Entradas etiquetadas como ‘helado’

Un salero contra toneladas de hielo no es un plan que pueda tener un final feliz

De las cosas rocambolescas que circulan por Internet con el único reto de ser ‘cazadas’, ha llegado a mis manos un vídeo que amenaza con ser más viral en YouTube que el clip de Despacito. Mejor exagerar un poquito para crear expectación.

Bueno, igual no llega a tanto, pero no será por falta de empeño de su protagonista. Os presento la nueva joya audiovisual de la red: el ‘hombre del salero’. ¿¿¿????
Lee el resto de la entrada »

Las ‘manzanas fantasma’ sorprenden a los habitantes de Míchigan

Extraño fenómeno el que ha ocurrido en Míchigan (EE UU). ¿Será de esos que sirven para abrir el programa Cuarto Milenio a bombo y platillo? O-O

Tras una fuerte helada, de esas que dejan la nariz más roja que la de un payaso, aparecieron las denominadas ‘manzanas fantasma’. ¿Una fruta de otro mundo? ¿Un ‘postre alienígena’ que llega cada invierno? ¿Alguien en la sala capaz de arrojar algo de luz sobre este misterio? Lee el resto de la entrada »

‘Bocata de helado’, un ‘postre’ para gente con buen apetito

Un nuevo invento culinario está causando gran revuelo debido a su extrañeza. Se trata de una especie de bocata (bollo, perrito o torta en México) relleno de seis bolas de helado. o-O Realmente no sé cómo definir esta rareza comestible.

El contundente postre, aunque habría que hablar casi de almuerzo, consiste en ir sumando diferentes sabores helados. Fresa, vainilla, chocolate o chicle se mezclan en esta rebosante tarrina comestible. Lee el resto de la entrada »

Helados con forma fálica que explotan en la boca al primer mordisco

La marca de helados sueca GB Glace, Frigo en España, ha lanzado un postre infantil con una forma no apta para menores. Por su parte, la empresa argumenta que es como un cohete. Pues la verdad es que no le encuentro mucho parecido con una nave Apolo de la NASA.

'X-Pop'. (Foto: skyscraperlife.com)

‘X-Pop’. (Foto: skyscraperlife.com)

El polo, con llamativas franjas de colores, está rematado por un ‘capuchón cremoso’ que explota en la boca. Incluso el nombre del helado parece estar puesto adrede, X-Pop, porque hace un sonoro ‘pop’ cada vez que muerdes su ‘punta rellena‘ (efecto ‘Peta-Zetas‘).

Al ver el apetitoso X-Pop me ha venido a la mente un chiste que comenzaba así: “Es rojo y se deshace en la boca. ¿Qué es?…” Lo acabo con unos puntos suspensivos porque la respuesta sí que no es apta para menores. Quién se lo sepa, seguro que ahora mismo se está riendo a mandíbula batiente.

Quizás, el heladildo se debería haber orientado hacia un público más adulto, aunque los niños seguro que no son tan mal pensados. Eso sí, no quiero imaginarme a una señorita chupando el apetitoso helado por medio de un abarrotado paseo marítimo con 30 grados de temperatura. O-o

PD. Hablando de postres fresquitos. Me ha venido a la mente la camiseta del FC. Barcelona que era como ‘el cohete de Frigo’. 🙂

¿Parecido razonable? (Foto: FinoFilipino.org)

¿Parecido razonable? (Foto: FinoFilipino.org)

Lo más raro que ha pasado durante la semana (2-8 julio)

La semana pasada falté a mi tradicional cita de Lo más raro de la semana, pero hay una explicación: no tenía grandes cosas que contaros y últimamente ando algo liado con los papeles de la beca. ¿Os podéis creer que me ponen trabas argumentando que “dónde se ha visto un becario que lleve cuatro años siéndolo”? Pues sí, increíble pero cierto. El caso es que julio ha empezado con fuerza y en esta primera semana sí he recopilado cuatro historias que me gustaría compartir con vosotros. Ya sabéis, ese tipo de informaciones sin las que no te puedes ir a dormir.

