Volver a tener otro perro

Cuando murió Mina por una leucemia que nos la arrebató demasiado pronto, en menos de una semana estaba en una protectora adoptando a Troya. No pretendía sustituirla. Eso sería imposible. Pero echaba tanto de menos las rutinas asociadas a tener un perro que casi dolía físicamente. Un dolor que Troya ayudó a mitigar.

Ahora que ha muerto Troya (este lunes hará una semana, aún me cuesta creer que el pasado domingo aún la tenía al alcance de mis caricias), contar con Tula en casa es un consuelo. Tener que sacarla a pasear, mimarla, alimentarla… amortigua de nuevo la pérdida.

Comprendo que haya personas que no quieran más animales tras el dolor de perder a su compañero. He encontrado con frecuencia casos así. Se trata de una mezcla entre querer respetar la memoria del animal que se fue, sentir que se le traiciona si se acoge a otro en la familia y no querer sufrir tanto de nuevo. Por supuesto merecen todo mi respeto, pero no es algo que yo comparta. Quiero que los animales siempre estén en mi vida y eso supone pagar ese peaje, pequeño si se mira en perspectiva todo lo que nos dan a cambio.

No quiero que el temor al dolor marque mi rumbo. Puede que al principio sea extraño tener a un perro diferente, con otra personalidad, otros gustos, ocupando el espacio de aquel que tanto nos marcó. Puede que al principio nos cueste sentirlo nuestro perro. Será así durante poco tiempo, lo aseguro.

En varias ocasiones me han preguntado estos días si voy a tener un segundo perro. De momento no, es lo que estoy contestando. Seguro que si Tula no estuviera ya estaría planeando acudir a adoptar un nuevo compañero. Pero ahora no me lo pide el cuerpo la verdad. Mañana ya veremos.

Terminó recuperando un texto de hace casi cinco años. Lo hago porque creo que procede y también a modo de punto y seguido. A partir del siguiente post, este blog recuperará su propósito: divulgar buscando el beneficio de nuestros perros y gatos.

Se irán, lo harán. Se irán y nosotros lo veremos. Y así debe ser. Lo sabemos aunque no queramos saberlo, aunque no queramos pensarlo.

Se irán y nosotros lo veremos porque tienen unas vidas mucho más intensas y cortas que las nuestras, unas vidas en las que no desperdician ni un segundo en aquello que no merece la pena, en las que lo realmente valioso reina, unas vidas que siempre tienen sentido.

Algunos se irán antes de lo que teníamos previsto, aún jóvenes. Otros, más afortunados, se irán ya ancianos. Los habrá que necesiten de nuestra ayuda para irse dignamente, nuestro último regalo.

Se irán y se llevarán sus lametones, sus recibimientos entusiastas al abrir la puerta, sus siestas a nuestro lado, sus estallidos de pura alegría tras la pelota, al encontrar algún colega peludo o al descubrir el mar o la nieve.

Se irán, pero nos dejarán una vida entera de recuerdos. Nos dejarán muchos aprendizajes si somos capaces de interiorizarlos, no hay mejores maestros de la felicidad. Olvidad los manuales de autoayuda y observadles. Nos dejarán la devoción que nos tuvieron.

Antes o después pagaremos el peaje de verlos partir. Algo que para ellos es natural y no entraña frustraciones ni sufrimiento por lo que ya no vivirán.

Mientras estén aquí hay que ser conscientes de ello. Mientras estén aquí hay que disfrutar de ellos tanto como podamos.

Y os lo digo a vosotros, me lo digo a mí misma. Ellos ya lo saben, ellos no necesitan que nadie se lo recuerde.

Mientras pisemos el mundo hay que avanzar riendo, jugando, corriendo y gozando del calor del sol, de las palabras amigas, de las caricias, las flores y la música.

Para nosotros también son dos días.

