BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

La obligación de “acordarse” de los ciudadanos

Por Ángel Villegas

Mensaje de Navidad de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella. (AYUNTAMIENTO DE MADRID)

Mensaje de Navidad de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella. (AYUNTAMIENTO DE MADRID)

¡Feliz año nuevo!, nos desean las eléctricas que nos hacen pagar la luz más cara que en Alemania, aunque el salario mínimo establecido recientemente para los alemanes triplique el salario mínimo español. ¡Feliz año nuevo!, nos dicen los que ponen el precio de la gasolina como les place, a su antojo y en virtud de que haya un “puente” o vayamos a entrar en las vacaciones de verano.

Y así sucesivamente, desde la más alta institución a presidentes de Comunidades Autónomas o alcaldes, que se creen en la obligación de “acordarse” de los ciudadanos en días tan señalados. Y los ciudadanos, hartos de tanta palabra vana, de tanto charlatán de feria, de tanto zumbido de moscas en sus oídos, los ignoran o se mofan de sus huecas palabras, de su letanía repetida año tras año, tan falsa como inútil. Porque ya nadie cree nada; porque sabemos que las cosas van de mal en peor; porque se nos recorta todo; porque cada vez hay más personas en el umbral de la pobreza; porque la corrupción es como el caballo de Atila, que lo arrasa todo; porque los corruptos no devuelven un céntimo, aunque sean condenados; porque las libertades se restringen; porque no te dejan ni el derecho al pataleo; porque mienten con una frialdad que pasma.

¡Feliz año nuevo!, ingenuos ciudadanos de un país que lleva oyendo hablar de brotes verdes, o de luz al final del túnel, desde hace cinco años, mientras se empobrecen (mejor, los empobrecen) día a día.

¡Feliz año nuevo!, pueblo que piensa que la democracia consiste en votar una vez cada cuatro años, y que las elecciones ganadas son patente de corso para el ganador.

6 comentarios

  1. Dice ser Sin eufemismos

    Hasta que la política no recupere el poder cedido de manera progresiva al interés privado, y, por supuesto, esté al servicio del bienestar colectivo y no de un pequeño sector de la población, el empobrecimiento y la injusticia social irá en aumento. La codicia no tiene límites, y sobran ejemplos al respecto.

    03 enero 2014 | 18:57

  2. Dice ser japoas

    Eso de que se vota cada cuatro años, lo oigo mucho, pero parece que no recordamos, que se vota varias veces, hay elecciones europeas (serán pronto), generales, autonómicas y locales; al menos 4 veces cada 4 años, ¿es poco todavía?, ¿hay que votar todos los meses?.

    07 enero 2014 | 13:34

  3. Dice ser LINCE 1

    japoas:

    Solo se vota UNA VEZ CADA CUATRO AÑOS, para elegir Gobierno de España. Yo creo que se entiende, ¿o no?

    07 enero 2014 | 21:03

  4. Dice ser Japaos

    LINCE 1:

    Lo primero un cordial saludo, hacia tiempo . . . .

    ¿Pero se trata de partidos diferentes o son los mismos?. Si no nos gusta como gobiernan lo tenemos fácil con no repetir en otras elecciones diferentes; lo contrario es un recurso al “pataleo”

    08 enero 2014 | 13:13

  5. Dice ser LINCE 1

    En efecto, en las próximas elecciones, se opta por otra opción, o, aburrido del todo, se abstiene uno y no se molesta ni en ir a votar; pero yo opino que mi voto no debe ser un cheque en blanco para que nadie, repito, nadie, sea del color que sea, haga lo que le venga en gana.
    Me da un poco de reparo, pero voy a poner un ejemplo: A mí me patea las tripas la privatización de la sanidad pública, y llevo protestando por ello desde hace muchos años, porque, si bien la ley15/97, promulgada en tiempos de Aznar, permitía al capital privado entrar a saco en la sanidad publica, los socialistas no movieron un dedo para impedirlo. Luego gobernaron 8 años, y tampoco cambiaron dicha ley. Me puedo equivocar, pero no admito que ningún partido me tome el pelo. Y si son los que dicen ser de izquierdas, menos todavía.
    ¡Feliz Año Nuevo!

    08 enero 2014 | 13:31

  6. Dice ser japoas

    LINCE 1:

    Has tocado mi punto no se si fuerte o débil. “Privatización de la sanidad pública”; yo tengo un hospital de referencia dentro de Madrid, con GESTION privada, no “privatizado”, que no es lo mismo, aunque haya quien se empeñe a afirmarlo y no puedo estar mas satisfecho con el tratamiento ágil, informativo, de atención y todos los calificativos favorables que queramos poner. De hecho, estaba pagando una sociedad de sanidad privada y me he dado de baja ante la bondad de la sanidad PUBLICA que me ha tocado en suerte.

    Alargaría demasiado detallar las diferencias contrastadas entre dos intervenciones quirúrgicas recientes realizadas a un familiar mío y a mi, del mismo tema y a él en jhospital público/pública, no tienen color a mi favor pero con una diferencia abismal.

    Saludos.

    09 enero 2014 | 13:28

Los comentarios están cerrados.