En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Nunca es fácil vivir de alquiler, puede ser casi imposible si tienes animales de compañía

Loba es una pastor alemán nacida en 2013. Sociable y de buen carácter, pero no apta con gatos. Busca hogar en Madrid. Contacto: acunrmadrid@gmail.com

Hoy mismo mi compañero Héctor Garrido habla de la compra y del alquiler en un tema titulado  La burbuja del alquiler reaviva la idea de que arrendar casa es “tirar el dinero”. Como bien expone, no es cierto. Alquilar tiene muchas ventajas: flexibilidad, no tener una deuda de décadas contraída con un banco, ahorrarte la presidencia de la comunidad (aunque eso igual se compensa con tener que tratar con un casero).

En cualquier caso, son ventajas que se ven dinamitadas por el pírrico, minúsculo, ridículo (perdonadme la acumulación de adjetivos, pero es que merece los tres) mercado de alquiler existente en nuestro país y que va de la mano de la voluntad política por incentivarlo.

Os recomiendo su lectura, pero al mismo tiempo me voy a ir un poco del tema para recordar lo difícil que es a veces, incluso para aquellos convencidos de las ventajas del alquiler y que quieren acceder a una vivienda de esa forma, conseguir un hogar en alquiler. Por ejemplo, para aquellos que conviven con animales de compañía.

Es algo, por supuesto, vinculado a la escasa oferta existente en general, que dificulta la existencia a cualquiera que desee arrendar.

Pero lo difícil es casi imposible con animales a cuestas. A mí me pasaría, con dos perras y un gato (hace poco también eran dos), es muy dudoso que hubiera podido encontrar un alquiler que además reuniera el resto de características deseable para mi familia. “¿Dos perros y un gato? Lo siento mucho, que pase el siguiente”. Y, oye, en su derecho están que es su vivienda.

Hay miedo a que los animales estropeen el piso, a que haya ladridos que provoquen quejas de los vecinos, así que directamente en muchos contratos los caseros ya incluyen de serie una cláusula en el contrato que estipula que ahí no puede haber animales. De no existir esa prohibición expresa en el contrato sí que se pueden tener animales de compañía. Hace un año publicamos en 20minutos un temita sobre vivir con animales de alquiler que os puede interesar.

Una cláusula que muchos se saltan a la torera, también os lo digo. A los gatos no es fácil verlos, así que se confía en que no haya problemas. Con los perros, sobre todo si son grandes o más de uno, la cosa está más complicada.

Que conste que si  no existe esa cláusula en el contrato, sí se pueden tener animales. No es preciso el permiso verbal expreso del propietario. Y si sabe que los tenemos, podemos demostrar que lo sabía y durante un tiempo no ha puesto ningún impedimento se podría pelear que había un permiso tácito.

Me gustaría que me contarais si os habéis visto en dificultades buscando un hogar en alquiler por tener animales. A mí me constan bastantes casos, también de animales que han acabado en perreras y protectoras buscando un hogar por esta negativa de los caseros a admitir animales. Aunque yo no tengo la menor duda en que me mudaría sin pensarlo antes que romper a mi familia.

19 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Andres

    Lo cierto es que los caseros estan en su derecho y en parte es normal, un perro puede ponerse a mordisquear los rodapies y dejarlos hechos pedazos, si la casa tiene muebles puede mordisquear las patas de las mesas y estropearlas. Yo no tengo nada contra los perros, de hecho me suelo llevar bastante bien con ellos, pero hay gente que no le gustan y hay que respetarlo.

    Las dificultades añadidas que supone tener un perro en cualquier caso son asunto unicamente de su dueño, pues nadie le obliga a tener un perro. Si tienes un perro ya sabes lo que ello conlleva antes de tenerlo y con ello lo aceptas.

