BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

Que vuelva el crédito, aunque no sea blando

Vuelve al lenguaje económico una expresión que se usaba mucho en los años noventa: la de los “créditos blandos”. Dicen que el Gobierno de Rajoy, entre sus muchos planes, tiene el de dar “créditos blandos” a los emprendedores, a los que funden empresas y lancen proyectos que creen empleo y riqueza.

Hace ya unos cuantos años, a mediados de los noventa, yo escribía en el diario financiero Cinco Días un artículo semanal sobre asuntos de lengua y economía. La serie se titulaba genéricamente Letras de cambio. Reproduzco aquí un texto que escribí sobre los dichosos “créditos blandos”, por si te sirve de lectura sabatina.

El pobre Galdós, sin núcleo estable ni préstamos subvencionados

Arsenio Escolar

Mauricia la Dura es uno de los más singulares personajes creados por Benito Pérez Galdós. Aparece en ‘Fortunata y Jacinta’. Mauricia es una perdedora: una mujer bronca, áspera, tan maltratada por la vida, tan endurecida y correosa, que a su lado Fortunata, que no era manca, parecía una ursulina sensiblera.

Galdós, el creador de Mauricia la Dura, era un blando. De carácter (“Silencioso, sumiso, tímido, retraído…”, lo describe Joaquín Casalduero, uno de sus biógrafos) y de constitución física: la más famosa de sus novias, doña Emilia Pardo Bazán, le dijo una vez en una de sus tórridas cartas: “Siempre me he reprimido algo contigo por miedo a causarte daño físico; a alterar tu querida salud. Siempre te he mirado (no  te rías  ni me pegues) como los maridos robustos a las mujeres delicadas y tiernamente amadas”.

Hasta ahora, en castellano, blando era Galdós, el algodón, una esponja, algún colchón, un defensa central respetuoso con los tobillos de los rivales… Y duro era el granito, Mauricia, el pedernal, el acero, Gregorio Benito, un boxeador, Humphrey Bogart… Ahora, maltraduciendo del inglés, a los créditos que concede el Banco Mundial a los países pobres nos empeñamos en llamarlos ‘blandos’ y al conjunto de principales accionistas de una compañía hemos dado en llamarlo ‘núcleo duro’.

El Departamento de Español Urgente (DEU) de la agencia Efe (un clásico en la defensa del buen uso del idioma) ha estudiado la parte ‘blanda’ de este asunto y ha llegado a conclusiones claras y terminantes. Según el DEU, el ‘Gloario de términos económicos y financieros internacionales’ de la agencia británica de prensa Reuters define ‘soft loan’ como “préstamo o crédito concedido a bajo interés y a menudo por un periodo más largo del normal, especialmente a países en vías de desarrollo”.

Y en el ‘Glosario de términos de economía y hacienda’ dirigido por José María Lozano Irueste y publicado por el Instituto de Estudios Fiscales aparece ‘soft loan’ correctamente traducido como ‘préstamo subvencionado’, del que se explica que es “el préstamo a un tipo de interés inferior al de mercado que se concede con el fin de fomentar alguna actividad determinada”. El mismo Lozano Irueste traduce ‘soft loan’ en su ‘Diccionario bilingüe de economía y empresas’ (Ediciones Pirámide) como “préstamo sin interés o préstamo subvencionado”.

En cuanto a ‘núcleo duro’, este mismo diccionario nos da una pista de lo inadecuada que es tal expresión. En inglés, ‘hard core’ es, según Lozano Irueste, “el núcleo básico o fundamental de una organización”; y ‘hard’ no significa sólo duro, sino también estable en algunas expresiones: por ejemplo, en ‘hard money’, ‘dinero estable’. En fin: al conjunto de accionistas que están en el capital de una compañía con vocación de permanencia debiéramos llamarlo ‘núcleo estable’.

Volviendo a Galdós. El escritor, que vio que con su obra se enriquecían los editores, se metió él mismo a empresario y fundó una editorial que tenía por ‘núcleo estable’ al propio don Benito y a Miguel H. de la Cámara. El núcleo se desestabilizó pronto, y Galdós tuvo que pleitear con su socio para recuperar sus derechos de autor. Se hizo con ellos tras un arbitraje de Gumersindo de Azcárate, pero tuvo que abonar a De la Cámara una liquidación tan elevada que el escritor cayó en manos de prestamistas. Atender las necesidades de algunas de sus novias agravó sus estados financieros. Pese a que era una gloria nacional, nadie le dio al pobre Galdós un ‘préstamo subvencionado’. Murió casi pobre, en 1920. Y sin el Nobel, que ya entonces era una pasta.

