Entradas etiquetadas como ‘tarjeta’

Cómo perder a tu pareja en San Valentín

Dentro de nada tenemos aquí otra vez San Valentín, ese día coñazo que resulta inaguantable por dos tipos de personas: los que creen que es un día maravilloso… y los que lo aborrecen. Sí, amigos, es un día para encerrarse en casa solo y no escuchar a nadie, pero como es un martes y nos vemos obligados a hacer vida social, nos toca intentar darle la vuelta a la tortilla.

Ese día los hay que se preocupan de tener pareja, de encontrarla o que no quieren saber nada ni de lo uno ni de lo otro; de modo que… ¿por qué no buscamos ideas para perder a tu pareja el día de San Valentín? Sí, justo ese día; eso sí, sin necesidad de herir a la otra persona más de lo necesario, sino haciéndolo todo disimuladamente, obligando casi a que te dejen.

Me explico: no será preciso poner polvos de talco en el secador como me sugería Irene en la comunidad becaria de Facebook, ni proponer un trío con Carmen de Mairena como me dijo El trasmerano en Twitter. Nos bastará con regalar la tarjeta de moda en los matrimonios británicos en crisis, esa que conoceremos como “la tarjeta para romper en San Valentín” (el nombre es mío, como suponéis… algo tan ingenioso solo podía salir de una mente privilegiada como la de un servidor).

La tarjeta, que podéis ver sobre estas líneas, vale unos siete céntimos y trae un corazón dibujado, en cuyo interior se puede leer que es barata, por si acaso había alguna duda. El mensaje es tremendamente conmovedor: “Be My Valentine”, una cosa muy anglosajona para pedirle a alguien que sea tu pareja, pero que al final puedes usar también para la pareja actual (no os lo vais a creer, pero esta tarjeta la está petando en los medios británicos).

En cualquier caso, si no quieres romper con alguien pero quieres la tarjeta, hay alternativa, porque si andas buscando pareja en plan a lo que salga te sale barato. Por un euro tienes un chorro de tarjetas como ésta, que ni siquiera hace falta personalizar porque perdería la gracia. Quién sabe, a lo mejor creen que eres gracioso y pillas algo al final.

Ahora bien, por si acaso no tenéis estas tarjetas a mano (y no queréis molestaros en arrancar una hoja de libreta de cuadros y escribir con un lápiz entre manchas de aceite: “Con esto quiero demostrarte todo lo que te quiero”), podemos currarnos más el asunto para perder a nuestra pareja. ¿Cómo? Poniendo toda la ñoñez posible, como si a una persona con diabetes la llevas a una feria y le compras dos kilos de algodón de azúcar.

La forma sencilla la sugería @Klarilis en Twitter: un osito con un corazón que ponga “te quiero mucho”. Sin embargo, no siempre funciona e incluso alguien te lo podría agradecer. Por ello hay que recurrir a tácticas extremas, como la del muchacho que veréis a continuación y que dedica un vídeo de amor a su chica. Es infalible, seguro:

Ahora es vuestro turno. ¿Qué se os ocurre (de este estilo) para cortar una relación por San Valentín? ¿Una cena romántica con suegros y consuegros? ¿Una tarde de fútbol y una noche de ópera? Contadme en los comentarios, en Facebook o en Twitter y si nos sale algo gracioso ya veremos qué hacemos el día 14.

PD: Si no os gusta San Valentín, siempre podéis celebrar el día del pato, como hacía yo con unos viejos amigos míos.