BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

El desorbitado precio de las entradas de conciertos

Por Tania Coronado Moreno

Aunque es cierto que han bajado los precios de los conciertos de hace unos años a ahora, algunos de ellos siguen siendo exagerados.

Es entendible que debido al descenso en la compra de discos y la piratería, entre otros, la vía para que los artistas puedan sobrevivir a esto sea ofrecer conciertos a precios más elevados.

Coldplay, de gira por Australia (EFE)

Coldplay, de gira por Australia (EFE)

Desde mi punto de vista me parece una muy buena opción que los artistas preparen cada vez más conciertos y nos deleiten con espectáculos que realmente merece la pena ver y merece la pena pagar, aunque si bien, debido a esto tienes que seleccionar los artistas o conciertos que vas a poder ver ya que el bolsillo no va a poder permitirte ir a más.

Me parece una pena porque creo que es en los conciertos donde se ve la calidad de los artistas y por lo menos para mi, donde realmente se disfruta de la buena música.

Entiendo que el caché que tienen los artistas no es el mismo para unos ni para otros y que unos cobren a 20 euros la entrada y otros la cobren a 50 euros, pero sinceramente pedir más de 100 euros o 200 euros por una entrada me parece una locura, un lujo que hoy en día casi nadie puede permitirse.

Hace unos meses leí un articulo en el que Dani Martín dejaba las entradas de su concierto a 20 euros diciendo que ponía las entradas a ese precio para que la gente pudiera ir a verle, o por dar otro de los ejemplos más destacados el concierto que ofreció el año pasado Bon Jovi en el Calderón donde bajo los precios de las entradas a lo “mínimo”.

Con esto quiero decir que está muy bien que artistas como Beyoncé, Rihanna o Coldplay tengan unos precios más altos pero entiendan la situación actual por la que pasan las familias españolas y sean conscientes de que cuanto más barata sea la entrada más posibilidad hay de que consumamos más y vayamos a más conciertos.

3 comentarios

  1. Dice ser Pedro

    A ver os voy a explicar una cosa, que ya deberíamos saber todos desde hace mas de 14 años.

    Las empresas se la suda que esto sea España, Alemania, Francia o Rumanía, Ellos se fijan en la DIVISA y en el país puntero de esa divisa, en este caso Francia y Alemania (dejemos a un lado a los Ingleses que aun tienen su moneda, que es lo que les salva el culo), ponen precios sobre esos sueldos y no sobre los demás y eso es por lo que los países con salarios bajos tenemos somos los que tenemos mas crisis, mas recesión y menos consumo, porque un español no puede consumir lo que consume un alemán, con sueldos bajos y precios parecidos a los alemanes. (que si, que parte del aumento de nuestra crisis se debe a golferias varias, como burbuja inmobiliaria, que solo fue para limpiar el dinero negro (pesetas) para convertirlo en EUROS).

    Pero vamos solo te tienes que dar una vuelta por cualquier tienda de internet para darte cuenta que un alemán, un francés, le venden al mismo precio que a ti, teniendo 3 veces nuestro sueldo y no te creas que en estos países la vida esta mas cara, porque la diferencia es de céntimos, allí la leche no esta a 3€, ni el pan a 1,50€.

    15 Noviembre 2014 | 15:29

  2. Dice ser Julio

    Pedro, completamente de acuerdo con tu comentario, exceptuando sólo lo de que en Alemania los sueldos son 3 veces mayores a los españoles. Eso no es así, te lo dice un español en Alemania. Sí que pueden llegar a duplicar el sueldo de un español, pero eso depende también del puesto. Entre médicos por ejemplo no llega al doble ni de lejos.
    Lo de los precios sí es verdad, son bastante parecidos. Yo he llegado a repostar diesel a 1-2 céntimos por debajo del precio español.
    Saludos.

    16 Noviembre 2014 | 8:06

  3. Dice ser Cris

    Yo no entiendo cómo artistas de renombre ponen sus entradas muy caras, y no me vale la excusa de “es que la piratería”. Esa gente gana un pastizal a base de merchandising y venta de discos (ah, claro, la piratería… que dejan de ganar una cantidad insignificante de pasta al año). Siempre me voy a quedar con el ejemplo de Foo Fighters, banda de rock muy conocida; ofrecen su música en plataformas gratuítas (su nuevo disco ha sido publicado casi a la vez en tiendas con su precio y en Spotify), alegando que mientras la gente vaya a sus conciertos, les da igual por dónde les escuchen, que la cosa es llegar al público. Y ganan sus milloncejos al año, que no son precisamente una banda de poca monta y muertos de hambre.

    Que los artistas que son menos conocidos pongan sus entradas algo más caras sí me parece un poco más normal. Pero los grandes grupos, no, jamás de los jamases.

    17 Noviembre 2014 | 20:55

Los comentarios están cerrados.