Entradas etiquetadas como ‘felicidad’

‘Tu casa crece contigo’ #6: cuando los hijos vuelan del nido

Antes de ponernos manos a la obra con las 5 ideas para disfrutar como nadie de la reconquista de tu casa, te pondré sobre aviso de cómo creo que debería vivirse esta emocionante etapa de la vida cuando los hijos abandonan el barco, con este anuncio argentino tan acertado:
.

.
Un alivio para algunos padres. Una pérdida difícil de encajar para otros. Un gran cambio y una oportunidad para todos.

Cuando los hijos se van de casa, años y años de convivencia, normas, un proceso educativo diario y una relación estrecha y de dependencia mutan de repente y para siempre.

Como reflejábamos en nuestro post de esta misma serie ‘Tu casa crece contigo’ #4: cómo independizarte sin problemas, hoy en día, tan solo el 22,1% de los jóvenes españoles entre 16 de 30 años viven fuera de casa de sus padres.

Salvador de la Casa, de Reparalia, te trae consejos para disfrutar de tu hogar cuando tus hijos vuelan y dejan tu nido vacío y disponible para retomar tus hobbies, pasatiempos, manualidades y trabajos favoritos de nuevo en casa.

Es decir, que tanto hijos como padres somos más bien talluditos cuando este cambio vital se produce. Y el proceso de adaptación es distinto según la edad y el momento personal de cada uno.

Y también, según el tipo de alejamiento de nuestros vástagos, ya que no es lo mismo que salgan a estudiar, con el propósito de volver pasado un tiempo, a que se casen, se muden al extranjero…

> Por cierto, ¿has leído ya nuestro post 5 fórmulas para ahorrar al emanciparte y evitar imprevistos en el hogar?

Lo más importante es reinventarte: reconquista tu tiempo y tu espacio

No lo dudes ni un momento: llega el momento de llenar de cosas buenas, bonitas y enriquecedoras todo ese hueco que los hijos dejan al irse.

Salvador de la Casa, de Reparalia, te trae consejos para disfrutar de tu hogar cuando tus hijos vuelan y dejan tu nido vacío y disponible para retomar tus hobbies, pasatiempos, manualidades y trabajos favoritos de nuevo en casa.

Estamos, y así deberemos verlo siempre, ante una de las oportunidades de nuestras vidas: volver a disponer para nosotros de las cosas más valiosas y necesarias para que un ser humano siga creciendo: tiempo y espacio.

Sin menospreciar las maravillosas sensaciones, enseñanzas y momentos que un hijo nos proporciona en la vida —que son infinitas— ahora vuelve a ser nuestro momento y tenemos que disfrutarlo a tope.

Tanto psicólogos como diseñadores de hogar coinciden en cinco puntos clave para sacarle todo el partido a ese nuevo y estimulante periodo que se abre para padres de nido vacío:
.

1. Rediseña el espacio para hacerlo, de nuevo, tuyo

¡O vuestro! Probablemente, cada uno de los progenitores tenga espacios favoritos dentro de la casa, necesidades diferentes y muchos anhelos aún por cumplir.

Quizá uno de los dos necesita un despacho en el que llevar a cabo su trabajo con comodidad, o ampliar el lugar para la práctica o el almacenamiento para uno de sus hobbies. Estudiad las posibilidades de las habitaciones de los hijos como nueva biblioteca, oficina, estudio…

El sueño doméstico de muchas personas es montar su propio gimnasio personal en casa y poder hacer ejercicio a diario sin tener que salir de casa.

Salvador de la Casa, de Reparalia, te trae consejos para disfrutar de tu hogar cuando tus hijos vuelan y dejan tu nido vacío y disponible para retomar tus hobbies, pasatiempos, manualidades y trabajos favoritos de nuevo en casa.

¿Quieres conocer el truco para convertir incluso la más triste y pequeña de las habitaciones en tu propio centro de entrenamiento motivador? Forra las paredes de espejos y multiplicarás el espacio visual.

Además, ver tu imagen reflejada te hará sentirte menos solo, motivarte y centrarte en los resultados que consigues tras cada sesión de entrenamiento.

