Entradas etiquetadas como ‘justin bieber’

¿Comprarías una lata llena de aire respirado solo por Justin Bieber?

justin_bieber_oferta

Denuncias por aquí y por allá, acusaciones que aparecen debajo de las piedras, sonoros desplantes a su seguidores… Y ahora, para rizar aún más el rizo, unos argentinos pusieron a la venta en internet aire enlatado supuestamente respirado por Justin Bieber en un hotel de Buenos Aires.

En una oferta especial “sólo para Beliebers“, ofrecían 49 latas a 250 pesos la unidad (alrededor de 30 euros). Una nada un poco cara, pero un recuerdo impresionante si eres un fan del cantante canadiense. La anuncio estuvo publicado en página muy pocos minutos, el tiempo justo para poder leer frases tan ‘brillantes’ como: “Envasado en un frasco de vidrio de 30 centímetros cúbicos color ámbar para protegerlo del sol. Con tapa a rosca y precinto de seguridad para que ningún envidioso/sa lo abra con la mala intención de echar a perder este preciado aire“. ¡Ahí queda eso!

Pero como decía esa serie animada: “No se vayan todavía que aún hay más“. El remate final estaba en el último párrafo de este publicidad imposible y ofrecía servilletas con las que se había limpiado el suelo que había pisado Justin Bieber. O-o Y en este punto, una pregunta viene a mi cabeza, ¿para cuándo una lata con sus…? (me ahorro los sustantivos porque pueden ser demasiado escatológicos).

Sólo espero que nadie haya picado y en un gesto impulsivo, cegado por la especial devoción hacia el artista de Ontario, haya caído en el engaño. Aunque todo podría ser ya que la pasión nubla muchas veces el sentido común.

aire_justin_bieber

Venden un muñeco hinchable para gays con la imagen de Justin Bieber

El fenómeno Bieber no conoce límites. Hace poco tuvimos noticias de que muchos de sus fans, los llamados Beliebers, se afeitaron la cabeza para solidarizarse con su ídolo, haciendo caso a la falsa noticia de que estaba enfermo de cáncer. El joven Justin es un producto de mercadotecnia inagotable y ahora es noticia porque una empresa de juguetes eróticos ha vuelto a recurrir a él.

La compañía Things 4 Fun, que hace no mucho puso a la venta y tuvo que retirar un muñeco hinchable llamado ‘Justin Bieber’ tras ser demandada por el artista, acaba de lanzar otro muñeco, orientado para el público gay. Lo ha bautizado como ‘Just-in Beaver’ (fonéticamente suena exactamente igual que el nombre del artista) y es casi un calco del cantante canadiense: luce gorra de medio lado, enormes y coloridos auriculares, ‘sonrisa profidén’…

Además, la caja en la que el juguete erótico viene embalado está llena de guiños al novio de Selena Gomez (¡ay, omá!). Frases como “Finally 18”, en referencia a su recién estrenada mayoría de edad; la más explosiva “Selena can suck the gold of my Grammy” (Selena puede chupar el oro de mi Grammy) o “I’m not gay, OK maybe a lil” (No soy gay, bueno, quizás un poco), me hacen pensar que Things 4 Fun busca de nuevo un escándalo del que arañar minutos de publicidad gratuita (conmigo lo han conseguido, ¡qué cucos!).

Al tanto ya de la noticia, Justin Bieber, del que se lleva cuestionando su orientación sexual desde el mismo día que dio el salto a la fama, ya ha puesto a trabajar a sus abogados para que retiren el muñeco del mercado, que bastante tiene él con ser icono adolescente como para serlo también de los momentos íntimos del colectivo gay.

Parece imposible cantar peor que ella

Ya hacía un tiempo que no os traía nada de programas de talento estilo Operación Triunfo o Factor X, pero os aseguro que lo de hoy merece la pena. Sacad todo el alcohol que tengáis a mano, vaciad todos los ibuprofenos de casa encima de la mesa y preparaos para disfrutar del minuto y pico más loco de toda vuestra vida (si tenéis lo que hay que tener para terminar de ver el vídeo).

