Entradas etiquetadas como ‘aislamiento’

Vídeo consejo: Cómo cambiar la correa de la persiana… ¡y aislarla del frío!

Sube, baja, sube, baja, se ensucia… y al final, se rompe. Reparar la cuerda de tu persiana es más fácil y más económico de lo que piensas:
.

Sigue los pasos que te mostramos en este nuevo vídeo consejo, y que te resumimos a continuación:

1. Para empezar, baja la persiana del todo, a tope.

2. Ahora retira la tapa del cajón de registro. Esto es más fácil de lo que parece pero, eso sí: súbete a una superficie estable y solicita ayuda si es necesario para tu seguridad.

En las alturas, ¡nunca te envalentones!

3. Retira los tirantes, esas piezas metálicas que transmiten el movimiento a la persiana.

4. Ahora desatornilla el eje y quítalo.

5. Retira toda la cuerda vieja del disco, haciéndola correr mientras sujetas el eje con la otra mano.

6. Ahora extrae el recogedor, que es esa lámina vertical por la que entra la cinta en la parte baja de la ventana o puerta, desatornillando los dos tornillos que lo sujetan al marco.

7. Termina de quitar la cuerda vieja por el pasador que hay en el cajón, ese agujero desde el que la cuerda baja al exterior, camino del recogedor.

8. Para empezar a colocar la cuerda nueva, engánchala al disco como te enseñamos en el vídeo, y enróllala con cuidado para que quede bien lisa y superpuesta, sin pliegues.

9. Ahora devuelve el eje al soporte, vuelve a enganchar los tirantes al eje, y haz pruebas arriba y abajo, comprobando que la persiana gira bien.

10. Lo siguiente es enganchar la cinta nueva en el recogedor, presionándola ligeramente. Fíjate en el vídeo, cómo buscamos la ranura de enganche para sujetarla correctamente.

11. Pon el recogedor de nuevo en su lugar y atornilla para fijarlo.

12. Por último, pon la tapa en su sitio y… ¡tachán! Cuando puedes afirmar que has cambiado la cuerda de una persiana, es que has alcanzado un nuevo nivel de manitas.

Pero, ¿quieres ascender inmediatamente otro nivel, añadiendo a esto un trucazo de ahorro de calefacción?

¡Pues reduce tu factura de forma inmediata aprendiendo cómo aislar el tambor de tu persiana del frío exterior!

Los técnicos profesionales del hogar de Reparalia, expertos en todos los gremios que necesitas en casa, te explican hoy cómo sustituir tu antigua cuerda de la persiana por una nueva.

 

Publicidad: Únete al lugar donde todos somos manitas. Donde aprendemos cosas nuevas cada día. Donde consumimos con cabeza y ahorramos con las manos.
¡Únete al Facebook de Reparalia y conviértete en tu mejor tú! ;)

Únete al Facebook de Reparalia y sé tu mejor tú

 

Nunca más una tubería congelada, con este truco

Uno de los grandes riesgos invernales para las tuberías expuestas al frío o directamente a la intemperie es la congelación. Con ella, llega el reventón y una costosa reparación.

Para evitarlo, necesitas proteger las tuberías más comprometidas con materiales que garanticen un correcto aislamiento. Ahora bien, ¿tienes en mente las típicas imágenes de tuberías rodeadas por ropa o mantas? Olvídalas. ¿Te vienen recuerdos de periódicos enrollados a cada uno de sus tramos? También, a la hoguera.

Ambas son pésimas soluciones que una buena helada terminará atravesando, porque se trata de materiales empapables por el agua.

En su lugar, deberás rodear las tuberías con espumas gruesas como la coquilla:

 

La coquilla te ayudará a aislar todo tipo de tuberías, protegiéndolas de heladas, reventones y costosas reparaciones.

Se trata de un material de polietileno expandido de células cerradas, que funciona a las mil maravillas como aislante térmico.

Podrás encontrarlo de distintos grosores y espesores, para ajustarse perfectamente a cada tipo de tubería y conducción de agua de tu hogar.

Nuestro compañero Alberto Rojo te cuenta más detalles en este vídeo:

Y si quieres descubrir otros 4 trucos para proteger tu hogar frente al frío, la nieve y las heladas, no te pierdas el post enlazado. ¡Aún queda lo más duro del duro invierno!

