BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Lo confieso, soy un casero desalmado

Por David Ayala

Hace tiempo que soy consciente de la injusticia presente en la justicia, de lo desamparados que están quienes debieran estar protegidos y de lo poco que puede uno fiarse de la gente.

Dibujo que retrata la situación entre propietario e inquilino. (ESTEBAN)

Dibujo que retrata un enfrentamiento entre propietario e inquilino. (ESTEBAN)

Mi mujer y yo poseemos una vivienda en Collado Villalba (Madrid) que hemos tenido alquilada durante más de cinco años a una familia. Aunque el contrato de alquiler estipulaba un precio de 750 euros mensuales, la situación económica llevó a los inquilinos a pedirnos que bajáramos dicha cifra y así lo hicimos. El precio se quedó en 450 euros al mes.

Los meses pasaban con bastante incertidumbre en los cobros, que se hacían después del día 10 y, en bastantes ocasiones, pasado el día 20. Hubo un par de meses en los que nos pidieron que “echáramos mano de la fianza” porque no tenían dinero. A finales del 2013, se acumularon tres meses sin pagar el alquiler, pidiéndonos por favor que nos hiciéramos cargo porque llegaban las navidades y estaban vendiendo cosas para poder hacer regalos de reyes a sus hijos. Nos aseguraron que el día 15 de enero comenzarían de nuevo a pagar las mensualidades.

Pasado el día 15, recibimos una llamada de una persona que nos dijo que era vecina de los inquilinos y que éstos le habían dado las llaves para que nos las devolviera. Llamamos a la policía pero nos dijeron que no podían hacer nada y que, en el caso de recibir las llaves, que no se nos ocurriera entrar en nuestra casa.

Acudimos por tanto al juzgado a informarnos y, de nuevo, nos dijeron que no entráramos en la casa, que debíamos poner una denuncia y que, con suerte, tardaríamos entre cuatro y siete meses en poder entrar. Somos unos sinvergüenzas porque, a pesar de la gran ilegalidad, decidimos entrar en una casa que, además, tenía una luz encendida.

Vacía, sin calefacción, con todas las puertas rotas a base de patadas y puñetazos -ignoramos el motivo-, sucia, con un impago de luz de un mes y, afortunadamente, con todos los papeles del alquiler puestos en un sobre. Así nos encontramos la que una vez fue el hogar de soltera de mi mujer.

Al haber permitido que pagaran con la fianza y con los retrasos, y añadiendo a ello los problemas generados en el piso, nuestro quebranto económico fue de unos 6.000 euros, pues para poder poner de nuevo en orden el piso nos gastamos 3.000 euros.

Recién reformado, pusimos de nuevo el piso en alquiler. Vino una pareja joven que quiso alquilarlo. Como no estaban convencidos de pagar el seguro (es un acuerdo entre partes, no estaban obligados) les ofrecí que pagáramos a medias y accedieron. Nos entregaron una señal de 250 euros y enviaron los papeles al seguro pero éste dijo que no cumplían con las condiciones y no podían hacerlo. Hablamos con ellos, les ofrecimos entonces que pagaran dos meses de fianza y accedieron. Nos pidieron que les dejáramos entrar antes para dejar unos muebles y accedimos aunque no les daríamos las llaves hasta que no comenzara el alquiler y, por supuesto, previo pago del mismo.

Dos días después de haber concretado la situación y las nuevas condiciones, nos llamaron para decir que no, que no estaban de acuerdo y que no querían el piso. Nos pidieron entonces que les devolviéramos la señal. Aunque en un principio mi intención fue devolverla, caí en la cuenta de que no, que precisamente la señal se da para evitar estas situaciones y, dado el caso, compensar los quebrantos producidos. Así es que me negué a devolver el importe de la señal.

Ilustración del alquiler de un piso. (LUIS FRUTOS)

Ilustración del alquiler de un piso. (LUIS FRUTOS)

Desde entonces he recibido varios mail en los que se me ha dicho que “sin ningún escrúpulo les ha sustraído 250 euros” a “unos jóvenes sin malicia que pretendieron alquilar su vivienda“. Intenté razonar con la persona remitente de dicho mensaje, de la que desconozco el vínculo que tiene con la pareja, pero sólo obtuve nuevas acusaciones.

