BLOGS

5 películas que tu caldera te puede montar este invierno y sus finales felices

El auténtico invierno ha tardado en llegar, pero cuando lo ha hecho, ha azotado con fuerza gran parte de la mitad norte de la península ibérica, con algunas nevadas que pasarán a la historia.
.

.
Si eres cinéfilo, tendrás un sentimiento muy parecido con respecto a la llegada
—excesivamente tardía— de las buenas películas candidatas a los Óscar de este año.

3 carteles a las afueras y Call me by your name son esas dos grandes nevadas que todos los amantes de los muñecos de nieve y de las estatuillas doradas estábamos deseando recibir.

Y es por ello que, por un lado, hemos dedicado nuestro pasado consultorio profesional en 20Minutos.es a tu calefacción y sus problemas más habituales… y este post, a relacionarlos con títulos cinematográficos que nos ayudarán a entender mejor cómo resolverlos.

Hazte con una buena bolsa de palomitas, pon tu móvil en modo avión, y disfruta de un pase especial que te ayudará a mantener un equipamiento doméstico de cine.

¡Empezamos!

¿Por qué se producen ruidos y golpes en tu caldera?

¡Clonk! Cruijjjj… ¡ñak, ñak, ñak!

Tranquilo, no te asustes, no se trata de un poltergeist ni ningún otro fenómeno paranormal. Es un problema frecuente, eso de oír traqueteos a lo largo del sistema de calefacción.

Y la respuesta es mucho más cercana de lo que te puedes imaginar al mismo contratiempo que cuando te suenan las tripas: hay aire en el circuito.

Cuando la bomba lo succiona, le cuesta desplazarlo y mover el agua hasta que consigue expulsarlo, lo que produce esos ruidos tan molestos. Suelen estar relacionados con la subida de la temperatura, e incluso pueden provocar que el conjunto se bloquee temporalmente.

¿La solución? Bien sencilla: purgar de aire toda la instalación de tu calefacción, tal y como te mostramos en el siguiente vídeo:
.

 .

Pérdidas de agua que causan pérdidas de presión

En Chinatown, un clásico imperdible con un Jack Nicholson inmenso, una oscura trama comienza tras la rotura de una presa cerca de Los Ángeles.

En este peliculón de Polanski la historia circunda el tema de la corrupción política y humana. Pero en tu caldera, una fuga de agua resultará igualmente difícil de investigar y causará, para tu desgracia, una trama en la que te verás subiendo la presión del equipo una y otra vez para compensar dicha pérdida.

.

Y es que uno de los motivos más habituales para que se produzcan descensos continuados en la presión de tu caldera es que el circuito esté extraviando agua en algún punto de su recorrido, algo que multiplicará el efecto de evaporación provocado por su propio funcionamiento.

Si tu equipamiento cuenta con válvula de seguridad, el agua irá a parar directamente al desagüe y de esta manera, puede que la caldera tire el agua y no te des cuenta.

En este caso, haz que un técnico de calderas cualificado revise tu instalación en busca de dicha fuga para solucionar el problema.

 

Las calderas desobedientes suelen ser calderas rotas

¿Verdad que sigue siendo curioso cómo nos parecemos las personas y las calderas?

Nicholas Ray dirigió en 1955 este mito cinematográfico que nos daría la definición perfecta para todos aquellos equipos que nos fallan en casa sin saber por qué.

Y es que, igual que James Dean, hay ocasiones en que nuestro equipamiento no nos hace caso: lo cerramos y, de repente, cualquier día a pleno sol, la calefacción funciona sola y nos provoca un horno cuando menos lo esperamos.

Lo más probable es que exista una avería en la válvula de tres vías y esta haga que no cierre bien —quedando, en ocasiones, en posición de agua caliente— y por lo tanto se filtre algo de agua caliente al circuito de calefacción. ¿Remedio? Sustitución de dicha válvula de tres vías.

Otro de los defectos habituales cuando esto sucede es un fallo en la sonda de temperatura, que puede hacer una mala lectura y entender que la caldera se debe poner en marcha cuando no se necesita.

Para completar la tríada de calderas rebeldes, comprobaría si existe una avería en la placa electrónica, algo que solo se remedia con el cambio de la misma.

.

Baños de contraste frío-calor sin estar en un spa

El del retiro espiritual sesudo es otro gran clásico del cine contemporáneo que disfruto muchísimo. Nos ofrece grandes historias intimistas y personales como La juventud, de Paolo Sorrentino.

En ella Michael Caine y Harvey Keitel son dos jubilados que retozan y reflexionan en un maravilloso hotel spa de los Alpes suizos.

Pero, ¿qué sucedería si a tu spa doméstico, humildemente conformado por tu ducha o tu bañera, le da por regalarte sesiones dolorosas de agua helada alternada con la caliente?

Pues que las palabras tornan de lo sensato a lo desquiciado en un santiamén.

En este caso, el fallo puede venir del presostato o interruptor de presión, un aparato que cierra o abre un circuito eléctrico dependiendo de la lectura de presión de un fluido. Este dispositivo, con el tiempo y la pérdida de su propia juventud, va perdiendo su sensibilidad y es mejor sustituirlo.

Por supuesto, nada que ver con los afables protagonistas de la película, que solo ganan y ganan con el paso del tiempo.

También cabe la posibilidad de que la chimenea esté sucia y esto afecte sobre al presostato, problemas, ambos, con los que nuestros especialistas en calderas te ayudarán fácilmente.

.

Cuando prever el comportamiento del agua es imposible

En ocasiones, por más que midamos las peripecias de los fenómenos que se producen en nuestro entorno y tratemos de tomar medidas para evitar galimatías, llega un momento en que todo se va al traste.

J. A. Bayona lo sabía. Y Ewan McGregor se pegó toda la cinta buscando la solución al caos que provocó aquella masa ingente de agua.

A veces, en tu caldera también puede resultar imposible poner a raya la presión. En reposo es una, prevés que en funcionamiento suba a otra. Después, se va de madre y supera los límites establecidos para terminar expulsando agua a chorros. Y eso, a veces, incluso con los radiadores bien purgados.

¿Qué puede estar sucediendo? Pues que el vaso de expansión, pieza encargada de absorber el exceso volumen producido al calentarse el agua, esté fallando. Esto causa que la válvula de seguridad alivie presión y que salga agua.

La solución es sustituirlo.  

¿Tú también has pasado por historias así de complicadas con la calefacción de tu casa?

¿Sentías que el guión no hacía más que complicarte la existencia y no encontrabas cómo superar el conflicto?

Si deseas un final feliz para ti y tu caldera, no te montes más películas y cuenta con nuestros expertos cualificados en reparación, mantenimiento e instalación de calderas.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Alex-Madrid

    Un artículo creativo y agradable de leer. Enhorabuena. Claro que debemos cuidar nuestras calderas, a veces la falta de conocimientos como bien indicas hacen que no rindan como deben y perdamos eficacia. Viene bien que se extienda este tipo de instrucciones para que todos podamos aprovechar nuestras calefacciones y disfrutar mejor de nuestros hogares y sobre todo, pasemos mejor el frío.

    Gracias por la info y por dejarme participar. Que tengais un gran día todos 😉

    05 febrero 2018 | 9:34

  2. Salvador de la Casa

    ¡Hola Alex!

    Muchísimas gracias a ti por tu comentario y por tu firme propósito de cuidar de tu caldera 🙂
    A veces, simplemente hace falta un poquito de curiosidad para enterarnos de cómo funcionan los equipos de nuestro hogar.

    Un gran día para ti también.
    Un fuerte abrazo

    08 febrero 2018 | 17:08

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.