BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Las delgadas de talla 34 no somos anoréxicas

Por María Monrabal Pacheco

El otro día apareció en mi muro de Facebook una viñeta publicada por una revista de título “El problema con tu cuerpo lo tienes en la cabeza”, que llegó a mí porque una conocida lo había compartido.

Me puse a leerla ya que la viñeta era bastante llamativa, pues aparecían distintas caricaturas de cuerpos de mujeres, cada una de una talla distinta, situadas en fila y, bajo estos, un comentario sobre cada uno.

Por el título pensé que la revista trataría de defender que todos los cuerpos de todas las mujeres son distintos, sí, pero que no por ello unos deben ser criticados.

Sin embargo, mi sorpresa vino cuando otra vez, para variar, se hacía una crítica, mediante la ironía, de las tallas pequeñas. Pues se decía que tener la talla 34 significaba procurar comer cero grasas, cero calorías y tener “cero fuerzas para dedicar tu vida a algo más”. Vamos, una talla 34, según interpreté, era sinónimo de una persona obsesionada con su peso y poco sana.

Una joven hace ejercicio físico (GONZOO)

Una joven hace ejercicio físico. (GONZOO)

Asimismo, leyendo la viñeta completa pude ver que solo le daba el visto bueno a las tallas intermedias o en menor medida, a las grandes. Se dejaba ver que por tener unos kilos de más no tienes por qué sentirte insegura, pero, claro, si estás por debajo de la talla media ya eres una persona enferma.

Hablo en nombre de muchas personas cuando digo que tener una talla 32, 34 o 36 no es siempre sinónimo de aceptación social como se piensa, para nada. De hecho, parece que ser delgada autoriza a la gente para que te juzguen y hagan preguntas como “¿eres anoréxica?”, “¿sabes que estás demasiado delgada?”, “¿no deberías comer más?”.

Pues perdón, en mi caso, uso una 34. Soy una persona sana, practico deporte, como de forma sana, hago todas las comidas al día, como cantidades absolutamente normales, jamás he tenido ningún problema de salud relacionado con mi alimentación. Sin embargo, la continua descalificación por parte de la sociedad, reflejada en los medios hacia las personas delgadas como yo, ha hecho que me sienta incómoda en muchas ocasiones y que me sienta mal por no poder ganar más kilos.

Me he dado cuenta de que no importa qué talla gastes, sino que seas una persona sana y feliz con tu cuerpo. Cada cuerpo es propenso a mantenerse en una línea. Si tiendes a ganar peso no debes sentirte mal, si tiendes a perderlo, tampoco debes hacerlo.

Ya está bien de tener que aguantar las críticas por no tener una talla estándar. Ya está bien de tener que escuchar las palabras de la ignorancia y de la mala educación, por ser delgado o delgada.

Soy una chica de la talla 34 y mi cuerpo sí tiene grasas, sí tiene calorías, sí tiene fuerzas y sí tiene salud. Posiblemente, alguien debería decirle a los medios que difunden las ideas contrarias que se preocupen más de resolver su ignorancia que de tratar de criticar y cambiar cada cuerpo.

28 comentarios

  1. Dice ser Jimena

    Buenas noches,
    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, cada persona debe estar satisfecha con su cuerpo y si no cumples los cánones establecidos algo malo te ocurre.
    No voy a entrar en esta materia porque creo que mucha gente está de acuerdo con tu punto de vista.
    Mi objetivo es hacer referencia a la viñeta.
    Me ha picado la curiosidad y quería verla para saber de qué estabas hablando específicamente.
    Desde mi humilde opinión, creo que las cosas toman una forma u otra depende de como se mire… Supongo que habrás aprovechado la viñeta para argumentar tu punto de vista. Pero si lo tomas desde un punto de vista neutro e incluso cómico, pienso que la viñeta no descalifica a una talla, a un cuerpo o a un tipo de mujer. Está descalificando a la hipocresía de esta sociedad: da igual el cuerpo, tu talla o lo que hagas para cumplir unos cánones, nunca vas a ser perfecto y vas a vivir esclavizado a una idea que se considera perfecta.
    Personalmente me parece una viñeta que crítica de forma muy clara lo que se nos vende hoy en día y que tú has expuesto en tu protesta. De hecho se ve una clara ironía.

