Entradas etiquetadas como ‘san valentin’

Dos días bajo una ‘P’ suelta para cobrar la indemnización si caía sobre su cabeza

La mayoría de la gente pasa San Valentín con su pareja y sus seres más queridos, pero el texano Manuel García tenía otros planes para el día del amor.

Este estadounidense ‘aparentemente’ pasó dos días de pie bajo un letrero suelto en un supermercado Walmart con una única esperanza: que se cayera una enorme letra ‘P’ y le golpeara la cabeza. ¿¿¿¿???? ¡¡¡Estamos locos!!! Lee el resto de la entrada »

Gana un mes con una estrella porno por comprar armamento virtual

ruslan_makarova

Un adolescente ruso ganó, gracias a un juego de ordenador, una estancia de un mes con una estrella porno en un hotel de lujo de Moscú, lo que ha provocado la indignación de su madre y las dudas sobre la legalidad del premio al tratarse de un menor de edad.

Al principio no me lo creía, pero cuando entendí que era verdad, le di las gracias a la web. Estaba loco de contento. Mis amigos se alegran por mí y algunos incluso me envidian“, comentó Ruslán Schedrin, de 16 años, al canal LifeNews. Lee el resto de la entrada »

Envía una imagen porno a su hija por no saber usar Snapchat

foto2El señor Miller (apellido real) es un padre que no va a olvidar fácilmente el pasado día de San Valentín. Intentando dar una sorpresa subidita de tono a su querida esposa, envió una foto de su miembro viril, en todo su esplendor, a su hija Robyn y a varios contactos más (para que hubiera testigos XD).

La imagen, además de mostrar toda su virilidad, iba acompañada de un mensaje muy revelador: “Feliz San Valentín XXX“. Con lo que no contaba el galán es que la instantánea iba a ser la comidilla de media lista de contactos, incluida su retoña. Lee el resto de la entrada »

Un elefante desguaza todo a su paso tras un desengaño amoroso

elefante1p

Las calabazas no le gustan a nadie. Si no que se lo digan a un elefante que fracasó estrepitosamente en su cortejo amoroso y pagó su frustración con todos los coches que encontró en su camino. ¡¡¡Destruir, destruir!!!

El día de San Valentín, que casualidad, fueron difundidas las imágenes de un suceso que ocurrieron el pasado viernes. El paquidermo, visiblemente cabreado porque una hembra prefirió al rival del galanteo, la emprendió a trompadas con quince vehículos que estaban aparcados. Lee el resto de la entrada »

Se fuga de prisión el Día de San Valentín con la ayuda de su mujer y su amante

Hasta ahora sabía que alguna gente seguía mis consejos: mi madre, mi padre, lachicadebec y un señor de Murcia, muy agradecido, que me escribe cada semana para acordarse de toda mi familia. Lo que no me esperaba, de ninguna de las maneras, es que mis historias iban a calar en una cárcel estadounidense. ¿No me creéis? Bueno, os explico.

El otro día publicaba ideas descabelladas para el Día de San Valentín y entre ellas estaba una habitación para tres, ideal para sorpresas (no necesariamente positivas). Pues bien, el plan pareció convencer al preso Zachary Johnson, que se encontraba en una cárcel estadounidense y decidió fugarse aprovechando el día de los enamorados. ¿Qué mejor día para escapar de las cadenas de la cárcel que uno que te mete de lleno en una prisión más grande y con carcelero 24 horas del día en las libertades del amor?

Ahora bien, como fugarse es complicado y hacerlo solo un día como ése puede resultar un coñazo, el bueno de Zachary pidió ayuda a su mujer… y a su amante. Sí, amigos, parece ser que el señor Johnson es especialista en meterse en líos y no estaba en la cárcel de casualidad, a juzgar por sus planes descabellados. Lo que aún no me queda del todo claro es si los tatuajes formaban parte de su plan secreto (muy de Prison Break) y tenía escrito, en un código secreto, algo así como “Llamar a mi churri y quedar con mi cari“.

Huyó por un agujero que hizo en el techo por encima de la ducha (muy peliculero) y su amante, Jeanette Segovia, tenía un taxi esperándole para que la llevara con ella. Él se cambió de ropa y fue a verla. El problema es que el pobre tenía demasiado amor para repartir, por lo que consiguió que su esposa, Dawn Hathaway, le hiciera una transferencia para que también fuera a verla a ella. El amor, siempre tan imprevisible.

Cuando se dirigía a ver a su señora (a la oficial), la policía lo alcanzó. Viajaba en un taxi que se detuvo cuando los agentes le dieron el alto y el pobre muchacho echó a correr como un loco, según la prensa estadounidense. No le sirvió de nada, porque la policía volvió a alcanzarlo y terminó detenido.

