que se encuentran de España son respecto a las restricciones de los colegios profesionales y, cómo no, a la posibilidad de poner una farmacia o al trabajo de los auditores contables.

    Los defensores del acuerdo hablan de cifras billonarias de impacto económico y de creación de empleo. Los detractores, de destrucción de miles de puestos de trabajo en Europa y de pérdida de derechos laborales”.

    FACUA.org
    Europa – 13/06/2014

    01 agosto 2014 | 18:00

  3. Dice ser Francisco

    “La primera reacción es negar la mayor: no se privatiza, se externaliza. Curioso que todo el mundo lo entienda de otro modo.”

    No es curioso, es el resultado de la manipulación e intoxicación de la izquierda de este país, unido a que usted considera “todo el mundo” a quien comparte su visión de las cosas. Privatizar es traspasar una empresa o servicio del ámbito público al privado. Y eso no es lo que está ocurriendo. Los hospitales siguen siendo de titularidad pública como usted bien sabe así como el servicio, que siendo de titularidad pública, se subcontrata a una empresa privada (si tiene usted dudas sobre esto lea sobre quién es quien convoca el concurso: ¡bien!, el titular del servicio, o sea, la administración). Luego no se está privatizando nada. Lo que se está es externalizando o subcontratando un servicio público a una empresa privada.

    No es tan nuevo, ¿o acaso piensa usted que los camareros de las cafeterías del hospital son funcionarios? Pues no, ese servicio está externalizado o subcontratado desde el principio de los tiempos. Y sí, la cafetería es parte del hospital público. Tanto como un quirófano.

    No se escude usted en que si salen a protestar x médicos, jefes o sindicatos (vaya un ejemplo). Aunque todos ellos dijeran que la tierra es plana, tendrían la misma razón: ninguna. Y aunque fueran el doble, seguirían sin tener razón. La razón no depende de cuántos griten lo contrario.

    De verdad, léase usted el diccionario, es sencillo.

    “Un par de comentarios finales. Argumentar con el peso de los votos no es de recibo.”

    Sin embargo con el peso de los que salen a vociferar sí, ¿no? Bonito doble rasero. ¿Cómo decía usted? ¿Se equivocan todos los votantes? Apuesto a que su argumento ahora ya no le parece tan bueno, ¿verdad?

    “No lo es tanto por el hecho de que las decisiones propuestas se oponen a las que aparecían en el programa del partido gobernante”

    ¿Contra qué punto del programa electoral del PP se opone la externalización de servicios? Yo me acabo de leer el programa y no veo que en ningún punto vaya en contra de ello. ¿Me puede usted aclarar a qué punto se refiere? A ver si es capaz de decírmelo.

    Por otro lado lo que usted menciona es absurdo por cuanto los hospitales de gestión privada son de la legislatura anterior, no de esta, y los madrileños han seguido otorgando mayoría absoluta al gobierno actual. Debería usted respetar la voluntad del pueblo (voluntad certificada, y pueblo censado, claro, no la cuenta de la vieja de cuántos han salido a vociferar y omitir a los que no) y no tratarlo como tonto e ignorante. No se escude en el programa porque lo primero, los hospitales (de titularidad pública, recuerde, propiedad de la Consejería) no contradicen ningún punto del programa y por si fuera poco, se abrieron en la legislatura pasada y la gente ha votado ya con conocimiento de ellos.

    ¿Sabe? algunos tenemos la desgracia de trabajar en la sanidad pública y no estar de acuerdo con las mafias de los sindicatos que tenemos. Pero claro, entonces somos increpados y se nos exige que salgamos a protestar contra algo en lo que no creemos (Ya sabemos lo respetuosa que es la izquierda de este país con quien no piensa como ellos). Y claro, como nosotros no salimos a la calle, gente como usted concluye que todos el mundo está a favor de sus tesis. Lamentablemente las urnas dicen lo contrario, como bien ve.

    Un poco de humildad y más respeto por los que no opinan como ustedes, por favor.