Hasta aquí aquel texto. Y ojalá que vuelva el crédito, incluso aunque no esté subvencionado.

5 comentarios

  1. Dice ser ErCua

    Increíble. In-cré-i-ble.

    Dada la escasa habilidad para la redacción que este diario ofrece habitualmente, me parece incríble que el director esté (o haya estado) interesado por el buen uso de nuestra lengua. Y lo hace (o hacía) bien.

    Aresenio, por favor, inculque ese interés en sus becarios.

    05 mayo 2012 | 17:19

  2. Dice ser ANTONIO LARROSA

    ¡Excelente post, no se puede mejorar más!Yo también le felicito cordialmente.y no es por darle lustre, es porque lo merece según mi humilde opinión.

    Clica sobre mi nombre

    05 mayo 2012 | 18:32

  3. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Pues como dice el autor,
    que vengan los créditos
    aunque no sean los blandos
    o los no subvencionados.
    Yo, con perdón me permito
    pedir, aunque sean créditos duros,
    pero que llegue al que tenga
    alguna idea o proyecto,
    al que quiera emprender algo,
    y si no crea riqueza
    al menos, que pueda crear
    para sí, un puesto de trabajo.
    No es que sea yo pesimista,
    pero con la que está cayendo
    y visto las antecedentes,
    me temo mucho que después,
    al no poder reembolsarlo,
    ocurra lo mismo o parecido,
    que con lo de lo hipotones.
    Que a lo los padres que los avalen,
    si el préstamo no se pudiera pagar,
    los viejos también se vean,
    por embargos desahuciados
    y lanzados a la calle.

    05 mayo 2012 | 22:27

  4. Dice ser peladilla

    De acuerdo

    05 mayo 2012 | 23:45

  5. Dice ser encarna

    El Tema esta, que el gobierno, DE RAJOY le esta dando dinero al “GRUPO ESTABLE”, PARA QUE SE ESTABILICE, MAS, MEDIANTE REGALOS DE EUROS DE LOS CONTRIBUYENTES…
    DICEN EL GOBIERNO La culpa de los activos Toxicos, de los “estables”…es de los Ciudadanos malos malisimos, que no han pagado el contrato que hiceron, por tanto le quitan lo comprado, con ese contrato y encima le piden los Intereses….
    Por eso hay que ayudar a los Banqueros que engañaron y Timaron a los Ciudadanos, “pobrecitos”CON LA AYUDA INESTIMABLE DEL GOBIERNO poniendo leyes a la Medidada del GRUPO ESTABLE..Para enriquecerse mas, en menos tiempo…
    Pero, la historia ahora se convierte en Tragicomedia de la buena.
    El gobierno para hacer Caja..Vende lo publico a aquellas empresas que ejecutaron, Infrastucturas, con dinero Publico y encima les da Suvbencion Blanda, mas Euros Publicos.
    Les perdonan a los que se han llevado el dinero a los Paraisos Fiscales..”los del nucleo estable” para que tengan cash..Para que no se les escape, en la subasta, nada de lo que el gobierno LIQUIDE.
    Se han creado empresas…en el 1º trimestre del años…pregunta: ¿quien les da los Creditos? ¿Cuantos empleos crearan? ¿y a que se dedicaran?.
    Eso los SINDICATOS tendran que averiguar …Ese es su trabajo, ¿quiza por eso AGuirre y Rajoy, no recibiendoles ,pone la Venda antes de la herida SACRILEGANDO A LOS SINDICATOS.”FLAUTEROS Y GAMBERROS”.
    Por no hablar de los Socialistas..Que eso tendria que ser a diario, la publicacion de los DESMANES ECONOMICOS DEL GOBIERNO DE RAJOY…
    Pero son los Ciudadanos en los blogs, los que estan Informando..Lo ultimo la compra, por 15 millones de Euros contante y sonante a una empresa de un Pepero de gases Lacrimogenos y pelotas de Goma, …Se acerca los Vagos y maleantes….HAY QUE ESTAR PREPARADO…

    06 mayo 2012 | 10:33

Los comentarios están cerrados.