Una de romanos… Errores históricos en la pantalla (VIII)

Vamos con el octavo episodio sobre los errores en pantalla. Hoy va a ser exclusivo sobre películas de romanos, que la verdad nos ayudan bastante en esta sección, no solo porque son muchas la cintas basadas en esos tiempos, sobre todo en los años 50 y 60 que es la época dorada del péplum, sino también porque son numerosos los errores en casi todas las producciones. Vamos a ello.

errores historicos VIII

1. El Inocente (Oriol Paulo, 2021)

Es una fantástica miniserie española de 8 capítulos (¡ojo que engancha!). No tiene ningún contenido histórico, es de intriga basada en tramas de nuestra época pero en el segundo capítulo aparecen diversos errores históricos que vamos a comentar.

Investigando el suicidio de una monja de un orfanato, la inspectora descubre junto al forense un tatuaje con el nombre de Aníbal. El forense, poco estudiado en la Antigüedad le dice “Aníbal, el conquistador romano que cruzó los pirineos con elefantes“.  Sobre lo segundo no es un error en sí, pues el conquistador cartaginés también pasó la cordillera pirenaica aunque fue mucho más destacado su paso por los Alpes.

Evidentemente la inspectora le corrige “cartaginés, Aníbal era del Imperio cartaginés, no romano“. Y el forense le pregunta sobre la diferencia que hay (sí, piensa que los cartagineses y los romanos eran lo mismo…). La respuesta de Alexandra Jiménez, que da vida a la inspectora Ortiz es “como 500 años de diferencia” y aquí saltan de nuevo las alarmas.

Primero debemos considerar que en la época de la Segunda Guerra Púnica (219 a.C. – 202 a.C.), tanto el cartaginés como el romano eran dos imperios en el sentido de poder y dominio (no en cuanto a estar regidos por un emperador ya que ambos tenían la republica como estado de gobierno). Por tanto no había ninguna diferencia temporal entre ambos. Pero aun considerando que la inspectora se refería a la época imperial, el principado, que dio comienzo con Augusto en 27 a.C., nos llevaría a una diferencia de poco más de 200 años y nunca de 500 (Si quieres saber más sobre las Guerras Púnicas podéis leer  ‘Las Guerras Púnicas, Roma contra Cartago‘)

Error Histórico: Medio

el inocente anibal

Tatuaje con el nombre de Aníbal

 

2. Julio César (Joseph L. Mankiewicz, 1953)

Es la adaptación de la vida y muerte de Julio César según las obras de Shakespeare y Plutarco. Bien documentada en líneas generales, está protagonizada por Luois Calhen como César y un magnifico James Mason como el famoso parricida Bruto… y sin olvidarnos de Marlon Brando como Marco Antonio.

La noche antes del famoso suceso de los idus de marzo (¡Cuídate de los idus de marzo!), estando los conjurados de madrugada en la casa de Bruto suenan las campanas advirtiendo que ya eran las 3… sí habéis oído bien, nunca mejor dicho, ¡campanas horarias en el siglo I a.C.!

Los romanos usaban principalmente el sol para medir la hora del día (de un modo aproximado) y también mediante artilugios de agua como las clepsidras de origen griego. Las campanas ya se usaban desde los tiempos de los antiguos egipcios y los mismos romanos usaban las tintinnabulum, que formaban un conjunto de pequeñas campanillas que sonaban con el viento. Los cristianos usaban campanas para llamar al rezo, aunque las campanas de un reloj de péndulo como se muestran en la cinta no aparecieron hasta finales de la Edad Media, muchos siglos después…

Error Histórico: Medio

julio cesar 1953

Los conjurados contra César: Casio (John Gielgud) y Bruto (James Mason) (IMDb)

 

3. La caída del Imperio romano (Anthony Mann, 1964)

La de Anthony Mann fue una de las últimas de la edad de oro de las películas basada en la Antigüedad. Pero lo que nos ha resultado chocante de esta película no es su contenido sino su título, que nada tiene que ver con la caída del Imperio romano… y no podemos echarle la culpa a la traducción pues su versión original fue The Fall of the Roman Empire.

Cualquiera podría suponer que la trama de la cinta está basada en en año 476 d.C., fecha a de la caída del Imperio occidental cuando el bárbaro Odoacro depuso al último emperador Rómulo Augústulo.

Sin embargo se trata de la historia de Roma del siglo II d.C., bajo los principados de Marco Aurelio (Alec Guinness) y su hijo Cómodo (Christopher Plummer). Lo que sí se considera es el final de la época dorada de Roma tras la muerte de Marco Aurelio en el 180 d.C. y la llegada de su sucesor Cómodo (que no le mató, que os veo venir…). Pero pese a las crisis que estaban por venir aún le quedaba mucho tiempo de vida al imperio occidental.

Error Histórico: Grave

la caida del imperio romano 1964

Los carteles de la versión original y española (Filmaffinity)

 

4. Gladiator (Ridley Scott, 2000)

Es casi imposible hablar de errores en películas basadas en Roma y no hacerlo de Gladiator, quizá la película con mayor número de ellos (aunque la película me encanta). Hoy vamos a indicar uno que suele pasar inadvertido.

Cuando termina la batalla inicial contra los germanos, se reúne el emperador Marco Aurelio (Richard Harris) con el general Máximo (Russell Crowe) donde le comenta sus planes de futuro.

Cuando Marco Aurelio le pide que le hable de su hogar, Máximo le detalla que está cerca de Emerita Augusta (actual Mérida) y que tiene “un huerto con aroma a hierbas durante el día y jazmín por la tarde” ¿jazmín? Pues va a ser complicado, pues estas plantas llegaron a la península ibérica por medio de los árabes tras la invasión del 711 d.C. El nombre proviene de yāsamīn que en árabe significa ​”regalo de Dios”.​

Error Histórico: Leve

jazmin gladiator Russell Crowe

Encuentro entre Marco Aurelio (Richard Harris,) y Máximo (Russell Crowe)

 

5. Quo Vadis (Mervyn LeRoy, 1951)

La superproducción LeRoy fue todo un éxito, nominada para 8 Oscar (ningún premio) y la más taquillera del año. Muestra la época bajo el emperador Nerón (54 d.C. – 68 d.C.) y cumple con todos los tópicos esperados con respecto al incendio de Roma, la lira del emperador y la relación con los cristianos.

En un momento dado, Marco Vinicio (Robert Taylor) aparece junto a Petronio (Leo Genn) jugando una partida de ajedrez. Como ya podréis imaginar este juego de origen antiguo e incierto, no llegó a Europa hasta la invasión musulmana de la península ibérica (junto con el jazmín…) y se extendió a partir del siglo X de nuestra era.

Error Histórico: Medio

quo vadis ajedrez 1951

Petronio y Vinicio jugando al “moderno” ajedrez (Alexakechess)

 

Estos han sido los cinco errores de esta entrega.

¿Te ha gustado el artículo? Quizá te interesen más errores:

Continuará…

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser no aguantaría nadie una peli

    El mayor error histórico son los guiones. Trasladar el modo de pensar, de articular frases, ideas, dichos, etc… a tiempos pretéritos es un error gravísimo que también se produce en la política y en toda la parranda histórica humana. Siempre juzgando pasados desde el desarrollo evolutivo que nos entrega todo preente… batalla perdida.

    15 junio 2021 | 8:53 pm

  2. Dice ser lo de las campanadas, muy grande

    El error del ajedrez debería ser grave, como si juegan al parchís.

    15 junio 2021 | 8:58 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.