BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Pagar por todo lo que se menea

Por Antonio Llera Felipe

cartaParece ser que ahora el Gobierno va a cobrar una cuota anual a aquellos que instalen placas solares fotovoltaicas en su vivienda como apoyo al consumo eléctrico tradicional. Menuda gracia. Y menudo peaje. ¿La justificación del mismo? Es absurda de cualquier forma que se mire. Porque para eso han pasado a engrosar la lista de parásitos en las empresas eléctricas de nuestro país, gente como Felipe González, José María Aznar, Ángel Acebes, Elena Salgado, Luis María Atienza, José Folgado, Arantxa Mendizábal, María de los Ángeles Amador, José Luis Olivas Martínez u otros. Tanto del PP como del PSOE. Y qué curioso, con lo mal que se llevan en el ‘Circo de los Payasos‘.

Siempre me he preguntado por qué no hay peajes en “sentido contrario”. Por ejemplo: ¿por qué no me pagan a mí, ciudadano de a pie, un peaje anual por dar la materia prima a las empresas de reciclado de papel, de plástico o de vidrio?

La política agresiva del sistema aflora en lo más estúpido e irracional, hasta el punto de hacer tragar a la inerme masa social cualquier argumento banal. Como para permitir que el sistema se resquebraje.

19 comentarios

  1. Dice ser Sergio

    No me extrañaría si a partir de ahora no se vende ni un solo panel solar en España, es lo que querían, y es lo que han conseguido. Vivo en Holanda y es increíble la cantidad de casas que cuentan con su propio sistema fotovoltaico. No me explico la lamentable situación del marco legal, teniendo en cuenta que en España el mismo sistema sería un 50-60% más productivo por las horas de sol anuales que hay allí, y sin embargo las trabas burocráticas, legales e imposotivas hacen inviables la mayoría de los proyectos. Creo que este despropósito va más allá de la pura inoperancia y se ha hecho a sabiendas, para beneficiar al oligopolio de la electricidad a costa de impedir una alternativa ecológica y sostenible. Mientras ellos se lo lleven, no importa si los demás nos hemos de lamentar, pero a largo plazo, esto lo acabaremos pagando entre todos, y no con dinero precisamente.

    09 octubre 2013 | 18:02

  2. Dice ser Carla

    En esto de la sostenibilidad se ha perdido definitivamente el rumbo. El cortoplacismo y el reducir los problemas económicos a los aspectos financieros lleva a situaciones que terminan siendo absurdas.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    09 octubre 2013 | 18:33

  3. Dice ser Antonio

    Deberíais informaros antes de hablar, a no ser que querais hacer demagogia….

    No se paga un impuesto, se paga un canon por “acumular” tu energía sobrante en la red eléctrica.

    Es decir, si montas un sistema de acumuladores propio, ajeno a la red eléctricas de las compañías no pagas nada. Ahora, si ese exceso de sobrante se pretende guardar en algo que es propiedad de una compañía, se paga el peaje.

    PD: La teoría es que dicho canon debería ser “bajo”, para que no costase mas generar energía propia que no.

    Un saludo.

    09 octubre 2013 | 19:01

  4. Imagine que tiene usted un bar. Un local normal, sin excesivos lujos. Un establecimiento con el que se ha ganado la vida durante muchos años, que le ha permitido mantener a su familia y juntar algunos ahorros para cuando llegue su jubilación. Un buen día, en su misma calle, abren un nuevo bar. Usted se preocupa porque la competencia puede hacerle perder clientes, pero enseguida se da cuenta de que, en realidad, no son competencia para nadie.

    Han abierto un bar a la última moda, todo lujo y excesos, derroche y abundancia. Los propietarios han pedido un enorme crédito bancario y no han escatimado detalles. Sin embargo, para recuperar su inversión, se ven obligados a vender las cañas a 4 euros y no dan tapa. Mientras usted, en su bar mucho más modesto, pone las cañas a 1,20 euros y unas tortillas que quitan el sentido. Por si fuera poco, usted ha aprendido que en la vida nada se gana sin esfuerzo y trabaja todos los días de la semana un gran número de horas. Sus nuevos vecinos, en cambio, abren sólo de vez en cuando y de manera impredecible. Es decir, ellos claramente no son competencia para usted.