Y esa habitación por cuyas paredes han pasado garabatos, pequeñas canastitas de mini baloncesto, pósters de música y banderas de fútbol tiene hoy todas las papeletas para albergar una gran pantalla de televisión y altavoces que acompañen tus movimientos sobre una bici estática, una cinta de correr o una máquina de elíptica en el momento del día que más te apetezca ponerte en forma.

Salvador de la Casa, de Reparalia, te trae consejos para disfrutar de tu hogar cuando tus hijos vuelan y dejan tu nido vacío y disponible para retomar tus hobbies, pasatiempos, manualidades y trabajos favoritos de nuevo en casa.

O quizá prefieras convertir el antiguo salón de juego de los pequeños en una comodísima oficina para ti, decorándola con un cómodo escritorio y tus obras y reproducciones de arte favoritas. ¡Seguro que se convertirá en tu lugar favorito de toda la casa!

 

2. Date un capricho para celebrar la ocasión

Cómo decíamos antes, es necesario contemplar este momento como una oportunidad, y aprovechar la energía que genera este cambio como algo estimulante para tu carrera, tus ambiciones o tu desarrollo personal.

Así que celébralo equipando esos rincones de tu hogar con aquellos objetos, equipamientos o decoración que te hagan especial ilusión. Si puedes permitírtelo, no dudes en comprar e instalar todo aquello que te motive y ayude a perseguir tus ilusiones y explorar nuevas facetas.

¿Recuerdas esa obra de arte que siempre quisiste tener? Tal vez ha llegado el momento de hacerte con ella, o al menos con una reproducción de calidad…

Sigues en construcción en todo momento de tu vida, y no hay como aprender —lo que sea, tú decides— para sentirte más vivo que nunca y dejarte llenar por la satisfacción constante de descubrir y aprehender cosas nuevas cada día.
.

3. Explora la comodidad de cada espacio

Cualquier sitio de la casa es susceptible de ser explorado, mejorado y explotado a tope. Todo depende de si lo equipas para ello, si te provees a ti mismo y a tu compañero o compañera de vida de las herramientas para disfrutar con holgura esa parte de la vivienda que quizá antes no valorábais tanto.
.Salvador de la Casa, de Reparalia, te trae consejos para disfrutar de tu hogar cuando tus hijos vuelan y dejan tu nido vacío y disponible para retomar tus hobbies, pasatiempos, manualidades y trabajos favoritos de nuevo en casa.

Una silla o una mesa en el lugar adecuado pueden ser el comienzo de un rincón de pensar y crear inesperado y muy fructífero. Explora las posibilidades de tu morada y experimenta cambiando las cosas de sitio hasta que encuentres una utilidad agradable a cada estancia.
.

4. Organiza y gestiona recuerdos con un poquito de corazón ¡y mucha cabeza!

Toda una vida —o varias— dan para muchos objetos, ropa, creaciones artísticas y trofeos. Pero no tenemos porqué guardarlo absolutamente todo. Trata de recoger y ordenar todos esos recuerdos lo mejor posible y almacena solo aquello que realmente merezca la pena y puedas atesorar sin problemas.
Salvador de la Casa, de Reparalia, te trae consejos para disfrutar de tu hogar cuando tus hijos vuelan y dejan tu nido vacío y disponible para retomar tus hobbies, pasatiempos, manualidades y trabajos favoritos de nuevo en casa.

Deshacerte de parte de esos objetos de remembranza te permitirá no solo liberar un espacio valiosísimo en casa, sino también pasar página con mayor facilidad y seguir adelante con tu vida. No significa que tengamos que olvidar, solo reposicionarlo todo en nuestra existencia con un motor siempre claro: vivimos hacia delante, no hacia atrás.

Te recomendamos nuestro post Si tu casa y tu vida son un caos, aplica los métodos ‘Dan-sha-ri’ y ‘Kondo’ para ser feliz, en el que te enseñamos los trucos de dos maestras japonesas del orden para reconquistar tu espacio y reordenar así tu mente y tu vida.

¡Si hay un momento para ponerlos en práctica es la marcha de nuestros hijos!

5. Construye el nuevo lugar chachi de la casa

Me ha costado elegir entre ‘chachi’, ‘guay’, ‘molón’ y ‘dabuti’.

Pero tú sabes bien a lo que me refiero. Si quieres simbolizar tu “nueva independencia”, disfrutar como nunca de tu propia casa, e incluso crear un punto irresistible al que tus hijos siempre quieran volver a pasar unos momentos de oro a tu lado, toma ese espacio recién disponible y conviértelo en un centro de diversión icónico.