20 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Rebeca

    Me has hecho llorar…así lo siento yo…sustituir a mi reina eterna…nunca se podrá. Pero, puedo amar a otro fiel amigo, lo que no significa que olvide a mi Reina. Siempre la querré.

    27 enero 2019 | 12:08

  2. Dice ser Respeto

    Pues me parece horrible saltar de perro en perro para evitarte el mal trago de que mueran. Estas cosas necesitan sitio en la mente, lo que se medita tras algo así no tiene precio, y es el mejor tributo que les podrías dar. Me parece algo tan caprichoso que roza lo lamentable.
    Pagate un terapeuta y vive una superación real, te favorecerá más adelante cuando realmente quieras ofrecer un hogar a un animalito y aunque no lo creas en otros aspectos de tu vida.

    Yo digo no a las mascotas-parche.

    27 enero 2019 | 12:16

  3. Dice ser Irene

    Que texto tan bonito!
    No he podido no emocionarme pensando en mi perrita que se fue hace dos años …
    A día de hoy tengo otra perrita que la quiero igual pero el lugar que deja uno nunca lo podra sustituir nadie.
    Tenemos que aprender tanto de ellos!

    27 enero 2019 | 12:21

  4. Dice ser Marga

    Terapeuta lo necesitará la persona que lo ha mencionado que vaya ignorancia.. Siempre tiene que haber alguien que de la nota. No me voy a molestar en replicarte, a ti SEGURO QUE NO te gustan los animales, no es más ciego que el que no quiere ver

    27 enero 2019 | 13:12

  5. Dice ser ElRicaR

    A “Respeto”
    Tu si necesitas una docena de psiquiatras:por imbécil.Y te haces llamar “respeto”???Háztelo mirar.Tu no has querido a un bichejo en tu vida.

    27 enero 2019 | 13:58

  6. Dice ser ¡Un anciano solo

    Efectivamente la muerte de un ser tan querido nos plantea que hacer.
    Nos deja un hueco que es imposible de llenar pero nosotros desbordantes de amor y de cariño necesitamos dárselo a alguien.
    no no es ninguna traición hacia quién ha sido nuestro compañero durante muchos años el adoptar otro.
    Hay tantos que están por ahí solos y abandonados sin que nadie vaya a verlos… si alguien les diese cariño serían tremendamente felices los últimos años de su vida.
    Ahora viene lo bueno queridos yo no estoy hablando de perros estoy hablando de ancianos, que viven solos sin que nadie les visite.. ¿ qué tal si todo ese amor y ese cariño que nos desborda y que no sabemos cómo cubrir el hueco de la mascota fallecida lo dedicaremos a visitar de vez en cuando a algún ancianitos que esté solo y abandonado?

    27 enero 2019 | 14:03

  7. Dice ser Perrito

    Blog sectario. Adopta uno PPP. Ten cuidado no te debore. Pero no pasaría nada solo es jugando.

    27 enero 2019 | 14:25

  8. Dice ser Irene Puertas Blazquez

    Siento muchísimo lo de Troya, llevo siguiendote prácticamente desde el inicio del blog, y es como si os conociera un poco.
    A finales de este verano perdimos a nuestra Rumba x una rara enfermedad auto inmune, y al ver que Troya ya ha cruzado al arcoiris 🌈 me he acordado de mi chica.
    No hemos ido aún a adoptar otro compañer@ porque tenemos a Marley, que es el que ha mantenido esas rutinas, pero pronto buscaremos para él un nuevo amig@.
    Troya tuvo mucha suerte de que vuestras vidas se cruzarán, un abrazo!

    27 enero 2019 | 15:15

  9. Dice ser Inma

    Tus palabras han llenado de lágrimas mis ojos, me he sentido reflejada en lo que leía. Gracias.

    27 enero 2019 | 15:32

  10. Dice ser Jo, lo del arcoiris...

    Insuperable!
    A mí también se me llenan de lágrimas todos los ojos de mi cuerpo.