    Y de repente un día, sus ineficientes vecinos (y otros muchos que son como ellos), como no pueden ponerse a su nivel comienzan una campaña de desprestigio contra usted. Dicen que su bar es antiguo, pasado de moda, que hay que dejar paso a lo nuevo, que está obsoleto. Sin saber muy bien cómo, consiguen el favor de la opinión pública y, por extensión, de los políticos que van a favor del viento. Estos últimos elaboran leyes que lo discriminan a usted en favor de ellos que, a partir de ahora, tendrán todos los beneficios.

    Como ellos no pueden competir (porque son ineficientes, abren el bar pocas horas y venden muy caro) no serán capaces de recuperar su inversión. El gobierno, entonces, promulga una ley mediante la cual el precio de las cañas se fija en 2 euros para todo el mundo. Pero, en lugar de quedarse cada uno con el dinero de las cañas que vende, se meterá todo junto en una bolsa común custodiada por la Comisión Nacional de Cañas para proceder a su “reparto”. Mas, hete aquí que es el gobierno el que decide cómo se reparte el dinero de la bolsa y ellos, los bares supermodernos, tienen prioridad a la hora de cobrar.

    Ahora bien, como ellos necesitan cobrar las cañas a 4 euros para poder subsistir, el gobierno les da 4 euros por cada caña que han vendido. A usted, sin embargo, le darán 2. De este modo, cada vez que ellos abren el espumoso grifo, meten 2 euros en la bolsa común, pero sacan 4. De tal suerte que, cuando usted va a cobrar sus cañas, no queda ya dinero en la bolsa. ¿Y ahora quién me paga? Pregunta usted. Y en la Comisión de Cañas le contestan: no se preocupe buen hombre, el dinero que le debemos lo vamos a llamar “déficit cervecero” y le prometemos que, algún día, se lo devolveremos. A medida que van pasando los años, ya casi nadie se acuerda de cómo hemos llegado a esta situación y los de las cañas a 4 euros dan una vuelta más de tuerca.

    No contentos con recibir el doble de dinero que usted por el mismo producto, le acusan de ser una amenaza para ellos porque trabaja muchas horas a la semana e impide que ellos vendan más cañas. Le acusan, incluso, de tener muchos beneficios porque va a cobrar las cañas a 2 euros cuando usted las vendía antes a 1,20. Es decir, tiene usted 80 céntimos de euro de beneficios caídos del cielo, según ellos. Lo que no cuentan es que usted nunca pidió que el gobierno pusiera las cañas a 2 euros ni que subvencionara los bares ineficientes. En sus delirios, piden un impuesto especial que se le aplique únicamente a usted por ganar demasiado (cuando en realidad le deben dinero) y que ese impuesto se destine a seguir financiando sus bares caros e ineficientes. Por si fuera poco, empiezan a pedir que se haga una quita “a la griega” del déficit cervecero y que el dinero que le deben a usted no se lo pague nadie, que se olvide en una suerte de limbo keynesiano.

    Lo triste de esta historia es que es real, no pasa con la cerveza, sino con la electricidad. Y lo más triste es que antes, los consumidores, pagábamos por la cerveza 1,20 y ahora pagamos, por la misma cerveza, 2 euros y aún debemos dinero. Hemos creado un sistema eléctrico caro, ineficiente y que no podemos pagar. Paradójicamente, los que han instalado las tecnologías caras e ineficientes son los que más protestan.

    Manuel Fernández Ordóñez
    ENERGÍA PARA EL DÍA A DÍA 2012-03-08

    09 octubre 2013 | 19:08

  5. Dice ser Sicoloco del casting de Foolyou

    Si no te enchufas a la red eléctrica no tienes que pagar nada.

    09 octubre 2013 | 19:14

  6. Dice ser Sicoloco del casting de Foolyou

    El ciudadano español no puede ahorrar en luz porque todo ahorro es compensado inmediatamente por la compañia eléctrica subiendo los precios y cobrando mas.las compañias eléctricas no se quieren permitír el lujo de bajar sus ingresos por ahorro de los consumidores ya que dicen que con los ingresos que tienen ahora les falta dinero y acumulan deudas.por lo tanto el ahorro del consumidor acarrearia bajada de ingresos y mas agravamiento de las deudas con lo cual no le permiten al consumidor español ahorrar en luz y todo ahorro lo compensan subiendo ellos la factura.