Estos “jóvenes sin maliciaenviaron un mensaje al portal inmobiliario en el que teníamos puesto el piso en alquiler diciendo que se trataba de una “supuesta estafa“.

Por fortuna, hemos alquilado el piso, hemos actuado más que correctamente, hemos perdido mucho dinero por actuaciones que han quedado impunes y ahora, además, hemos tenido que soportar que nos llamen ladrones y estafadores. La fortuna ha querido que hayamos podido alquilar el piso antes de que apareciera la difamación en el anuncio pero ¿Y si no hubiera sido así? ¿Y si hubiéramos perdido la oportunidad de alquilar el piso porque unos “jóvenes sin malicia” no quieran hacerse responsables de sus decisiones y nos difamen alegremente?

Pero nosotros somos los propietarios, los malos, los que tenemos la sartén por el mango… los que pagamos la hipoteca, los que pagamos los daños, los que no podemos entrar en nuestra casa aunque dejen de pagarnos, los que sufrirán las consecuencias de impago con los bancos o buscarán en familiares y amigos un apoyo que les permita mantener a flote la economía familiar.

Soy un sinvergüenza y un desalmado pero podré dormir muy tranquilo, aunque con mucha pena, porque sé que la gente “sin malicia” puede hacer todo el daño del mundo con total impunidad y el apoyo de quienes creen que saben aunque no sepan.

23 comentarios

  1. Dice ser WHY

    PAGAN JUSTOS POR PECADORES…. LO DE TODA LA VIDA EN MUCHISIMAS SITUACIONES ….

    11 abril 2014 | 19:35

  2. Dice ser LINCE 1

    De todo hay en la viña del Señor.Nº

    11 abril 2014 | 20:03

  3. Dice ser Javier

    La verdad es que tienes razón, sóis unos cabronazos por quedaros con la fianza de los chavales. Yo saldría a la calle mirando antes.

    13 abril 2014 | 8:52

  4. Dice ser Lola

    La verdad es que alquilar, tanto para inquilinos como caseros, siempre ha sido un deporte de riesgo. Se presupone que la parte contraria siempre actuará de buena fe pero desgraciadamente hay gente pá tó.