Para colmo de males, tanto su mujer (a la derecha en la imagen) como su novia / amante (a la izquierda), fueron arrestadas como cómplices. A ver, para colmo de males según se vea. Supongo que a ellas no les hará mucha gracia, pero Zachary habrá visto una buena oportunidad para pedir que las chicas vayan de Erasmus a su cárcel.

No he sido capaz de averiguar si la una sabía de la existencia de la otra (aunque suponemos que sí), o si estamos ante otro caso como el de aquel hombre al que le pegaron el pene al abdomen porque su esposa conoció a sus dos amantes y a una amiga con derecho a roce. Si me entero de algo más, os aviso.

PD: Espero que no hubieran reservado habitación para tres, porque si no… menudo bajón.

Ideas descabelladas para celebrar el día de los enamorados

Sabéis que yo no soy #muyfan de San Valentín, quizás porque llevo en mi interior el espíritu (en modo vago) de Phineas Flynn y mientras Isabella canta “la ciudad del amor” yo estoy pensando en gente adicta a comer plásticoparecidos que no se parecensirenas que boicotean obras en Zimbabue… resumiendo… que soy un tipo difícil de llevar, como me dicen en la redacción mis jefes (que son todos, porque el becario, si algo tiene, son jefes: ¡¡todos te mandan!!).

No obstante, hoy quiero que se desquiten aquellos que se quedaron con un mal sabor de boca hace unos días cuando publicaba una serie de ideas y consejos para perder a tu pareja en San Valentín de la forma más eficiente posible, por lo que para ti, que estás enamorado y no quieres dejar a tu pareja, hoy llega la edición especial Un San Valentín becario (le pongo “becario” a cualquier cosa que hago, sí), patrocinado por Trolly que este mes va disfrazado de Cupido, como podéis ver.

Sin más dilación (una de esas frases que lees pero jamás oyes decir a nadie) y organizados de más pasteloso a más revolucionario os traigo cuatro ideas para pasar un día de los enamorados inolvidable… eso sí, no me hago responsable de lo que pueda pasar, ni para bien, ni para mal.

1. Una remezcla de canciones

Si lo tuyo es el amor tradicional, el de las canciones de Serrat junto a una hoguera, seguro que te gusta esta idea. Una remezcla de canciones románticas que algunos idolatrarán y otros denostarán. Si te gusta el algodón de azúcar y no te da miedo que se produzca un suicidio colectivo de osos amorosos, no te puedes perder el vídeo de Fredde Gredde, que poco a poco está petándola en YouTube mezclando un montón de canciones románticas en casi siete minutos. Yo le encuentro cierto encanto (a la mezcla), aunque si la escuchas muchas veces seguro que terminas pidiendo que Álex Ubago y Conchita se casen el uno con el otro.

2. Una noche perfecta

Ya nos vamos conociendo (si eres nuevo en el blog me presento: “Hola, soy Bec y escribo de tonterías cinco días a la semana, a veces incluso más”), de modo que no os extrañará que la segunda propuesta que os traiga sea un efecto mariposa (que dirían en El Hormiguero) del estilo “pasar una página del periódico mientras desayunas”. Requiere cierta preparación (bueno, cierta… requiere un currazo de la hostia una dedicación concienzuda) y solo lo recomiendo si crees que esa noche vas a pillar seguro. Es decir, no lo hagas en una primera cita porque quizás tú te veas como el protagonista de Numb3rs, pero él o ella te verán como el profesor Frink. En cualquier caso, echa un vistazo por si te vale.

3. Una noche para tres

Si estás harto de que todos los aniversarios y fechas especiales sean iguales, dale un vuelco a tu vida y apuesta por una noche diferente. En Reino Unido, una empresa ofrece para este día tan especial la genial oferta “noche para tres”: por 475 euros puedes pasar una noche en un hotel de lujo con desayuno para ti y tus dos parejas (la mayoría nos volvemos locos para encontrar una… imagínate dos), según recoge la prensa británica.

El desayuno te lo llevan a la cama y hay una cama tamaño gigante decorada con pétalos de rosas en la que puedes beber champán y comer chocolate hasta que a uno de los tres le dé una indigestión o se emborrache de modo que solo queden dos y hagan todo más fácil. Ahora bien, si tenéis pareja y lo proponéis recordad que puede que vosotros imaginéis una noche espectacular rodeados de dos personas increíbles… y lo más probable es que la terminéis pasando solos viendo el horóscopo de Esperanza Gracia.

