Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘electricidad’

Mi odisea con el bono social eléctrico

Por Lourdes Ocaña

Llevo desde el mes de abril solicitando el bono social. Rellené el formulario y realicé la solicitud la primera vez a través de la aplicación enviando el correo correspondiente con la documentación solicitada. Pero me lo denegaron, la documentación no estaba correcta. Decidí que lo mejor sería ir a una oficina para que me ayudaran. Amablemente el trabajador me corrigió los errores. Esperé la respuesta y, al no llegar, consideré que estaba aprobado. Mi sorpresa fue cuando en la siguiente factura no aparecía la referencia del bono social. Volví a acudir al la oficina, donde otra trabajadora me indicó que faltaba marcar una casilla y que tenía que solicitar nuevamente el certificado de empadronamiento y un documento de Servicios Sociales.

Imagen de una bombilla.

Imagen de una bombilla.

Acudí al Ayuntamiento, donde me expidieron la documentación y volví a entregarla a través del correo, adjuntando nuevamente todos los papeles. Contacté con Atención al Cliente y me abrieron una reclamación para revisar la documentación, reclamación que nuevamente ha sido denegada porque falta otro documento. Creo que si hay tantas personas que no han solicitado el bono social eléctrico es por las trabas y toda la documentación y mareos y falta de información a la hora de solicitarlo. Si se compara con el bono del agua o con cualquier otra ayuda es una odisea, no ya solicitarlo sino que te acepten y aprueben todos los requisitos.

¿Conciencia o prepotencia?

Por Amparo Domínguez Domínguez

Reflexionar sobre si será un problema de conciencia o un acto de prepotencia es algo que nos encontramos a menudo. Curiosamente si analizamos un poquito en el fondo, hay relación con motivos religiosos.

Un farmacéutico que se niega a vender anticonceptivos por aquello de engendrar una vida y no pone peros a vender, por ejemplo, un simple somnífero o analgésico o potingue que, bien dosificado, puede acabar con ella. ¿Dónde está esa conciencia cuando hay que decidir sobre una guerra? ¿Sobre la educación de un pueblo? ¿Sobre su sanidad? ¿Sobre el salario de un trabajador? ¿Sobre la usura? ¿Sobre el enriquecimiento obsceno? ¿Sobre la avaricia?

Hepatitis C

Integrantes de la plataforma gallega de afectados por la Hepatitis C. (EFE)

En su periódico vienen dos ejemplos: tarifas eléctricas que se imponen sin conciencia a personas que no pueden ni calentarse un plato de sopa y, hablando de medicina, enfermos de hepatitis C que no reciben tratamiento y mueren inexorablemente. Y hay más, muchísimos más ejemplos.

Yo creo, humildemente y en conciencia, que hay mucho de prepotencia. Hay ciertos sectores de nuestra sociedad que se otorgan poderes cuasi divinos en sus actuaciones. Por favor, señores con conciencias tan estrictas, piénsense sus estudios antes de dedicarse a algo.

Por cierto y lo más importante, un beso a esos maravillosos padres que durante toda su vida amaron a su hija, que la aman tanto que no quieren verla sufrir más, que la amarán hasta el último aliento de su existencia aun cuando ella ya no esté.

El abuso de las eléctricas

Por Gerardo Seisdedos

Torres de alta tensión. (JORGE PARÍS)

Torres de alta tensión. (JORGE PARÍS)

Por si no fuera suficiente todo lo que hemos tenido que pagar a los bancos, y lo que seguimos pagando los sufridos ciudadanos de este país, ahora también tenemos que sufrir las abusivas tarifas eléctricas con el consentimiento del gobierno de turno que hace caso omiso al Mandato Constitucional de velar por el interés general.

Y si uno de estos maltrechos ciudadanos y cliente de una de estos oligopolios sin competencia reclama o protesta porque se siente estafado, educadamente tratan de convencerlo, con unos argumentos cuando menos falaces y engañosos, de que su factura apenas ha sido incrementada respecto al año anterior.

Pero si esto no convence al desvalido ciudadano y cliente, le ofrecen otra tarifa, con la que le prometen ‘congelar’ su factura hasta 2017 y que en la práctica supone pagar la parte no regulada un 83% más cara.

Pero da igual que el maltratado ciudadano y cliente sepa que le están engañando, no puede hacer nada y tiene que contemplar impotente como le desvalijan.

Pero, ¿qué podemos hacer con un gobierno que se pliega a sus intereses en lugar de proteger a sus ciudadanos contra los abusos de estos gigantes económicos y que se supone que tendría que protegernos de semejantes abusos?

 

Contadores digitales

Por Daniel Roldán

Contadores de luz. (ARCHIVO)

Contadores de luz. (ARCHIVO)

En estos últimos días hemos podido observar en televisión que se están multiplicando las instalaciones de contadores electrónicos.

Las compañías eléctricas dicen que es beneficioso para los consumidores, ya que estos contadores realizan la lectura de forma más precisa, pero no por eso nos van a reducir el precio de la luz que consumimos en la factura.

En lo que no estoy de acuerdo es que los consumidores no podemos tener acceso a la lectura del contador, ¿por qué?, ¿les molesta que queramos mirar nuestro consumo, o simplemente nos quieren quitar dinero?

Los únicos beneficiarios de todo esto van a ser las compañías eléctricas, ya que se van a ahorrar los sueldos de numerosos empleados. La verdad que esto en los tiempos que corren no lo veo muy ejemplar ni viable.

Otro inconveniente es que no se han realizado estudios sobre cómo podrían repercutir estos contadores en nuestra salud. Podrían causar daños o enfermedades.

Pagar por todo lo que se menea

Por Antonio Llera Felipe

cartaParece ser que ahora el Gobierno va a cobrar una cuota anual a aquellos que instalen placas solares fotovoltaicas en su vivienda como apoyo al consumo eléctrico tradicional. Menuda gracia. Y menudo peaje. ¿La justificación del mismo? Es absurda de cualquier forma que se mire. Porque para eso han pasado a engrosar la lista de parásitos en las empresas eléctricas de nuestro país, gente como Felipe González, José María Aznar, Ángel Acebes, Elena Salgado, Luis María Atienza, José Folgado, Arantxa Mendizábal, María de los Ángeles Amador, José Luis Olivas Martínez u otros. Tanto del PP como del PSOE. Y qué curioso, con lo mal que se llevan en el ‘Circo de los Payasos‘.

Siempre me he preguntado por qué no hay peajes en “sentido contrario”. Por ejemplo: ¿por qué no me pagan a mí, ciudadano de a pie, un peaje anual por dar la materia prima a las empresas de reciclado de papel, de plástico o de vidrio?

La política agresiva del sistema aflora en lo más estúpido e irracional, hasta el punto de hacer tragar a la inerme masa social cualquier argumento banal. Como para permitir que el sistema se resquebraje.