    22 mayo 2018 | 2:54

  2. Dice ser No todos los animales

    Quizá se exagera mucho el asunto.
    Depende del animal de compañía que tengas.
    Si por ejemplo tu familia está formada por tu pareja dos perros y un gato es decir 5 miembros en total papá mamá y tres hijos en resumen lo vais a tener difícil.
    Pero si por ejemplo son papá mamá y tres hijos que sean tres jilgueros o tres periquitos entonces es mucho más fácil.
    Lo que verdaderamente hace falta en España es una ley que proteja a las familias numerosas porque hay que ver la cantidad de gente que contando a sus hijos perrunos y gatunos son familia numerosa y se encuentran totalmente desprotegidos qué vergüenza.
    En algunas viviendas en alquiler los pequeños amigos ya vienen incluidos como regalo sin recargo ninguno me refiero a que a veces hay ratas y ratones o cucarachas. También ellos son nuestros pequeños amigos y tienen derechos como es natural.
    No pises tus cucarachas! Ellas no lo harían…

    22 mayo 2018 | 7:37

  3. Dice ser lamborghinidiablo

    Para dice ser @Andrés.

    Depende, lo de morder los muebles, rodapiés, etc. normalmente se suele dar cuando son cachorros, y depende de como los eduques, yo con mi perra no tuve problemas, ni un rodapie lastimado, un poco un pata de una mesa y casi ni se nota, porque a la primera que iba ha hacer ya estaba yo ahí para regañarla.

    Cuando son mayores, ya no tocan nada, con lo cual la excusa de que te estropean los muebles, es eso una excusa

    22 mayo 2018 | 9:33

  4. Dice ser Fer

    Como siempre, pagan justos por pecadores. Hay demasiados irresponsables que adquieren (además suelen ser de los que compran) animales y luego no son capaces de asumir sus debidas educación, cuidados y atenciones. Pero el caso es que en cuanto a irresponsables, se da más en cuanto padres con hijos asalvajados y son más dañinos con la vivienda, aunque claro sería ilegal un anuncio que diga ‘no se admiten menores’. Yo estoy de alquiler y tengo un gato, y me responsabilicé pagando de mi bolsillo un sofá nuevo porque dejó arañados los laterales.

    22 mayo 2018 | 9:48

  5. Dice ser Sandra

    Mi caso.

    Yo: Fan del orden y de la limpieza. Anticompradora de casa por pura mentalidad de menos arraigo, más practicidad. Hace 15 años que vivo de alquiler en diferentes casas que SIEMPRE he dejado mejor que he encontrado. Esto es cierto aunque suene chulesco. Hace un año tuve una depresión a consecuencia de una operación quirúrgica muy seria que me cambió la vida y no estaba preparada.

    Mi perro: Abandonada con 5 meses en Marzo de 2017 a su suerte. En un momento de claridad dentro de mi turbulencia, acogí mediante una asociación magnífica llamada Rivanimal (Hola Teo!). Hicimos un lazo tremendo y se convirtió en mi colega de buenas buenas fechorías.

    Hace 4 meses después de 5 años en mi última casa. Decidí mudarme de comunidad autónoma y aunque escogí una localidad tranquila donde el “parque móvil perruno” ocupa un alto porcentaje y está limpia (conciencia ciudadana), me las vi y me las deseé para encontrar casa. Tanto fue así que en el piso que ahora mismo vivo, tuve que medio suplicar que me lo alquilaran después de pasar por un estrés de no encontrar nada y fantasear incluso con comprar casa (con una situación económica nada favorable para ello).

    Y ¿cómo conseguí un pequeñísimo piso? Diciéndole a mi casera que visitara mi antigua casa cualquier día para que viera en qué estado la conservaba… Desesperación total. Reflexión múltiple sobre esto.

    La historia de nunca acabar, pagamos justos por pecadores siempre.

