BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Me llamo Francisco… o la coherencia para no ser fariseo

Por Diego Mas

“Me llamo Francisco” se autodenominó el nuevo papa. Y, aun antes de que lo confirmara él mismo, era evidente que se refería al pobrecito de Asís. Ya iba por ese camino antes y ha dado algunos pasos más estos días. Es de esperar que siga por esa senda y abandone también los malos hábitos que se han ido acumulando en el Vaticano, empezando por el hábito blanco, esa presunción de pureza inmaculada, el vestido de los “sepulcros blanqueados”, los fariseos, que Jesús expresamente condenó también por llevarlo. Y prohíba como sacrílego que le llamen “Padre” y “Santo”, pues el mismo Jesús dijo que a nadie había que llamar “Padre” y “bueno”, sino a sólo Dios. Y que renuncie también al “pontificado”, porque el título de “PoPapa Franciscontífice Máximo” romano era el del ingeniero que hacía puentes, y sólo una necia adulación cortesana hizo que se adjuntara al título del Obispo de Roma.

Más aún: eso será sólo un primer e imprescindible paso. Para ser coherente con la sencillez y pobreza evangélica y franciscana, el nuevo Francisco deberá ser también compresivo, como lo era San Francisco y Jesús en cuanto hombre –sin querer locamente imitar sus actos cuando mostraba su divinidad- respetando caritativamente a los demás, todos, mayorías, como las mujeres, o minorías, como los homosexuales. No será como otros, ostentosamente humildes por fuera pero sólo para tapar su soberbia interior, como tantos “piadosos” fariseos. Así no sólo parecerá sino que será otro Francisco, para bien de todos, incluso de los que no comulgan con él.

8 comentarios

  1. Dice ser A.S.

    El término Pontifex Maximus, efectivamente significa constructor de puentes, pero en sentido alegórico, el de tender puentes entre los humanos y los dioses, por eso era la máxima autoridad religiosa en Roma durante la monarquía, la república y el imperio. La literalidad nunca fue buena…. y tu interpretación me parece algo sesgada.

    Saludos

    22 Marzo 2013 | 17:48

  2. Dice ser vicente

    Exacto A.S. ,tienes toda la razon con respecto al termino de pontifice. Primero de sortarla es conveniente informarse bien de lo que se vq a decir.

    23 Marzo 2013 | 11:37

  3. Dice ser merkel

    Es curioso, todos los que piden derechos para homosexuales, mujeres y demás en la iglesia (institución a la que puedes pertenecer o no, libramente) nunca se los piden al Islam y lo que es peor, no los piden para los hombres que son discriminados en España por tener pene (leyes de divorcio, custodia o, la aún peor y más vergonzosa “ley de violencia de género”) y en una “institución” (el estado) del que no puedes darte de baja o borrarte.

    Por no hablar de que nunca hablan de los derechos de los no natos, están ontra la pena de muerte de criminales y asesinos abyectos, pero aplauden el aborto (muerte) de millones de bebés (para ellos son seres vivos, pero no humanos) que no habían cometido delito alguno.

    No hablemos demasiado alto de coherencias, que los progres no tenéis legitimidad alguna para hablar de ése término. Sois los curas de la política siempr pontificando y siempre realizando edictos paternalistas para dirigir las vidas de nosotros pobrecitos pecadores que no votamos a los vuestros.

    Y todavía hay quien tiene la desvergüenza de hablar de hipocresías.

    23 Marzo 2013 | 12:51

  4. Dice ser Malditas religiones inventadas

    En una biblioteca:

    Usuario: Por favor señorita ¿Dónde está la Biblia?

    Bibliotecaria: En el apartado de ciencia-ficción.

    Pues eso.

    23 Marzo 2013 | 12:58

  5. Dice ser yayi..

    Los gays es difícil no que los respete -creo que ése no es el problema, yo sé de gays que van a misa y hasta han dado catequesis, sabiendo el cura que eran gays-, el problema es que no puede “dar visto bueno ” a la homosexualidad. Ninguna religión o secta lo hace. Casi todas descienden de la rama judía, con eso lo digo todo. Hasta la Cienciología -para mí, secta y peligrosa- pregunta a sus acólitos sobre sus gustos gays, como si fuese algo reprobable.

