Entradas etiquetadas como ‘disney’

El divertido tira y afloja entre un pájaro y una cinta transportadora

Nadie esperaría encontrar volando a un pequeño pájaro dentro de una terminal de un aeropuerto y mucho menos realizando los movimientos de este ejemplar. O-O

Sin entender muy bien que está sucediendo, el ave se posa en una cinta transportadora que se desplaza sin freno evitando que pueda estar tranquila. ¡¡¡Qué malvada!!! Lee el resto de la entrada »

Quiso recrear una escena de ‘El Rey León’ pero ocurrió algo asqueroso

Con la música de la película de Disney de fondo y un cachorro de león en sus manos, la modelo rusa Sveta Bilyalova se disponía a emular una de las escenas más recordadas de la película El Rey León.

Todo parecía ir sobre ruedas, hasta que algo inesperado sucedió. ¿Se cayó el felino de sus manos? ¿Hizo una guarrerida imperdonable? Vivo sin vivir en mí por saber qué ocurrió. Lee el resto de la entrada »

‘Excremento animal’, el postre de moda en un parque de Disney

excrementoUna línea de dulces basada en las defecaciones de animales africanos está haciendo las delicias entre los visitantes del parque Animal Kingdom de Walt Disney World, en Orlando (EE UU).

Los tipos de excremento que han servido de inspiración a los pasteleros son de elefante, rinoceronte, jirafa (realizado con chocolate) y Tití cabeza blanca. El primero, especialmente realizado para los más glotones (una m… de grandes proporciones), y los otros tres, unas delicias para los paladares más avezados. Lee el resto de la entrada »

Asegura que ‘Frozen’ está basada en su vida y reclama 250 millones $ a Disney

frozen_sisters¿Alguien conoce a Isabella Tanikumi? Es una escritora peruana de la que yo, lo confieso, mea culpa0, no he tenido el privilegio de conocer su existencia gracias a la literatura, sino porque tiene la cara más dura que aquel guiñol de Louis van Gaal que protestaba porque la prensa culé lo veía todo “siempre negatifo, nunca positifo”. Como decíamos, es probable que Tanikumi sea más célebre por ser el epítome de la jeta que por la excelencia de su obra. Y he dicho probable, ejem, porque hoy me embarga la generosidad.

La señora Tanikumi ha tenido la brillante idea de demandar a Disney por 250 millones de dólares porque, asegura, el argumento de la película ‘Frozen’ está basado en su vida. ¡¡En su propia vida!! ¡¡’Frozen’, una película en la que hay trolls, muñecos de nieve que hablan, una princesa con poderes mágicos y más personajes absolutamente fantásticos!! Isabella, ¿basada en tu vida? Anda que…

Lee el resto de la entrada »

Le vetan la entrada a Disney World por parecerse a Campanilla

Cuando pones todo tu esfuerzo en algo, te expones a que el fracaso en esa empresa te hunda por completo. Dice un buen amigo mío que “no hay que poner todos los huevos en la misma cesta” y no le falta razón. Está bien tener ilusiones, pero no obsesionarse, porque entonces te pasa lo de April Spielman y te llevas un disgusto que lo mismo te dura toda la vida.

Como habréis intuido por el titular, April fue a los parques de Disney World (en Florida, EE UU) vestida de Campanilla pero, como ocurre muchas veces en la vida, hacerlo bien le penalizó. Su maquillaje era tan bueno, su estética resultaba tan creíble, que los jefecillos del parque temieron que la confundieran con uno de los profesionales que cobran por dar vida a estos personajes y le vetaron el acceso.

La pobre April, que tiene 15 años, iba acompañada de su novio, que llevaba un disfraz bastante más cutre de Peter Pan, y le dijeron que o se ponía una camiseta o no podía entrar a Animal Kingdom. Ella no daba crédito a lo que estaba pasando, porque había estado en Hollywood Studios, otro de los parques, y no había tenido ningún problema.

El tema está en que las reglas de Disney son bastantes estrictas al respecto y no te permiten, entre otras cosas, llevar ropa que pueda inducir a error con los personajes oficiales. Por eso la pobre explicaba en la prensa estadounidense que le habían roto el corazón y que no quería quitarse el traje porque le estaban arruinando su sueño. “Yo quería ser Campanilla”, contaba la pobre entre lágrimas.