    13 abril 2014 | 13:01

  5. Dice ser Vanesa

    Hola,
    Como dicen por aquí hay de todo, ni todos los caseros son desalmados ni todos los inquilinos son unos jóvenes sin malicia. En mi caso, inquilina desde hace mas de 10 años, me ocurrió en una de las viviendas que alquilaba, que en el momento de firmar el contrato me dijeron que iban a hacer unas reformas, pagaba entonces 365 euros al mes por un piso. Este inmueble estaba situado en un antiguo carmen de Granada. La propietaria me dijo que esas reformas no me iban a molestar apenas y ‘que ni siquiera tendría que descolgar la lámpara del salón’. Acordé con ella que no me subiría el alquiler tras la reforma, de palabra y por ley no se podía subir tampoco entonces. Comenzaron las reformas y lo hicieron por el tejado que estaba encima nuestro, quitaron las tejas pues al ser antiguas debían volver a ponerla como estaban. Una mañana al salir de mi dormitorio una placa del falso techo del salón de unas dimensiones de 2 metros cuadrados cayó a menos de un metro de mi, después cayeron partes de otro falso techo que había más antiguo, y por el agujero asomaba el pie de uno de los obreros. Cierto es que la ‘lámpara’ siguió en su sitio. Sin esperar a que sacásemos las cosas tiraron todo el techo del salón y toda la casa y todas nuestras cosas se llenaron de polvo. Nos tuvimos que buscar una vivienda para el siguiente mes y medio que no era en absoluto con las calidades del piso que habíamos alquilado y los propietarios nos pagaban la diferencia de 70 euros con respecto a nuestro alquiler. También pagaron la lavandería para las mantas y la limpieza del equipo de música y el televisor. En pleno mes de diciembre, a una semana de navidades la familia nos urgió a que volviésemos al piso que ya estaba listo. Al llegar, el gas no estaba conectado, a la ventana del salón le faltaba un cristal y lo peor es que en el dormitorio habían colocado un precioso techo de madera pero que estaba protegido del cielo raso por tan solo una lona de plástico transparente. En Granada hace mucho frío en invierno, el aire condensado y convertido en agua caía sobre nuestra cama y sobre un enchufe por lo que saltaron los plomos. Con la familia arrendadora habíamos acordado no pagar más cuando terminasen las obras. Llamé al hijo de la propietaria para decirle que el piso no estaba en condiciones de ser ocupado, además de por lo referido porque olía tanto a pintura y a obra que era insalubre. Este individuo me dijo que yo era una buitre carroñera, al referirle la legislación en estos casos, como el ocurrido me dijo que ‘yo era la típica antisistema hasta que el sistema me favorecía’. Hasta dos semanas después no pusieron tejado a nuestra habitación. Podríamos haberlos llevado a los juzgados y no lo hicimos por no causar más malestar que el que había y esa fue su respuesta. Pasaron los meses, nuestras ventanas estaban tapadas por los andamios, teníamos que pasar por un patio por el que debíamos evitar dichos andamios, escombros y cuidarnos de no pisar clavos y demás (un vecino tuvo que ir al hospital porque pisó un clavo oxidado y le atravesó la zapatilla), además tuvimos que aguantar ruidos y polvos en plena primavera no podíamos abrir las ventanas, y mientras, las facturas de electricidad eran altísimas porque sospechamos que tenían enganchada la maquinaria de obra a nuestro contador. Por fin terminaron las obras, aunque la electricidad la dejaron a medio hacer y había cables colgando por todos lados. Mi abogado me aconsejó seguir pagando la renta por la que firmamos el contrato, pero los propietarios querían subir el alquiler más de 60 euros. Nos negamos porque después de todo lo ocurrido no nos pareció justo ni legal y continuamos pagando nuestras facturas y el alquiler firmado en el contrato. Entonces comenzó el ‘moving’ inmobiliario. Cada domingo venían familiares a señalarnos y hablar mal de nosotros cuando intentábamos disfrutar de la terraza. La comunidad que pagábamos antes de la obra era de 5 euros, después nos la subieron a 20 por este piso de dos habitaciones, mientras un vecino que tenía un bar y un piso mucho más grande pagaba sólo 5 euros. Quisieron llevarnos a juicio por no pagarles la diferencia y encima un nieto de la propietaria que trabajaba en una televisión local entrevistó a su abuela como si fuese la víctima de unos desalmados. Finalmente sucumbimos a toda esta presión y acabamos dejando el piso. No soy la única que ha sufrido cosas de este estilo en Granada. Por suerte, los siguientes caseros han sido gente muy amable y más humanos. Como decía hay de todo en este mundo, siento que a vosotros os pasara algo así, pero ni todos los inquilinos son como los vuestros ni todos los caseros como vosotros, no hay protección para ninguna de las partes.

    13 abril 2014 | 13:09

  6. Dice ser Montoya

    Y cuando el propietario se queda parte o totalidad de la fianza en concepto de “limpieza de la vivienda” aunque la hayamos dejado como una patena?

    Y cuando le pides al propietario que arregle o te cambie algo y se hace el loco, demorando o cobrándote en la mensualidad el arreglo?

    Y cuando quieres desgravar el alquiler en la Renta, o solicitar una ayuda al alquiler, y no puedes porque el propietario no tiene declarada la vivienda?

    Y cuando le pides al propietario un cajón para los cubiertos y te responde que con una caja de zapatos vas arreglado?

    Etc…

    En España hace falta una legislación sólida sobre los arrendamientos para evitar abusos por ambas partes. Pero, como tantas otras cosas, no interesa. Hay que seguir fomentando la compra en propiedad, el entrampamiento a 40 años más intereses, para que las mismas sabandijas se forren de oro y los politicastros se ganen el puesto en el consejo de administración de bancos y cajas.