La concursante que vais a ver en vuestras pantallas se llama Jayanthy Murugesu y participa en el X Factor de Australia. Bueno, participa igual es mucho decir… mejor puntualizamos que acude a las pruebas previas para participar en el concurso, esas que, como en España, alternan a gente con talento y a “frikis raros de los que reírse para amenizar la espera” hasta que empiece de verdad.

Pues bueno, resulta que Jayanthy Murugesu (un nombre sencillo de recordar) llegó embargada por la emoción porque iba a conocer a Ronan Keating, el que fuera miembro de Boyzone (aunque muchos de vosotros ni recordaréis ese grupo). Ronan forma parte del jurado del concurso, en el que antes estaba Natalie Imbruglia, y Jayanthy se confesó una fan acérrima. Vamos, lo que en el lenguaje de José Luis López Vázquez se conoce como “un admirador, un esclavo, un amigo, un siervo”.

Una vez cumplido el sueño de conocer a Ronan, tocaba el turno de cantar. Después de declarar que una de sus influencias musicales es Justin Bieber, decide lanzarse a la piscina con un tema de los de letra difícil: Baby, del propio Bieber (recordad que el estribillo reza algo así como “And I was like / Baby, baby, baby ooh / Like  / Baby, baby, baby noo  /Like / Baby, baby, baby ohh”) y entonces… entonces pasó lo que vais a ver a continuación.

Reconozco que a mí se me hizo difícil escucharlo entero la primera vez porque, además, no estaba prevenido de lo que iba a ver y el estruendo desafinado me pilló completamente por sorpresa. Aún así, hay más de 120.000 valientes que, como yo, se han quedado con los ojos puestos en la pantalla viendo a la muchacha berrear mientras Ronan, que se siente halagado, bailotea como si lo que sonara fuese música celestial.

¿Y qué pasó? El vídeo se corta antes del veredicto, pero yo he visto la versión extendida (con la que no os martirizaré) y os puedo confirmar que Ronan dijo “sí” y los otros tres, con mucha educación, le pidieron que se volviera para casa. Al final la chica se fue tan pichi, habiendo cumplido un par de sueños: conocer al bueno de Ronan Keating y hacer el ridículo delante de miles de personas. Vale, lo segundo quizás no era su sueño, pero coincidiréis conmigo en que lo ha cumplido con creces.

PD: Me recuerda al viral que protagonizó el malo de Phineas&Ferb.

Sobre el divertido vídeo de las candidatas a Miss EE UU y el dichoso ‘Call me maybe’

No sabemos muy bien cómo, pero la canción Call me maybe de Carly Rae Jepsen, se ha extendido como un brote zombi y forma ya parte de nuestras vidas sin que sepamos muy bien cómo. Hace 13 días, mi compañera (y gurú) Miren, propietaria de 140 y más me pasó la web CarlyCallMe. Entre una maraña de vídeos con lipdubs de la canción estaba el de Justin Bieber, Selena Gomez, Ashley Tisdale y compañía… parecía que era el momento de retomar nuestro lipdub, aquello que propusimos hace dos años y que jamás llegó a fraguar.

Sin embargo, la cosa ha vuelto a salirse de madre. Como sabréis, a Justin, Selena y compañía les salió competencia nacional (con varios actores como Angy Fernández y David Castillo) y todos ellos se sumaban a una larga lista en la que también están Katy Perry, James Franco, el equipo de béisbol de la universidad de Harvard y un montón de gente anónima.