¿Cómo lo veis vosotros? La verdad es que es complicado, pero es comprensible el mosqueo de April. Tardó dos horas en maquillarse, una hora en arreglarse el pelo, se echó productos en el cuerpo y las uñas, llevaba meses preparando la visita… es más, lo raro habría sido que se lo hubiera tomado bien. Aún así, el parque tampoco se podía arriesgar a que la gente confundiera a los muchachos con los actores, porque tampoco saben si las criaturas tienen una pedrada y la van a liar.

Para compensar las molestias, ofrecieron ciertas facilidades a la pareja y a los familiares: ropa de recambio, tickets para saltarse las colas… pero nada les convenció. El problema es que los niños pueden entrar disfrazados de sus personajes favoritos, pero no hay un límite de edad a partir del cual no te permitan este tipo de vestimenta.

PD: ¿Qué habríais hecho si Disney fuera vuestro? ¿La habríais dejado pasar o no?

El regalo que sus hijos no querían

La sorpresa terminó en putada faena. No sé si recordáis la alegría que se llevó nuestra querida Lily cuando sus padres le dijeron que iba a ir a Disney. El plan era perfecto: grababan en vídeo a la pequeña y le decían, sin que ella tuviera ni idea, que se iban a los parques de Orlando, a disfrutar de todas las atracciones. El plan era… ¿perfecto?

Bueno, no siempre funciona, para qué engañarnos. Supongo que lo que a unos les gusta otros le detestan, si bien es poco habitual que unos niños te digan que no cuando les hablas de ir a ver a Mickey. Es poco habitual, pero no impensable. Si queréis comprobarlo… seguid leyendo.

Rina y Mike Zeller son dos padres orgullosos que querían sorprender a sus niños con un viaje a Disney World. Ahí están, cámara en mano, dando la noticia a Sophie (6 años) e Ian (4 años), en lo que se prometía como un día inolvidable. Solo hay una pega…

¡¡LOS NIÑOS NO QUIEREN IR A DISNEY!! Sofía, la mayor, toma la palabra e insiste que ella no quiere ni desayunar con princesas ni boquerones en vinagre, que ella quiere ir a Chattanooga, el sitio al que le habían prometido que irían. Su hermano, en un primer momento, le secunda.

Video: Best Surprise Ever?

No hay quien la convenza. Según la madre, viven lo suficientemente cerca como para ir a Chattanooga una vez al año, pero querían ir a Orlando mientras sus hijos eran pequeños. “Creímos que sería gracioso grabar su reacción mientras le decíamos que adelantábamos nuestro viaje un año. Teníamos el equipaje hecho y nos íbamos al día siguiente”, según palabras de mamá Zeller recogidas en la prensa estadounidense.

Bueno, si habéis visto el vídeo habréis comprobado que el niño al final cambia de opinión y cuando le dicen que va a comer con Mickey los ojos le hacen chiribitas. A Sophie no hay quien la convenza, está llorando y desolada.

Llegado este punto, sé lo que estáis pensando: ¿qué demonios hay en Chattanooga para que los niños tengan esa obsesión? Pues según cuentan, un museo para los niños, un acuario y zonas por las que a los hijos de los Zeller les encanta correr. No hay nadie más fan de Benidorm que yo, pero sospecho que es como si tus padres te dicen que vas a Nueva York y tú les dices que no, que mejor a Benidorm.

PD: Al final los niños fueron a Disney y se lo pasaron bien, según cuenta su madre, pero… qué demonios, el vídeo quedó gracioso.

PD2: Si alguno de vosotros ha estado en Chattanooga, que hable ahora o calle para siempre.

El regalo que esta niña no esperaba

A todos, cuando somos pequeños, hay algo que nos hace especial ilusión. Algunos querrán conocer a su cantante favorito, los hay que disfrutarían dentro de una casa de muñecas de 15.000 euros, incluso puede que exista alguien que sueñe con tener La herencia de Tía Ágata. En mi caso era conocer a la plantilla del Real Madrid de entonces, Míchel a la cabeza.