Puedes instalar una mesa de billar, un gran centro de disfrute audiovisual con un home cinema impresionante, un salón espectacular para reuniones, cenas, partidas de póquer… lo que tú prefieras.

Lo importante es que tenga tu sello, le imprimas tu esencia y te sientas tú tan cómodo en él como tus amigos, hijos y compañeros cuando les invitas a disfrutar de su tiempo libre contigo.

A mí, personalmente, me parece un momento tan excitante de la vida, que creo que solo podemos esperar lo mejor de él, primero para nosotros mismos, y después para compartirlo con los demás.

Y tú, ¿qué crees?

¿Cómo has vivido o crees que vivirás ese momento tan apasionante en que hijos y padres vuelan solos y disponen de su propio tiempo y espacio?

¡Comenta aquí debajo! 😉

 

Imágenes de filmaffinity.com (‘Por fin solos’), elmundo.es (‘El nido vacío’), telegraph.co.ukdecoist.com, walldevil.com

Si tu casa y tu vida son un caos, aplica los métodos ‘Dan-sha-ri’ y ‘Kondo’ para ser feliz

Ahora que nadie nos oye, confiésanos una cosa: ¿cuántas veces has sentido que la sensación de desorden te desbordaba?

No se trata exclusivamente del desorden físico de los elementos que componen tu hogar. El desorden mental es igual de ruidoso y frustrante. Y con mucha frecuencia, ambos terminan contagiándose y agravándose mutuamente.

Mira estas dos imágenes, ¿qué sientes?

reparalia_blog_casa_hogar_ideas_consejos_trucos_gestion_orden_mantenimiento_organizacion_vivienda_ropa_felicidad_alegria_filosofia_danshari_kondo_03

Foto: favim.com

¿Has notado eso? Ahora, mira a tu alrededor y define cómo te sientes con el orden o el desorden que te rodean.

Por todo esto, mantener un cierto orden en tu entorno -tanto laboral, personal, como doméstico- se convierte en una necesidad vital que demasiadas veces descuidamos. Y aunque no nos demos cuenta, no llevar a cabo ese trabajo que consideramos importante pero no urgente termina pasándonos factura en forma de stress, malestar psicológico, mal humor y abatimiento.

¿Cuál fue la última vez que viste algo ordenado en casa y sentiste placer y paz?

Si hace demasiado tiempo, este es tu post. Y si nunca lo has sentido…
¡Entonces estamos hablando de un urgente cambio de hábitos! 😉

Repetir esa sensación más a menudo va a ser nuestro objetivo a partir de ahora.

Relájate: no es tan difícil. Existen numerosos trucos, consejos y reglas que se ordenan en métodos con nombres propios y satisfacción garantizada.

Hoy vamos a echar un vistazo a dos métodos para ser inmediatamente más felices a través del orden en tu casa ¡Empezamos con la primera!

Dan-sha-ri y las 5 reglas de la persona ordenada

La japonesa Hideko Yamashita tiene una pregunta para ti: ¿cuántas veces has abierto tu armario, que está lleno de ropa, y no has encontrado nada que ponerte?

Bienvenido al Dan-sha-ri (dan = rechazar las cosas innecesarias; sha = deshacerse de las cosas inútiles que uno posee; ri = detectar el deseo insano por las cosas innecesarias).

Nos enseña a deshacernos de todo aquello que no es útil en nuestra vida y que no nos aporta nada esencial: desde la ropa que nos sobra en los armarios a esas relaciones que vamos arrastrando por costumbre y que no tienen valor real para nosotros o que nos impiden establecer otras nuevas y más enriquecedoras.
.

Simplicidad: menos cosas > menos trabajo > menos gastos = más ahorro > más tiempo > más experiencias > más alegría

Danshari es casi una filosofía de vida que te invita a conocerte a ti mismo a través del orden en el hogar: al ordenar nuestros trastos, revisamos y ordenamos nuestra relación con el mundo y nuestros sentimientos al respecto.
.

Hay 5 reglas doradas para organizar tu vida y vivir con más armonía:

1. La regla de la ocupación: nunca llenes algo del todo. Así dejarás espacio para el tránsito de cosas y no sufrirás sensación de abarrotamiento.

