BLOGS

Las herramientas de albañilería que todo manitas debería tener en casa

Te jactas de tener en el armario una caja de herramientas que ya le gustaría tener a cualquier manitas profesional. Y no me extraña, si nos has hecho caso tras leer 10 imprescindibles a mano: móntate el kit que no faltaría en casa de MacGyver.

Pero, un momento: ¿y los cachivaches correspondientes al muy noble y esforzado oficio de la albañilería?

Lo cierto es que no todo el mundo se atreve con la llana porque el trabajo de nuestros albañiles resulta de los más complicados y exigentes en cuanto a técnica y experiencia.
.

El término albañil (del árabe hispano albanní, éste del árabe clásico bannā; cf. portugués alvanel) tiene su origen histórico en el maestro de albañilería (con el compás como símbolo de la arquitectura y la masonería).

.
Aun así, te animamos a adentrarte en el camino de la mampostería, el tabique conejero, el enfoscado o el alicatado, con paciencia, buenos materiales y mejores profesores.

Como nuestros compañeros expertos en todo tipo de reformas, que te enseñan en nuestro canal de YouTube cómo llevar a cabo útiles y prácticas intervenciones hazlo tú mismo en tus propias paredes, como tapar agujeros en las paredes:.

.O alicatar una pared con azulejos:.

De cualquier manera, para ponerte manos a la obra como en los proyectos domésticos de aquí arriba, necesitarás contar en tu caja de herramientas amateur con algunos artilugios específicos del oficio.

Huelga decir que siempre es recomendable hacerse con herramientas de una calidad incontestable, pues nos ayudarán a conseguir mejores acabados, nos durarán más tiempo y su mayor resistencia las hará más seguras..
¿Qué has de tener en tu kit del albañil DIY?

Llanas

La estrella a la hora de repartir cemento, yeso o cualquier otra pasta de agarre. El ruido áspero y rítmico que hace al pasar es música para los oídos de todo albañil.

Lo mejor es contar con un conjunto de diferentes tamaños de llana para responder con precisión a cada necesidad.Ten en cuenta que hay prácticamente una llana para cada tarea específica, cambiando los mangos más o menos cerrados, los materiales a trabajar (madera, plástico…), los acabados en punta o redondeados…

Las llanas dentadas son para colocar azulejos o baldosas; las talochas, para fratasar (igualar con el fratás la superficie de un muro) superficies de mortero de cemento.

Hay llanas de goma para llevar a cabo el rejuntado y con base de esponja para la limpieza de azulejos.
.

Espátulas

Son las reinas del acabado. Son capaces de sustituir a una llana o a una paleta para llevar a cabo ciertas acciones, y en la aplicación de colas, cemento, escayola o yeso, por ejemplo.

De la misma manera que varias de estas herramientas, las puedes encontrar en multitud de tamaños, variando también en el ancho de la hoja y en los mangos o agarres.

Las mejores son de acero (siendo las de carrocero, las más flexibles), aunque las encontrarás también de plástico.

Paletas

De nuevo, hay total variedad en cuanto a tamaños y remates del mango en madera o plástico.

Las paletas son básicas a la hora de levantar tabiques, mezclar materiales y aplicarlos, o en la limpieza de paramentos (cada cara vertical de una pared).

Como verás, existen paletas con acabados rectos, redondos, en punta, etc. Que responden a una curiosa denominación regional y se complementan perfectamente según la labor a desempeñar:

Las paletas catalanas (punta curva, espiga alta y base ancha en la parte trasera, más corta que otros modelos y con poca curvatura de la espiga en la unión con el mango), las paletas madrileñas (más larga que la catalana y también más estrecha en la trasera de la base; la punta acaba en curva y la parte trasera es romboidal) o la paleta andaluza (de espiga corta, como la madrileña, pero con una base casi rectangular; es más pesada y con hoja grande, siendo la punta recta y ancha, y la parte trasera curva).

También existe la paleta extremeña o portuguesa, con base larga, punta redondeada y trasera recta, con la que se consigue gran cantidad de aporte de material. Esta variedad es de base trapezoidal y punta muy fina, con espiga muy corta, especial para acabados.

Las paletas más pequeñas se llaman paletines. Son empleados en remates más precisos, sobre todo con yeso.

Los llagueros tienen la placa de metal muy estrecha y sirven para la aplicación de juntas en paredes de ladrillo o de piedra. También hay modelos de doble hoja para trabajar los rincones o esquinas.
.

Herramientas de medición y nivelado

Nivel

Lo ideal es que tengas, al menos, dos niveles para trabajar en condiciones.

Sirven para comprobar la completa verticalidad u horizontalidad de cada trabajo. Suelen ser fabricados en plástico, aluminio o una aleación metálica. Existen niveles de burbuja de dos viales, uno horizontal (180º) y otro vertical (90º), aunque otros incorporan distintos viales e incluso algunos a 45º para marcar ángulos.

Plomada

Casi un pariente cercano del nivel, la plomada es útil para comprobar la verticalidad de una superficie y marcar puntos de trabajo en el suelo, alineándolos con otros del techo.

Tiralíneas

Es un depósito o bota con cordel que sirve para trazar líneas rectas marcando rozas, inicios de zanjas, recorridos de instalaciones eléctricas o de fontanería, etc.

Escuadra

Marca ángulos rectos. Las que empleamos en trabajos de albañilería deben ser largas, con un mínimo de longitud de al menos 600 mm.

