BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Semana Santa a fecha fija

Tenemos estados laicos o no confesionales en prácticamente todo Occidente, pero muchas de nuestras fiestas y, en consecuencia, de nuestros calendarios laborales y de otros asuntos vitales, se basan aún hoy en celebraciones religiosas. Algunas de estas, además, cambian de fechas cada año, son fiestas móviles, como la Semana Santa, con lo que su repercusión es aún mayor sobre la vida cotidiana, sea laboral, escolar o económica. 
La Semana Santa de este año es una de las más tempranas de nuestra vida. No tanto como en 2008, cuando tuvimos el primer trimestre del año, laboral y escolar, más corto de la historia. Desde el día de Reyes al domingo de Ramos solo transcurrieron 70 días naturales, frente a los 109 días de 2007 o los 92 de 2006. Este año, 77 días: un trimestre de dos meses y medio.
Las fechas de la Semana Santa, y con ella muchas otras fiestas móviles (carnaval, el Corpus…), están directamente relacionadas con las fases de la luna. En el Concilio de Nicea, en el año 325, la Iglesia decidió que la Pascua de Resurrección se celebraría siempre el primer domingo después de la primera Luna llena posterior al equinoccio de primavera. Este se produce cuando el día y la noche duran exactamente lo mismo. En 2008, el 21, viernes, fue el equinoccio y hubo Luna llena, y el 23 fue Pascua. Este año, el 20 de marzo el equinoccio, la primera Luna llena es hoy, día 27, y por eso el próximo domingo, 31, es Pascua de Resurrección.
La Semana Santa temprana tiene consecuencias de todo tipo. El primer trimestre es muy corto, y el segundo trimestre muy largo, y una y otra cosa repercuten en los asuntos más diversos, desde el rendimiento escolar o el laboral hasta el aumento del estrés o de las depresiones del común de la gente. Pero hay partes relevantes de la población, sectores económicos completos, para los que la altura del calendario en que caiga la Semana Santa es aún más importante, decisivo. Por ejemplo, el turismo. Una Semana Santa a finales de marzo mueve mucho menos dinero en todo -viajes, hoteles, apartamentos, restaurantes… ¡empleo!- que a primeros o a mediados de abril. Como el turismo, otros sectores vinculados y otras actividades con un alto grado de estacionalidad. La construcción, por ejemplo.
¿Tiene lógica, así las cosas, que sigamos para la Semana Santa con un calendario decidido hace casi 1.700, en una sociedad que no se parecía nada a la actual? Convendría cambiarlo, ¿pero quién puede hacerlo? Una organización supranacional. ¿La UE, que no es capaz de gestionar bien ni un invento tan reciente como el euro? ¿La ONU, cuyos Estados miembro se rigen por calendarios muy diferentes?
¿Y la inventora de la Semana Santa, la Iglesia, ahora que tiene al frente a un nuevo papa, parece que reformista? ¿Podría el papa Francisco impulsar una nueva Semana Santa, desvinculada del calendario lunar y a semana fija, la segunda o la tercera de abril, que corrija las consecuencias negativas de la actual?

4 comentarios

  1. Dice ser FB

    La fijación de la Semana Santa no viene del Concilio de Nicea, sino de la Pascua judía, que ya la fija así. Por otro lado, es una fiesta no solo nacional, sino internacional, por lo que no tiene sentido cambiarla porque interese más o menos a un país.

    Por otro lado, lo de la duración de los trimestres es relativo, ya que el primer trimestre es el único que no tiene festividades en medio. El segundo tiene el 1 de mayo (más el 2 en Madrid) y en muchos sitios, también hay fiestas por San Isidro, o el 23 de abril… Además, en media España hay fiestas por San Juan y/o San Pedro, además de las empresas que a principios o a mediados de junio empiezan la jornada intensiva.

    27 Marzo 2013 | 11:24

  2. Dice ser Gonzalo

    Yo pondría la semana santa fija. Creo que facilitaría las cosas Por cierto yo todos los años voy cerca de tu tierra a Sotillo de la Ribera.

    Un saludo

    27 Marzo 2013 | 11:25

  3. Dice ser panchenko

    la pregunta real es porque las religiones de estado tienden a alterar la vida nacional, a quien le importa? se ha tenido en cuenta la ofensa de estas “celebraciones” a las religiones etnicas? o acaso lo que se recuerda es a la invasion de agosto repelida heroicamente por los patriotas del 15 m?
    mientras estemos bajo la invasion y sus acolitos del fachismo local, deberemos pasar todas estas penurias. de ahi la importancia de acudir a las expresiones masivas en contra de la invasion, para dar una imagen internacional de la realidad que vive nuestro pais con seis millones de parados, donde solo algo que se dice gobierno esta preocupado por celebraciones que no representan al sentir de las naciones que componen al pais, mientras que los de las colas del inem no llegan a fin de mes.
    solo las demostraciones masivas mostraran ante el mundo nuestra realidad, generando la presion necesaria para que la invasion se vaya y volvamos al recto camino al socialismo pleno.

    zapatero es el guia,
    lenin el salvador.

    27 Marzo 2013 | 11:42

  4. Dice ser Aumento de mamas

    Supongo que será pasada por agua con este tiempo que hace.

    27 Marzo 2013 | 11:54

Los comentarios están cerrados.