BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Amor y respeto a todos los que sufren

Por A. Domínguez

Dolor y fragilidad y la fragilidad del dolor. El ser humano es inescrutable, enigmático en su fragilidad, en su nimiedad, en su grandeza, en su vida, en su muerte.

Es necesario un filósofo de apoyo que nos dé sentido en estos momentos a tanto dolor, a tantas incógnitas. Personalmente ante este dolor, el dolor de la muerte, el más real, el que anula todo lo demás, me quedo sin palabras, vacía, y no sé reaccionar.

Un estudiante permanece en pie ante velas y ramos de flores en memoria de los 16 alumnos y dos profesores del instituto de Haltern am See (Alemania) fallecidos en el accidente de avión en los Alpes. (MAJA HITI/EFE)

Un estudiante permanece en pie ante velas y ramos de flores en memoria de los 16 alumnos y dos profesores del instituto de Haltern am See (Alemania) fallecidos en el accidente de avión en los Alpes. (MAJA HITI/EFE)

Es el dolor que ya siempre acompañará al que lo ha sentido y sufrido por un ser querido. Pero me ocurre siempre que veo morir a alguien. Me retuerzo de dolor por los niños de Siria, del Líbano, de Sierra Leona, los que iban ayer en el avión, por los que mueren en el hospital por malos tratos paternos, por los que fallecen por falta de medicación, por…

No puedo resistir el dolor y aparto la mirada por los muertos televisivos, una y otra vez expuestos, ya sean degollados por terroristas o terroristas abatidos por justicieros del país que sea, blancos o negros, infieles o cristianos, jóvenes en el esplendor de la vida o ancianos con sus días ya cumplidos.

El dolor, inmenso, se apodera de nosotros y de sus familias pero también existe la fragilidad del dolor, el que se mercantilea, el que se manipula, el que se olvida, el que se compra, el que se vende…

Hoy más que nunca necesito un filósofo que me hable serenamente del ser humano. De la fragilidad de nuestra existencia y nuestra necedad al planteárnosla.

Los comentarios están cerrados.