Y ahora, como eran pocos… llegaron las misses. Sí señores, las candidatas a Miss Estados Unidos han hecho su propia versión que, si bien no es la mejor de todas, terminará siendo una de las más virales porque:

1. Está preparado por la organización y les viene de perlas para publicitar el concurso.

2. Son un montón de chicas oficialmente guapas, la mayor parte del rato en biquini, haciendo el ganso.

3. Sale el multimillonario Donald Trump

Lo tercero es cierto, pero no creo que influya en el resultado. Juzgad vosotros mismos:

Vaya por delante que la cosa no viene de ahora, que en el blog que me pasó Miren hay locuras de éstas desde febrero, pero ha sido cogerle el gustillo al asunto los famosos y dispararse la fama de la canción, de las versiones y de los advenedizos que pretenden sacar algún rédito aprovechándose de este fenómeno (sí, yo estoy entre ellos). Además, aprovecho ya que pongo el vídeo de las misses para contaros algún dato más del asunto.

Entre los equipos universitarios de Estados Unidos se ha vuelto un clásico. Amenizan los eternos viajes de autobús con coreografías que para sí las quisieran muchos de Fama. Como os digo, hay decenas de versiones, pero yo me voy a quedar con dos, porque si no se eterniza el post:

Para que os hagáis una idea del éxito que tiene esto, el segundo vídeo acumula más de 11 millones de visitas en un mes.

En cualquier caso, como os digo son los famosos quienes han revolucionado el asunto. A continuación os dejo dos, el de Katy Perry y el de Justin Bieber, Selena Gomez y familia. Evidentemente no tenéis que verlos si no queréis. Es más, no tenéis ni que seguir leyendo. A estas alturas del post ya habréis saciado vuestras ansias de conocimiento perecedero y prescindible por hoy.

Lo que os decía al principio. En algún momento de este año la canción ha entrado a formar parte de nuestras vidas sin que nos demos cuenta.

PD: La canción es pegadiza, pero cuando la escuchas 120 veces como he hecho yo para hacer este post al final le terminas cogiendo un poco de manía.

Botellazo en la cabeza a Justin Bieber en pleno concierto

BecConsejo: “Aprovéchalo mientras dure”

No sé si conocéis a Justin Bieber. Es un cantante adolescente que ha ganado mucha fama en poco tiempo y, como suele ocurrir con estos productos (que diría Risto), ha ganado casi tantos enemigos como fans.

Un ejemplo, para que veáis que este chico mueve masas: suspendieron un concierto en Sidney por una avalancha de fans. Otro, para que veáis que también hay gente que le tiene ganas: crearon una aplicación de Firefox que borra todo el rastro del chaval mientras navegas.

Pues bien, el caso es que Justin se hizo famoso gracias a sus vídeos en YouTube, y ahora YouTube se está vengando (es un decir, un chascarrillo… no os lo toméis al pie de la letra) Primero fueron los vídeos de sus cabezazos contra los cristales (los malvados dicen que no pasa nada, porque lleva un casco permanente):

Ahora ha sido el botellazo que recibió durante un concierto en Sacramento:

Según he leído en varios medios, el momento “un desquiciado le tira una botella a la cabeza a Justin Bieber” se produjo en diciembre, pero no ha sido hasta ahora cuando el vídeo ha salido a la luz (eso sí, muy bien montado, con distintos ángulos y todo, ralentizado… vamos, que pueden haber estado haciéndolo desde entonces).

En favor del chaval hay que decir que no monta un cirio cuando le enchufan. Cualquier otro habría cogido la puerta (bueno, como es un escenario… ¿la escalera?) y se habría marchado. Se limita a decir algo así como: “Vaya, eso no ha estado bien” (traducción libre).

¿Será su intención de llegar virgen al matrimonio (sí, como decía Britney) lo que le da esa templanza? ¿Quizás saca fuerzas pensando que hay gente capaz de pagar millonadas por una botella de la que se tomó un sorbo? No sé, no sé… aún no tengo una opinión definida sobre el muchacho, teniendo en cuenta que hasta hoy, todo lo que sabía de él, es que tiene un peinado-casco.

PD: En fin, jóvenes, que aprovecho para pediros que no lancéis botellas durante los conciertos, que yo vi cómo le tiraban una a Los Centellas durante unas fiestas y no mola nada.