BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Cuchillas para todos

Por Encarna Rodríguez

144987A principios de mes nos estremecíamos al conocer el triste suceso en Lampedusa, donde se sucedieron dos naufragios con cientos de personas muertas y desaparecidas en el mar. Hace pocos días, nos enteramos del hallazgo de 87 cadáveres de familias enteras muertas de sed en el desierto de Níger.

El que estos hechos se conviertan en noticia no se debe, ni mucho menos, a la conmoción que realmente producen en nuestra hipócrita ética, si no en la casuística debido al elevado número de muertes producidas en sendos incidentes. No nos afecta que sus sueños se tiñan de sangre y horror, siempre que sea escaladamente para no molestar a nuestras selectivas conciencias.

Detesto hablar de inmigrantes, de inmigración, de búsqueda de una vida digna, de derechos humanos, porque todas estas palabras son socialmente prostituidas cambiando radicalmente su significado dependiendo de la procedencia de las personas que las adoptan. Diferenciamos claramente entre los que ni siquiera reconocemos como iguales, aquellos que nunca disfrutaron de derechos y arriesgan sus vidas por las migajas que puedan encontrar, de los que sin dudar valoramos como “nuestros” y con los que sí somos capaces de simpatizar.

No ha pasado ni un mes de los hechos que nos conmovieron, cuando nuestro gobierno decide volver a instalar en nuestras fronteras con África una malla “antitrepa”, compuesta por un entramado de alambre coronado con cuchillas para “disuadir” a los que se atreven a saltarlas.

Si se contempla esta medida como inevitable para hacer cumplir las leyes y protegernos de la inmigración ilegal, se debe reclamar el mismo trato de aquellos países que se puedan sentir “invadidos” por los españoles que intenten entrar en ellos de forma ilegal en busca de ese futuro arrebatado.

Por ello, propongo inventar un carnet o pasaporte obligatorio para todo súbdito español que intente entrar en otro país con la execrable idea de buscar trabajo sin papeles. Este carnet dispondría de un chip inteligente que, en el momento de cruzar la frontera, supiera reconocer la verdadera y macabra intención de nuestros compatriotas, de tal forma que sean inmediatamente paralizados por una descarga eléctrica no mortal, o sean acuchillados superficialmente como medida disuasoria. Creo que esta medida legitimaría las laceraciones en la piel de los que se atrevan a saltar nuestras vallas, y conseguiríamos que la palabra “inmigrante” tuviera el mismo significado sin depender de su procedencia.

17 comentarios

  1. Dice ser Uno del panfleto

    #Encarna Rodríguez

    “No ha pasado ni un mes de los hechos que nos conmovieron, cuando nuestro gobierno decide volver a instalar en nuestras fronteras con África una malla “antitrepa”, compuesta por un entramado de alambre coronado con cuchillas para “disuadir” a los que se atreven a saltarlas.

    Si se contempla esta medida como inevitable para hacer cumplir las leyes y protegernos de la inmigración ilegal, se debe reclamar el mismo trato de aquellos países que se puedan sentir “invadidos” por los españoles que intenten entrar en ellos de forma ilegal en busca de ese futuro arrebatado.

    Por ello, propongo inventar un carnet o pasaporte obligatorio para todo súbdito español que intente entrar en otro país con la execrable idea de buscar trabajo sin papeles. Este carnet dispondría de un chip inteligente que, en el momento de cruzar la frontera, supiera reconocer la verdadera y macabra intención de nuestros compatriotas, de tal forma que sean inmediatamente paralizados por una descarga eléctrica no mortal, o sean acuchillados superficialmente como medida disuasoria.”

    Tamaña sandez. ¿Pero Vd. se ha leído lo que ha escrito?

    05 noviembre 2013 | 19:15

  2. Dice ser Oscar Herrera

    Que mal el gobierno actué de esa manera pero que se pude hacer que esas personas que cruzan se encuentren bien

    05 noviembre 2013 | 19:28

  3. Dice ser LINCE 1

    Uno del panfleto:

    “Tamaña sandez. ¿Pero Vd. se ha leído lo que ha escrito?”
    ¿Tendrías la bondad de dar algún argumento, a fin de conocer en qué te basas para contrastar si es, o no, una sandez lo que ha escrito la autora de esta carta?. Gracias.