    28 marzo 2015 | 1:06

  2. Dice ser lidia

    Me ha llamado mucho la atención este post ya que yo suelo escuchar y ver todo lo contrario en los medios de comunicación,en las tiendas de ropa, en cierto tipo de programas donde buscas el amor…donde una talla que pase de la 38 es una persona gorda,insana y poco menos que “asquerosa” (por supuesto esta no es mi opinión).
    Estoy de acuerdo contigo en cuanto a que una persona de una talla 34 puede ser una persona sana al igual que una persona de la talla 42. Me ha faltado quizás leer que si una persona mide 1.80 y tiene una talla 34, quizás y sólo quizás su aspecto no sea demasiado saludable o la forma de conseguir dicha talla. Me hubiese gustado también una crítica hacia esas personas de talla 34 que se creen mejores que otras que tienen tallas mayores porque ellas si están “buenas”, valen más que otras “gordas”. Cada uno tiene la talla que tiene y estoy”de acuerdo con tu post” pero ni las/los de la 34 son mejores ni peores.

    28 marzo 2015 | 12:53

  3. Dice ser Cris

    Yo era de las personas que ponen a parir a las hiper delgadas, hasta que conocí a una chica que pesaba 45 kilos y estaba totalmente sana. Por no hablar del par de pechos que tenía, que a mi se me hacía rarísimo ver a alguien tan delgada y con esa talla. Esta chica comía bien, se daba todos los caprichos que quería (chocolate, bollos, grasas trans de esas que parece que solo comerlas vas a mutar a algo con muchos tentáculos) y no engordaba porque era (y es) su constitución.

    Este rollo de “las mujeres de verdad” empieza a estigmatizar en exceso a las chicas y chicos con cuerpos delgados por constitución. Yo no me di cuenta hasta hace pocos años con este caso que cuento, y desde entonces, ya ni me fijo en las tallas (en eso soy un poco radical, antes sí, ahora no).

    28 marzo 2015 | 13:15

  4. Dice ser Anthea!

    No hay más que ver que en cada artículo de la reina Letizia salen un montón de personas al ataque diagnosticándole anorexia, y recomendándole que coma un buen cocido y cosas de esas. Yo no sé si tendrá o no anorexia, lo que sé es que no la puedo diagnosticar por foto.
    Mi madre siempre ha sido muy, muy delgada, de talla 34/36 a pesar de medir en su juventud 1,70 (alta para la época). Todo el mundo se metía con ella delante de mí, con lo que ambas odiábamos la situación. De hecho, camino de los 70, le siguen gastando bromas sobre el peso. La familia especialmente. Lo peor es que en su época, encima, las delgadas no se llevaban nada.
    Pero en realidad da igual la talla que tengas, si se quieren meter contigo, ya encontrarán la forma. Yo soy de la “afortunada” talla 38, y si engordo unos pocos kilos, me dicen que me estoy poniendo “fondoncita”. Si bajo un poco más de cuenta de peso, que si no estaré poniéndome anoréxica. Así que no hay nada que hacer.

    28 marzo 2015 | 19:31

  5. Dice ser Carlos

    Pues imagínate los tíos que somos delgados. Y si, como como una bestia, pero no engordo ni un gramo. Y ya mejor no vamos a hablar de las tallas de los pantalones, en muchos entraría yo 1,5 veces.

    28 marzo 2015 | 19:49

  6. Dice ser Kike

    A mi las delegadas me ponen mucho. Con tipo de muñeca mmmm

    28 marzo 2015 | 20:10

  7. Dice ser Di

    Me parece que tienes un error de interpretación. Ese tipo de información no va dirigida a las personas que están “delgadas y sanas” sino a las mujeres que están gorditas, obesas o muy muy obesas y que quieren adelgazar. También dirigida a aquellas niñas que no saben lo que quieren y que, porque unos tíos le insulta por la calle, quiere adelgazar sin comer y acaba teniendo un problema muy “gordo”.
    Estos anuncios no van para las personas muy delgadas pero sanas, no van para las personas que usan una 32 o 34 y están sanas, y no van para otras personas que están sanas y fuertes y su cuerpo está más o menos bien. ¿Por qué os dais por aludidos cuando esas campañas no van con vosotros? Es como si, cada vez que me ponen una referencia a que las rubias son tontas me enfadara y me sintiera aludida porque soy rubia.
    Yo se que no soy tonta y la broma no va por mi. Punto.
    Esas campañas son necesarias porque pueden ayudar a que niñas todavía inmaduras se lo repiensen antes de hacer según que burradas.
    ¿Tu problema es que usas la 34 y estas sana y bien pero te molesta que no especifiquen tu caso? ¿Por qué iban a hacerlo? No tienes ningún problema….

