¿Deberíamos los dueños de perros pagar impuestos por tenerlos? ¿Qué habría que exigir a cambio?

Zamora va a cobrar a los propietarios de perros. Serán 9 euros al año, poquito dinero, pero teniendo en cuenta que tienen unos 10.000 perros censados en el municipio se traduce en un piquito.

Dicen que dedican 200.000 euros al año en bienestar animal: censo, bolsas, zonas de esparcimientos, limpiezas y campañas de sensibilización. A sufragar eso irá destinado ese impuesto. La noticia tuvo mucho recorrido, aunque es de ley decir que no es ni mucho menos el primer municipio que propone o impone un impuesto así.

“En Barcelona se paga impuestos por tener perro de toda la vida… Es un impuesto anual… Pero como censarlo depende del dueño, la inmensa mayoría no lo paga… A mí me parece bien que se paguen esos impuestos, pero también estaría bien que se viera que sirven para algo”, me contaba Anna. “En Puertollano se cobraba hasta el año pasado 8 euros. Al principio no nos parecia mal si se acondicionaban zonas para ellos, ponian bolsas, fuentes o era destinado a la protectora. Dinero que cogían se lo gastaban en otra cosa. Para los animales no iba nada. Este año ya no lo pagamos por tantas quejas que hubo”, explicaba Rosana.

También que en otros países es la norma, Maike Bosselmann me explicaba que “en Alemania se pagan entre 40€ y 120€ anuales de impuestos por perro dependiendo de cada localidad. Un segundo o tercer perro sale más caro aun, he visto tarifas anuales de 160€ para un segundi perro y 180€ para un tercero”.

Luca es un cruce de pastor alemán de ocho años que busca hogar. ageraaproyectohogar@gmail.com


Tener que pagar un impuesto puede no ser mala idea, si a cambio permite exigir que efectivamente se dispensen bolsas (siempre mejor biodegradables, hay que ir poniéndose las pilas, yo la primera), que haya espacios perrunos en condiciones, y sobre todo que efectivamente haya campañas que promuevan la adopción, la necesidad de esterilización y de tener en buenas condiciones a nuestros animales y un control humanitario de las colonias felinas urbanas.

Yo no estaría en contra de pagar impuestos por tener animales. El problema es que me veo ya escéptica respecto a que revirtiera en lo que aseguran. La confianza en la buena gestión por parte de las distintas administraciones públicas.

Y me da la impresión de que es una percepción generalizada. Cuando salió la noticia, hace un par de semanas, pregunté por redes sociales por esta medida y muchos propietarios de animales se manifestaban de semejante manera.

“Para nada de acuerdo, no se verán más zonas para ellos, pipicanes, zonas de juego, más ayudas a protectoras… Sólo es para que alguien se llene los bolsillos”, decía Ana. Otra Ana añadía: “Para mí está claro. No puedo decidir si es bueno o malo sin tener claros los mecanismos de control del gasto de ese dinero, y a qué partidas se va a aplicar realmente. Sí me parece que la cantidad es asumible, no creo que nadie abandone a su animal por no pagar nueve euros al año…”.

La confianza en nuestros políticos y las personas que designan no pasa precisamente por su mejor momento.

También muchos decían algo que yo también creo, que sería un impuesto que iría a recaer en la minoría que hace las cosas bien, en esos que tienen a sus animales chipados, vacunados y cansados en el ayuntamiento. La mayoría de los perros y gatos que llegan a las protectoras procedentes del abandono no lo están. Esos dueños irresponsables, esos maltratadores, no van a pagar impuestos.

“Creo que se recaudaría mucho, muchísimo más dinero si se multase a toda esa gente que maltrata a los animales, que mata camadas porque se niega a esterilizar, que deja morir de hambre o sed a los animales a su cargo, que les condenan a cadena o encerrados en zulos de por vida… ahí se sacarían miles de millones de euros y acabaría el abandono y maltrato animal”, apuntaba Elsa.

Por supuesto, también los hay en contra. “Si es para limpiar las calles NO. El servicio de limpieza municipal es ilegal cobrarlo. Otro debate sería que estuviesen exentos los que han adoptado animales en protectoras municipales. Han realizado una labor que ahorra dinero a las arcas”.