    05 noviembre 2013 | 19:56

  4. Dice ser maria

    Encarna Rodriguez hazte mirar

    05 noviembre 2013 | 19:59

  5. Se han quemado y ahogado más de 100 personas en el naufragio entre llamas de un barco de eritreos y somalíes que estaba ya a punto de llegar a su objetivo: Lampedusa, Italia, Europa. La prensa española coincidía el viernes en la interpretación de lo sucedido. Coincidía hasta el ridículo. Coincidía por una razón: el Papa ha contraprogramado.

    El Papa Francisco estuvo en Lampedusa durante el mes de julio en su primer viaje y en uno de sus primeros gestos para decirle al mundo que él es diferente. Al conocer lo ocurrido, el Papa ha dicho que “es una vergüenza” y pidió soluciones. Algunos medios jamás habrían dado su portada monotemática a la muerte de 100 africanos camino de Italia. Pero si el Papa habla, ya parece que es importante y las palabras de Bergoglio inspiran directa o indirectamente la inmensa mayoría de las portadas nacionales, que citan sus palabras o las parafrasean asumiéndolas como propias:

    “Una vergüenza”. Lo que ha pasado en Lampedusa es una vergüenza para Europa. Esas personas que han fallecido vienen de Somalia, en constante tensión durante décadas, y sobre todo de Eritrea, un país que sufre una dictadura represiva y olvidada desde su creación en 1993. Son personas que han decidido la ruta norte, la que acaba pasando por Libia, donde muchos trabajarían como esclavos, antes, durante y después de la guerra contra Gadafi.

    También podrían haber seguido la ruta de la mayoría de sus compatriotas: el este, atravesando el estrecho de Adén, a pesar de la amenaza de los “piratas” somalíes y los buques de guerra occidentales que protegen la pesca europea; viajar hacinados durante días en la bodega de un barco pesquero, recibiendo latigazos que castigan cualquier movimiento, cualquier ruido, como le contaban ya en 2010 las propias víctimas al fotoperiodista Sergi Cámara a su llegada al otro lado, Yemen, un país peligroso que los recibe con un desierto donde yacen enterrados en las dunas los que ya desembarcan medio muertos. Hay que estar desesperado para querer huir hacia Yemen porque sabes que Europa no te querrá dejar entrar. Es una vergüenza, sí.

    Pero cómo puede ser una vergüenza que se incendie una barcaza, y no que una patera sea arrollada en las costas españolas, causando 13 muertos o desaparecidos.
    Ante esta noticia, el ministro del Interior dijo que los inmigrantes se habían metido debajo de la patrullera, que era su culpa, y que “es injusto que no se reconozca la labor humanitaria de la Guardia Civil”.

    Cómo va a ser una vergüenza lo de Lampedusa si no lo es que los guardacostas españoles rocíen con un extintor a un cayuco ante la increíble amenaza del bidón de gasolina para el motor. Cómo puede ser una vergüenza que se hunda un barco en Italia y no que los recibamos así en España.

    Cómo va a ser una vergüenza que los pescadores sicilianos, sobre los que ABC intenta focalizar la culpa, no socorrieran a los inmigrantes si no se puso el grito en el cielo cuando en España estaban vigentes las multas a personas que con intención humanitaria acogieran en su casa a inmigrantes sin papeles. Si han tenido que ser las ONG las que pidan casi en silencio que en el nuevo Código Penal que prepara Gallardón se modifique el artículo donde muchos interpretan que esto podría volver a darse, con riesgo a penas de prisión.

    Cómo van a ser una vergüenza las barreras europeas ante el drama del que huye, si luego llamas “asalto violento” , “gran oleada” y “conflicto” cada vez que grupos de inmigrantes tratan de saltar la valla de Melilla.

    Cómo puede ser importante lo más mínimo la tragedia si cuando sucede en España nadie inicia ninguna investigación independiente y casi todos dan por hecho la versión oficial de las fuerzas y cuerpos de seguridad. Armados, violentos, oleadas, asaltos masivos, heridos aquí y nunca allá.

