Entradas etiquetadas como ‘video’

Así es un día para Lua McDowell, la niña que hace vida de adulta

Crecer es una porquería, siempre lo he dicho. Con lo felices que éramos cuando teníamos diez años, a todos nos dio por crecer. Claro, a algunos les ha ido mejor que a otros, como en todo. Rafa Nadal y yo tenemos casi la misma edad, pero mientras él triunfa yo sigo siendo becario, el becario de los becarios, el trolly del becario de los becarios. Siempre hubo clases.

Parte de la responsabilidad del desastre en el que nos hemos convertido es de la planificación. Las cosas no salen como pensábamos. Prácticamente nada encaja en lo que decíamos. Y ahora que nos hemos hartado de llorar recordando lo tristes e infelices que somos en comparación a cuando nuestros padres nos hacían la comida y solo trabajábamos cinco horas en el colegio, toca reír.

Parodiando un poco todo esto que os decía y centrándose en la vida de las supermujeres llega este vídeo, uno de esos que te hace sacar un par de sonrisas. Lo protagoniza la pequeña Lua McDowell y tiene la ayuda de Cameron Dawson. Casi mejor que primero lo vemos y luego lo comentamos, ¿no? Dura algo menos de dos minutos:

A mí me hace gracia, qué queréis que os diga. No sé si será por ver a la pequeñaja hacerse el café, montarse en el coche o escribir en su Mac cosas como “fewpoifdjsakljl”. Esto último también lo hago yo chateando cuando me aburro y luego culpo al gato, pero ése no es el tema.

La pobre niña tiene que decirle al empleado que no tiene tiempo para hablar porque está ocupada, y una vez llega a casa solo le queda tiempo de tomar un poco de comida preparada y disfrutar, eso sí, de Sexo en Nueva York con una copa de vino (que en este caso es mosto).

¿No me digáis que no está para comérsela leyendo el libro Los piratas de Somalia justo antes de dormir? ¡Como para que no te dé sueño!

PD: El vídeo se llama La mujer moderna y está triunfando como Bar Refaeli en la fiesta de un Colegio Mayor masculino.

PD2: Yo lo vi en el Huffington Post.

El regalo que sus hijos no querían

La sorpresa terminó en putada faena. No sé si recordáis la alegría que se llevó nuestra querida Lily cuando sus padres le dijeron que iba a ir a Disney. El plan era perfecto: grababan en vídeo a la pequeña y le decían, sin que ella tuviera ni idea, que se iban a los parques de Orlando, a disfrutar de todas las atracciones. El plan era… ¿perfecto?

Bueno, no siempre funciona, para qué engañarnos. Supongo que lo que a unos les gusta otros le detestan, si bien es poco habitual que unos niños te digan que no cuando les hablas de ir a ver a Mickey. Es poco habitual, pero no impensable. Si queréis comprobarlo… seguid leyendo.

Rina y Mike Zeller son dos padres orgullosos que querían sorprender a sus niños con un viaje a Disney World. Ahí están, cámara en mano, dando la noticia a Sophie (6 años) e Ian (4 años), en lo que se prometía como un día inolvidable. Solo hay una pega…

¡¡LOS NIÑOS NO QUIEREN IR A DISNEY!! Sofía, la mayor, toma la palabra e insiste que ella no quiere ni desayunar con princesas ni boquerones en vinagre, que ella quiere ir a Chattanooga, el sitio al que le habían prometido que irían. Su hermano, en un primer momento, le secunda.

Video: Best Surprise Ever?

No hay quien la convenza. Según la madre, viven lo suficientemente cerca como para ir a Chattanooga una vez al año, pero querían ir a Orlando mientras sus hijos eran pequeños. “Creímos que sería gracioso grabar su reacción mientras le decíamos que adelantábamos nuestro viaje un año. Teníamos el equipaje hecho y nos íbamos al día siguiente”, según palabras de mamá Zeller recogidas en la prensa estadounidense.

Bueno, si habéis visto el vídeo habréis comprobado que el niño al final cambia de opinión y cuando le dicen que va a comer con Mickey los ojos le hacen chiribitas. A Sophie no hay quien la convenza, está llorando y desolada.