Termino con la aportación de Perfe Arias, que va en una línea semejante y muy razonada:

La pregunta sería otra distinta. Yo no utilizó polideportivos ni zonas deportivas municipales ¿Por que tengo que pagarlas? Yo no utilizo ninguna zona de ocio joven ni de tercera edad ¿Por que tengo que pagarlas? Podría poner ejemplos y no acabar, y tener un animal como miembro de la familia no es un capricho, mal vamos entrando en el juego de justificar una a tasa, por pequeña que sea, a cambio de que las administraciones hagan las cosas a las que ya están obligadas.

En un país que esta a la cabeza en cifras de abandono me parece contraproducente.

Voy a ceñirme a la Comunidad de Madrid, en la que existe Sacrificio Cero y, por tanto la obligación de la administración de mantener a los animales que son recogidos en óptimas condiciones de bienestar a todos los niveles. Eso supone un coste obligado para las administraciones.

Un coste que todas y cada una de las personas que adoptamos hacemos nuestro y ahorramos a la administración.

En concreto, la tasa diaria por mantenimiento de animal con propietario (recogido porque se ha escapado u otras causas) gira en torno a los Seis Euros, tasa que no debe suponer beneficio alguno a la administración. Multipliquen por 365 y verán en cuanto se cifra el ahorro que suponemos cada adoptantes a la administración.

Creo que la aportación que realizamos los adoptantes ya supone unos cuantos miles de euros por persona/animal/año.

Creo que la pregunta no debe ser si lo vemos o no acertado este impuesto sino si vemos acertado que eso se extienda y se cobre impuestos también por el uso de zonas infantiles en los parques, por el uso de aparatos de gimnasia para mayores, etcétera.

Sinceramente, creo que no todo se solventa vía impositiva para los usuarios específicos sino que hay cuestiones de interés general que deben ser sostenidas por todos l@s ciudadan@s.

Creo que los propietarios de animales aportamos con creces muchísimo más de lo que recibimos a cambio, y no valen argumentos sobre la limpieza, mantenimientos de Sanecan, etc., porque el civismo es cosa de tod@s y va mucho más allá de las cacas y micciónes, hay papeles, plásticos, y residuos que hacen que dicho problema solo se solvente con medidas preventivas, educativas, y en último lugar, coercitivas.

9 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser José David

    Crear una ley que no discriminara por razón de raza.
    Sobre todo a los denominados ppp,
    Que dentro de ese impuesto se cubra un reconocimiento anual por un profesional que certifique que tiene. Todas las vacunas y no es peligroso para terceras personas.
    Y la obligación de que todos los perros deban de estar censados cosa que a día de hoy está y no se cumple sólo los tenemos censados los que tenemos ppp.
    Otra más un impuesto único en España y una ley española no comunitaria ya que si cambias de co. Unidad tu perro puede pasar de no ser ppp a serlo cosa que pasa en la comunidad Valenciana.
    Y por último seguro de responsabilidad civil para todos los perros y un curso de obediencia básica obligatorio con un precio máximo estipulado.

    Esto es lo que pienso que deberíamos tener en España en vez de un impuesto y si nos meten el impuesto…
    Más parques, zonas de baño, control de que en las playas d e perros no se haga botellón ni vayan 4 sinvergüenzas que dicen ser pescadores pero dejan toda la basura allí,
    Y en definitiva más derechos para los nimales entre ellos poder subir a un autobús o entrar en un comercio

    22 septiembre 2019 | 17:15

  2. Dice ser Juan

    Se pague lo que se pague se va a gastar de sobras solo en limpiar meadas y cagadas de perro, que no hay elemento urbano o privado (es decir, coche, moto o bicicleta aparcados, mesa, silla, cartel u objeto cualquiera sito en la calle) que no reciba lo suyo de estos guarros (tanto los perros como los dueños).

