BLOGS

Archivo de la categoría ‘piscina’

Así se prepara una piscina para el primer chapuzón del verano

Imágenes: piscinassalgado.comabrisud.eshogaryconstruccion.wordpress.comreparaciondepiscinas.eslacubiertadepiscina.combravi.esmasterfile.comkevinsweeney.info, polarispool.comamazon.com y facilisimo.com.

Los primeros gritos de felicidad de cada verano llegan unos días antes que los de los vencedores de la Champions League. Suelen ser más agudos, casi tan alocados, y provenir de pandillas enteras de niños saltando a la vez sobre la superficie aún fresca de una piscina a estrenar.

Por fin llega ese momento del año en el que destapas tu alberca particular, te calzas el bañador de moda de esta nueva temporada y luces palmito mientras intentas disimular que, ¡mecachis!, ¡todavía está fría!

Y para que todo vaya como en el mejor de tus sueños invernales, vamos a repasar los pasos a seguir para que no se te olvide ni un solo detalle de una apertura impecable de piscina.

Si quieres ser el mejor, apúntate todos los trucos de los profesionales y empieza a practicarlos hoy mismo…

¿Preparado?

¡Al agua, patos!

1. Quita y guarda adecuadamente la cubierta de tu piscina

Lo primero -retirarla- parece obvio a todas luces. Lo segundo -guardarla en condiciones- muchas veces pasa más desapercibido.

Cómo preparar tu piscina para su apertura cada verano, por los especialistas en reparación y mantenimiento del hogar de HomeServe España

Pero es muy importante que te asegures de eliminar cualquier resto de agua de su superficie antes de doblarla cuidadosamente y guardarla en un lugar de almacenaje limpio y seco. De lo contrario, se podrían producir humedades, hongos y un deterioro que llevaría a la cubierta a cuartearse y terminar rajándose, siendo inutilizable cuando el otoño la vuelva a hacer necesaria.

Lo mejor es que pidas la ayuda de otra persona para llevar a cabo esta labor, situándose una a cada lado de la piscina para realizar las dobleces con más facilidad y seguridad.

2. Limpia los exteriores de la piscina

La primera labor de limpieza debe asegurar que no entra más suciedad de la ya existente al agua.

Puedes usar una manguera (mejor aún si se trata de alta presión) para expulsar hojas, tierra y polvo desde el interior hacia el exterior de cada bordillo.

3. Si tu piscina estaba vacía, comprueba posibles fugas y repara daños

Pueden existir fugas en tuberías o desprendimiento de azulejos cerámicos. En el primer caso, cuenta con la ayuda de un fontanero profesional. En el segundo, puedes emplear un epóxido -masilla adhesiva con alta resistencia a la humedad- para devolver su flamante aspecto original a tu piscina.

Mantenimiento de piscinas en verano

Emplea ahora los cepillos adecuados para limpiar los posibles restos de suciedad acumulados a lo largo del invierno en las paredes y el fondo, acompañados de productos ácidos que deberás comprar teniendo en cuenta la composición de cada vaso (ya sea una piscina de obra, poliéster o liner).

Y eso sí: nunca, nunca emplees jabones, ya que reaccionan a su contacto con el cloro y otros productos químicos empleados en este punto de tu hogar, produciendo una gruesa espuma que no desaparecerá por mucho que aclares.

4. Puesta en marcha del motor de limpieza

Vamos ahora a preocuparnos por el estado del agua. Si tenías la piscina cubierta y la hibernación se ha llevado a cabo sin problemas, el nivel de suciedad no será muy alto, pero aun así necesitaremos darle un buen uso inicial a los filtros para poner el agua a punto.

Antes de nada, retira cualquier objeto de la superficie que pudiera haber quedado flotando durante el invierno, desde flotadores hasta los posibles tapones o elementos de hibernación.

Ahora le toca el turno al filtro: recuerda que, para esta función, el nivel del agua debe estar a 1/4 del de los skimmers, y que debes colocar los posibles tapones de purga en bombas y filtros.

Llena el filtro y el prefiltro y coloca sus tapas y después abre las válvulas en posición de filtración y pon en marcha el motor. Durante todo este proceso, debes comprobar si existe alguna fuga.

Si tu filtro es de arena, lávalo y enjuágalo, o sustituye el cartucho por uno limpio en su caso (lo mismo si tu filtro es de diatomeas: le toca recarga de diatomita).

5. Cómo controlar los niveles del agua

Ahora llega esa parte que te hace sentir como un químico en el plató de El Hormiguero: la regulación de niveles acuáticos.

Lo primero es comprobar la alcalinidad (TAC), que debe estar entre 80 y 150 PPM, y el PH, que oscilará entre el 7,0 al 7,6.

Una vez tomados los valores de estos dos niveles, toca regularlos con los productos químicos a este efecto. Recuerda comprobar que la válvula multivía está en posición de filtrado durante este proceso.

Es recomendable llevar a cabo un tratamiento de choque —una super cloración que servirá para matar las cloraminas, y las bacterias existentes— llegado este punto para garantizar una calidad perfecta del agua y evitar riesgos de contaminación durante el baño.

Sigue las instrucciones del fabricante para ello y no permitas que nadie se introduzca en el agua hasta que todos estos pasos estén completos, teniendo en cuenta los tiempos marcados en las instrucciones. Lo mismo si vas a usar productos antialgas, algo necesario para evitar este peligroso foco de hongos y bacterias.

Cómo preparar tu piscina para su apertura cada verano, por los especialistas en reparación y mantenimiento del hogar de HomeServe España

Una vez terminado este paso, estabiliza el tratamiento del agua con electrolizador de sal y reguladores del PH, tal y como lo haces habitualmente durante cada verano.

6. Los últimos retoques antes del primer gran baño del verano…

Ahora toca comprobar el color del agua y cualquier resto de suciedad que quede en el fondo, paredes o superficie.

Si existen restos en el fondo, te recomiendo usar un cepillo de mano o un robot limpiador de fondos para eliminarlos. Pero si la suciedad acumulada todavía es grande, es mejor cambiar la válvula multivía a la posición de desagüe y filtrar el agua que hay durante, al menos, un día completo.

7. Respecto al mantenimiento que llevarás a cabo durante el resto del verano…

Recuerda pasar un recogehojas por la superficie cada día, usar un robot de limpieza de fondos a diario (puedes programarlo para que trabaje durante las horas en que nadie usa la piscina, como la noche), y añadir cloro de forma regular para desinfectar el agua (unos cuatro kilos al mes para una piscina estándar de 100 m³).

¡Y a disfrutar de la piscina durante todo el verano!

Cómo preparar tu piscina para su apertura cada verano, por los especialistas en reparación y mantenimiento del hogar de HomeServe España

Cómo hacer Yoga o Pilates en tu casa, consejos, trucos e ideas para encontrar la relajación y el bienestar, de los profesionales de las reparaciones de averías domésticas de HomeServe