    En cuanto a la humildad, a mí este señor me parece el colmo de la humildad, de la sencillez… Lo que pasa es que a veces no sabemos ni lo que queremos. En otro medio leí la opinión -respetable, por supuesto- de una señora que ponía a parir las riquezas, las cruces, que si esto… para a continuación decir que el Papa era un insolidario ¡¡¡por no ponerse los zapatos rojos!!!

    Sí, esos horribles y pijos zapatos que son un insulto al mensaje cristiano (mi opinión). Según ella, por culpa de que el Papa no se los pone -qué le cuesta, decía- el señor que hace el mantenimiento de esos zapatos -¿¿???- y que es de Perú o por ahí iba a quedarse en paro. Tal cual. Y que total para llevar esos horribles “zapatos viejos”””…

    ¿PERO NO HABÍAMOS QUEDADO EN QUE ERA UNA VERGÜENZA LAS RIQUEZAS Y LAS CRUCES DE ORO?

    En fin, que nos aclaremos qué tipo de Papa queremos, seamos creyentes o no. Que criticamos por criticar.

    23 Marzo 2013 | 13:08

  6. Dice ser manuel

    Se hará todo como tu dices, Diego Mas. Dios te ha iluminado. Si deseas algo más, dilo, que estamos para obecederte a tí, que eres el listo que Dios nos ha enviado par desfacer entuertos desde la iluminación suprema. ¿De dónde te vendrá es sabiduría?. Los demás ¡qué malos, qué incongruentes y tontos que somos!. Perdona nuestras ofensas y faltas de comprensión, nuestros ruines pecados. Dinos, por favor, de qué color tenemos que vestir para no ser hipócritas…¡please!. Ilumínanos con tu exquisita sabiduría…de hombre bueno, integral, sabio.

    23 Marzo 2013 | 13:20

  7. Dice ser antonio wollstein

    Diego .
    Quien eres tu para decir a nadie lo que debe hacer. Bastante tienes con tu vida como para decir a un Jesfe de estado y pastor de una iglesia que no es la tuya lo que debe hacer.
    Mira la viga en tu ojo y no la paja en el otro

    23 Marzo 2013 | 14:14

  8. Dice ser El analfabetismo religioso.

    España un Estado laico, qué sarcasmo. Aquí se confunden actividades y fines religiosos y estatales. Se incumple el principio de neutralidad: el jefe del Estado nombra al arzobispo castrense con rango de General de División. Se pisotea el principio de igualdad tributaria: los católicos dedican el 0,7% de su IRPF a financiar a su religión sin pagar ni un euro más que el resto de los contribuyentes. Se ignora el principio de laicidad: el Estado paga para que los obispos evangelicen a los niños en las escuelas, nombrando o echando a sus docentes profesores sin control. La Iglesia romana manda y el Estado paga, haciéndose cargo, incluso, de indemnizaciones millonarias porque hay prelados que despiden a sus docentes de catolicismo por casarse con divorciados o, sencillamente, por irse de copas con los amigos.

    Todo es anacronismo. La educación en una fe religiosa (catequesis, en griego) debería pertenecer a otro lugar y a otros protagonistas: templos, sinagogas, mezquitas, etcétera. En cambio, los obispos exigen —y el Gobierno cede— que sus clases tengan carácter académico y sean evaluables, con una asignatura alternativa a la misma hora, a ser posible la matemática, no sea que a los chicos les espante más la oferta episcopal. Es como si, porque unos van al fútbol, el resto del alumnado tuviera que jugar al rugby.

    Artículo completo:
    http://veroirteclear.blogspot.com.es/2012/12/el-analfabetismo-religioso.html

    23 Marzo 2013 | 14:41

Los comentarios están cerrados.