    01 agosto 2014 | 23:28

  4. Dice ser Alexis

    Para “Francisco”:
    Mas allá de resonantes comentarios de tintes políticos, peca usted de desconocedor claro de lo que está ocurriendo. Quienes estamos DENTRO del sistema, y no somos lacayos ni cipayos del poder de turno, tenemos en claro la absoluta Privatización del sistema.
    Compara usted a un médico/profesional sanitario con un camarero, hay una diferencia.El estado no tiene “camareros públicos” pero si ya tiene personal sanitario, por lo cual, las funciones de restauración es lógico sean adjudicadas a algún efector privado, mas lo que NO se ENTIENDE (excepto en el espíritu de lucrar con ello) es como se “externaliza” en privados funciones fácilmente asumibles por lo funcionarios ya existentes.
    EL FALSO argumento es la “reducción de costes” pero, aunque por fuera parezca lógico, su funcionamiento es un demostrador de la corrupción y negociado que es el motivo real de dichos procesos.
    Como ejemplo simple y único, le comentaré un caso que conozco de primera mano (para muestra, un botón): El “gerente” de nuestro hospital ordenó el despido de un técnico radiólogo y un celador que realizaban Resonancia Magnéticas por la tarde/noche y los Sábados. Con eso se “ahorraron” 4.500 euros en bruto. Hasta ahí la lógica.
    Como se tuvieron que cancelar esas citas, se “concertaron” (Oh casualidad) que dichas RMI`s se hicieran en un centro privado cercano. El primer mes se pagó (por dicha “derivaciones” 18.000 EUROS ¿¿?? Resumiendo se ahorra 4.500 y se gastan 18.000?

    Ésa es la ilógica lógica de nuestros gobernantes. ¿Explicación? Pues alguien habrá “mordido” un regalito por esas “privatización” de servicios.

    Y así todo.En Madrid están comentando que hay 90 días de demora para primera consulta.Una barbaridad.
    En nuestro hospital (En Castilla La mancha), la primera consulta para Traumatología y Urología es de 560 DIAS (SI, UN AÑO Y MEDIO).
    Y las demás no bajan de los 3-4 meses.

    ¿Que como era antes de 2012? 25 días de promedio para todas las especialidades.

    Pero todo esto era previsible, porque la historia se repite una y otra vez. En los 70 Nixon pergeñó la privatización de la salud en EEUU y el primer paso fue destruir la salud publica para “arrear” a la población hacia los seguros privados (Le recomiendo la esclarecedora película “Sicko”). aquí, vamos por lo mismo.

    Y el pueblo, callado, avanza hacia el barranco.

    02 agosto 2014 | 10:16

  5. Dice ser LINCE 1

    Que la privatización de la sanidad es la presa sobre la que se ha lanzado el PPeor como buitres, es un hecho. Es el negocio suyo, de los de siempre, de eso que ahora se llama “casta”. Alegan que “se gestiona mejor desde lo privado”. ¿Y quién ha gestionada hasta ahora? En Madrid, por ejemplo, Lamela, Güemes, Lasquetty, Aguirre , González… ¡pero si son ellos! Lo hacen mal y encima quieren privatizar, siendo ellos los responsables de la mala gestión. Primero quiebran la sanidad y luego la privatizan, robándonos lo que todos hemos construido con nuestro dinero. El mismo dinero que paga los sueldos de estos sinvergüenzas.
    Que sepan los votantes del PPeor que a ellos también les van a jode. con la privatización.

    02 agosto 2014 | 11:08

  6. Dice ser Francisco

    Para “Alexis”

    “Quienes estamos DENTRO del sistema, y no somos lacayos ni cipayos del poder de turno,”

    Y volvemos al nulo respeto por la opinión que no sea la nuestra. O sea, que si no opino como usted, soy lacayo del poder de turno, jajajajajaja. Yo estoy DENTRO del sistema y a lo mejor en lo que usted no ha caído es que usted no es lacayo del poder de turno, sino del poder del turno anterior. O sea que ese tipo de juicios, primero a usted y luego a los demás.

    Si usted tiene clara la privatización entonces usted no tiene claro el significado de “privatizar”. De verdad, vuelva usted al diccionario. ¿Algún centro de salud u hospital público ha pasado a ser de titularidad de una empresa privada? No. Pues entonces no hay privatización por ningún lado. De verdad, léase usted el diccionario, que no cuesta tanto. Comprendo que se les cae la cantinela pero qué le vamos a hacer…

    “Compara usted a un médico/profesional sanitario con un camarero, hay una diferencia”

    Ninguna.