1. Asalta casas para que las chicas le den conversación

La Policía de Orlando está más perdida que los protagonistas de Mentes Criminales al comienzo de un capítulo. Resulta que andan tras un ¿ladrón? que se dedica a asaltar casas para que las chicas le den conversación. Sí, sí, en lugar de ir a una discoteca o de entrar en un chat el tipo entra en una casa, se mete en la cama con la mujer y empieza una conversación normal del tipo: “¿Estudias o trabajas?”. Lo contaba a la prensa local una de las asaltadas: “Se metió en mi apartamento y me empezó a hablar como si fuese mi amigo, en medio de la noche, a las cuatro de la mañana… eso no es de una persona normal”, decía.

Los agentes quieren poner freno a esta escalada de… conversaciones, porque ya ha pasado varias veces y la gente empieza a asustarse. Dice la Policía que primero empezó robando, ahora da conversación y que se temen lo peor próximamente. Ahora bien, digo yo, si primero robaba y ahora solo quiere hablar… ¿lo siguiente, y peor, será que se cuele con su cuñado a jugar a la videoconsola?

2. ¡Yo también quiero salir en la foto!

Empieza a ser una costumbre sacar una broma en vídeo cada semana. La de hoy nos lleva a un lugar turístico, de esos en los que todo el mundo se para a hacerse la foto. ¿Qué harías si mientras tú estás posando se acerca un tipo al que no conoces de nada y se pone contigo? Probablemente no harías nada, te lo tomas con humor y posas con el anónimo espontáneo. A las malas, si quieres otra foto te esperas un poco y la vuelves a hacer, al fin y al cabo… las cámaras digitales no cobran por foto realizada. Pues bien, este ejemplo ha sido llevado a la vida real por los muchachos de howtonotgiveaFUCK con este resultado:

3. Se dio a la fuga porque “se le derretía el helado”

Amigos, si buscáis excusas raras para usarlas en cualquier situación, aquí tenéis una más. Flora Burkhart, una mujer estadounidense de 58 años, estrelló su coche contra el vehículo de Derek Parker y se dio a la fuga. Derek llamó a la Policía y fue tras el coche de Flora hasta la casa de la señora, donde se reunieron los dueños de los dos vehículos y los agentes. Cuando le preguntaron a la pobre Flora que por qué se había dado a la fuga, respondió: “Se me derretía el helado y no creí que hubiera daño suficiente como para llamar a la Policía”. Bueno, los daños superaban los 400 euros según las autoridades, así que Flora se ha metido en un buen lío.

4. Pagó un ‘rescate’ para liberar a su hijo… ¡aunque no tenía ninguno!

WIKIPEDIA

Imagínate que eres secuestrador, raptas a un tertuliano cualquiera y llamas a su familia para exigir un rescate. Cuando el teléfono suena al otro lado dices, con voz distorsionada: “Tenemos a su hijo, si quiere volver a verlo tendrá que pagar 10.000 euros en billetes pequeños blablabla blablabla”. De acuerdo, ahora imagina que al otro lado del teléfono te dicen: “Lo siento, no tenemos hijos” y cuelgan. Vaya cagada lapsus, ¿no? Pues algo así estuvo a punto de suceder con unos estafadores rusos, con la diferencia de que la mujer que pagó el dinero olvidó que ella no tenía ningún hijo.

Según publica la prensa rusa, la señora, de 54 años, recibió una llamada de un policía en plena noche pidiendo más de 1.300 euros para que liberaran a su hijo, detenido tras un accidente de tráfico a gran escala que había provocado él. Ella los pagó y solo después de realizar la transferencia se dio cuenta de que nunca había tenido un hijo varón, de modo que difícilmente iban a liberar a un hijo suyo. La Policía está investigando los hechos, aunque tiene mala pinta para la estafada.

PD: Y que conste que aún tenía alguna historia más para contaros, pero no os quiero agobiar.

Lo más raro que ha pasado durante la semana (10-16 octubre)

Esta semana todo ha empezado a volver a la normalidad. Dos meses después, empiezo a recuperar hábitos y rutinas disfrutando de este verano extra que nos trae el otoño. Recuperado todo eso y dado que la semana pasada ya volvió esta sección, es evidente que no tengo excusa para privaros de “lo más raro de la semana”. ¿Sabéis que…?