    27 enero 2019 | 15:34

  11. Dice ser Hola animalistas...

    Soy el abuelo que teneis en el asilo abandonado y en cuya habitacion habeis metido un chucho……..

    27 enero 2019 | 19:21

  12. Dice ser El Trece

    Yo creo que la que eres gafe eres tu, deja de adoptar perros y mi se te ocurra adoptar a ningún niño, pobrecico mio, es adoptar a algo y enviarlo a la tumba, podías adoptar a P. S. Jajaja

    27 enero 2019 | 22:43

  13. Dice ser Maria

    Por Dios hacen compañía, dan cariño pero cuando pierdes a cinco miembros de tu familia en 8 años… angelicos al cielo

    28 enero 2019 | 8:00

  14. Dice ser ¿Al cielo? Mas disparates

    En esta vida se puede ser ateo o se puede ser creyente. Todos conocemos a gente que está en una de esas dos posiciones y que es inteligente.
    Ahora bien inventarse una religión sobre la marcha a la propia medida es un signo de estupidez difícilmente superable.
    A ver si nos enteramos que no existe el Cielo de los perros que eso son cosas de películas de Walt Disney.
    Con qué de angelitos al cielo para los perros nada de nada, los perros cuando se mueren acaban criando gusanos porque no tienen alma, fin de la historia.
    En las personas es una cosa que se ha discutido siempre y se puede seguir discutiendo por supuesto.
    Pero afirmarlo de los perros es sencillamente una memez.
    Si se muere nuestra mascota se ha muerto y punto final, en este caso no hay puntos suspensivos

    28 enero 2019 | 8:34

  15. Dice ser Antisectario

    Eso del cielo de los perros es otro invento de la secta vegana animalista.Todo sea por seguir engañando a incautos.

    28 enero 2019 | 8:49

  16. Dice ser Sofas Barcelona

    No sabes cuanto te entiendo. No hace mucho tuve la misma desgracia y la verdad que he intentado ser un poco objetiva ( cuando he podido ). No hay vacio que se pueda cubrir pero si hay maneras de pasar ese vacio. No olvidar pero seguir adelante.
    Un abrazo muy fuerte!

    28 enero 2019 | 14:54

  17. Dice ser Azulmarinocasinegro

    BOICOT COMPLETO A LOS BLOGS DE 20min.

    CENSURAN TODO AQUELLO QUE NO ESTÉ DE ACUERDO CON SUS IDEAS.

    STOP CENSURA, PRENSA MEDIATICA INACEPTABLE

    BOICOT COMPLETO A LOS BLOGS DE 20min.

    CENSURAN TODO AQUELLO QUE NO ESTÉ DE ACUERDO CON SUS IDEAS.

    STOP CENSURA, PRENSA MEDIATICA INACEPTABLE

    BOICOT COMPLETO A LOS BLOGS DE 20min.

    CENSURAN TODO AQUELLO QUE NO ESTÉ DE ACUERDO CON SUS IDEAS.

    STOP CENSURA, PRENSA MEDIATICA INACEPTABLE

    29 enero 2019 | 18:43

  18. Dice ser Pues no censuran

    Yo no paro de hacerles de rabiar y no me censuran nada

    29 enero 2019 | 23:13

  19. Dice ser Tonterías

    ¿Cielo de los perros?
    Es tan estúpido como creer en el cielo de las personas. Los perros son cánidos y los humanos primates, ni más ni menos. Tan animales y con tanta alma como el resto de los seres vivos.
    El resto: el alma, el cielo, etc. son inventos y tan inexistentes para unos como para otros.

    31 enero 2019 | 10:31

  20. Dice ser de dos tipos

    Naturalmente tonterías está en posesión absoluta de la verdad y no admite que nadie piense de otro modo enhorabuena por tus certezas amigo.

    31 enero 2019 | 12:02

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.