BLOGS
¡Que paren las máquinas! ¡Que paren las máquinas!

¡Que paren las máquinas! El director de 20 minutos y de 20minutos.es cuenta, entre otras cosas, algunas interioridades del diario

El Valencia, campeón de Europa

Me ha gustado mucho, esta mañana, un reportaje de Cayetano Ros en El País sobre el Valencia. Porque da algunas claves de cómo y por qué funciona un equipo de fútbol y porque el Valencia es el club de mis amores.

El reportero lo hace a través de opiniones y de informaciones que le ha arrancado a Fran Escribà, ayudante de Quique Sánchez Flores, el entrenador valencianista. Esto dice Escribà:

“Nosotros no llegamos a ver qué sale, sino que desarrollamos día a día una carga táctica muy importante”.

“En los partidillos de entrenamiento, nuestros resultados son de 0-0 ó 1-0. Los delanteros saben que es muy difícil marcar y bromeamos diciendo que jugamos Paraguay contra Uruguay”.

“El Barça no ha pasado todavía por el bache que pasan todos [en el curso pasado lo tuvo al principio] y va a perder por un tiempo a Eto’o, que tiene tantísimo gol. Si preguntas a los jugadores del Valencia si se conforman con ser segundos, que parece ahora lo más lógico, ninguno lo firmaría”.

“[Albiol] tiene potencial para la selección española e incluso podría estar en Alemania como le pasó a Tendillo en el Mundial de España 82”.

“Cuando [Villa] estaba en el Sporting de Gijón, a mí ya me parecía que era el delantero perfecto para el Valencia. Es un killer [asesino] que no tiene otra cosa en la cabeza que el gol. Pese a ser pequeño, aguanta muy bien la pelota, se desmarca, desequilibra…”.

Soy del Valencia desde pequeño, desde los tiempos de Waldo y Pepe Claramunt, cuando la alineación era Pesudo; Sol, Barrachina, Antón… No me preguntes por qué un chaval de Burgos era en los años sesenta aficionado al Valencia en fútbol y al Joventut en baloncesto (Nino Buscató, los Margall, Santillana… después).

El 24 de mayo de 2000, cuando este periódico sólo de editaba y distribuía en Madrid y aún se llamaba Madrid y m@s, el Valencia y el Real Madrid disputaron en París la final de la Champions. Varias horas antes de que comenzara el encuentro, me escribí la portada del diario con el triunfo del Valencia y su proclamación como campeón de Europa. No recuerdo el titular, sé que me quedó espléndida. La saqué por la impresora y la pegué retador en una columna en medio de la redacción. Los madridistas (había muchísimos) me miraron mal. Los atléticos (había casi tantos como madridistas) me apoyaron jaleándome.

Habíamos hecho una temporada espléndida, el mecanismo de Cúper funcionaba a la perfección… pero esa noche nos arrugamos de modo incomprensible y caímos 3-0.

Recogí la falsa portada, la hice añicos y me puse a escribir la del triunfo y el título del Madrid. La realidad me había estropeado una bonita historia.

3 comentarios

  1. Dice ser Sergio

    A mí me pasa algo parecido. Soy del Barça siendo de Madrid. Será la influencia positiva del Dream Team o la negativa del madridismo prepotente, no sé.Sólo tengo que añadir que el Barça ya pasó esta temporada su bache, cuando empezó la Liga, y ahora no hay baches que valgan. Cuando se lesionó Xavi resulta que nadie iba a conducir el juego. Si se va Eto’o, dicen que nadie marcará goles.Pero no. ¿Por qué? Pues creo que porque Rijkaard, que fue el centrocampista más elegante de uno de los mejores conjuntos italianos de la historia, es un entrenador como la copa de un pino, que compensa el equipo y lo trabaja tácticamente como el que más. Y, además, porque tenemos a los mejores jugadores, somos uno de los equipos más limpios, los que más goles meten y los que menos reciben.No de España, de Europa. Pero bueno, que sí, que fue una lástima que aquel Valencia no ganase, porque se lo merecía. Pero ten claro, Arsenio, que ahora tenéis el mismo potencial o más que entonces, y que el Valencia acabará, junto al Depor, entre los cuatro primeros de la Liga. Seguro.

    06 Enero 2006 | 19:12

  2. Dice ser imagina

    La realidad en la mayoría de ocasiones, nos coloca en nuestro sitio, que no es el que quisiéramos, claro que para sus compañeros seguidores del Real Madrid, fue un día grande.Este año parece que el Barça lleva las de ganar, pero quién lo sabe, si ganan la Liga, los culés se llevarán una alegría y si no la ganan, el desengaño será enorme. Pero la alegría de los seguidores del Valencia o del Madrid o del Osasuna (esta si que sería una victoria meritoria), te demuestra que la alegría no se pierde, solo cambia de destinatario.Lo siento por la bonita portada que se malogró, elaborada no solo con profesionalidad, sino también con alegría y satisfacción íntima.Saludos

    06 Enero 2006 | 21:06

  3. Dice ser voyeur

    entre nosotros, porque supuestamente esto no puede hacerse, yo tengo la tapa de la muerte de maradona. fue cuando trabajaba en uno de los diarios más prestigiosos de argentina y latinoamérica como colaborador y tuve que quedarme a la noche a cubrir la última internación de maradona. por supuesto, habíamos hecho la tapa y la nota sobre la reciente muerte del ícono nacional mientras las noticias que venían desde la clínica no eran para nada alentadoras. luego diego remontó otro barrilete de plomo y se recuperó como por arte de magia y la tapa nunca vio la luz.todavía la tengo en casa en blanco y negro y cuando se la muestro a mis amigos y familiares me dicen: ¡en ese diario de mierda son todos unos hijos de una gran puta!saludos. nos leemos.

    06 Enero 2006 | 21:23

Los comentarios están cerrados.