    28 marzo 2015 | 21:14

  8. Dice ser Ana

    Para Di
    Yo tambien he interpretado lo mismo que la autora de este texyo. De hecho cuando vi hace días tambien esa imagen me ofendió porque tambien soy delgada. Si que es verdad que se habla de las chicas que quieren adelgazar pero se presenta la talla 34 como casi irreal y poco sana. Yo no me doy por aludida en lo de poco sana tampoco pero tambien me sienta mal ver que se esvrobem cosas asi xq eso anima a que se critique a la gente delgada.

    28 marzo 2015 | 21:36

  9. Dice ser Ana

    *Para Di
    Yo tambien he interpretado lo mismo que la autora de este texyo. De hecho cuando vi hace días tambien esa imagen me ofendió porque tambien soy delgada. Si que es verdad que se habla de las chicas que quieren adelgazar pero se presenta la talla 34 como casi irreal y poco sana. Yo no me doy por aludida en lo de poco sana tampoco pero tambien me sienta mal ver que se escriban cosas asi xq eso anima a que se critique a la gente delgada.

    28 marzo 2015 | 21:41

  10. Dice ser joxe

    Veo que hay mucha gente que no entiende o no quiere entender lo que dice la autora
    El asunto no es que no haya que combatir las percepciones de “chica gorda=chica no atractiva”,sino que no se debe caer en la misma generalización y suponer una chica de talla 32 o 34 no esta sana. Y es que en aras de fomentar la aceptación social de personas rellenitas, a veces nos olvidamos de que muchas de estas personas no estan sanas, por que padecen sobrepeso. Ya está bien de “mujeres reales” y “mujeres de verdad”, acaso las mujeres 90-60-90 no son reales. Todo este rollo destila un tufillo hipócrita que no soporto.

    28 marzo 2015 | 22:05

  11. Dice ser Borja

    Estos artículos están hoy a la orden del día, para decir que los gordos no son culpables de serlo, que es la sociedad culpable de criticarlos. Objetivamente, hacen más mal que bien.

    La sociedad es crítica, todos lo somos, con la forma de vestir, el aspecto, el peso… con absolutamente todo, y eso no va a cambiar. Pero cuando una persona con +30 kg encima, está comiendose un bocadillo de barra de pan, o 3 bollos delante del ordenador/tv, sentado en un sofá, y dice… “maldita constitución, y puta sociedad que no deja de insutlarme”. No digo que se le insulte, pero tampoco se puede aprobar eso. Yo soy una persona de mala constitución, he llegado a tener +50 kg que los conseguí adelgazar a base de fuerza de voluntad, con los años y la dejadez de nuevo, subí unos 25 de esos 50. Hoy día , tendré +8 respecto a aquello, estoy mucho más saludable, para conseguirlo además de hacer una dieta, evitar los dulces y demás cosas (que me encantan… ) voy 5 días a la semana al gimnasio.

    La autora utiliza la frase “Cada cuerpo es propenso a mantenerse en una línea.” y es totalmente cierto, pero salvo en contadas ocasiones, que pueda existir alguna enfermedad, no hay ninguna linea que te deje en -25 o +25kg, eso se consigue con malas alimentaciones, y faltas de ejercicio.

    Lo más gracioso es que la gente con sobrepeso clama por que la sociedad no sea tan superficial, pero nosotros lo somos como el que más. Un hombre (obeso o gordo o delgado o musculado) preferirá una mujer (obesa o gorda o delgada o musculada) delgada o en su peso, y una chica preferirá un chico delgado , o en su peso.

    Si te gustas, y te aceptas a ti mismo con un sobrepeso, y prefieres mantener ese sobrepeso, que hacer el esfuerzo de cambiar, es lo que hay. No digo que la sociedad tenga que insultarte, pero la aceptación es extremadamente difícil.

    28 marzo 2015 | 22:21

  12. Dice ser Julia

    Cada una tenemos nuestro cuerpo y debemos de aceptarnos como somos. Conozco a chicas que comen normal y tienen una 32 porque no pueden engordar más, y luego estamos las del otro lado, las que llevamos más de una 42. Todas deberíamos tener derecho a encontrar talla en las tiendas. Es tan importante que una chica de una 32 pueda comprarse la blusa que le gusta, como que yo, con mi 44, o una chica con la 50 podamos hacerlo. No veo justo que solo quien porta entre una 36 y una 40 puedan vestirse como quieren. ¿Qué pasa con las demás? Tampoco veo justo que la sociedad nos critique por nuestro cuerpo. Es el que tenemos, nadie es perfecto.