    Y así.

    13 abril 2014 | 13:29

  7. Dice ser Juan

    Soy dueño de un piso, hasta ahora salvo por el robo de un colchón, la rotura de una mesa, un espejo, un frigo, el atasco del fregadero por mal uso, etc… Considero que he tenido suerte.

    Nunca me he quedado con parte de la fianza para limpiar, aunque es una idea que a partir de ahora voy a poner en práctica.

    Cómo propietario yo pongo un piso amueblado que tiene un valor considerable y lo cedo para su uso a personas que no conozco, esto en sí ya es un acto que demuestra que soy de fiar. El problema es que algunas personas se equivocan al pensar que por pagar un alquiler tienen derecho a destrozar la propiedad ajena.

    13 abril 2014 | 18:14

  8. Dice ser Pepe

    Si estuviéramos en Europa, cuando el inquilino acumula dos mensualidades impagadas se puede encontrar sus cosas en la calle y la puerta con una cerradura nueva. Si queréis que los alquileres bajen y que se hagan casi todos de manera legal, hay que establecer medidas para atajar malos comportamientos por parte de los inquilinos. Solo cuando los caseros tengan la seguridad de cobrar y de no encontrarse su vivienda como “una zona de guerra” después del vencimiento del contrato se podrán poner más viviendas en el mercado y los precios bajarán.

    13 abril 2014 | 18:14

  9. Dice ser fernando

    El problema es que no se debería hacer una ley para proteger al arrendatario o una ley para proteger al arrendador, habría que estudiar todos los casos y no generalizar.

    Ni todos lo sinquilinos son unos cabrones, ni todos los caseros son unos cabrones. Yo he conocido casos de gentuza alquilada que aparte de no pagar destrozan el piso, enganchan la luz, etc.

    También he visto caseros cabrones que se saltan cualquier norma de civismo e incluso que allanan la propiedad con cualquier escusa, amen de ROBAR la fianza con escusas peregrinas.

    Mano dura para los que hacen las cosas mal (los inquilinos y los caseros).

    Y si los politicuchos NO SABEN como hacer las leyes, que bajen al mundo real (donde los cafés nunca han valido 80 céntimos de €) y pregunten a los que tenemos que lidiar con las sandeces que nos imponen. Igual aprendían algo…

    13 abril 2014 | 18:36

  10. Dice ser Casero desalmado

    Yo tuve una situación parecida sólo que los inquilinos estuvieron sin pagar desde el segundo mes. Hicimos todo de acuerdo a la maravillosa ley que tenemos en España. Total estuvieron un año de horrible convivencia con los vecinos hasta que pudimos echarlos. Al entrar en la casa, todo lo que no pudieron robar, lo habían destrozado a golpes. Estamos arreglándolo y ya vamos por más de 5000€ A parte, son totalmente insolventes. Por denunciarles por robo y destrozo hay que anticipar mínimo 3000€ en concepto de tasas y abogados que aunque ganemos el juicio nunca recuperaremos.
    Como llamáis a eso? Luego hablan de penalizar a los propietarios con casas vacías. Os imagináis las ganas de alquilarlo de nuevo
    No me enrollo más con detalles, pero hay mil para contar
    Sólo quiero decir que con la ley de alquiler que tenemos en este tercermundista país que protege a esta gentuza nunca podremos alquilar de manera segura y tranquila
    Saludos a todos

    13 abril 2014 | 19:42

  11. Dice ser asd

    @Montoya

    “Y cuando quieres desgravar el alquiler en la Renta, o solicitar una ayuda al alquiler, y no puedes porque el propietario no tiene declarada la vivienda?”

    Pues te presentas con los papeles de la declaración de la renta y le pides que te devuelva la diferencia. Que es TU DINERO.

    Si no lo hace le puedes denunciar. Yo esperé al último año de contrato para no tener problemas de futuro. Me tuvo que pagar los más de 400 euros anuales que hacienda me habría dado si él hubiera cumplido con la ley.