    “El estado no tiene “camareros públicos” pero si ya tiene personal sanitario,”

    No los tiene (sí los tiene, aunque son bastantes pocos casos)… precisamente por lo que yo le he dicho: ¡porque tradicionalmente se subcontrata! 😀

    No hay “médicos públicos”. Hay licenciados en medicina. Que pueden ser contratados por una empresa privada o por la administración. Dígame qué imposibilidad hay para hacer lo mismo con los camareros. Respuesta: ninguna. De hecho, los empleados de la limpieza y la lavandería están en esa situación. En unos casos son contratados por la administración y en otros no.

    De todos modos no entra usted en el fondo. Es una instalación pública, y un servicio público prestado por la administración, que se subcontrata a una empresa privada. Según usted, se ha privatizado para dárselo a los amigotes de turno (de todos los partidos, recuerde que eso se hace en todas las comunidades). Según usted, sería más ventajoso contratar a una persona como funcionario para hacer ese trabajo. Usando el mismo razonamiento que para la subcontrata de la gestión o incluso de los servicios sanitarios. A ver si es usted capaz de decirme por qué aquí no rige el mismo razonamiento y por qué no hemos oído jamás protestas por esto. La respuesta es sencilla: porque no había rédito político que sacar.

    “mas lo que NO se ENTIENDE (excepto en el espíritu de lucrar con ello) es como se “externaliza” en privados funciones fácilmente asumibles por lo funcionarios ya existentes.”

    A ver si lo entiendo. Según ustedes, en la actualidad los profesionales sanitarios están saturados y ello está alargando las listas de espera. Y ahora resulta que usted nos dice que en realidad, sin contratar a nadie, los profesionales del sector público se podrían hacer cargo además de su trabajo actual, de todos los servicios que se han externalizado a empresas privadas y de todos los hospitales públicos nuevos (8 nada menos) que se han construido por ejemplo en la Comunidad de Madrid. ¿En qué quedamos? Porque recuerde, si para ello la administración tiene que contratar a más personal entonces ya no son funcionarios “ya existentes” y se le cae el discurso. Vamos, que según usted los profesionales de la sanidad ahora mismo no hacen absolutamente nada la mitad del día…

    “EL FALSO argumento es la “reducción de costes” ”

    Sí, por eso se hace, porque es falso, claro. Y no digo que se haga sólo en la empresa pública. Todas las empresas lo hacen: informáticas, constructoras, bancos (y estos no tienen por costumbre perder dinero, se lo aseguro). ¿Son todas tontas y eligen la forma más cara? La respuesta es no. La respuesta es que la subcontratación sale más barata y por eso se hace.

    “Como ejemplo simple y único,”

    Mal va. Un ejemplo simple o único no dice nada acerca de una situación general como esta. Si quiere le cuento yo las ausencias o incumplimientos de horario en el servicio en el que yo trabajo. Cosas que en la empresa privada no ocurren porque te vas a la calle a la 1ª o a la 2ª.

    Por otro lado, respecto a la situación que comenta, creo que sus cuentas están un tanto simplificadas.
    ¿La sala de radiología no se limpia? Sume el sueldo del limpiador/a.
    ¿La máquina nunca se estropea? Sume los sueldos del servicio técnico. Por no mencionar los repuestos.
    ¿La luz sale gratis? Sume la luz consumida por las instalaciones, que no es poca precisamente.
    ¿Sabe usted que los imanes de una máquina de resonancia han de enfriarse a -269ºC con helio líquido? ¿Sabe usted lo que cuesta un litro de helio líquido (unos 10€)? ¿Sabe usted cuántos litros de helio se necesitan para poner una máquina en marcha tras una parada por una avería? Unos 7.500 (o sea, 75.000€). Sume unos 10.000 litros de nitrógeno líquido (otros 50.000€), usado para enfriar el contenedor Dewar de la máquina. Sí, este lo suele generar el propio hospital, pero en ese caso tiene usted que sumar el descomunal costo energético de generarlo. Así que cada puesta en marcha de cero por el motivo que sea, le cuesta la friolera (nunca mejor dicho) de 125.000€
    ¿Sabe usted que aparte del coste del helio, la máquina ha de estar refrigerada para evitar que los imanes se calienten durante su uso?
    ¿Sabe usted que incluso cuando está parada, sigue requiriendo una cierta refrigeración las 24h del día?
    ¿La administracion no contrata seguros para accidentes que ocurren con estas máquinas? Sume usted el seguro (sí, se producen accidentes, no todos los días, pero se producen).
    ¿En Julio y Diciembre se pagan otros 18.000€ adicionales al centro concertado? Pues a su limpiador, radiólogo, técnico, etc. sí lo tiene que hacer.