    28 marzo 2015 | 22:36

  13. Dice ser Lina

    Creo que en esta viñeta no sale ganando ninguna de las tallas. ¿Acaso es más agradable que insinúen que al tener una talla 42 siempre serás una fracasada, a que si tienes una 34 no comes? En mi opinión, la definición de los dos casos son igual de desagradables. No por tener una 34 eres anoréxica, ni por tener una 42 estas gorda. Y si eso es lo que piensas, deja de mirar tu cuerpo y evalúa tu cabeza.

    28 marzo 2015 | 23:45

  14. Dice ser Bloodymery

    Madre mía! @Borja suelta esto y sigue respirando: «Si te gustas, y te aceptas a ti mismo con un sobrepeso, y prefieres mantener ese sobrepeso, que hacer el esfuerzo de cambiar, es lo que hay. No digo que la sociedad tenga que insultarte, pero la aceptación es extremadamente difícil»
    ¿Por que es difícil aceptar a un gordo? ¿Y a un enano? ¿Y a alguien que tenga vitíligo?
    ¿Es más aceptable una rubia que una morena?
    ¿Por qué, según tú, NO es difícil aceptar una talla 34? ¿Quizás porque te lo dice Vogue y los anuncios de Axe?
    ¿Quién o qué decide lo que es aceptable y lo que no?
    ¿Si volvieran los cánones estéticos del siglo XVII, qué harías? ¿Irte a una isla desierta?

    Lo único que no es aceptable es la falta de respeto, la estupidez y la mala educación.
    Respecto al artículo, psé, me parece más propio de una attention whore que de una persona cabal.

    29 marzo 2015 | 3:55

  15. Dice ser realidad

    hace 20 años decian… las chicas de la talla 36, no tienen ningun problema de salud…no son anorexicas…

    ahora ya no es suficiente, ahora son las de la talla 34…

    con razon la anorexia es un problema mental.

    29 marzo 2015 | 7:41

  16. Dice ser Jaja

    Chicas con una talla 34, si tienen una altura normal, sanas y que no vivan a dieta hay cuatro.
    Me hacen gracia estos artículos. Toda la vida mirando a las gordas por encima del hombro, haciendo bromas a su costa, pensándoos mejor que ellas, y ahora que se hace campaña para que no se sientan tan mal saléis todas a quejaros, escocidas porque os dicen que comáis mas.
    He tenido toda mi vida unos cambios de peso bruscos, que me han llevado a ser tanto gorda como delgada. He escuchado insultos por mis kilos de mas, caras de asco, risitas mal intencionadas… Cuando estaba delgada (bastante) lo mas que me decían era que comiera mas, pero nunca que que fea, o que que mal me quedaba esto o lo otro con mi falta de chicha. Créeme que escuchar vuestras quejas cuando se ha estado al otro lado ( ya no, por suerte, pero puedo volver) no causa mas que risa condescendiente.
    Parece que lo que os j… Es que ya no os doran la píldora tanto

    29 marzo 2015 | 10:46

  17. Dice ser María (autora)

    Buenas, leyendo algunos comentarios creo que algunos pueden no haber entendido lo que he querido explicar aquí.
    Bueno muchas personas dicen que no he entendido el artículo porque realmente se parte del punto de que no es necesario adelgazar, que el problema lo tienes en la cabeza no con tu físico. Sin embargo, se insinúan distintas cosas cuando se hace referencia a cada tipo de cuerpo. Parece que en la viñeta los cuerpos que aparecen en el centro y más a la derecha son más reales para ellos y los que están más a la izquierda no tan reales y menos sanos. Por lo tanto, se puede observar cierta connotación negativa, en este caso, cuando se habla de la talla 34. Esa ha sido mi interpretación.
    De todos modos, a pesar de que haga alusión a esta viñeta en particular, hago una crítica de la sociedad en general.
    Por otro lado, también he leído comentarios que parecen decir que quejarse de esto es ridículo.
    Precisamente por eso he realizado el escrito anterior, para mostrar que muchas personas que usan esta talla lo pasan mal cuando reiteradamente tienen que escuchar comentarios que les afectan y entonces esto llega a convertirse en una dificultad.
    No obstante, no solo hablo de las tallas pequeñas, también señalo que lo importante es sentirse bien con tu cuerpo con independencia de cómo sea este.
    Para finalizar, me alegro de si alguna persona se ha sentido identificada y ha podido estar de acuerdo con lo que trato de expresar.