4. Divorcio exprés en el Caribe

Como última opción, muchachos… puede que la cosa haya salido mal, realmente mal. Imaginad que habéis empezado el día con una boda a todo tren, pero diez minutos después os queréis divorciar. Estas cosas pasan, ¿eh? Que si “tu madre me mira mal”, que si “la tarta no es la que yo quería”, que si “me has pisado en pleno baile”… bueno, cosas que pasan. No obstante, si tenéis 5.300 euros a mano y ganas de pasar una luna de miel exprés que acabe en divorcio exprés tengo el paquete vacacional ideal para vosotros.

Según leo la prensa británica, tú y tu pareja podéis volar a la Republica Dominicana y, tan solo un día después de la boda, os divorciáis en diez minutejos. Después podéis volver a casa o quedaros en la isla, ya que estáis, disfrutando de vuestra recién estrenada separación. ¿Qué os incluye el paquete? Bueno, en ese dinero están los vuelos, el alojamiento y el papeleo y, aunque está pensado especialmente para los británicos (allí no tienen aún divorcio exprés, por lo que parece), puede ser una idea también para los españoles, porque aunque ahora podemos divorciarnos ante notario, no podemos hacerlo al día siguiente de la boda y eso, quieras o no, termina siendo un inconveniente. Ahora bien, si lo que te diga el juez allí no te vale aquí a mí no me culpes, ya sabes que yo no quiero responsabilidades.

PD: ¿Tenéis algo pensado vosotros? Bueno, ya me contáis cómo os salen los planes.

Cómo perder a tu pareja en San Valentín

Dentro de nada tenemos aquí otra vez San Valentín, ese día coñazo que resulta inaguantable por dos tipos de personas: los que creen que es un día maravilloso… y los que lo aborrecen. Sí, amigos, es un día para encerrarse en casa solo y no escuchar a nadie, pero como es un martes y nos vemos obligados a hacer vida social, nos toca intentar darle la vuelta a la tortilla.

Ese día los hay que se preocupan de tener pareja, de encontrarla o que no quieren saber nada ni de lo uno ni de lo otro; de modo que… ¿por qué no buscamos ideas para perder a tu pareja el día de San Valentín? Sí, justo ese día; eso sí, sin necesidad de herir a la otra persona más de lo necesario, sino haciéndolo todo disimuladamente, obligando casi a que te dejen.

Me explico: no será preciso poner polvos de talco en el secador como me sugería Irene en la comunidad becaria de Facebook, ni proponer un trío con Carmen de Mairena como me dijo El trasmerano en Twitter. Nos bastará con regalar la tarjeta de moda en los matrimonios británicos en crisis, esa que conoceremos como “la tarjeta para romper en San Valentín” (el nombre es mío, como suponéis… algo tan ingenioso solo podía salir de una mente privilegiada como la de un servidor).

La tarjeta, que podéis ver sobre estas líneas, vale unos siete céntimos y trae un corazón dibujado, en cuyo interior se puede leer que es barata, por si acaso había alguna duda. El mensaje es tremendamente conmovedor: “Be My Valentine”, una cosa muy anglosajona para pedirle a alguien que sea tu pareja, pero que al final puedes usar también para la pareja actual (no os lo vais a creer, pero esta tarjeta la está petando en los medios británicos).

En cualquier caso, si no quieres romper con alguien pero quieres la tarjeta, hay alternativa, porque si andas buscando pareja en plan a lo que salga te sale barato. Por un euro tienes un chorro de tarjetas como ésta, que ni siquiera hace falta personalizar porque perdería la gracia. Quién sabe, a lo mejor creen que eres gracioso y pillas algo al final.

Ahora bien, por si acaso no tenéis estas tarjetas a mano (y no queréis molestaros en arrancar una hoja de libreta de cuadros y escribir con un lápiz entre manchas de aceite: “Con esto quiero demostrarte todo lo que te quiero”), podemos currarnos más el asunto para perder a nuestra pareja. ¿Cómo? Poniendo toda la ñoñez posible, como si a una persona con diabetes la llevas a una feria y le compras dos kilos de algodón de azúcar.

La forma sencilla la sugería @Klarilis en Twitter: un osito con un corazón que ponga “te quiero mucho”. Sin embargo, no siempre funciona e incluso alguien te lo podría agradecer. Por ello hay que recurrir a tácticas extremas, como la del muchacho que veréis a continuación y que dedica un vídeo de amor a su chica. Es infalible, seguro:

Ahora es vuestro turno. ¿Qué se os ocurre (de este estilo) para cortar una relación por San Valentín? ¿Una cena romántica con suegros y consuegros? ¿Una tarde de fútbol y una noche de ópera? Contadme en los comentarios, en Facebook o en Twitter y si nos sale algo gracioso ya veremos qué hacemos el día 14.

PD: Si no os gusta San Valentín, siempre podéis celebrar el día del pato, como hacía yo con unos viejos amigos míos.