    Cómo llamas vergüenza a lo de Lampedusa sin que te produzcan ningún sentimiento las noticias que demuestran que Marruecos recibe fondos europeos para hacerle el trabajo sucio a España y mantener a los subsaharianos lejos de las vallas, con todo tipo de torturas documentadas. Todo periodista que ha estado en los montes del norte de Marruecos –y hemos sido muchos, los hay en casi todas las redacciones– sabe que la muerte a manos de la policía, las violaciones sexuales y la desgracia crónica de esas personas mientras esperan durante años una posibilidad para dar el salto no importan a nadie. Siempre que sea “un poco más allá”, que justo en la frontera es incómodo.

    Cómo va a ser una vergüenza lo que le pasa a esta gente si se aplauden los recortes en gastos “no prioritarios” como la cooperación internacional, que es hoy un 70% más pobre que hace cinco años; cómo va a ser una vergüenza si relatas indiferente cómo España con el resto de la Unión Europea ha diseñado un sistema de vigilancia fronteriza para repeler la llegada.

    Cómo puede ser una vergüenza y que nadie haya escuchado nada serio a los representantes de la Iglesia ni a sus medios amigos sobre la supresión de la asistencia sanitaria a los inmigrantes para ahorrar en sanidad.

    No pasa nada si en 13 años han muerto 8.000 inmigrantes llegando a Lampedusa. Son cifras que implican 50 fallecimientos al mes, que equivalen al hundimiento de una o dos barcazas como la de esta semana cada dos meses.

    Pero todo junto, sí. Una de las normas del periodismo cínico y de la política cínica es que las tragedias son más tragedias, o solo lo son, cuando los muertos se acumulan todos a la vez, así de una tacada gorda, que se vea toda la muerte junta como un gran espectáculo trágico, dramático, titulable. El titular hoy es “vergüenza”. Ya veremos cuál es la prioridad mañana.

    http://www.eldiario.es/zonacritica/lampedusa-asalto-verguenza_6_182391771.html

    06 noviembre 2013 | 11:11

  6. Dice ser cross

    @Uno del panfleto: pues ha escrito una cosa muy inteligente, propio de alguien que piensa y razona por sí misma, con una sensibilidad, una cultura y una formación como debe ser. ¿Tú sabes algo de las figuras retóricas?

    06 noviembre 2013 | 12:14

  7. Dice ser culturetaprogre

    esta carta me parece impresentable, los españoles suelen ir legalmente a otros paises a trabajar, es raro que un español vaya a alemania a delinquir o a mendigar o a ponerse de gorrilla o de mantero o de prostituta en la calle o a montar bandas, mezclas churras con merinas.

    esta gente acostumbra a venir sin documentacion y se niega a decir su lugar de procedencia estamos en manos de que marruecos acepte o no la devolucion porque sino somos nosotros los que nos los comemos con patatas fritas ¿ que solucion propones tu meterlos para dentro a todos ? tenemos casi 5 millones de parados y en el resto de europa tampoco los quieren, hay que ser realistas europa no puede mantener a todo el continente africano que encima es el que tiene la natalidad mas elevada del planeta.

    a mi la unica solucion que se me ocurre es que con autorizacion de la onu europa volviera a tener toda africa como protectorado colonial para protegerles, enseñarles y resolverles sus problemas y una vez estuvieran capacitados darles la independencia, pero coincidiras conmigo que salvo dos o tres paises el resto de africa esta bajo el caos, las guerras, el hambre y el fundamentalismo islamico.

    06 noviembre 2013 | 15:53

  8. Dice ser LINCE 1

    Culturetaprogre:

    Ah, sí, claro: Los españoles somos mejores que nadie. ¿Sabes cuántos presos españoles hay, solo en países del centro y sur de América?¿Sabes por qué?

    06 noviembre 2013 | 17:44

  9. Dice ser Oleg

    ¡Vaya sandez!

    06 noviembre 2013 | 20:56

  10. Dice ser JAJA

    Mira LINCE 1, si tu quieres cargar con culpas de otros, de presos en carceles extranjeras, de empresarios sin escrupulos que explotan paises tercermundistas o lo que tu quieras, alla tu. Yo no cargo con culpas que no son mias. Yo trabajo, pago mis impuestos e intento ser buena persona en la medida de mis capacidades.