    29 marzo 2015 | 11:23

  18. Dice ser Marta

    Me siento muy identificada con el texto. Al igual que te juzgan por ser gordita a mí me juzgan por ser delgada. Mis padres me han puesto en manos de muchos especialistas en nutrición pensando que podría tener anorexia o cualquier otra enfermedad. PERO NO. Ya os digo yo que NO. Tengo una talla 32 y en ocasiones dependiendo de la tienda 34. Y si me vierais tampoco tengo tan tan delgados los brazos ni las piernas. Lo que pasa que mi constitución es así. Tampoco puedo comer muchas cantidades de comida porque me lleno enseguida. Debo de tener un estómago pequeño, pero no por ello he sufrido ninguna enfermedad. Me dicen que coma más, que me esfuerce y eso es lo que hago constantemente. Hago también todas las comidas del día. Pero cuando no se puede pues no se puede. Que más quisiera tener algún kilo de más, más pecho, más culo. Pero soy así. Y también os digo que prefiero ser delgada así como estoy a gorda. Estoy contenta conmigo y con mi cuerpo. Y la talla 32 forever!!!!!! Decir que tengo 23 años. Un saludo 🙂

    29 marzo 2015 | 13:38

  19. Dice ser Borja

    Para @Bloodymery:

    Una persona enana, o con vitiligo o cualquier otro tipo de enfermedad, es eso, una persona enferma, se la acepta como es. Al igual que he dicho, que cuando una persona es obesa por enfermedad, o extremadamente delgada por enfermedad (conocí a una chica así, y no, no era anorexica), han de ser aceptadas como son.

    Qué porqué es una talla 34 más aceptable que una 50? Pues por desgracia si, porque lo dice VOGUE o cualquier otra puta mierda, porque lo dice la sociedad. Al igual que tu, asumiendo que eres mujer por tu nick, te acercarías antes a Cristiano Ronaldo, que a Torrente. Y son gustos que están por encima de toda posible explicación. Yo si intento explicar porque prefiero una chica delgada que una gorda, la única palabra que se me ocurrirá será “es más atractiva” pero no sabré explicar el motivo, es subconsciente, la sociedad nos educa así. Ojala el mundo fuese más amable y bonito, pero no es así.

    Y te repito, que yo disto mucho de ser un modelito (pero muchisimo). Y te diré también, que me gustan las chicas con una constitución normal, ni delgadas, ni gordas (y si acaso, con un poco de extra mejor). Tampoco me gustaría tener a mi lado una chica obsesionada con su peso, y obsesionada con la comida.

    Y repito, que es imposible cambiar el mundo y la sociedad, si eres incapaz de cambiar tu mismo. Tener 5 kg de más, no creo que sea un problema extremo, tener 30 o 50 kg de más, es un problema de salud importante.

    29 marzo 2015 | 15:02

  20. Dice ser Clara

    Para Borja.
    Me encanta (nótese la ironía) que digas que una mujer heterosexual se acercaría antes a Cristiano Ronaldo que a Torrente, cuando me parece que la diferencia importante entre ellos dos no es el peso, sino otros aspectos, como la falta de higiene se Torrente, porque es un personaje de ficción.
    Si vas a comparar pesos, puedes comparar a Cristiano Ronaldo y a Seth Rogen. Personalmente, me quedaría con Seth Rogen, aunque tenga sobrepeso.
    A lo mejor en tu caso la única característica en la que te fijas es el peso, pero de manera superficial y puramente de atracción sexual, hay personas que nos fijamos antes en una cara estéticamente bonita que en el peso.
    Que “superficiales” somos todos, que la atracción sexual es animal y primaria pero no siempre viene definida por el peso.