1. Tiene 26 años y el rostro de una anciana

Es probablemente lo más raro que veréis en un tiempo. Una vietnamita llamada Nguyen Thi Phuong envejeció 50 años en unos días. Todo sucedió hace tres años cuando sufrió una intoxicación después de comer marisco. Ella tenía 23 y poco dinero, de modo que no pudo ir a un hospital y se intentó curar con medicamentos de una farmacia mezclados con remedios de la abuela.

La urticaria y las ronchas que tenía desaparecieron, pero al mismo tiempo la piel de todo su cuerpo se volvía flácida y su rostro se arrugaba como si en lugar de 23 tuviera 73 años, según publica la prensa internacional.

El resto no cambió: su mente es la de una joven veinteañera, sus dientes también y no ha perdido el ciclo menstrual. Mientras tanto, su marido sigue a su lado y ni él ni los médicos se rinden: tratan de identificar la enfermedad (algunos apuestan por lipodistrofia, otros por el síndrome de Cushing, los hay que dicen que es mastocistosis y quienes creen que es una enfermedad sin identificar) y debaten sobre si hay o no cura.

Por el momento, Nguyen Thi Phuong ha decidido no tener hijos y esconde su rostro cuando sale a la calle.

2. Descalificado por hacer la maratón en autobús

Es altamente probable que esta noticia ya la hayáis visto. Si no, es el momento, porque no veréis cosa tan surrealista en el mundo del deporte durante un tiempo. Rob Sloan fue descalificado de la maratón de Kielder (cerca de Newcastle, en Reino Unido) tras quedar tercero… ¡después de hacer parte del recorrido en autobús!

Según desveló una investigación posterior, nuestro amigo Rob abandonó la carrera en el kilómetro 32 y subió en un autobús para los espectadores. Cuando se aproximaba a la meta, se internó en el bosque y cruzó la línea con gesto cansado y victorioso.

Parecía un plan perfecto, pero Rob olvidó una cosa: los testigos (y que hizo la segunda parte más rápida que la primera, y que el que iba tercero sabía cuál era su posición). Vieron cómo se subía al autobús, cómo se bajaba, cómo se metía otra vez en la carrera, cómo cruzaba la meta… vamos, que no hizo falta ni cámaras ni confesión para descubrir que era un tramposo. Al final, ante la evidencia, lo admitió. Es posible que no le dejen competir nunca más.

Por cierto, ¿sabéis que el personaje de Geofrey, el mayordomo de El Príncipe de Bel Air, huyó de Reino Unido tras hacer trampas en una maratón? Lo confesó en un capítulo en el que el Tío Phil quiere presentarse a juez. No me lo agradezcáis a mí, dad las gracias a la memoria de elefante de Rahel.

3. Detenido por robar estiércol

Sé que el hecho de que a un hombre de 30 años lo detengan en Estados Unidos por robar caca no es para abrir el periódico, pero los lectores de este blog sabrán apreciarlo en su justa medida.

Hasta el momento había visto (y contado) hurtos de todo tipo, pero lo último que se me pasaba por la cabeza es que Timothy J. Chelikas entrara a una propiedad privada para robar caca. Caca de vaca, además, lo cual no sé si tiene más delito, más gracia, o ambas cosas.

Nuestro amigo Timothy robó el estiércol porque tiene unas setas que necesitan abono (no quiero ni pensar qué setas serán), pero como hasta la mierda tiene dueño no puedes entrar en una propiedad privada y llevarte lo que no es tuyo, fue detenido.

4. Un helado, por favor

Uno camina por la calle tan feliz y de repente piensa: “Me apetece un helado”, va a una heladería y en menos de dos minutos ha saciado su deseo, ¿no?

Pues cuidado si alguna vez esa ocurrencia tiene lugar en Turquía, porque allí hay un hombre que en lugar de poner helados te vacila con ellos. Como no estés un poco avispado, al final quedas como un pardillo.

Luego lo suben a YouTube y claro, pasa lo que pasa…


PD: Mañana os preguntaré por citas desastrosas. No lo olvidéis.