    09 octubre 2013 | 19:18

  7. Dice ser LINCE 1

    En primer lugar, felicitar al autor por citar a gentes de “ambos colores”, que se están beneficiando de la sopa boba de las empresas que “les recuerdan” como políticos. Ausencia de partidismo se llama eso; y eso lo necesita mucho este país enfermo de sectarismo.
    Luego, lamentar que tengamos que sufrir a esta clase política que vive de put. madre, mientras un pueblo entero sufre recortes salvajes “en todo lo que se menea”. Son unos políticos de “bajísima calidad”, como ha dicho hoy mismo un excelente actor y director de cine y teatro.
    ¡¡¡LA CIUDADANÍA TIENE QUE PONERSE LAS PILAS!!!

    09 octubre 2013 | 20:57

  8. Dice ser joseluis404040

    sociata inculto antes de escribir una carta de protesta informate mejor, la cuota no se paga por todo lo que se menea tal y como te contestan mas arriba, te tenian que quitar el derecho al voto porque asi va españa con gente como tu opinando y criticando de lo que no entienden, con tu carta le has hecho un favor al pp jajaja.

    09 octubre 2013 | 22:14

  9. Dice ser Un ciudadano más

    La política es nítida, un 13% más de ricos y unos cuantos millones más de ciudadanos pasándolas canutas. Un claro trasvase de rentas.

    09 octubre 2013 | 22:31

  10. Dice ser LINCE 1

    ¿Cómo sabrá joseluis404040 que el que escribe esta carta es un “sociata”. “Cuando un tonto coge una linde, la linde se acaba, pero el tonto sigue”.

    10 octubre 2013 | 0:43

  11. Dice ser jeanra

    Lo primero que tiene que quedar claro, es la diferencia entre compañia generadora, compañia distribuidora y compañia comercializadora.

    Generadora: genera energía y la vende en el mercado eléctrico.

    Comercializadora: compra energía en el mercado para sus clientes.

    Distribuidora: Distribuye la energía que las comercializadoras han comprado para sus clientes.Las compañias distribuidoras no tienen clientes por lo sus ingresos son a través de un peaje de la energía que pasa por sus redes.

    Una vez dicho esto, imagina que tu eres una distribuidora, y distribuyes la energía en un pueblo. En ese pueblo suministras energía a 1000 vecinos a razón de un contrato de 3,3 KW. La red que has de tener para dicho suministro, ha de tener capacidad de distribuir 3,3 MW.

    Imaginemos ahora que la totalidad de los vecinos, deciden colocar paneles solares para auto-abastecerse al 50%. Esto hace que tu red quede libre ya que solo ha de distribuir 1,650 MW. Claro, que al entrar menos energía en su red, también sus retribuciones económicas son menores. Al disminuir sus ingresos, las inversiones en la red también disminuyen.

    Pero claro, el pueblo donde distribuyes, crece porque vienen a vivir500 familias más, que comienzan a consumir energía a razón de 3,3 KW (estos no se auto-abastecen), lo que supone incrementar la carga de la red en 1,650 MW.
    Antes teníamos 1,650 MW, ahora le sumamos otros 1,650 MW, el total que tienes que distribuir es de 3,3 MW que es el máximo que soporta tu red. Hasta aquí todo muy bien ya que mi red es capaz de soportar dicha demanda.
    Pero, que sucede si X vecinos deciden quitar sus paneles solares, e Y vecinos tienen averías en los mismos…..? Nuestra red ya no será capaz de soportar la carga de energía que se le va a pedir.

    De ahí, lo de cobrar el impuesto por la energía auto-abastecida, para que las retribuciones económicas de las distribuidoras no descienda y puedan seguir haciendo inversiones en de la red.

    10 octubre 2013 | 10:36

  12. Dice ser ReinaMorgana

    Me gusta cuando los comentarios son tan claros y argumentados. Gracias!!
    Luego siempre hay alguno cuyo único argumento es insultar…

    10 octubre 2013 | 11:30

  13. Dice ser tro antonio

    Partimos del hecho de que la electricidad a dia de hoy es un bien necesario, como muchas otras cosas: el transporte, e incluso en la vida misma las necesidades primarias, pero injusto son los actos que pretenden mantener el status de las empresas con ridiculas justificaciones.
    ¿Acaso deberían de pagar los que van en bicicleta un peaje por no consumir gasolina ya que no colaboran con las empresas suministradoras, con las empresas del automovil o con la Red de carreteras?
    ¿Acaso es justo que deba de pagar en algunos WC “públicos” por pasar a ellos con la obvia necesidad del ser humano?.
    Y como se dice en el artículo, y se cobra por todo en esta sociedad:
    ¿Por qué no me pagan a mi cuando reciclo, ya que yo he pagado por ese material?, ¿Tengo que ser yo benevolente con el sistema, si el sistema no lo es conmigo?