2. La regla del reemplazo: solo incorpora objetos si van a sustituir a uno anterior. Así seleccionarás cuáles te hacen (más) feliz y te aportan más valor.

3. La regla de un toque: facilita el acceso a todos tus objetos con uno o pocos gestos (nada de meter cajas en bolsas, en cubos, en… ¡que nos conocemos!).

4. La regla de la libertad de elección: pon las cosas de forma que accedas visualmente a ellas más rápido y puedas elegir sin esfuerzos.

5. La regla de la marcha automática: este punto es pura energía y se refiere a la mecánica y la facilidad con que tu cuerpo y tu mente se relacionan con todos estos objetos, de forma automática. Si no es así, es que algo falla: demasiados obstáculos, dudas… ¡y ha de ser fácil!

¿Quieres consejos más concretos?
Descubre el método de Marie Kondo

Ya te hemos hablado en otras ocasiones de la falta de espacio que sufren las grandes urbes niponas como Tokio y cómo se enfrentan a ella. Por eso no es de extrañar que el otro método que tocamos hoy provenga de otra japonesa.

En su libro “la magia del orden”, Kondo explica cómo, ya de pequeña, se encargaba de ordenar con pasión los armarios de toda la familia. Pronto aquella inspiración vital se convirtió en su pasión profesional, convirtiéndose, como Yamashita, en consultora de organización doméstica.

Vamos a revisar una batería de consejos que os propone para ser más felices a través de la organización doméstica:

  • Tira todo lo que no te haga feliz: así de claro y tajante.
  • Organiza por categorías, no por lugares: si vas con la ropa, saca toda la que tengas en casa, no solo la de una habitación. Así tendrás una percepción real del volumen de ropa global y los espacios que ocupa, y no te harás trampas al solitario transportándola de un lado a otro de la casa.
  • Coge cada objeto con las manos para decidir: ¿superchería? Te vas a sorprender: cuando alzas con las manos algo conectas mejor con los sentimientos que ese objeto te provoca, y te das cuenta de la importancia real que tiene para ti.
    .
    .
    .
  • No tengas miedo a tirar o donar lo que no usas: Kondo afirma que, si eres determinante en esta labor, al final te quedarás solo con un tercio de la ropa que tenías. Un-ter-cio.
  • Ordena por la mañana: es el momento en que tu mente está más despejada.
  • Hazlo a solas: así evitarás presiones externas.
  • Guarda en vertical: igual que el Danshari, Kondo te invita a doblar bien la ropa y colocarla en vertical para tenerla más a la vista.
  • Cuelga menos y dobla más: donde te caben 10 prendas holgadas puedes guardar hasta 40 sin arrugarlas. No es la doblez la que arruga la ropa, sino el peso excesivo de más ropa encima de ella.
    .
    > ¿Se te da fatal doblar ropa? La propia Marie Kondo nos enseña en este breve vídeo cómo doblar camisetas y calcetines perfectamente para seguir su método:


  .

  • Aquello con valor sentimental, al final: estarás más preparado para hacerlo, después de concienciarte y entrenarte con cosas menos vinculadas emocionalmente a ti.
  • Encuentra un lugar para cada cosa: te ayudará muchísimo a ahorrar tiempo y energía decidiendo y buscando después: un cajón para camisetas, ese rincón para la guitarra… nada de mover las cosas de aquí para allá.
  • Define tus necesidades materiales: ¿cuál es la cantidad correcta de objetos para ti? cuando la encuentres, descubrirás que no necesitas nada más, aprenderás a vivir con menos y liberado de la carga de un consumismo estresante y sin sentido.
  • Di adiós al pasado: no te aferres gratuitamente y selecciona bien tus recuerdos: el espacio en el que vivimos debería ser para la persona en que nos estamos convirtiendo, no para la persona que fuimos en el pasado.

Recuerda: organizar es un arte y una habilidad necesarias, que restauran el equilibrio entre las personas, sus posesiones y su hogar y pone en orden tu vida.

¡Desintoxícate de todo aquello que no sea necesario en tu casa!

(Y dinos en los comentarios: ¿de qué es de lo primero que te desharás y qué es aquello de lo que nunca prescindirías?)
😉