Llegado este punto, sé lo que estáis pensando: ¿qué demonios hay en Chattanooga para que los niños tengan esa obsesión? Pues según cuentan, un museo para los niños, un acuario y zonas por las que a los hijos de los Zeller les encanta correr. No hay nadie más fan de Benidorm que yo, pero sospecho que es como si tus padres te dicen que vas a Nueva York y tú les dices que no, que mejor a Benidorm.

PD: Al final los niños fueron a Disney y se lo pasaron bien, según cuenta su madre, pero… qué demonios, el vídeo quedó gracioso.

PD2: Si alguno de vosotros ha estado en Chattanooga, que hable ahora o calle para siempre.

El regalo que esta niña no esperaba

A todos, cuando somos pequeños, hay algo que nos hace especial ilusión. Algunos querrán conocer a su cantante favorito, los hay que disfrutarían dentro de una casa de muñecas de 15.000 euros, incluso puede que exista alguien que sueñe con tener La herencia de Tía Ágata. En mi caso era conocer a la plantilla del Real Madrid de entonces, Míchel a la cabeza.

En fin, a lo que iba es que todos queríamos (queremos) algo que sabemos que no vamos a tener… ¿o sí? El vídeo de hoy os hará olvidar todas las penurias que hemos pasado últimamente: ni conductores ebrios, ni millones tirados al váter, ni operaciones raras. Solo una niña feliz.

Poneos en situación: Lily, protagonista del post, es una niña a punto de cumplir seis años. Mamá coge la cámara y le dice que si quiere abrir un regalo anticipado por su cumpleaños a lo que ella, obviamente, responde que sí. Acto seguido la vemos en el sofá abriendo una mochila rosa en cuyo interior se encuentran películas, camisetas, comida… muchas cosas, en su mayoría de la marca Disney, al igual que la propia mochila de princesas.

Aprovechando que Lily está exultante, mamá le pregunta si hay algún lugar al que ella querría ir con todos esos productos, si existe un sitio en el que debería llevarlos puestos y la pequeña, sonriendo, dice nuevamente que sí: Disneyland.

Como suponéis quienes habéis llegado a esta línea, la madre le dice que está de enhorabuena, porque se van a Disneyland ese mismo día. Ella no se lo puede creer y… bueno, mejor que lo veáis vosotros. Como ya sabéis el contexto, podéis ir directamente al lío a partir del 1:50.

La pobre llega a dudar de su cumpleaños y le ha pregunta a su madre “¿es hoy?” porque no entendía que un regalo tan grande pudiera llegar una semana antes.

No sé si alguna vez habéis llorado de felicidad. Si no lo habéis hecho y pensáis que es imposible, tenéis que volver a ver a esa niña bailando y llorando justo antes de decirle a su madre “Te quiero”.

PD: Luego nos hacemos mayores y la gente se graba en vídeo para dar malas noticias… pero eso ya es otra historia.

“¡Mamá, mi hermano está boicoteando mi ensayo!”

“¡Mamá, Phineas y Ferb están haciendo los créditos iniciales!”. La queja de nuestra querida Candace es una protesta habitual entre los hermanos mayores. No he sido hermano mayor, pero sí menor, y creo que hay parte de culpa en los dos lados: el grande se cree adulto antes de tiempo y el pequeño (principal responsable, todo hay que decirlo) trata de boicotear cualquier iniciativa porque le gusta ser el centro de atención (y molestar).

Así pues, yo protagonizo unos minutos en el vídeo de la comunión de mi hermano saboteando una partida suya a una maquinita, pero no solo eso; en mi infancia era campeón de meter la pata delante de sus amigos: a uno lo llamé por el mote que le habían puesto a sus espaldas, dejé a la luz secretos inconfesables… vamos, que hice de la preadolescencia de mi hermano un calvario, inconscientemente, claro.

Por eso entiendo al muchachito que protagoniza el vídeo de hoy. Según el relato de su hermana, su madre estaba grabando cómo ensayaba un baile, pero tenía que esperar una canción porque la que sonaba no era la que tenía que practicar. Entonces se puso a hacer movimientos chorras para hacer tiempo (eso dice ella y yo no tengo por qué ponerlo en duda) mientras su hermano se burlaba de ella y acaparaba la atención del vídeo.