 

Publicidad: Únete al lugar donde todos somos manitas. Donde aprendemos cosas nuevas cada día. Donde consumimos con cabeza y ahorramos con las manos.
¡Únete al Facebook de Reparalia y sé tu mejor tú! 😉

Únete al Facebook de Reparalia y sé tu mejor tú

16 Trucos low cost de guerrilla para combatir el frío en casa

Hemos hablado muchas veces de cómo ahorrar en la factura de la calefacción durante la época más dura del año. Hoy vamos a hacer un repaso exprés de todos estos consejos para que, desde hoy mismo, bajes el consumo y subas tu bienestar:

  1. Aprovecha la luz del sol por el día: descorre todas las persianas y cortinas. Si el sol aparece y tu hogar tiene buenas entradas de luz, benefíciate de esta calefacción natural cuyo efecto durará horas en tu hogar.Los mejores trucos e ideas de nuestros profesionales del hogar de Reparalia para ahorrar en la factura de la calefacción este invierno, calentando tu casa de forma inteligente y por mucho menos dinero.
  2. Cuando el sol se va, cierra ventanas y persianas para sellar al máximo esa entrada de frío y fuga de calor interior. Si tus ventanas son de un solo cristal, instala doble acristalamiento o refuerza el aislamiento actual con burletes (tutorial) y renovando la silicona. Si empleas cortinas gruesas, ayudarás a aislar cada estancia.
  3. Aísla bien tus puertas. Ese hueco que queda entre la puerta y el suelo supondrá una fuga constante de calor y una entrada de un aire helado que quieres evitar a toda costa: emplea burletes de nuevo.
  4. El frío también entra por el suelo: cúbrelo con alfombras. Elije unas bien tupidas y calentitas, y aprovéchalas para cubrir suelos fríos como el terrazo o las rendijas que pueden aparecer en parquets y tarimas antiguas. Notarás la diferencia.
  5. Redirige el calor de los radiadores colocando papel de aluminio entre ellos y las paredes que cubren. Así reflejarás su efecto hacia el interior de la habitación, y nada de ese calor se perderá filtrándose en las paredes o ventanas.Los mejores trucos e ideas de nuestros profesionales del hogar de Reparalia para ahorrar en la factura de la calefacción este invierno, calentando tu casa de forma inteligente y por mucho menos dinero.
  6. La temperatura ideal de una casa en modo de bajo consumo: calefacción apagada si pasaréis muchas horas fuera de casa, 13º cuando está vacía durante un rato, 15º cuando estéis durmiendo, 20º durante el día.
  7. Dúchate con la puerta abierta: el calor no se concentrará en modo sauna dentro del baño, sino que se repartirá al menos con la habitación contigua, normalmente un salón o un pasillo conectado a otras estancias.
  8. Seca la ropa en casa, de día y frente a una fuente de luz natural, como las ventanas o balcones. Así ahorrarás el consumo de la secadora y aprovecharás el calor del sol.
  9. Pon tu ventilador de techo en modo invernal: haz que sus aspas giren (al mínimo) en la dirección de las agujas del reloj. Así harán descender el aire caliente que, de forma natural, tiende a subir hacia el techo. El botón de inversión de dirección debería estar en el cuerpo del ventilador (la “cabeza”) pero si no lo tiene, simplemente cambia el ángulo de las aspas y tendrá el mismo efecto.Los mejores trucos e ideas de nuestros profesionales del hogar de Reparalia para ahorrar en la factura de la calefacción este invierno, calentando tu casa de forma inteligente y por mucho menos dinero.
  10. Aísla tu chimenea. Si tienes una, sabrás que su columna es una gran vía de escape del aire caliente. Hincha un globo resistente e introdúcelo a modo de tapón.
  11. Aísla el tanque de agua caliente. Cuando el agua de su interior se enfría, el mecanismo se pone en marcha y consume más energía. Utiliza un plástico aislante o una manta gruesa para conseguir mantener más tiempo caliente tu agua.
  12. Conviértete tú en la primera medida anti frío: usa varias capas de ropa cuando estés en casa. Piensa que una buena sudadera te permitirá bajar 2º el termostato sin notarlo. ¿Has probado a dormir con un gorrito suave y gustoso sobre la frente? Repetirás.
  13. Si usas el horno, déjalo abierto al terminar. Así aprovecharás el calor generado.
  14. Coloca en la cama una botella de agua caliente. ¿Por qué crees que es un remedio de toda la vida? ¡Porque funciona de maravilla!
  15. Reduce la temperatura máxima de tu calentador de agua. De esta forma, el circuito no necesitará combinar agua fría para rebajar el agua hirviendo que hasta ahoar producía la caldera, y estarás ahorrando un enorme consumo energético.
  16. Si percibes cambios bruscos en la entrega de calor por parte de tu equipamiento, es muy probable que exista una avería o una mala configuración del mismo. Haz que un profesional lo revise para ponerlo a punto, evitar roturas y sacarle el máximo rendimiento a tu consumo.Los mejores trucos e ideas de nuestros profesionales del hogar de Reparalia para ahorrar en la factura de la calefacción este invierno, calentando tu casa de forma inteligente y por mucho menos dinero.