    29 marzo 2015 | 16:36

  21. Dice ser Kally

    Identifico totalmente con la autora. En el cole, los que llevábamos un poco de peso de más, nos demonizaban por ‘gorditas’ (yo era de estas, pero no tanto como se ve hoy en día). Ahora uso la talla 34, o 36 depende de la tienda (tendría que aplastar mis huesos para entrar en una 32 aunque pesara 30 kilos, pero las 36 muchas veces me vienen grandes). Y ahora me demonizan por los motivos exactamente contrarios de los que me insultaban en el cole.
    Mucho/as comentaristas aquí dan por supuesto que las delgadas presumimos de ser mejores que las no-tan-delgadas. ¿Por qué? Es simplemente falso. Suelen ser las no-tan-delgadas que creen que todo el mundo se mofa de ellas (que también es falso).
    Anorexia no es sólo cuestión de peso corporal. Es una actitud, un chip, un comportamiento, un sentimiento. En mis peores momentos de bulimorexia, usaba la talla 38 o a veces 36. En mis momentos más sanos (comiendo a gusto y sin usar laxantes) he usado, y uso, la talla 34.
    Una chica o una mujer que usa la talla 34 puede ser anoréxica (pero hay señales además de su talla: cabello laso y apagado, palidez, huesos saliendo por todas partes, cansancio extremo, terror a la hora de comer) o puede que no.
    Una chica o una mujer de la talla que la sociedad nos insiste que es ‘normal’ (38-42) puede ser bulímica (y las señales son muy difíciles a ver). También una mujer de talla 34 o 54 puede ser bulímica (y sus señales serán difíciles de ver). O puede que no.
    Una mujer de talla 54 puede tener un trastorno alimenticio compulsivo, igual de grave que anorexia o bulimia. O puede que no.
    Lo que pasa hoy en día es que las mujeres que no están satisfechas con su talla y han intentado de todo para poder reducirla, por inseguridad propia, tienen que lanzar una cazabrujas contra las mujeres delgadas (“soy mujer normal y ‘real’, tengo curvas. Tú eres un esqueleto, serás anoréxica”) para sentirse mejor. Y para las que realmente son obesas, en vez de enfrentar lo que es un problema real de salud, se justifican (“Estas chicas flacas son pasadas de moda, yo soy una mujer ‘real’ con curvas”).
    Es casi imposible encontrar ropa de mi talla. Y si entras en una tienda y preguntas si tienen tal prenda en la 34, te dedican miradas asesinas, estilo, “tú te crees mejor que yo porque eres delgada, y por eso haces hincapié de ello a propósito al pedir una talla anoréxica”). Las tallas más frecuentes en las tiendas son de 40-44, o si tienes suerte, 38.
    Otra cosa que siempre me saca de quicios es la insistencia que las chicas delgadas, por el mero hecho de existir y respirar, estamos ‘fomentando la anorexia’ y que al haber tallas pequeñas en las tiendas también (¿las anoréxicas no necesitan ropa???) Además de cualquier revista con fotos de mujeres delgadas, que están ‘fomentando la anorexia’.
    Eso es un insulto puro y duro a las/los que hemos luchado contra los trastornos de alimentación. ¿Tallas grandes en tiendas fomentan la obesidad? ¿Qué tallas fomentan la bulimia?
    Si al ver fotos de famosas delgadas, o de ropa pequeña en las tiendas, te hace obsesionar con perder peso, es que ya tienes el chip bulimoréxico. Una persona que no lo tiene, no se verá afectada.
    Para mí, en mis momentos anoréxicos, lo que me hacía ‘insatisfecha’ conmigo misma de las revistas llenas de modelos delgadas no era su talla. Era el trabajo que tenían – algo más emocionante que el mío. Era su piel clara, no marcada por el acné. Pero sobre todo, la parte estética de mi bulimorexia era simplemente porque no estuve satisfecha con mi talla, y no había estado satisfecha desde la edad de 5 años, y eso que a los 5 años no se habían burlado de mi en el cole aún. La parte no-estética de mi bulimorexia era lo más profundo y complejo – la delgadez es un síntoma, es la manifestación visible de un trastorno emocional.
    Decir que entonces al ver chicas delgadas en revistas y en la calle me ‘hacía anoréxica’ es como decir que hoy en día, cuando la única forma corporal aceptada socialmente y no sujeta a una cazabrujas es la ‘media’, o la 38-42, me debería hacer infeliz con mi constitución delgada y querer ganar peso. Pero no. Simplemente me cabrea que además de llamarnos ‘mujeres no-reales’ o ‘insanas’ por ser flacas, nos acusan de presumir de ello, jactarnos de ser mejores que las demás mujeres, y de fomentar enfermedades peligrosas y malentendidas que de hecho vienen parcialmente del ADN y parcialmente de la gente del entorno de una – familia, amigas, profesores, jefes, etc.
    Buen trabajo, María. Por fin, alguien que me entiende!!!!!!! Gracias!!!!!

    30 marzo 2015 | 1:24

  22. Dice ser Clara

    Para Kally.
    Me gustaría saber en qué tiendas compras tú que las tallas frecuentes son 40-44. Zara tiene prendas donde solo hace S y M, y junto a esta tienda, otras muchas (H&M, Stradivarius, Bershka y otras tiendas asequibles) fabrican como máximo hasta la 42, y en algunas prendas (generalmente horribles y aburridas) hasta la 44 o 46.