Desde que un padre pilló a su hija haciendo top-less frente a la webcam un personaje secundario no había sido tan protagonista en un vídeo casero. Ahí vemos a la muchacha, calentando con un muevo los brazos, me pica la nariz, perrea-perrea… y de fondo, su hermano haciendo de Rihanna, Michael Jackson y Lady Gaga a la vez. Un genio o, como diría Tomás Guasch: “Ese muchaaaaaaacho”.

La bailarina, que creyó que su madre se reía de sus extraños movimientos, no sospechaba que su hermano estaba por detrás haciendo el ganso. La comprendo, en estos casos lo habitual es oír a mamá gritar: “¡No hagas burla a tu hermana!” o “¡Deja a tu hermana ensayar tranquila!” o “¡No hagas el tonto, que ya eres mayor para estas bobadas!”. Lo raro es que le rían las gracias.

De modo que, una vez nos defraudó la madre, que se partió de risa con la mofa del niño en lugar de regañarle, solo nos quedaba la esperanza de que la escena acabara como acaban las burlas de hermanos pequeños a hermanos mayores… el grande atrapa al chico y, mientras le da un azote / hace cosquillas / hace el abrazo del oso, una voz infantil grita a la desesperada: “¡Mamá! ¡Ayuda!”.

PD: Lo reconozco, yo era un poco cabroncete, pero ya me he reformado.

El terrible ataque del oso inofensivo

BecConsejo: “No te fíes, por si acaso”

[Nota para los lectores no habituales: el post de hoy trata de un oso que ataca pero no hace daño (sino risa) porque es muy pequeño. Ocurrió en Rusia y tiene más de 154.000 visitas en YouTube. No hay más noticia que esa, podéis ver el vídeo y salir… lo demás es becariada]

La semana pasada fue realmente apasionante en el mundo friki. Ya sabéis que la actualidad banal me tuvo tan ocupado que llegué sin fuerzas al fin de semana y no pude publicar. Pues bien, parece que lo de esos días fue un coletazo de julio, porque esta semana ya se nota (incluso en el mundo friki) que informativamente estamos en agosto.

Ni zombis, ni ladrones torpes, ni rocambolescas historias con final inesperado. Ha sido llegar agosto y empezar a ver noticias como que un señor ha inventado una máquina dispensadora de barras de pan, a otro no le dejan tener una cabra como mascota, una señora se encontró un diente en una hamburguesa… vamos, si los posts de siempre os aburren, con estos podría avivar vuestras tendencias suicidas.

Hasta que llegó el pequeño, agresivo e inofensivo oso, a quien llamaremos Koda en honor a Hermano oso. Pues bien, el pequeño Koda salvó mi miércoles con su feroz ataque a un señor: podréis ver cómo intenta morderle, arañarle y abrazarle al más puro estilo Zangief, aunque claro, dado el tamaño del osezno, el hombre atacado se mea de risa y no de miedo.

Dado que la actualidad de las no-noticias (es decir, mi mercado) está insulsa, me puedo dedicar a ver vídeos como el del ataque del oso o el del sexy lavado de coche una y otra vez, para comprobar como su número de reproducciones se multiplica a cada hora que pasa.

Por cierto, si yo fuera el hombre me andaría con cuidado. No sabe uno si los osos tienen buena memoria y éste, con la mala leche que demuestra desde bien chico, es capaz de irse a buscarlo hasta su casa para comérselo vivo. Que estamos acostumbrados a ver películas como el Dr. Dolittle y nos creemos que las ratas son graciosas y los osos cariñosos, pero no.

PD: Los únicos osos cariñosos que hubo son los osos amorosos, y ya vimos en Padre de familia que incluso en la vida de estos encantadores peluches no todo era de color de rosa.

PD2: Y para mañana… el gato con complejo de mecánico.

Caroline Magnerolt: “Es genial que mi vídeo haya empezado esta discusión”

Me vais a permitir que os traiga (sin que sirva de precedente) una entrevista picante por segunda semana consecutiva. La semana que viene volvemos a la normalidad, Dios mediante.