    Estoy un poco hasta las narices de tener que sentirme culpable por cosas que no he hecho. Lo de las cuchillas me parece una animalada, y estamos de acuerdo en que a esa gente hay que ayudarla. Pero al menos desde el punto de vista de un ciudadano del monton como yo y posiblemente todos los que aqui comentamos, sera una ayuda, no sera porque le debamos nada a nadie.

    Ya esta bien de criminalizarnos por nuestro tremendo crimen de haber nacido aqui, leches.

    07 noviembre 2013 | 11:42

  11. Dice ser LINCE 1

    JAJA:

    Perdona, pero no alcanzo a entender tu comentario; ni yo he hecho alusión a ningún comentario tuyo (creo, a no ser que lo hayas hecho con otro nombre) ni pretendo otra cosa que expresar mi opinión de que no creo que seamos mejores que nadie y, en relación a ello, he hecho referencia a que tenemos una buena colección de compatriotas reclusos en distintos países, y muchos de ellos en relación a la droga. No somos un pueblo para creernos especiales.
    En cuanto a las cuchillas, es algo vergonzoso, hasta el punto de que Europa nos ha llamado la atención al respecto.
    Y, por último, ¿quién criminaliza a nadie por haber nacido aquí? Como tú bien dices, hay que ayudar a los que tanto lo necesitan, que no creo que se jueguen la vida (ya sea ante las cuchillas, o en el Mediterráneo) por gusto. Y, por supuesto, no es solo un problema de España,, sino de la Unión Europea, que está dejando abandonados a su suerte a los países mediterráneos ante un problema tan grave.

    07 noviembre 2013 | 12:06

  12. Dice ser Kosovo je Srbija

    LINCE 1:
    “¿Sabes cuántos presos españoles hay, solo en países del centro y sur de América?¿Sabes por qué?” “No somos un pueblo para creernos especiales”
    Exactamente 2009 en todo el mundo, unos 1500 en América Latina, según el último informe. El 83% (1667), por trapichear con drogas. Ni por ladrones, ni por asesinos, ni por maltratadores… Eso nos deja con unos 342 españoles encarcelados en el mundo entero; unos cuantos lo estarán por delitos fiscales, y unos pocos, a lo mejor 80 o 100, por delitos violentos. De una población tan grande como la española, SÍ QUE PODEMOS estar orgullosos de tener tan pocos delincuentes por el mundo. ¿Sabes a qué nivel están los delitos sexuales por africanos en Suecia? ¿Sabes que 6 de cada 10 presos en Chequia son gitanos?

    JAJA:
    “si tu quieres cargar con culpas de otros, de presos en carceles extranjeras, de empresarios sin escrupulos que explotan paises tercermundistas o lo que tu quieras, alla tu. Yo no cargo con culpas que no son mias”
    Tú y yo, y LINCE 1, y Encarna Rodríguez, y todos los occidentales que tengamos una ‘vida digna’, somos tan cómplices de la miseria tercermundista como nuestros gobiernos. El mundo no es de color de rosa, ni va a serlo, porque ni tú, ni yo, ni ninguno de estos vamos a renunciar a los privilegios que supone haber nacido en un país occidental.
    ¿Te has preguntado cuántos niños han muerto para sacar el coltán con que están hechos tu móvil y de tu portátil?
    ¿Te sientes mal por tener electricidad sacada de centrales nucleares cuyos residuos volcamos a diario en las playas somalíes, aprovechando que allí hay anarquía?
    ¿Estarías dispuesto a dejar de comer alimentos importados, aunque eso suponga no volver a probar el salmón ni la merluza en tu vida, con tal de permitir a los mares repoblarse y a los africanos y latinoamericanos obtener soberanía alimentaria?
    ¿Agradecerías que tus utensilios de uso diario, como la ropa o los aparatos eléctricos, quintuplicasen su precio para que los asiáticos reciban unas condiciones laborales dignas?

    Si respondes a estas preguntas sinceramente y sin buenismo con un “no”, entonces estamos en el mismo barco. Hemos tenido mucha suerte de nacer a este lado del Mediterráneo, con unas condiciones que nosotros mismos nos encargamos de perpetuar. Nosotros, los habitantes. No una coalición de sociópatas ricos que mantengan el Tercer Mundo en la miseria por diversión. Somos nosotros.