    30 marzo 2015 | 4:00

  23. Dice ser Kally

    Para Clara
    Bershka y Stradivarius son para pre-adolescentes, pero me gustan de vez en cuando porque su ropa viene bastante más pequeña que indica su talla. Tengo un par de pantalones de Stradivarius que son de 34 y sólo entro en ellos cuando llevo un día sin comer! Y aunque casi no hay nada de talla S en Zara, la M es como la XS en otras tiendas. Eso dicho, estas tiendas parecen ser más para chicas muy jóvenes…curiosamente. Yo a los 12 años no habría entrado en la ropa que llevo hoy en día.
    Las demás tiendas que frecuento (aunque sin mucha frecuencia. Una ó dos veces al año) apenas tienen tallas 34 y algunas ni siquiera la 36. Además, como suelo hacer mis compras en las rebajas, las únicas que encuentro son de talla 38-42.
    Podría hacer una larga lista, pero no quiero darles mala publicidad 😉 Incluiría muchísimas marcas españolas (claro. Me encanta la ropa española, no tiene la fama mundial que merece).
    Lo que suelo hacer es comprar lo que me gusta en la talla más pequeña que haya, y luego ir a visitar a una tiendecita que se llama La Costurera en mi centro comercial más cerca, para que me quite yardas de tejido. La mujer que la regenta es un genio y prácticamente conoce mi cuerpo más que yo. Supongo que si las tiendas de ropa empezaran a tener más tallas pequeñas, esta mujer no tendría tanto trabajo…
    Curiosamente, es la ropa de marcas muy pijas la que suele tener tallas más ajustaditas. (Por eso compro ropa en rebajas…o en eBay).
    Compro ropa en la Gran Bretaña también, cuando voy allí para ver a la familia – y allí sus tallas son bastante más grandes que en España. Una 34 en el UK (una 6 – si la encuentras; una odisea) es más bien una 36 generosa, tirando hacia una 38, española. En el UK es muy difícil encontrar algo más pequeño que una 38 (una 10 allí), y son como una 40 generosa española. (¿Ves? ¡Una buena excusa para irte de vacaciones al Reino Unido!!!! 😀 )
    Estoy de acuerdo en que las tallas más grandes, como 44-46 en arriba, suelen ser de diseños horribles. Y es una pena porque hay mujeres delgadas que tienen que usar estas tallas porque son muy altas. Una amiga mía tiene un cuerpo que parece una talla 38, pero mide 175cm y pesa 90 kilos y creo que usa la talla 44. Su altura le hace parecer delgada. Igualmente, mi ex-mujer mide 155cm y aunque siempre compartíamos ropa (de 34-36), ella nunca ha parecido flaca, más bien tiene curvas pronunciadas.
    Además, por usar una talla grande las mujeres no quieren parecer horteras – mi abuela utiliza entre una 46 y una 50, y siempre se viste de forma muy elegante, con muchos colores y de calidad. Nunca lleva puesta ropa ‘de ancianas’ (y eso que cumplirá 90 años en julio!)

    30 marzo 2015 | 4:47

  24. Dice ser meryl

    Si las personas con sobrepeso u obesidad deben saber valorarse y pasar de la gente y no dejarse comer el coco (autoestima para arriba) la autora del artículo puede aplicárselo también. Seguro que le dan mucho menos la lata que si fuera gorda… y porque alguno haga algún comentario antipático sobre su peso, después puede subirse la moral yendo a comprar ropa en la tienda que le plazca, donde verá que ahí le dispensan toda la atención y nadie le dirá “es que no hay tallas para ti”, sobre todo porque la talla de los maniquís es la que más venden… ¿Eso no da subidón? ¿A que sí?
    Por cierto, yo tenía una tía que de siempre se quejó de “flaca”… ya de mayor, cerca de la menopausia, resulta que cogió kilos ¡y cuánto le gustaría estar como antes! Así que, a la autora le digo que menos quejas tontas y que aproveche que cabe en una 34-36 sin tener que hacer dieta/pasar hambre/extenuarse haciendo ejercicio ¡¡que no sabes hasta cuándo durará el “estado de gracia” !!

