‘Los cántabros’, una producción ochentera sobre las Guerras Cántabras de Paul Naschy

Las Guerras Cántabras, o Cántabro-Astures, fueron las últimas grandes conquistas romanas en la península ibérica a finales del siglo I a.C. El director, actor y guionista (que también era halterófilo) Jacinto Molina Álvarez, más conocido artísticamente como Paul Naschy, nos ofreció una versión cinematográfica de este conflicto con escasos medios y pobre resultado.

los cantabros 1980

‘Los cántabros’ (Proyectonaschy)

Es la historia de los pueblos hispanos que osaron oponerse a la poder romano, como ya se mostró en Oro para el César (Sabatino Ciuffini, 1963). En Los cántabros (Paul Naschy, 1980), la producción hispana es de un escaso valor artístico que pasó en su tiempo con más pena que gloria. Tuvo una recaudación muy pobre pero que nos sirve para acercarnos al momento final de la resistencia indígena en Hispania. Tampoco tuvo un buen ambiente el rodaje, con los protagonistas enfrentados en la ficción y en la realidad. Naschy (Agripa) contra Dan Barry (Corocota), al que el director llegó a acusar de ser demasiado poco fotogénico (de feo, vaya…).

El guión, también de Naschy, peca algo de infantilismo en una trama muy inocente. El director, más especializado en películas de terror, no logró hacer de este péplum hispano una obra meritoria. Quizá la única interpretación medio salvable es el propio Paul Naschy en el papel de Marco Vespasiano Agripa, el competente general que envió el emperador Augusto para terminar de dominar a los cántabros y a los astures. 

Paul Naschy Agripa

Paul Naschy como Marco Agripa (Recreación)

Una de las escenas más destacadas sucede al comienzo de la cinta, cuando el propio emperador Octavio Augusto, interpretado por Andrés Resino, decide enviar Agripa a luchar contra los cántabros. El propio general le convence prometiéndole usar los mismo métodos guerreros de los pueblos norteños, “las guerrillas”. Esto resulta ser un anacronismo en aquellos tiempos, pues el término se conoce como tal desde la Guerra de Independencia de 1808. Y no será el único error histórico (amén de los ropajes), pues los propios guerreros cántabros se autoproclaman “defensores de Hispania”…

En el bando de los cántabros aparece su jefe Corocota (personaje medio legendario, del que existen muy pocas referencias) y su hermana Elia, interpretados por Dan Barry y Verónica Miriel respectivamente. El líder celta llega a luchar en duelo contra el propio general romano Agripa al que lógicamente vence (menudos eran los hispanos norteños). Sin embargo los romanos decidieron proseguir la lucha incumpliendo su palabra.

Como curiosidades nos encontramos a dos actores a los que hemos visto en papeles humorísticos como Luis Ciges (Tulio Metelo) y Paloma Hurtado como Calpurnia, la última esposa de Julio César (y que difícilmente pudo estar por allí en aquellos tiempos, aunque hay pocas referencias sobre su muerte).

cartel los cantabros

Cartel de la película. En él aparecen Jacinto Molina como director y Paul Naschy como protagonista… son la misma persona.

Por cierto, por Youtube anda la película completa aunque con una calidad pésima…

Las Guerras Cántabras (29 a.C.-19 a.C.)

Las guerras cántabras fueron el final de la conquista romana del norte peninsular. No fue hasta la mitad del primer milenio antes de nuestra era cuando los romanos decidieron poner sus ojos en el norte, y traspasar la frontera del Duero para controlar el total de la península. Debían enfrentarse a los pueblos situados en las actuales Cantabria y Asturias, que ofrecieron más resistencia de la que imaginaron las huestes romanas. Incluso durante los 10 años del conflicto cambió el modelo político de Roma, con el paso de la República al Principado (comúnmente llamado Imperio), iniciado por Octavio a Augusto en el 27 a.C.     

Las primeras campañas fueron exitosas con victorias frente a pueblos como los várdulos y los caristios. En el año 26 a.C. el propio Augusto llegó a Hispania para liderar las campañas, y se estableció en Tarraco. Las razones para el viaje del emperador pudieron ser diversas, aunque lo más probable es que se debiera a un medio de propaganda y así dar muestra de su concepción organizativa en la que quería transformar el Imperio.

Los romanos movilizaron a varios ejércitos provenientes de sus provincias Ulterior y Citerior, juntando a unos 50.000 soldados, apoyados por la flota de Aquitania que servía también de abastecimiento para las tropas. 

La guerra  fue más dura de lo que pensaba el propio emperador y no pudo decir aquello de “Veni, vidi, vinci” que diría su glorioso Julio César. Las guerrillas indígenas fueron más duras de lo que pensaba y en el 25 a.C. decidió volver a Roma. Aunque proclamó la pacificación del Imperio, está se alargaría unos años más.

Los legados Casirio y Furnio lograron someter a los astures que fueron masacrados y convertidos en esclavos en el 22 a.C. Los cántabros resistieron tres años más y llegaron a quemar sus propios pueblos o incluso a suicidarse antes de entregarse a la esclavitud romana. Agripa fue el general que finalmente sometió a los belicosos pueblos del norte de Hispania.

 

¿Te ha gustado el artículo? Quizá te interese alguno de estos artículos sobre Roma:

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser emigrante

    La película es cutre pero probáblemente sea la única producción sobre aquel periodo histórico. La encontré en youtube con una calidad pésima, el guión también parece reciclado de algún spaghetti-western de la época.

    Los cántrabos nunca acabaron de somenterse del todo. Todavía en tiempos de los visigodos se rebelaron de nuevo y Leovigildo emprendió varias campañas contra ellos. Al final estaban tan diezmados que los vascones del otro lado del Pirineo ocuparon parte de su espacio en la cornisa cantábrica, otro pueblo que también traía de cabeza a los godos. Se dice que la resistencia a la invasión musulmana y la fundación del Reino de Astúrias se debe a los cántabros y su tradición de resistencia y rebeldía más que a una reorganización de los godos. Por tanto serían los más auténticos y genuínos españoles y el resto somos mezcla de pueblos invasores.

    Y Naschy tiene razón, el Corocota es feo.

    07 octubre 2021 | 10:49 am

  2. Dice ser cecilia bolucco

    esta pelicula es demasiada buena. mucha accion y suspenso, sobre todo habla de los años antiguos de la invasion hacia los pueblos originarios y las guerras.
    muy buena pelicula . eso si podria haber sido mejor..

    saludos y gracias por compartir este post. es buenisimo.

    08 octubre 2021 | 8:58 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.