Y para completar la faena, disfruta de estos otros 7 trucos e ideas para ahorrar en la factura de la calefacción.

Publicidad: ¡Llévate el primer regalo de esta Navidad participando en nuestro Facebook de Reparalia!

Concurso: el primer regalo de esta Navidad, sorteo de Reparalia entre todos sus seguidores en Facebook que respondan a la encuesta sobre tus hábitos navideños, ¡Participa y podrás llevarte este KIT de iluminación + 2 horas de Servicio Manitas Eléctrico de Reparalia!

 

Video consejo: cara a cara con tu gotelé… ¡cómo eliminarlo fácilmente!

¡Ah, el gotelé! Esa herencia estética de dudosa reputación que tanto influye a la hora de alquilar un piso: “paredes lisas, ¡me encanta!”, “es muy grande y luminoso, pero el gotelé…”

Si estás pensando en reformar tu vivienda para ponerla en alquiler y deseas ganar enteros como opción, o si se trata de darle un nuevo aspecto más moderno a tu hogar actual, no te lo pienses… te enseñamos en poco más de un minuto cómo quitar el gotelé y preparar tus paredes para la llegada de una pintura nueva y resplandeciente.

 

Lo primero es reconocer el tipo de gotelé que tienes: ¿temple o pintura plástica?

La prueba es sencilla, moja bien la pared e intenta rascar con una espátula.

Si sale fácilmente, como en el vídeo, lo tendrás chupado, se trata de gotelé al temple. Si por el contrario cuesta extraerlo, lo que tienes es gotelé plástico, lavable y para el que necesitarías un producto decapante.


Los profesionales del hogar de Reparalia te enseñan cómo quitar el gotelé de las paredes de tu casa. Comprueba, en este vídeo consejo, cómo lo hacen nuestros pintores profesionales y, si lo necesitas, solicita nuestra ayuda: acudiremos enseguida en toda España, con precios cerrados, totales garantías y sin sorpresas. Como a ti te gusta ;)

Los profesionales del hogar de Reparalia te enseñan cómo quitar el gotelé de las paredes de tu casa. Comprueba, en este vídeo consejo, cómo lo hacen nuestros pintores profesionales y, si lo necesitas, solicita nuestra ayuda: acudiremos enseguida en toda España, con precios cerrados, totales garantías y sin sorpresas. Como a ti te gusta ;)

 

En este caso, empapa la pared con este producto y la ayuda de un rodillo y ve rascando toda la superficie con cuidado y mucha paciencia. Quedarán imperfecciones, es normal. Unas aparecerán por el mismo rascado, y otras serán originales, disimuladas anteriormente por el gotelé.

Para rellenar y alisar la pared después del rascado necesitarás aplicar Aguaplast.

 

Los profesionales del hogar de Reparalia te enseñan cómo quitar el gotelé de las paredes de tu casa. Comprueba, en este vídeo consejo, cómo lo hacen nuestros pintores profesionales y, si lo necesitas, solicita nuestra ayuda: acudiremos enseguida en toda España, con precios cerrados, totales garantías y sin sorpresas. Como a ti te gusta ;)

 

Incorpóralo en finas capas con una espátula, apretando como te mostramos. Si la imperfección es muy gruesa, requerirá una segunda capa.