Reglones, reglas y miras

Empecemos con el reglón, un listón grande que sirve para alisar superficies planas una vez se están enfoscando, consiguiendo soleras niveladas.

Las miras son renglones usados como guías para levantar muros. Las reglas, por su parte, tienen un acabado biselado para extender el material de forma rápida y dar un acabado liso a las superficies, como cuando enlucimos con yeso.

Flexómetro

Son todas aquellas herramientas que nos sirven para medir, y que son flexibles. Al igual que sucede con otros instrumentos similares, es más que interesante tener varios de distintas medidas, al menos de 3, 5 y 8 metros. Del mismo modo, una cinta métrica de unos 10 metros te hará un gran servicio en reformas u obras más grandes.

Puntas de yesero

Sirven para sujetar reglones y miras, para marcar niveles sobre el terreno y para levantar muros, y presentan una punta práctica para ser clavada en los materiales de obra.

Otras herramientas de trabajo

Palas

Útiles para muchos menesteres, como mezclar materiales, hacer zanjas o mover tierras, recoger escombros… Varían mucho en los tipos de mango e incluso puedes comprar mango y herramienta por separado para modificarlas a tu gusto y comodidad. Ojo también a los distintos acabados disponibles, en forma redonda, cuadrada, etc.

Barra de desencofrar

Para picar o levantar materiales, desescombrar, levantar baldosas, etc. Cuenta con una barra sólida de punta delgada que sirve como palanca junto a un buen martillo pilón.

Picos, azadas y azadones

Abrir zanjas y picar es su función primordial.

Mazas y macetas

Una maza es parecida a un martillo, pero con un asa más larga, para poder ejecutar el golpeo con mayor fuerza. Pueden ser rectas o redondeadas y también tienen una variedad de goma para trabajos de alicatado y embaldosado.
.

.
Cortafríos, cinceles y punteros

Sirven, en equipo con una maceta, para picar, hacer rozas, romper materiales y extraer mortero. Resulta muy interesante que te hagas con modelos con protección de la mano que los sujeta durante el golpe.

Alcotanas y piquetas

Con ellas podrás picar materiales y preparar revocos (revestimientos exteriores de mortero de cal o cemento, o de cal y cemento, que se aplican, como acabado, a un paramento enfoscado previamente).

Martillos

Los hay específicos para albañilería, encofrados, etc. Es más que interesante que tengas varios diferentes (variando pesos, largos, materiales —uno de goma y otro metálico—, etc.).

Rastrillos

Sirven para recoger o extender materiales en el suelo.

Cribas

Perfectas para filtrar arenas o materiales para morteros con distintos grosores. Ten varias de distintos grosores.

Tenazas

Esenciales para realizar encofrados o verjas de todo tipo.

Herramientas para placas de cartón yeso

Cuando trabajes con este tipo de placas necesitarás puntales para su sujeción, y serruchos de punta para serrar huecos, además de un cepillo de cantos de placas y tijeras para realizar cortes rectos en materiales como los canales o los montantes.
.

.
Instrumentos de transporte de materiales

Por supuesto, necesitarás una carretilla, un carro de materiales, distintos recipientes (cubos y gavetas) y puntales para sujetar soportes y vigas.

Materiales extra

Conviene que valores también la opción de disponer de sopletes para soldar, juegos de destornilladores, alicates y llaves de todo tipo, taladro percutor, amoladoras, una hormigonera (para trabajos de gran envergadura en una finca) y escaleras o andamios para trabajos en altura.

 

Ahora que tienes las herramientas, ¿qué hay de la seguridad?

Recuerda que hay una serie de objetos que te proporcionarán la seguridad que necesitas para afrontar proyectos DIY con garantía de que no sufrirás ciertos daños.

Igual que te recordaba más arriba, es importante que no escatimes en su calidad o puedes arrepentirte cuando llegue el momento de que te protejan de forma insuficiente.

En ese kit básico de protección para albañiles domésticos has de contemplar:

Guantes de distintos materiales y grosores para cada tipo de trabajo, gafas protectoras de seguridad, mascarillas, casco, protectores auriculares para los oídos, ropa gruesa adecuada al trabajo, calzado de protección con puntera reforzada, chalecos reflectantes en caso de trabajar en el exterior, arneses y botiquín médico completo.

Y si aún tienes dudas sobre qué elementos incorporar a tu caja de herramientas, echa un vistazo a este consejo de nuestras admiradas amigas de Hadas y Cuscus:

Y ahora, después de conocer todos los instrumentos básicos de este kit, seguro que ya cuentas con todo lo necesario para convertirte en un ‘gran manitas’ en temas de albañilería.

 


.

3 comentarios

  1. Dice ser zasca

    Alicatando así, luego las baldosas suenan a hueco, se caen… así va la construcción.
    Extiendes una capa de mortero cola con una llana estriada y ahí pones las baldosas, así ni se caen ni suenan a hueco.

    14 marzo 2018 | 8:01

  2. Dice ser Oscar

    La elección de unas correctas herramientas no solo obedece al tipo sino a la calidad. Elegir herramientas de baja calidad no solo ofrece problemas para los acabados de los trabajos que se hacen con ellas, incluso problemas de seguridad.

    14 marzo 2018 | 20:33

  3. Salvador de la Casa

    ¡Hola Óscar y Zasca!

    Gracias por vuestras aportaciones y consejos 🙂

    Un abrazo

    16 marzo 2018 | 9:58

Los comentarios están cerrados.