    22 mayo 2018 | 10:18

  6. Dice ser David

    Os voy a decir por que no quiero inquilinos con animales.Debido a que ya he tenido alguno con gato solo puedo decir y recomendar a quien alquile, que jamás alquile a alguien con animal de compañía (y me encanta tener perros). Tuve dos inquilinos europeos que me dejaron la casa hecha un asco. Pelos por todas partes, meados de gato en la cama (que solo ví al quitar sábanas, bajera, etc), muebles arañados, cojines con olor a meados, etc.

    Como propietario de una casa para alquilar ya no admito a más gente con animales. Minimizo todo lo posible las consecuencias de tener que renovar toda la casa y que la fianza no cubra ni la limpieza, ni el cambiar muebles.

    Lo siento, pero o me presentan un certificado de adiestramiento del animal o yo no alquilo a inquilinos con animales.

    22 mayo 2018 | 13:02

  7. Dice ser Animales igual mugre

    Normal. Los animalitos no saben de limpieza ni de cosas de esas son pura naturaleza bastante guarros

    22 mayo 2018 | 14:57

  8. Dice ser Juan

    El tema de los animales es un “problema” sobredimensionado, quiero decir, si el inquilino lleva animales se da una mensualidad más de fianza que no se devuelve si hay daños en el mobiliario para sufragar su sustitución y asunto solucionado.

    22 mayo 2018 | 22:59

  9. Dice ser magali

    Tener perro es una elección libre y voluntaria. Si vives alquilado sabes que no tienes garantizado que te lo admitan, así que de eso no se puede culpar a ningun casero. Menos demagogia.

    Siempre existe la opcion de ofrecer suscribir al casero un seguro de daños pero la gente pretende que los destrozos le salga gratis.

    Yo después de dos horribles experiencias de inquilinos con perro, prohibo animales por contrato y es innegociable. Si lo meten a escondidas, les instaría un desahucio.

    No me apetece que me devuelvan el piso con las juntas del suelo de la cocina apestando a orines gracias a las filtraciones de las meadas de su amado perrito en hojas de periódicos las 9 horas que pasa solo encerrado en la vivienda. Ni con las puertas y paredes destrozadas de arañazos. Tampoco que me llamen los vecinos a las 12 de la noche quejándose de las noches en vela por los ladridos y aullidos de dos perros encerrados permanentemente en una terraza sin salir a la calle, que se comieron la chapa de exterior de una puerta y dejaron las baldosas de la terraza destrozadas de orines y cacas como para llevarlas a una escombrera.

    Nunca más.

    23 mayo 2018 | 0:40

  10. Dice ser magali

    y con una mensualidad de fianza no cubres ni la pintura del piso. Si tienes que lacar puertas, poner colchones nuevos, tapizar sillones o hasta sustituir baldosas es que te arruinas. Y el problema no es solo de los perros, conozco caseros que ha tenido problemas graves con inquilinos con gatos (orines, pelos, destrozos de muebles, cortinas o estores por arañazos), hurones (quejas de vecinos por los chillidos). Los pisos de alquiler no son núcleos zoológicos.

    23 mayo 2018 | 0:50

  11. Dice ser Ni de coña

    Yo alquilo un piso.
    ¿Pero a alguien con animales?
    ¡Ni loco!
    Destrozos, ruidos, olores apestosos… ¡Vamos, vamos…!
    Los animales donde están bien es en el campo, o en las granjas, o en los laboratorios, es decir, donde sirvan para algo.
    En un piso, pues peces, un hamster… Pero perros y gatos,! Qué asco!

    23 mayo 2018 | 11:23

  12. Dice ser Isa

    La diferencia está en ser guarro o no. Me explico, se pueden tener animales y tener una casa limpia y cuidada y por otro lado, se puede no tener animales y vivir en un estercolero. Yo tengo perro y gatos y no tengo meadas, ni muebles arañados ni cortinas destrozadas.
    Si un piso alquilado a inquilinos con animales termina sucio y destrozado es que los dueños (los inquilinos) son unos guarros.