Después de secar el tiempo que indique el fabricante, retira el sobrante con una lija de grano fino y… ¡listo para volver a pintar!

Hay otra posibilidad a este proceso si a tu deseo de renovar la pintura se añade la necesidad de aislar o insonorizar: el revestimiento de la pared con placas de cartón-yeso (Pladur). Es un procedimiento más caro y reducirá el espacio en un par de centímetros, pero mejorará mucho la insonorización del espacio.

Todo resultado final dependerá, obviamente, de tu pericia como albañil y pintor. Ya sabes, si no lo tienes claro y quieres consejo o una manita experta, solicita ayuda profesional.

 

 

Publicidad: Hoy es tu última oportunidad para llevarte nuestro regalo:
UNO DE LOS 3 PREMIOS que regalamos a nuestros seguidores… ¡PARTICIPA! 

Reparalia te regala la pintura de una pared de tu hogar en su nuevo concurso de primavera, Síguenos en Twitter y G+ para participar!

Como lo oyes, tenemos nuevo CONCURSO y participar es muy fácil: 

Solo tienes que seguirnos en Twitter y Google+, y subir en tu perfil de Twitter una foto de tu caja de herramientas citándonos (@Reparalia) para entrar en el sorteo de 3 pinturas de una pared. ¡Además, si tu foto es la que obtiene más +1 o más retuits, te llevarás un regalo sorpresa extra!

Si no tienes Google+, es una buena oportunidad para empezar ;)

Y si solo eres de Twitter, también hemos pensado en ti: simplemente enviando tu foto puedes conseguir ese regalo sorpresa y varios cheques regalo para emplear en servicios Reparalia.

Consulta las bases del concurso aquí, síguenos en Twitter y Google+ y…

¡Pon tu casa a la moda totalmente gratis!

 

14 trucos que mucha gente aún no practica en casa (¡y que te ahorrarán una pasta!)

Los profesionales del hogar de Reparalia te traen trucos y consejos para ahorrar en calefacción y electricidad en tu casa. Nuestros electricistas se las saben todas para que tus electrodomésticos, tu cuadro de luz, tus radiadores y demás elementos clave para mantenernos calentitos este invierno, no hagan que tu factura se dispare como cada año.

Hoy es el Día Mundial del Ahorro, así que me voy a ahorrar rollos y voy a ir directo al grano: tu casa pierde dinero por todas partes.

El dinero es invisible cuando tiene forma de calorcito que sale por puertas y ventanas mal aisladas, pero cobra forma terrorífica en las facturas que te llegan después por esto.

Por eso, hoy vamos a dar un paseo juntitos por cada rincón de tu hogar, buscando esos puntos mejorables que te están robando dinero cada mes.

 

CALEFACCIÓN

1. Usa el termostato como los superpoderes: con responsabilidad. Regula la temperatura según los momentos que estás en casa. ¿La ideal? 20º en invierno.

CLAVE: por cada grado adicional estás gastando aproximadamente un 5% más de energía.

2. Revisa periódicamente la caldera: ese mantenimiento aumentará su eficiencia y duración. Fíjate bien en las bajadas de presión y los goteos, indican avería o mal funcionamiento.

3.  Púrga los radiadores para eliminar el aire sobrante en su interior, que dificulta la circulación del calor y aumenta el gasto. Aquí te enseñamos cómo.

 

AISLAMIENTO

4. Instala doble acristalamiento. Es más costoso al principio, pero a la larga resulta muy rentable: un hogar bien aislado puede llegar a ahorrar entre un 20 y un 40% de su consumo energético. Otra opción muy barata y práctica es instalar burletes, así.

Los profesionales del hogar de Reparalia te traen trucos y consejos para ahorrar en calefacción y electricidad en tu casa. Nuestros electricistas se las saben todas para que tus electrodomésticos, tu cuadro de luz, tus radiadores y demás elementos clave para mantenernos calentitos este invierno, no hagan que tu factura se dispare como cada año.