El pasado jueves el protagonista era un hombre, Steve Crow, una máquina de hacer dinero que decidió llevar el cine X a un lugar donde no había llegado. Hoy, la entrevistada es una chica, la bella Caroline Magnerholt, protagonista de uno de los anuncios más polémicos de los últimos tiempos.

Os resumo muy rápidamente. Caroline es una estudiante sueca de 20 años que protagoniza el anuncio de un festival de música, el Arvika festival. El festival es en julio, pero el anuncio salió en diciembre para animar a la gente.

La idea, según el responsable de prensa del evento, era que el Arvika no es sólo un festival de música, sino también un buen momento para conocer gente y… “practicar sexo”. Por eso el anuncio es el rostro de Caroline mientras se masturba. ¿Recordáis el follón que se armó aquí con el videoclip Margot, de Pereza? Pues haceros haceos una idea de lo que ha pasado en Suecia.

Con todos vosotros: el día que casi muero de vergüenza haciendo una entrevista.

– Mmmm… verás, Caroline. Me veo obligado a que esta sea la primera pregunta… ¿es real?

– ¿El orgasmo? Por supuesto. Fingir es aburrido.

– Entonces no me queda otra. Sólo un minuto… ¿no es demasiado rápido?

– El vídeo está editado para no aburrir a nadie.

– ¿Por qué hiciste el vídeo?

– Porque creo que es importante hablar de la sexualidad y acabar con los tabúes. Por supuesto que también lo hice porque me encanta el Arvikafestivalen y la gente que trabaja en él.

– No sé si esperabas tanta importancia, pero muchos periódicos hablan de ello.

– No creí que fuera a traspasar la prensa sueca, así que imagina lo que me sorprendí cuando gente de otros países empezó a contactar conmigo. Pese a todo, creo que es genial que un simple vídeo haya empezado tal discusión.

– ¿Le molestó a tu familia o a tu novio?

– No tengo novio, pero si lo tuviera estoy seguro que me habría apoyado. En cuanto a mi familia, ellos siempre han sido bastante tolerantes y nos han educado a mi hermano y a mí de un modo bastante liberal.

Me imagino la respuesta, pero… ¿lo repetirías?

– No me arrepiento de nada de lo que he hecho y si volviera atrás en el tiempo lo volvería a hacer, pero no veo ninguna razón para volverlo a hacer ahora mismo.

– No tienes que comprar entradas para el festival, supongo…

– Jajajajaja. No, no, ¡no tengo que comprarlas!

– ¿Has recibido alguna oferta para hacer algún corto o algo parecido?

– No.

– ¿Qué planes tienes para el futuro?

– Sólo disfrutar la vida y ver qué tiene para ofrecerme. ¡Además de ir al Arvika este verano, por supuesto!

Hoy hace un año…

Una calculadora nos hacía millonarios

Hablábamos de los japoneses más famosos

PD: ¿Vosotros habríais incluido el vídeo en la entrevista? No lo he puesto porque creo que con las capturas la idea se capta suficientemente bien.

– Envía el post:

Bookmark and Share

Un castor orina en la cara de la presentadora Debbie Turner Bell

Bueno, son cosas que pasan. Siempre dicen que con niños y animales es un suplicio trabajar y esto no hace sino confirmarlo.

El otro día andaba Debbie Turner Bell (una especie de Ana Rosa Quintana estadounidense) presentando The Early Show, en la cadena CBS.

Supongo que creyeron que era muy gracioso llevar “animales exóticos” al programa, con su cuidador, para que revelara esos “secretos” jamás contados en un programa de televisión (vamos, que llevan a unos cuantos animales y así, haciendo un Waku, waku cualquiera, se les pasa el programa con poco esfuerzo).

Pues bien, llevaron un castor al que la presencia de la presentadora no le hizo demasiada gracia (o se enamoró, según se mire). La cuestión es que el animalito sufrió un momento de incontinencia urinaria y orinó a la pobre Debbie en el rostro.

Según he leído, el cuidador dijo que aquello era “algo bonito” (¿?) porque estaba “marcando su territorio”.

PD: Ya conocéis el dicho aquel de “quien trabaja con castores, meado se levanta”.