    Y desde luego los políticos “CONSEJEROS” de estas compañías, lo que hacen es aconsejar, sí, pero no a las compañías eléctricas, si no aconsejar a sus organizaciones políticas de lo que tienen que hacer para que no baje el status de las empresas que les paga

    10 octubre 2013 | 12:19

  14. Dice ser jeanra

    No, efectivamente los que van en bicicleta no pagan un peaje por no consumir gasolina.
    Ahora, que sucedería si el dinero para el mantenimiento y construcción de carreteras y vías públicas saldría solo de los impuestos de la gasolina, y absolutamente todos dejaríamos de utilizar gasolina para ir en bicicleta?

    10 octubre 2013 | 12:32

  15. Dice ser Fernando

    El JoseLuis4040 cogió una linde a sus tiernos 5 años.

    Ahora con 90 sigue caminando… A ver si encuentra el final del linde!!!!!

    Es feliz, para que más si los perdedores son así… os recomiendo el documental de Jon Sistiaga de los nazis americanos, este tipo tiene mucho de los fantoches que salen en él…

    10 octubre 2013 | 16:00

  16. Dice ser Ladrones y sus excusas

    Que me paguen a mí por las basuras, que se forran con ellas las empresas recicladoras.

    Mi electricidad, mis normas. En vez de tanta empresa egoísta y ladrona, debería ser competencia total del Estado su generacion y distribución, y la comercializacion sobraría, pudiendo obtener del sobrante para invertir en infraestructura. Tanto márketing y tanta polla en vinagre para robar y vender la moto.

    Menos vender la moto y más bien común, a mí me importa una mierda que una empresa se quede sin dinero para invertir. Lo que me faltaba, pobrecitas empresas, vamos a darle su canoncito.

    Hay mucho defensor del circo político argumentando en favor de su partido.

    11 octubre 2013 | 2:52

  17. Dice ser Ladrones y sus excusas de vendemotos

    Derecho total al auto-abastecimiento, y pagando al ciudadano por el sobrante, si lo ofrece.

    Sin comercializar, sin tanto ejecutivo-manager-asesor-supercool, tanto marketinero, vendemotos y demás calaña estafadora chupabotes.

    Facturas mensuales, exactas, y sin IVA. Que se cobre lo que cueste y un poquito más para mejorar el estado de la Red Estatal, como tendría que ser.

    Impuestos con cabeza, sin corruptelas ni abusos.

    Las empresas privadas NUNCA deberían apoderarse de servicios públicos ni bienes de necesidad. No quieren el bien común, sólo beneficios. Con su sellito de WWF para demostrar lo éticamente incuestionables que son.

    11 octubre 2013 | 3:04

  18. Dice ser LSL

    A VUELTAS SOBRE BARES, NUCLEARES Y EL DÉFICIT DE TARIFA. Veo más arriba que Manuel Fernández Ordóñez prosigue con su cruzada nuclear, inmune a cualquier dato o información que perjudique a la mano que le da de comer. En uno de estos “post” nos habla de renovables y nucleares con una brillante metáfora a base de bares. Su ejemplo funciona bastante bien hasta cuando dice que aquello de que “usted va y no queda dinero en la bolsa”. A partir de ahí desbarra una vez detrás de otra, con lo que el ejemplo no sirve de nada.

    Veamos. Cuando los “bares-nucleares” van a cobrar sus 2 euros, los cobran, porque esto va en tramo del recibo de la luz que no tiene nada que ver con déficit de tarifa. Lo que él llama “déficit cervecero” (el déficit de tarifa) pertenece al otro tramo del recibo de la luz (viene salir por un 50 % cada uno de los dos tramos). En este tramo se integran un puzpurri de partidas, una de las cuales es la subvención a las renovables. Las otras partidas son: el pago de la moratoria nuclear, los costes de insularidad de Baleares y Canarias, la subvención del 40 % del coste total de construcción de de las centrales de gas de ciclo combinado (no sé porqué nadie parece acordarse de esta enorme partida), los costes de interrumpibilidad (que también van a los ciclos combinados, para indemnizarles porque han construido tres veces más de los que hacían falta; pobrecitos) y los costes de distribución eléctrica. De todos estos conceptos los más fuertes son los de distribución eléctrica, subvenciones a renovables y los que van a ciclos combinados que, sumados ambos, son de orden similar a las otras dos partidas..