 

Los profesionales del hogar de Reparalia te traen trucos y consejos para ahorrar en calefacción y electricidad en tu casa. Nuestros electricistas se las saben todas para que tus electrodomésticos, tu cuadro de luz, tus radiadores y demás elementos clave para mantenernos calentitos este invierno, no hagan que tu factura se dispare como cada año.

LAVADORA

5. Sustituye tu vieja lavadora de clase E por una de clase A y consumirás… ¡tachán! Menos de la mitad. Como lo oyes.

Por cierto, si no sabes cómo instalar una lavadora, aquí te mostramos el camino, joven padawan.

6. Lava en frío o a 30º. El 90% de la electricidad que se consume es para calentar el agua, y verás que para tu día a día es más que suficiente (a no ser que te dediques a las peleas de barro o tengas menos de 8 años).

7. Limita el uso del prelavado a las prendas muy sucias (y ponlas en remojo un rato antes de meterlas a la lavadora, que no escuchas a tu madre).

8. Limpia periódicamente los filtros. Te ahorrará sustos tales como piscinas olímpicas en tu cocina, además de que un óptimo rendimiento garantiza un menor consumo.

 

AGUA

9. Si un grifo gotea, arréglalo o hazlo arreglar: el goteo de un grifo mal cerrado puede desperdiciar 90 litros por semana.

10. Arregla rápidamente las fugas: diez gotas de agua por minuto suponen más de 5.000 litros al año.

11. Cierra el grifo mientras te lavas los dientes: abierto dos minutos a todo trapo, tres veces al día, gasta más de 10.000 litros al año.

12. Instala sistemas de doble descarga para el WC y grifos monomando. Mira qué fácil es en este vídeo.

 

ILUMINACIÓN

13. Sustituye las combillas “normales” por otras de bajo consumo. Consumen un 80% menos y duran 8 veces más. Echa cuentas con nosotros:

Las bombillas LED transforman el 98% de la energía en luz, mientras que las normales sólo transforman en luz el 5% de la energía, convirtiéndose el 95% restante en calor.

El gasto anual de las normales es de 20 euros al año: 18 euros en consumo de energía más 2 euros del coste de la propia bombilla.

El gasto anual de las LED es de 9 euros: 1 euro de consumo de energía más 8 del precio de la bombilla.

El ahorro: 11 euros anuales por punto de luz.

14. Revisa electrodomésticos y cuadro eléctrico periódicamente: si están en mal estado pueden generar un gasto adicional de energía. Aprende con este vídeo cómo interpretar a tu cuadro eléctrico… ¡sabemos su idioma y dice más de lo que piensas!

 

¡Uno, dos, tres… 14! Después de incorporar estos consejos a tu día a día notarás cómo tu factura de la luz baja como a todos nos gusta.

Hale, repasa la lección con esta lista del ahorro que te hemos preparado:

Los profesionales del hogar de Reparalia te traen trucos y consejos para ahorrar en calefacción y electricidad en tu casa. Nuestros electricistas se las saben todas para que tus electrodomésticos, tu cuadro de luz, tus radiadores y demás elementos clave para mantenernos calentitos este invierno, no hagan que tu factura se dispare como cada año.

Y ahora, dinos… ¿Tú qué cosas haces para reducir el consumo de tu hogar?

 

Publicidad: Si te has quedado con ganas de más trucos, consejos e ideas… 

 

Sigue nuestro TWITTER

Disfruta de todos nuestros trucos, consejos e ideas, fresquitos y allá donde estés en nuestro Twitter… ¡Síguenos, manitas!

…Y para ver más vídeos prácticos como estos, suscríbete a nuestro CANAL DE YOUTUBE

 

¿Por qué el invierno preocupaba tanto en ‘Juego de Tronos’? ¿No tenían aislamiento?

ElSeñor de Invernalia no se equivoca nunca. Se acerca una buena, ¿está tu casa preparada para enfrentarse al frío y la nieve de enero y febrero? ¿seguro?

Una frase nos marcó a todos los que nos enganchamos a esta serie desde el principio. Tanto, que nos apoyábamos en nuestra espada doméstica –da igual escoba o fregona- mirando al horizonte por la ventana, y repetíamos: “Winter is coming”.

