Recoge los restos del botellón y no tires colillas al suelo. Los perros no llevan calzado

Tres veces se ha cortado mi perra las almohadillas. Cortes con cristales de botellas que obligaron a llevarla en brazos y sangrando al veterinario, para que cosiera de urgencias los cortes. Y luego vinieron días, en algún caso semanas, curando los puntos, evitando que se los arrancara y crease una herida aún peor y más lenta de sanar. Troya siempre tuvo una flexibilidad y un ingenio asombrosos para defenestrarse los puntos de sutura.

Dos de esos cortes se produjeron por restos de botellones adolescentes. En el tercero la cosa fue, a mi parecer, más sangrante. Ese corte vino porque todos los años, en el Cerro de los Ángeles de Getafe, se celebra un rocío que deja aquel pinar hecho unos zorros. Y ahí no son chavales, ahí son asociaciones rocieras y simpatizantes de todas las edades que bien podrían organizarse para recoger su mierda igual que se organizan para preparar sus festejos a su Blanca Paloma.

Ellos y todos (porque no es un problema generado solo por los jóvenes, sino por incívicos de todas las edades) deberían retirar lo que ensucian, que no me cabe en la cabeza que sea tan difícil meter los restos de la fiesta en una bolsa y acercarla hasta algún contenedor. Pero es que hay veces que parece que se lo han pasado bien a costa de romper vidrios en plan vaqueros del viejo oeste practicando su puntería y dejar los peligrosos restos afilados por el suelo.

Peligrosos para los perros, que van ‘descalzos’ y experimentan cortes con demasiada frecuencia. Peligrosos también para otros seres humanos y el medio ambiente.

Por eso la universidad Complutense ha iniciado este mismo martes una campaña para proteger a los perros guía de las consecuencias del botellón en el campus, porque cuando el dueño no ve y el perro es el piloto, los riesgos se multiplican.

“Acondicionarán una zona con cristales, colillas y latas y pedirán a los estudiantes que pisen por encima de los restos. La iniciativa parte de la UCM para sensibilizar al alumnado sobre las consecuencias del botellón y demás acciones que pueden lesionar a los perros y dejar a las personas ciegas sin poder asistir a sus habituales clases en la facultad”, me explican desde la Fundación Once del Perro Guía.

Valga esta iniciativa como ejemplo de lo que os contaba y de la necesidad de ampliar ese civismo a todos los lugares y circunstancias. No solo por los perros, que quede claro.

Y me adelanto a los comentarios que puedan llegar: sí, también hay que recoger los excrementos de los perros, también hay zonas que son una vergüenza en ese sentido, ya he contado varias veces en el pasado en este mismo blog que los que no recogen las cacas son unos guarros, que si las estrellas de Hollywood pueden agacharse, ellos también. Lo cortés no quita lo valiente. Y probablemente ese espíritu incívico esté relacionado.

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha iniciado una campaña para proteger a los perros guía que acuden a las facultades con sus dueños y con el objetivo de concienciar a los estudiantes de las consecuencias que tiene la no recogida de residuos en el campus tras la celebración de los ‘botellones’.

En concreto, la Unidad de apoyo a la Diversidad e Inclusión de la Complutense, con la colaboración de la Asociación de Amigos y Usuarios de Perros Guía de Madrid y la Fundación ONCE del Perro Guía, ha puesto en marcha ‘Ellos no llevan calzado’, por el peligro que supone para los animales la acumulación en el suelo de residuos generados por las fiestas estudiantiles y por las colillas que los fumadores no depositan en los ceniceros.

Este martes, 13 de febrero, de 11 a 15 horas, se instalará un stand informativo a la salida del Metro Ciudad Universitaria en el que varios usuarios de perros guía hablarán sobre las consecuencias que acarrea para ellos la no recogida de residuos tras el botellón.

Se acondicionará una zona con cristales, colillas, latas, vasos y botellas con sangre artificial para que se visualice las consecuencias de estas conductas y se pedirá a los estudiantes que pisen por encima de los restos.

Un 5% del total de perros guía (incluidos los que están en fase de socialización con familias) de la Comunidad de Madrid están entre los usuarios que acceden a la Universidad Complutense. A estos hay que sumar los perros de asistencia y aquellos que están con familias. En la actualidad hay cerca de 250 perros guía en activo en la Comunidad de Madrid.