En fin, a lo que iba es que todos queríamos (queremos) algo que sabemos que no vamos a tener… ¿o sí? El vídeo de hoy os hará olvidar todas las penurias que hemos pasado últimamente: ni conductores ebrios, ni millones tirados al váter, ni operaciones raras. Solo una niña feliz.

Poneos en situación: Lily, protagonista del post, es una niña a punto de cumplir seis años. Mamá coge la cámara y le dice que si quiere abrir un regalo anticipado por su cumpleaños a lo que ella, obviamente, responde que sí. Acto seguido la vemos en el sofá abriendo una mochila rosa en cuyo interior se encuentran películas, camisetas, comida… muchas cosas, en su mayoría de la marca Disney, al igual que la propia mochila de princesas.

Aprovechando que Lily está exultante, mamá le pregunta si hay algún lugar al que ella querría ir con todos esos productos, si existe un sitio en el que debería llevarlos puestos y la pequeña, sonriendo, dice nuevamente que sí: Disneyland.

Como suponéis quienes habéis llegado a esta línea, la madre le dice que está de enhorabuena, porque se van a Disneyland ese mismo día. Ella no se lo puede creer y… bueno, mejor que lo veáis vosotros. Como ya sabéis el contexto, podéis ir directamente al lío a partir del 1:50.

La pobre llega a dudar de su cumpleaños y le ha pregunta a su madre “¿es hoy?” porque no entendía que un regalo tan grande pudiera llegar una semana antes.

No sé si alguna vez habéis llorado de felicidad. Si no lo habéis hecho y pensáis que es imposible, tenéis que volver a ver a esa niña bailando y llorando justo antes de decirle a su madre “Te quiero”.

PD: Luego nos hacemos mayores y la gente se graba en vídeo para dar malas noticias… pero eso ya es otra historia.

‘Phineas y Ferb’, de lo mejorcito que puede verse en la tele

En estos tiempos de televisión difícil, en los que abundan los programas rosas-amarillos, encontrar algo como Phineas y Ferb es como una bocanada de aire fresco.

Para quienes no hayáis tenido la ocasión de ver nunca esta serie, la emiten en Disney Channel (sí, es de dibujos, pero que eso no os condicione para darle una oportunidad), que dentro de poco, como está en la TDT, será accesible para todo el mundo.

A lo que iba. El argumento es prácticamente igual en todos los capítulos, pero eso no la hace menos interesante: son las vacaciones de verano y Phineas y Ferb se plantean qué hacer. Al final, terminan haciendo algo para lo que son “demasiado jóvenes”: una montaña rusa gigante, descubrir la Atlántida, construir una máquina del tiempo… el caso es que su hermana, Candace (sin “n”, como lo había puesto), intenta pillarlos en cada capítulo y enseñarle a su madre lo que están haciendo sus hermanos.

Sin embargo, de forma misteriosa y antes de que lo vea mamá, el artilugio desaparece misteriosamente por algo que ha hecho el ornitorrinco de la familia (Perry), que es un agente secreto y en cada capítulo se pelea con el malvado doctor Doofenshmirtz.

Los capítulos de la serie transcurren durante las vacaciones de verano y creedme, el ingenio de los guionistas es tal que merece la pena ver cada capítulo, aunque ya sepas cómo va a acabar. Ahí, probablemente, radica uno de sus mayores méritos.

Sobre de dónde sacan el dinero… pues más de 70.000 personas se lo preguntan en Facebook, pero no hay respuesta. Mejor confiar en ellos… mientras a nosotros no nos lleguen las facturas.

Es una serie muy original, para todos los públicos, que tiene puntos graciosos sin necesidad de recurrir al culo, caca, pedo, pis, que se aleja de lo que estamos acostumbrados a ver en la tele de ahora… creo que no hace falta decir mucho más para que echéis un vistazo, por lo menos.

PD: La cosa debe ir bien, porque creo que van a hacer película y todo.