El invierno los tenía fritos, a los pobres campesinos de Invernalia. En nuestro particular reino también tenemos problemas cuando llega el frío, y aunque no tememos ser conquistados por nuestros vecinos del norte (de momento), sí que nos da pavor tener que desembolsar un dinero extra que nos vendría muy bien en reparaciones que podemos evitar.

Cuando llegan las nieves, recibimos en la compañía hasta un 55% más de llamadas por averías, me dicen mis compañeros que están colgados del teléfono durante las 24 horas del día. Créeme, son días de muchísimo trabajo para nosotros y muchísima frustración para los afectados. Muchos de ellos no paran de repetirse ese “tenía que haber preparado esto” o “debería haber tomado medidas con aquello”, que mascullarán aún unos días más hasta haber aparcado el disgusto.

Por eso te cuento estos consejos para evitar ser tú el próximo cuando vuelva a caer una bien gorda del cielo. Muchos problemas se pueden prevenir. Verás:

Winter is coming! Se acercan los temporales y no quieres gastos inesperados a raíz de averías por descuidos, ¿verdad? Presta atención a estos consejos de nuestro experto profesional del hogar de Reparalia, Salvador de la Casa. Te enseñará a prevenir problemas con la caldera, las tuberías y el frío, tomando unas sencillas precauciones en tu vivienda. Como siempre, en el blog de tu casa: ‘Un hogar con mucho oficio’, en 20minutos.es1. Aísla tu hogar para evitar las filtraciones.

Durante un temporal, las puertas y ventanas son los principales focos de entrada de frío y nieve. ¿Te acuerdas de cuando aprendimos a colocar burletes? Pues ya sabes: al lío. Examina también el tejado con ayuda profesional y arregla todas las fisuras por donde pueda colarse agua.

2. Calor para tus tuberías. Las calderas más modernas tienen un termostato de protección contra heladas que se enciende automáticamente cuando la temperatura baja a niveles que provocarían el congelamiento de las tuberías. ¡Comprueba que funciona correctamente para no llevarte sustos!

Winter is coming! Se acercan los temporales y no quieres gastos inesperados a raíz de averías por descuidos, ¿verdad? Presta atención a estos consejos de nuestro experto profesional del hogar de Reparalia, Salvador de la Casa. Te enseñará a prevenir problemas con la caldera, las tuberías y el frío, tomando unas sencillas precauciones en tu vivienda. Como siempre, en el blog de tu casa: ‘Un hogar con mucho oficio’, en 20minutos.es3. Aísla tus tuberías: Cuando las cañerías exteriores están expuestas a las bajas temperaturas, existe el riesgo de que se congelen. Para evitar que las tuberías estallen debido a la congelación, debes envolverlas en un material de espuma que aísle y refuerce, y que se puede adquirir en la mayoría de tiendas de bricolaje. ¿Quieres saber más? Nuestro compañero Alberto Rojo se lo contaba así a la tele con este salero, atiende.

4. Si vas a estar fuera de tu vivienda en época de frío y no vas a encender la calefacción durante un buen periodo de tiempo, es recomendable que drenes las tuberías para que el agua remanente no se congele y las rompa. Y si tienes mangueras en el jardín, desconéctalas y vacíalas: el agua las resquebrajaría.

Winter is coming! Se acercan los temporales y no quieres gastos inesperados a raíz de averías por descuidos, ¿verdad? Presta atención a estos consejos de nuestro experto profesional del hogar de Reparalia, Salvador de la Casa. Te enseñará a prevenir problemas con la caldera, las tuberías y el frío, tomando unas sencillas precauciones en tu vivienda. Como siempre, en el blog de tu casa: ‘Un hogar con mucho oficio’, en 20minutos.es

 

5. Evita acumulaciones de nieve el techo de la casa. Tras el temporal, la nieve acumulada en techos y rincones se convierte en hielo o se descongela, generando desbordamientos de agua y humedades en techo y paredes. Si ocurriese esto y no eres muy ducho en la materia, te recomiendo contar con la ayuda de un profesional para solucionarlo, pues es peligroso.

 

Ya sabes: este fin de semana date una vuelta por casa detectando puntos débiles frente al frío y ponles solución. La lluvia y la nieve son para disfrutarlas, no para sufrirlas 😉

Imágenes: Redbuble, turf-maintenance.