La campaña cuenta con la presencia y apoyo de la Asociación de Amigos y Usuarios de Perros Guía de Madrid y la Fundación ONCE del Perro Guía, los Servicios Bibliotecarios de la UCM, la Delegación del Rector para Campus y Medio Ambiente, Ecoembes y Ecovidrio.

15 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser A Parla

    Aquí lo único que se puede dejar por el suelo son los ñordos fresquitos.

    13 febrero 2018 | 8:18

  2. Dice ser Realista

    El gran problema es el altísimo nivel de incivismo de los estudiantes de U.C.M y de la Politécnica que, bien podría batir el record Guinness. Valga como ejemplo cuando a pesar de estar vigente la ley autonómica antibotellón, cientos de ellos celebran todos los años
    “San Cemento”, dejando los paterres de la Ciudad Universitária como el mayor estercolero del más mísero pais del mundo (botellas de vídrio de cerveza, ginebra, y whisky rotas en el suelo, vomitonas, defecaciones, y demás inmundícias), y eso que hay contenedores de reciclaje y papeleras. ¡Menos botellón y más y mejor educación cívica y ecologista!.

    13 febrero 2018 | 8:33

  3. Dice ser mc polla

    No es mala idea, contraatacar los ñordos con colillas y litronas rotas. ¡gracias por la sugerencia!

    13 febrero 2018 | 8:34

  4. Dice ser Eri

    Qué triste algunos comentarios, además de no leer el artículo hasta el final.
    Hablas sobre una cosa de cajón, lógica, cívica, con beneficios para todos como es no dejar cristales ni basura por el suelo de la ciudad y el campo, y les parece mal y atacan con otra cosa, como si tú dejaras las cacas de tu perro por ahí.
    Si esa gente q ha comentado tan maleducada tuviera perro (q espero que por su bien no lo tengan) seguro que eran de los incivicos que dejaban las cacas sin recoger, solo viendo cómo comentan….!

    13 febrero 2018 | 10:58

  5. Dice ser Mohamed

    Al parc de l’egsspanya industrial sempre n’hi ha… jo també feia botellón però recollia després.

    13 febrero 2018 | 11:22

  6. Dice ser arc1776

    Mascota = Esclavo

    Dueños de canes recibireis lo mismo que ofreceis: insalubirdad
    Harto de ver a gente resbalarse con la mierda y la nueva moda de la botellita con agua y jabon.

    13 febrero 2018 | 12:06

  7. Dice ser Carmen

    Es muy bonito e ingenuo apelar al sentido común de las gentes que carecen de él. Mi opinión es que es una pérdida de tiempo, de energía y de recursos, por no hablar de lo frustrante que es ver cómo no llegamos a ninguna parte por el bien de ambas partes.
    Te aconsejo que calces unas botitas a tu perra si no quieres que vuelva a herirse con los cristales.

    13 febrero 2018 | 12:43

  8. Dice ser Escribe aquí tu comentario

    las colillas y los cristales pueden barrerse las mierdas y meadas de perros quedan el los parques para que los pequeñajos puedan llevárselos a la boca.

    13 febrero 2018 | 16:31

  9. Dice ser Curro Romero II

    A todos/as los que defendeis que es una inmundicia la caca de perros, desde el punto de vista del dueño del can, ¿Cuando os tropezais con una caca de chucho la recogeis y la depositais en el contenedor, o pasais de largo?.
    Hipócritas. Ya no digo el olor a orin de perro en un garage de 300 vehículos en el que han orinado los canes en las cuatro ruedas de cada vehículo. Hipócritas. Claro es que el chucho tiene derecho a marcar su territorio, lo que pasa es que el territorio es mi vehículo. Se debería legislar de una vez por todas “Chucho que orina en el coche, sacrificio inmediato”

    13 febrero 2018 | 17:42

  10. Dice ser Perrito

    Los abrazaperros pidiendo calles limpias. Ya no se que es lo siguiente.

    13 febrero 2018 | 18:24

  11. Dice ser Jajaja

    Muy bueno jaja

    13 febrero 2018 | 18:42

  12. Dice ser De traca

    Pués podríais recoger los cristales y las colillas en la bolsita esa que sacais a pasear junto con el perro, que no sé para que os sirve.

    14 febrero 2018 | 8:50

  13. Dice ser Es obvio

    Como siempre se calumnia a los que hacemos botellón nosotros no somos los responsables.
    Los que tiran colillas al suelo y rompen botellas son los dueños de los perros cuando los sacan a pasear.

    29 enero 2019 | 15:50

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.