PD2: Por cierto, por cierto… Tregua lanza su segundo disco:

Hoy hace un año…

‘Espanglish’ a la inversa

Mamá no quería una hija pelirroja

– Envía el post:

Bookmark and Share

Disney quiere crear otra Miley Cyrus

El otro día leí de refilón en Time que Disney está intentando crear una nueva Miley Cyrus. Nos guste o no, lo cierto es que la morena de día rubia de noche Hannah Montana es todo un éxito: serie, disco, película, videojuegos… después de unos años de juguetes rotos, parece que la factoría ha vuelto a dar en la tecla.

Por eso ahora están intentando moldear otra estrella de este estilo. Time señala como “la elegida” a Bridgit Mendler, una adolescente de 16 años que protagonizará su propia serie (Good Luck Charlie), en 2010.

Antes de Bridgit, Disney ha intentado lanzar asteroides año tras año desde el despegue de Miley Cyrus en 2006. En 2007 fue Selena Gomez, en 2008 los Jonas Brothers y en 2009 ha sido el turno de Demi Lovato. Todos ellos han tenido su propia serie al mismo tiempo que firmaban un contrato con la compañía para grabar discos, dar conciertos y hacer clin clin caja.

No creáis que es casualidad, ni mucho menos. Según la prestigiosa revista, los ingresos de los parques temáticos y tiendas Disney están cayendo (¿culpa de la crisis o es que ya está todo muy visto?) por lo que la factoría apuesta ahora por un modelo que tradicionalmente funcionó bien: adolescentes bien parecidos que sirvan de ejemplo a millones de niños en todo el mundo.

Un ejemplo: el fenómeno High School Musical. La primera película costó unos cinco millones de dólares (algo más de 3.300.000 euros). Se hicieron dos secuelas, se vendió la banda sonora, videojuegos, libros… en total, los ingresos oscilan entre los 150 y 200 millones de dólares (más de 100.000.000 euros). Como imaginaréis, Disney quiere bastante a Zack Efron y a Vanessa Hudgens y es lógico que monte en cólera si protagonizan un escándalo.

Después de años de fracasos, el gigante ha conseguido atar a todos sus productos estrella, que no se cansan de la compañía (esto de la compañía suena más a la serie Héroes) como ocurría con sus antecesores (como por ejemplo Shia LaBeouf).

Así que estamos en plena búsqueda del diamante, por lo que ya os podéis ajustar los machos. Si tenéis hijos, el marketing viral que os espera va a ser brutal. Llegará la serie, la película, el disco, los juguetes…

Luego vendrán los escándalos, la chulería, la sosería y la ignorancia, no necesariamente en ese orden.

PD: Para entonces será demasiado tarde… y darán ganas de gritar el “Ya están aquí…” de la niña de Poltergeist.

Bookmark and Share

Las hormigas y Pablo Motos fueron demasiado para Hannah Montana

Le vino grande. Esa es la conclusión que saco después de ver la intervención de Miley Cyrus (aka Hannah Montana) en El Hormiguero de Pablo Motos.

Llegó con unos taconazos de vértigo, con una sonrisa que no borró durante toda la participación, pero sin ninguna chispa. Igual no la tiene. Lejos de los momentazos que nos regalaron Hugh Jackman y Will Smith, Miley Cyrus estuvo sosa, aburrida y poco participativa. Su padre consiguió cumplir el expediente por ambos, quizás porque ya es perro viejo y se conoce cómo funciona lo de la tele.

Puede que la clave esté en que tiene sólo 16 años y con esa edad y ese dinero es difícil ser de otra manera. Dijo en la entrevista que recibe paga semanal… y que, cuando se portaba bien, su madre le daba la tarjeta de crédito para que gastara lo que quisiera. Es una adolescente como cualquier otra, efectivamente… xD

Sé que en una de éstas, Disney me excomulga, pero es que llevamos una racha mala malísima. Que si cuelan a una de sus chicas en la sección de contactos de un periódico, que si las jóvenes estrellas de la factoría están rodeadas de escándalos, que si Zac Efron es un chulo de agárrate y no te menees

Como consumo mucha televisión, también veo muchos productos Disney. Lo que pasa es que yo soy de la generación de El Rey León y Pocahontas y estas cosas aún me chirrían.

(FOTO: REUTERS)

Envía el post:

http://www.wikio.es