    Pues bien, este complejo tramo que acabamos de describir se calcula por anticipado y se repercute en el recibo de la luz. Y el gobierno siempre calcula mal, al final cuesta más de lo calculado y la diferencia va a engordar el “déficit de tarifa” acumulado en otros años similares. ¿Porqué calcula mal? Por tres razones: 1.- Teme subir el recibo de la luz y calcula a la baja 2.- Hay más viento y sol de lo calculado, por lo que hay que dedicar a subvencionarlas más dinero de lo previsto (esta es toda la supuesta incidencia de la renovables en el “déficit de tarifa”. Pues oye, que hagan mejor su trabajo y calculen bien) y 3.- Los costes de distribución resultan ser muy superiores a lo calculado. Éste último es el factor que más influye en el déficit de tarifa y depende directamente de lo que las eléctricas dicen a fin de año que les ha costado la distribución… sin el más mínimo control. Increíble, pero cierto. Dicen “ha costado tanto” sin explicar cómo y el gobierno, sumiso, a pagar. Bueno no, a anotarlo como debido en el “déficit de tarifa”, ya se pagará más tarde, que de momento no hay dinero. Ni que decir tiene que esta prodigiosa partida se ha disparado durante los años de crisis, en estrecha relación con la subida de los beneficios de las eléctricas. Y cuela, porque si alguien se queja, se echa la culpa a las renovables. Absurdo, pero funciona. Vosotros mismos, ¿verdad que creíais que el “déficit de tarifa” se debía a las renovables?

    Luego Miguel Ángel Fernández Ordóñez sigue con su metáfora de los bares, pero olvidando, como hace siempre, que las nucleares se construyeron con inmensos subsidios públicos. ¿Cómo se subsidiaron? No había dinero en España para construirlas, había que pedirlo prestado y la peseta, con su inflación, no era muy de fiar. El Estado avaló los préstamos internacionales y, además, garantizó a las nucleares unos tipos de interés bajos. Luego la peseta devaluó y los tipos de interés se dispararon y al Estado le tocó cargar con todos los costes de la cosa, porque las nucleares sólo devolvían lo pactado en pesetas y al tipo de interés superreducido que se pactó inicialmente. Vaya, que el Estado cargó con una parte muy importante del coste real de las nucleares. Pero no hay rastro de esto en el brillante ejemplo de Fernández Ordóñez.

    ¿Y los “windfall profits”? Hombre, si te dieron un montón de dinero para comprar el bar-nuclear, cuando ya lo tienes superamortizado, quizás sí deberías ir devolviendo una parte de lo recibido ¿no? Y en cuanto a las hidroeléctricas… es que el agua es de todos y si hace medio siglo que amortizartes tu pantano quizás esos “todos” deberían recibir algo ¿no?

    Eso sin entrar en que tu bar-nuclear es peligrosillo (el riesgo de accidente en Fukushima era cero, pero, mira, hubo mala suerte) y, mira por donde, todas las aseguradoras se niegan a segurar los daños que provoques a la vecindad. Si llega a ocurrir, pagará el Estado. Y tu bar-nuclear deja unos residuos que habrá que custodiar durante 15.000 años, pero eso también lo pagarán los Estado futuros.

    12 octubre 2013 | 4:30

  19. Dice ser LSL

    A JEANRA, SOBRE BICIS Y PEAJES. De momento, a nadie se le ha ocurrido poner un impuesto a las bicis para pagar las carreteras. Si alguien lo propusiera, le tomarían por loco. Si hubiera muchas, muchas bicis y pocos coches, habría que ponerles algún impuesto. Pero si lo pones antes de que haya bicis, lo que consigues es que no haya ninguna, porque tenerlas saldría demasiado caro.

    Si el objetivo fuera el que dicen las eléctricas, y dice Juanra, habría que empezar a hablar de ese peaje cuando el autoconsumo superara el ¿10 %? de la generación eléctrica, y probablemente podrían pagarlo. Si se pone ahora, es simplemente porque no quieren que hay autoconsumo (no quieren que haya bicis, siguiendo el ejemplo). Y no quieren, porque resta mercado, resta beneficios. Sale más a cuenta inundar de dinero a determinados partidos, garantizar jubilaciones de oro a todos los responsables actuales del tema y seguir con los beneficios de siempre. Si con ello se remata una de las actividades productivas en las que este país está en primera fila mundial, mejor, porque es un nido de progres y hay que arruinarlos cuanto antes. Ése es el objetivo real, claro, clarito para cualquiera que no esté ciego y quiera mirar.

    12 octubre 2013 | 4:55

Los comentarios están cerrados.