    23 mayo 2018 | 11:44

  13. Dice ser Sara

    Hay inquilinos con animales que son unos cerdos y otros que no lo somos lo que pasa que pagamos justos por pecadores siempre. Yo por norma evito alquilar pisos amueblados, si mis animales destrozan algo que sea mío. Si algo se mancha lo pinto, si me voy lo dejo mejor que cuando me lo encuentro para facilitar la vida al que venga detrás.

    26 mayo 2018 | 20:30

  14. Dice ser magali

    El problema es que a priori no se puede saber el nivel de responsabilidad del propietario del animal ni si es una persona cívica o un cerdo. Y el descubrirlo ya después cuando dejan el piso te puede suponer un desembolso muy elevado en arreglar sus destrozos. Es curioso que todos los dueños de perros que se quejan de que no encuentran piso, resulta que sus perros no ladran, no suben a sillones ni a camas, no destrozan nada, no se mean ni se cagan en la casa, no muerden muebles… Y por otro lado, casualmente todos los caseros que hemos tenido inquilinos con perros, hemos dado con los malos, sufrido destrozos de consideración en mobiliario, parquet, puertas y paredes, quejas vecinales por ladridos y por perros encerrados en terrazas o solanas… Debe que ser que unos y otros vivimos en universos paralelos y nunca coincidimos. Yo lo tengo clarísimo. Por mis dos experiencias previas ni aún ofreciéndome un seguro de daños los admitiría. Los prohibo en contrato. A perros y a cualquier tipo de animales.

    27 mayo 2018 | 22:35

  15. Dice ser Al campo

    Perros y gatos al campo que es donde están bien y así las ciudades se verán libres de cacas y de fuentes de enfermedades

    09 junio 2018 | 8:53

  16. Dice ser Nuestros pequeños animalillos

    ¿A quién pueden molestar nuestros pequeños amigos? Gente sin corazón, insensible…
    A mí se me cabrearon porque tenía un caimancito. Lo pillé a un tío por la calle, me costó 50 euros. Bueno, pues fue creciendo y eso… pero era muy mono. Yo si le sacaba al parque de la comunidad era con el morro atado con un pulpo de esos de los coches. Así no hacía nada.
    Se pusieron tan pesados que ¿os lo vais a creer? tuve que ir a un pantano y soltarlo.
    ¡No hay derecho!

    12 junio 2018 | 22:07

  17. Dice ser Maripuri

    El del caiman es un irresponsable. No puedes liberar una especie exótica en un pantano porque puedes causar una catástrofe ecológica.
    En un caso así debes tirarlo por el váter.

    13 junio 2018 | 13:28

  18. Dice ser El nunca lo haría

    Qué falta de todo. Qué monstruos! Tirar a tu mascota por el retrete? Salvajes!
    Si ya no le quieres, dale un final digno. Yo por ejemplo tuve un cerdo vietnamita de esos pequeños que son muy cuquis y hacen grrruinnnn y te siguen a todos lados por la casa . Llegó un día que me tuve que marchar a vivir a otra ciudad, y no me lo podía llevar porque donde iba a vivir no podía meterle. Intenté darlo en adopción pero nadie lo quiso. Así que hice lo lógico, lo humano, lo que él hubiera hecho…
    Me lo comí. Asado, al horno. Qué rico estaba mi pequeño amigo!
    (Los pelos molestan mucho. Acordaos de depilarlos antes de asarlos)

    13 junio 2018 | 14:59

  19. Dice ser ¿Pusiste laurel?

    Yo al cochinillo solo le pongo un poco de laurel; supongo que el vietnamita funciona igual, ¿no?
    Es que mi hermano tiene uno y dentro de poco le pasará lo mismo, y ¡oye qué buena idea! Hemos quedado para comérnoslo.
    Por cierto, para matarlo y que sea legal, ¿alguien sabe si tendré que ir al veterinario? ¿O a la carnicería? Vivimos en Madrid. Si no, yo con una navaja lo arreglaba; pero ahora con esas leyes que hay, no sé, no sé.

    14 junio 2018 | 13:14

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.