 

Tu radiador te está robando dinero y descanso: soluciónalo en 1 minuto

Ahorra dinero en la calefacción purgando tus radiadores con los consejos de Reparalia.Me duele ser yo el que tenga que decirte esto, pero en asuntos así no hay que andarse con paños calientes, sino actuar rápidamente para arreglar el problema: tu radiador está pidiendo a gritos una buena purga.

¿Qué eso de andar por ahí purgando radiadores?

Significa que debemos eliminar el aire que se acumula en su interior, y que provoca que la emisión de calor sea ineficiente, más lenta y más cara.

Y… ¿cómo sé que mis radiadores necesitan ser purgados?

Todos los radiadores se deben purgar por lo menos una vez al año. Aunque hay 2 señales evidentes que te lo recordarán:

  1. Cuando tienes la calefacción puesta, la parte superior del radiador está menos caliente o directamente fría.
  2. Escuchas ruidos, como gorgoteos o burbujas, cada vez que el sistema se pone en marcha.

¿Y si no los purgo?

Pues no irradiarán el calor que deben según su potencia, la caldera estará trabajando excesivamente para poder mantener la temperatura que has marcado, y la casa se calentará más despacio y consumiendo más energía.

Ahorra dinero en la calefacción purgando tus radiadores con los consejos de Reparalia.OK, no me apetece engordar más la factura de la luz, ¿cómo purgo mis radiadores?

Lo primero es hacerlo con la caldera apagada y tras al menos dos horas de estar parada. Si lo haces en pleno funcionamiento el purgado no será óptimo, al haber aire en circulación mezclado con agua.

¿Qué voy a necesitar?

Muy sencillo: un destornillador de punta plana y un recipiente para recoger el agua que saldrá.

Pues manos a la obra:

Coloca el destornillador en la hendidura del centro del purgador y gíralo despacio en sentido de las agujas del reloj. Notarás en un leve silbido cómo sale el aire acumulado en tu radiador. En cuanto veas que empiezan a salir gotitas de agua, cierra la válvula. Misión Cumplida.

¿Ya está? ¿Solo eso?

Sí, tan sencillo como eso, pero toma nota de estos trucos adicionales que optimizarán tu calefacción, ahorrándote más dinero:

  • Conviene comenzar a purgar los radiadores más cercanos a la caldera, siguiendo el recorrido natural del agua. Después de purgar todo el circuito, verás que la presión de la caldera baja: súbela (a 1 o 2 bares, según la recomendación del fabricante).
  • Para economizar, ¡nunca pares tu caldera! Sé que parece contradictorio, pero la física es primogénita de las matemáticas: cuando apagas la calefacción, el esfuerzo (consumo) de volverla a poner en marcha y alcanzar las temperaturas indicadas, es muy alto. Es el mismo motivo por el que apagar el coche en los semáforos es muy mala idea si lo que buscas es ahorrar gasolina (pararlo solo compensa a partir del minuto cumplido de “parón”, como es el caso de grandes atascos). En su lugar, mantén la calefacción a una temperatura de 18º cuando no estés en casa, y cuando regreses vuélvela a subir a 23º. El gasto es mucho más bajo cuando se trata de subir unos pocos grados, y desmesurado cada vez que partes de la temperatura ambiente.
  • Y por último, la frase que solía repetir Ramsés II en las frescas noches de invierno en el Nilo: La mejor calefacción es un buen aislamiento. Se la robó a nuestro compañero Francisco Bono, y tenía razón. Aísla bien tus ventanas (¿recuerdas cómo?), así como la parte inferior de las puertas que dan a la calle, las rejillas, chimeneas… en fin, todos los huecos por donde se pueda escapar el preciado calor.

Tardarás apenas un minuto en purgar tu radiador. Y con unos pequeños gestos ahorrarás mucho dinero (y esos chisporroteos tan poco acogedores en casa).

¿Y a ti, se te ocurren más formas de ahorrar en calefacción este invierno?

 

Publicidad: si tienes algún problema con tus radiadores, no pierdas tiempo y dinero. ¡Llámanos¡  Reparalia devuelve el calor a tu hogar.  

Foto: blogs.diariovasco.com, Practicopedia