    22 septiembre 2019 | 19:21

  3. Dice ser Gema

    Yo tengo perro pero me parece razonable que igual que el que no pago los costes que acarrean los camiones, porque no tengo camión, para las infraestructuras, contaminación, etc, que para eso los camioneros pagan impuestos especiales, pues el que no tiene perro no tiene por qué pagar los costes que la mayoría de los ayuntamientos asumen para que algunos disfrutemos de nuestros cuadrúpedos amigos.
    Creo que el sr. Perfe Arias es un “jeta”, o un animalista que equipara a las personas con los animales, que es peor. Siguiendo su razonamiento, sufraguemos con el dinero de todos, los cubatas a los chavales, o la pelu a las marujas, el tabaco a los fumadores, a cada uno sus aficiones, no? Hombre, seamos serios, tener perro es una experiencia maravillosa pero no es ninguna obligación sino una elección personal. Si no tenemos niños la especie se extingue, si no hacemos deporte morimos antes y vivimos peor, aumentando además el gasto hospitalario, sobre todo cuando somos viejos, ¿o tal vez la idea del sr. Arias es dejar a los viejos abandonados y que se mueran miserablemente? Eso me recuerda a cierto político animalista alemán muy aficionado a tratar a ciertas personas como animales.
    Cuidadito con estos animalistas que insinuan la idea de dejar a un anciano sin equipamientos municipales para su salud o a niños sin parques para tener a su perro como un rey. Alguien así es un tarado, un nazi o un demagogo de manual. No sé cuál de las tres cosas es peor.
    No, que yo tenga perro no debería obligar a nadie a pagármelo como no me pagan el gimnasio (en mi ciudad los polideportivos que hay me quedan lejos). Estoy más que dispuesta a pagar esos 9 euros y que el dinero que ahorre el ayuntamiento se invierta en más residencias de ancianos públicas o en mejores servicios sanitarios o educativos. Punto.

    22 septiembre 2019 | 22:22

  4. Dice ser Jo

    El estado ya recibe mucho de los dueños de perros. Los impuestos sobre la comida, veterinarios, accesorios etc etc. Y todos los que tenemos animales en casa sabemos el gran negocio que es el mundo animal. Si quieren recaudar, que multen más a los que no recojan los excrementos y de paso a los que tiran basura en la calle y parques que seguro que son mas. No me parece mal pagar si invierten en lugares habilitados para ellos.

    22 septiembre 2019 | 22:29

  5. Dice ser Luis

    Yo, por ejemplo, no tengo hijos. ¿Me van a devolver la parte proporcional de mis impuestos que dedican a guarderías, parques infantiles, etc…? Y así con otros muchos impuestos y/o servicios que no uso

    22 septiembre 2019 | 22:43

  6. Dice ser RVFCore

    Un debate interesante. Pero deberíamos extenderlo a todo, quiero decir, habría que establecer lo que es un ciudadano estándar y a partir de qué se han de pagar impuestos específicos en función de lo que tengamos o de cómo hayamos decidido vivir.

    Por ejemplo, que el que tenga niños pague un impuesto especial ya que los parques solo los usan ellos, van a las guarderías, pediatras, educación, etc, quien no tenga hijos no tiene por qué cargar con eso.

    Quien tenga antena de TV que pague otro impuesto para mantener la TV pública ya que el que no la tenga no hará uso de ella.

    Quien haga deporte que pague otro impuesto para mantener polideportivos y centros, ya que el que es sedentario no hace uso de ellos y sería injusto.

    Y así hasta que nos aburramos.

    22 septiembre 2019 | 23:04

  7. Dice ser Perrito

    Y muchas multas

    23 septiembre 2019 | 6:08

  8. Dice ser Claudia

    Pues, claro que no deberían. ¿Acaso quieren darle otro motivo a la raza humana para seguir abandonandolos? ¿Se Dan cuenta de la gran estupidez que sería eso?

    23 septiembre 2019 | 7:17

  9. Dice ser me rio de janeiro

    Tener perro es una decisión personal, sea un perro adoptado, comprado o regalado. Yo tengo el perro de mi ex-pareja y lo tengo porque yo quise, nadie me obligo.

    Las mascotas generan gastos que asume la Admistración, administración que somos todos, los que tenemos perro y los que no.

    Yo quiero pagar un impuesto por mi perro, un impuesto que me permita subir a mi perro a los transportes publicos, utilizar los parques y las zonas verdes sin restricciones, poder ir a cualquier playa…vamos lo que debería ser normal y no lo es.

    23 septiembre 2019 | 12:47

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.