    30 marzo 2015 | 5:05

  25. Dice ser caliope

    Yo también vi esa viñeta en facebook y paso de las tonterías, pero es algo que no deja de molestarme. Puede que las revistas de moda y la pasarela estigmaticen (cada vez menos) a las “gorditas”, pero en mi experiencia, las “gorditas” son las que tratan de hacer lo mismo con las delgadas de a pie: malas miradas, malos comentarios, malos gestos… y a mi parecer mucha envidia. Yo tengo una talla 36, y según la viñeta “para conservarla me pegaré toda la vida controlando lo que como y hago, y así podré estar estupenda aunque nunca llegue ser una chica real”. Pues bien, como lo que quiero y cuando quiero, y es cierto que en ocasiones prefiero controlarme un poco para mantener una talla que me encanta en mi tamaño y complexión y que hace que me sienta muy agusto delante del espejo y que los demás me vean bien. Y no creo que haya nada malo en ello. Donde sí veo el mal es en la envidia de las tallas 42, 44, 46… diciendo, actuando, escribiendo… acerca de si soy tal o cual cosa por estar un poco pendiente de mi físico, porque qué queréis que os diga, mejor sería si ellas controlarran un poco el suyo, y no tanto por apariencia como por salud. Creo muy poco en el “tú que tienes suerte, yo no puedo adelgazar”… ahora q estoy en etapa de bodas, ¡cuánta gente que durante años no ha podido adelgazar por más que lo intentara lo está consiguiendo, leches! eso sí, me apuesto a que después de su boda volverá a su peso, y oye, estupendo me parece, pero que no se diga q no pueden estar menos gordos, más bien que no les merece la pena el esfuerzo de estarlo porque les guste mucho comer, les guste comer mal, no les guste el deporte, etc. A pocas personas delgaditas les veo obsesionadas con la imagen de las gordas, pero no hay día que una gorda no comente sobre una delgada… una pena, porque para defender una cosa no hay por qué menospreciar otra, y eso está muy de moda.

    30 marzo 2015 | 10:13

  26. Dice ser Borja

    Para @Clara

    Aunque Torrente se duchase, y fuese una persona agradable, no me creería ni por un segundo que sexualmente a simple vista, te atrajese más que Cristiano Ronaldo, lo siento, pero no me lo creo.

    Y no hablo de amor, no hablo de que puedas y/o quieras estar con una persona así, de que esa persona te pueda hacer la mujer más feliz del mundo, estoy hablando de atracción sexual a simple vista.

    Tengo una amiga a la que considero mi amor platónico. Esta chica dista MUCHO, de lo que llamaría mi prototipo ideal de mujer (fisicamente) y sin embargo, me siento perdidamente enamorado de ella.

    Claro que me considero superficial, la sociedad lo es, la sociedad me fue “criando”, como a todos, todos son superficiales. Pero jamás rechazo a una persona por su físico, si no por su personalidad.

    Y una atracción sexual “instantánea” podría quedar disuelta totalmente si considero que esa chica es idiota (para mi).

    30 marzo 2015 | 13:51

  27. Dice ser Sara

    no estoy de acuerdo del todo, habla de la misma chica con la misma alturs y variacion de peso y talla, claro qur hay chicas de talla 32 a 36 sanas siempre y cuando su estatura sea baja su indice de masa corporal y porcentaje de grasa equivaldra a una pesona ‘standard’ de talla 38 cuyo IMC sea 20-25 y su porcebtaje de grasa tambien correponda a ello, las personas con menos de un 20% de grasa en su cuerpo sin ser atletas de elite o fisiculturistas estarian ya no se si anorexicas pero ya sincon principio de amenorrea.dejemos ya de guiarnos por pesos o tallas apostemos por la concordancia, por la salud y empecemos a fijarnos mas por la constitucion y por la harmonia de nuestro cuerpo, cada persona es un mundo y cada uno tiene su constitucion lo mismo hay chicas de talla 42 duras como una piedra como chucas de talla inferior a la 36 fofas y sin fuerza

    30 marzo 2015 | 14:38

  28. Dice ser Piluka

    Hola, me alegro de que hayas escrito este artículo. Yo uso la talla 32/34. Más de una vez he tenido que escuchar comentarios desagradables sobre mi físico y aunque lo intento, me cuesta mucho engordar, que se le va ha hacer, llevo siendo así toda la vida y aun hay gente que me pregunta si como, conociendome mucho tiempo. Y me quedo pensando… “¿Enserio?” hasta donde llega la estupidez humana y la ignorancia. Por el contrario, también recivo alagos, pues pa gustos los colores. Yo, personalmente, estoy conteta conmigo misma. A demás, cuando alguien está enfermo, se nota. Por cierto, sí, si alguien te quiere criticar lo va a hacer seas como seas… Creo que el problema viene sobretodo cuando tienes complejos aunque, claro, la sociedad contribuye a ello…

    31 marzo 2015 | 12:39

Los comentarios están cerrados.