PD2: En el vídeo no se ve el chorro… pero yo creo que se entiende bastante bien.

– Envía el post:

Bookmark and Share

A Schwarzenegger se le ha ido la mano

Arnold Schwarzenegger es gobernador, pero aún guarda dentro de él ese actor que le llevó a dejar su Austria natal rumbo a Estados Unidos. Yo, particularmente, le respeto mucho por varias razones:

1) Porque tiene mucha fuerza.

2) Porque es un hombre hecho a sí mismo.

3) Porque ha hecho Los gemelos golpean dos veces y Poli de guardería.

4) Porque tiene Twitter, como yo 🙂

¿QUIERES SER UN FOLLOWER BECARIO?

Sin embargo, eso último que nos une es también los que nos ha separado. Arnold, sé que lo llevas dentro, pero no puedes hacer un vídeo para hablar de la crisis en el que aparezcas al principio con una faca de aquí no te menees mientras te partes de risa. No hombre, no…

El vídeo lo ha colgado en Twitter, como supondréis, y en él agradece a sus followers las ideas que le han dado para acabar con el déficit de California.

Dice que no le divierten los recortes, que le entristecen, pero que quiere tomarse la vida con humor. Aún así, creo que esta vez a Arnold se le ha ido un pelín la mano.

El gobernador ha pedido ideas innovadoras (ni que fuera Ryanair) para recortar gastos. La cosa también va achuchada por allí y cualquier ayuda (o recorte) es buena.

PD: Creo que el vídeo lo hizo porque no hace mucho llegó a un acuerdo para acabar con la bancarrota de California. De no ser por eso, a lo mejor no se atreve a cortar la crisis con su faca.

PD2: Gracias otra vez (y ya van muchas) a Nikasgv, a quien le leí lo del vídeo.

PD3: ¿A vosotros os mola ese buenrollismo por parte de los dirigentes?

Envía el post:

http://www.wikio.es

No olvidarán este día de compras

15.30 de la tarde. Un centro comercial de Sunset Blvd., en Los Ángeles. La gente aprovecha la tranquilidad de esa hora para hacer sus compras de una forma tranquila, sin agobios. Nadie espera lo que está a punto de ocurrir.

Me he decidido a sacar el vídeo porque MC Hammer es uno de mis ídolos musicales de la infancia. Su ‘U Can’t Touch This’ me volvía loco. Recuerdo que me lo ponía todas las noches en el walkman antes de dormir. Era mi momento. Admiro tanto a este tipo que cuando vi este vídeo que sirve para promocionar ‘Hammertime’, su reality show familiar, escuché de nuevo la canción siete veces.

PD: Creo que voy a escribirle para hacerle una entrevista. ¿Me habrá leido?

Envía el post:

http://www.wikio.es

Así era Susan Boyle a los 22 años

Vi ayer que TVE rescataba este vídeo de YouTube y me llamó la atención que la revelación de Britain’s Got Talent ya cantaba como los ángeles en su juventud.

En las imágenes se puede apreciar cómo Susan Boyle apenas ha cambiado. El mismo gesto humilde, la misma mirada encantadora de buena persona. Según he podido leer, el vídeo pertenece a una actuación en un club social escocés en 1984 en la que no estaba previsto que ella cantase, ya que iba de suplente. Pero tuvo la suerte de que otro artista faltó. Era su día y no decepcionó.

Gerry McGuiness, un hombre que vio cantar esa noche a Susan Boyle varios temas míticos como ‘The Way We Were’ de Barbara Streisand, la grabó.

Lo que no imaginaba era lo que iba a pasar 25 años después. De hecho, cuando la vio cantar en el programa no la reconoció, pero recibió una llamada de alguien que sí lo hizo. Encontraron la cinta y… directa a YouTube.

PD: Por lo visto, Susan se ha vuelto un poco más coqueta. Ha ido a la ‘pelu’ y se ha empezado a arreglar un poquito. Pero lo mejor es que sigue siendo la misma, a pesar de que algunos cafres hayan intentado corromperla.

PD2: ¿Por qué su carrera no comenzó ahí? ¿Porque no llamaba la atención? La música se ha perdido 25 años de una auténtica estrella.

Envía el post:

http://www.wikio.es