    ¿Comprende usted ya que las cuentas que ha echado, incluso para el caso concreto y único están totalmente equivocadas? Pero sí, sólo se ahorra 4.500€, sí. Claro… 4.500, más otros 1.000, más otros 2.000 del técnico, más la electricidad consumida, más el helio, más el nitrógeno, más el seguro, más… bueno, lo dejamos aquí, ¿no?

    Aunque tal vez debería comenzar por explicarnos cómo es que los despidieron si eran funcionarios.

    02 agosto 2014 | 23:28

  7. Dice ser japoas

    LINCE 1:

    No entro en el fondo de esta cuestión, pues la verdad es que no tengo tiempo para leer todos estos escritos que aparecen por aquí, pero simplemente te pediría un poco de RESPETO para los votantes de cualquier partido, ¿o son unos mejores que otros?, aunque así lo fuera, ¿no crees que “malos” también se merecen ser respetados?, ya se que es difícil el respeto derde la izquierda, pero habrá que hacer un esfuerzo, ¿no te parece?

    Gracias..

    04 agosto 2014 | 13:19

  8. Dice ser LINCE 1

    japoas:

    ¿Dónde está la falta de respeto? Como diría Trillo, “manda huevos” que esta derecha rapaz, que no respeta nada, que despoja a los ciudadanos de lo que es suyo, que miente, que traspasa todas las líneas rojas que dijo no iba a traspasar, que tiene un presidente que tapa la corrupción, que tiene imputados, procesados y condenados a porrillo por corruptos, que tiene a un tesorero y un exministro en la cárcel, que tiene a Carlos Fabra a punto de entrar entre rejas, que tiene a una diputada como Andrea Fabra que dice a todos, en sede parlamentaria, “que se jodan”, que tiene un Rafael Hernando que dice que “las víctimas del franquismo solo se acuerdan de sus muertos cuando hay subvenciones”……manda huevos, digo, que alguno de estos impresentables (y quienes los defienden) se atrevan a demandar respeto a nadie.

    04 agosto 2014 | 23:54

  9. Dice ser japoas

    LINCE 1:

    ¿De verdad solo hay esos corruptos que citas?, ¿no te dejas a los que te conviene no citar en el tintero?, ni juntando a todos los que citas llegarían a sumar la mitad de lo que ha “desviado” la Junta de Andalucía de la que han tenido que dimitir 2 presidentes y los sindicatos que han actuado de comparsas y cómplices y eso por citar solo un caso de tu partido “preferente” con la ayuda de otro partido que ni siquiera sabe donde está, pues en Andalucía colabora con el P.S. y en Extremadura con el P.P., además de no saber si se llama I.U. o I. Plural o como, pero es lo que hay.

    05 agosto 2014 | 12:26

  10. Dice ser LINCE 1

    japoas:

    Lo que faltaba; ahora hay que justificar lo que unos hacen mal con lo que otros hacen igual o peor. ¡Pero, hombre!, que yo no pertenezco a la cofradía mema del “Y tú más”. Que.si me roban, me da lo mismo el color de los que me roben.
    Si yo he citado a los que he citado, ha sido respondiéndote a tj. Pero, a mí no me puede el partidismo a ultranza.

    05 agosto 2014 | 20:12

  11. Dice ser japoas

    Creo que te respondo también a esto en el otro comentario referido también a la sanidad. Vale para ambas.

    06 agosto 2014 | 11:47

Los comentarios están cerrados.