    La vida es injusta.
    Y los occidentales NECESITAMOS que sea injusta. Menos hipocresía, por favor.

    07 noviembre 2013 | 15:12

  13. Dice ser JAJA

    PAra LINCE 1 : No, no te habias dirigido a mi antes, no sabia que era requisito para dirigirme a ti. No solo en este comentario, que lleva una acusacion implicita, sino en otros muchos tuyos, se desprende una sensacion de culpa por el simple hecho de haber nacido en el primer mundo. Bueno, yo no la comparto, eso es todo.

    Para Kosovo je Srbija: Exactamente lo mismo. Como ya he dicho, uno intenta ser lo mejor persona que puede, intenta evitar en la medida de lo posible las practicas que sabe son perjudiciales para otras personas en otros lados del mundo. Fuera de eso, ni voy a sentirme culpable por tener acceso a estas cosas ni voy a irme a Africa con ellos para sentirme mejor conmigo mismo, no creo que solucionase nada. Que creo que lo de las cuchillas es una salvajada? Por supuesto. Aunque creo que la solucion esta mas por hacer que no necesiten irse de sus paises que en que entren todos a Europa. Pero sigo diciendo, yo no me siento culpable por ello porque en ningun momento he tomado la decision de poner esas cuchillas, de meter el dinero que se les manda a Suiza o de disparar a los que no piensan como yo.
    Hipocrita tu, que despues de todo el discurso lo escirbes con tu ordenador. Yo soy consecuente.

    07 noviembre 2013 | 16:36

  14. Dice ser LINCE 1

    Kosovo je Srbija:
    ¡Qué va!, yo no me siento culpable de que un Gobierno tan impresentable como este ponga cuchillas. Se tendrán que sentir culpables los que alardean de ser católicos y carecen de la menor empatía y caridad para el prójimo. Lo que me siento, es avergonzado.
    También me avergüenzo de los que se refieren con desprecio a negros y gitanos, y me reafirmo en lo dicho: no somos mejores que otros; no hay más que ver algunos comentarios para saber que algunos dejan mucho que desear.

    07 noviembre 2013 | 20:48

  15. Dice ser LINCE 1

    JAJA:

    No he debido expresarme bien. Claro que no es necesario haberme dirigido a ti para que tú te dirijas a mí.
    Tampoco tengo la menor sensación de culpa, ni aquí, ni en ningún otro comentario, por haber nacido en España. En nacer, y en el lugar del nacimiento, ninguno tenemos mérito alguno. Lo que si tenemos es más o menos suerte; y yo soy consciente de que podía haber nacido en lugares en los que la expectativa de vida apenas llega a los 40 años, y dónde el ser humano no tiene más oportunidad que emigrar, echándose al mar o las cuchillas. También, como tú, pago mis impuestos y procuro no hacer ningún daño a nadie y, si puedo, trato de solidarizarme con las más lo necesitan.

    07 noviembre 2013 | 20:58

  16. Dice ser Javier E.

    Tienes razón. Yo creo que lo mejor es quitar las vallas y subir a los 80 Nigerinos a un autobús y traerlos para acá. A tu portal, por ejemplo.

    09 noviembre 2013 | 3:26

  17. Dice ser Asun

    Pues que quieres que te diga, yo no me siento mal por las cuchillas, y además pondría una valla intermedia electrificada. Yo no me meto en la casa de mis vecinos por mucho hambre que tenga. Aquí no cabe un alma más, y menos almas que no vienen a producir ni a aportar nada, sólo a llevarse lo que puedan. Su mentalidad no es la del esfuerzo precisamente.
    ¿Cuántos japoneses se esparcieron por el mundo después de la 2ª Guerra Mundial a pesar de tener un país devastado? Contados, porque su forma de ser y su orgullo les hicieron quedarse en su casa luchando por ella para sacarla adelante. Los africanos prefieren que sean otros los que les solucionen la papeleta a pesar de tener múltiples recursos naturales.
    Así que a mí pena ninguna. Y si por eso se me considera mala persona, me da igual. Aquí hay muchos españoles pasándolo fatal y a los oenegetas y progretas se la sopla porque no han venido en patera.

    11 noviembre 2013 | 12:08

Los comentarios están cerrados.