    13 abril 2014 | 22:27

  12. Dice ser cathy

    A mí no me das ninguna pena. Eres un cabrón por quedarte con la fianza…. cuando hablas de “te distes cuenta”… es te diste cuenta de que podrías robarles a esos chicos su dinero. Será todo lo legal que quieras, pero para mí es un robo. No les has dado ningún servicio. No tienes ninguna moral en quitarle a los demás el fruto de su esfuerzo en cualquier descuido.

    Y yo he alquilado y los problemas son distintos. Exigir los 12 meses sí o sí, aún cuando la persona puede quedar en paro, el dueño de la casa quiere seguridad por encima de lo que una empresa puede ofrecer. Si una empresa puede romper un contrato, una persona también. Deberian prohibir por ley los contratos que obligan al inquilino a pagar 12 meses y estar atado aún peor que una hipoteca.

    Creo que ya se ha intentado, pero por la presión de los “dueños de pisitos” se sigue exigiendo. Y ahora vivo en Reino Unido, en que es mucho peor, y los contratos son incluso son leoninos y con claúsulas de año y medio para contratar un puto ADSL (sin nada regalado) Por cierto, cada vez que me he intentado marchar de un piso, dejándolo perfecto y como una patena he tenidio problemas ya que la dueña (generalmente son mujeres) se inventa desperfectos inexistentes (algunos incluso causados por el paso del tiempo o el clima) para intentar quedarse los depósitos. Generalmente irte de casa es una batalla y una guerra peor que las operadoras, intentan que sólo puedas tener una ventana de un mes al año y avisando por adelantado 3 meses con burofax o pagar 12 meses más (sino niegan haber recibido el correo o la notificación de que quieres irte), luego inventarse falsos desperfectos, etc, etc…

    Ah, y repito lo de tenerte atado todo un años sin importar de que pierdas el curro o no.

    Caña a los arrendatarios. La mayorían son vagos (vagas) que por haber nacido en una época en que los pisos eran más baratos que ahora se creen con derecho a vivir sin trabajar, tal como señores medievales, chupando la sangre a los jóvenes. Se debería acabar con esta injusticia generacional expropiando pisos. Yo me largué del país. Ni de coña iba a pagar la pensión a esos nobles vagos que viven de nuestra sangre sin trabajar.

    14 abril 2014 | 0:02

  13. Dice ser Hector

    Vamos a ver, cualquier persona que tenga una solvencia y estabilidad económica aceptable no vive de alquiler sino que se compra su propio piso como es lo lógico. Todos los que viven de alquiler es porque van escasos de dinero y de estabilidad económico-laboral, cosa que con la crisis es más frecuente. Entonces los caseros ¿de qué os extrañáis si luego pasan estas cosas?

    Por otro lado la vivienda es una necesidad básica al mismo nivel que la comida porque te va la supervivencia y la continuidad de tu descendencia en ello. Nos enfrentamos por tanto a un instinto muy fuerte que no va a dudar en romperlo todo de la rabia y la furia que se desencadena cuando la persona sienta amenazada su supervivencia. No creo que se pueda culpar a ningún ser humano de algo que forma parte de su propia naturaleza vital. Es absurdo pretender ir en contra de las fuerzas de la naturaleza. El que juegue con fuego que no se extrañe si luego se quema. Vamos a mi no se me ocurriría alquilar un piso a ninguna familia ni pareja a menos que fuera por razones temporales tipo vacaciones, estudiantes y cosas así.

    Lo que es una vergüenza es que hayamos hecho una sociedad en donde mucha gente no tiene un techo donde vivir a pesar de haber sido decente y trabajadora, tener estudios etc…. Pero cuando ves que a pesar de todo vas a ver a tus hijos pequeños en la calle mientras los 4 sinvergüenzas de turno tienen 27 pisos y cuentas en Suiza pues comprendo que se desencadenen reacciones violentas. Es más incluso lo veo lógico. Una situación desequilibrada tiende a buscar su propio equilibrio con una fuerza directamente proporcional a la magnitud del desequilibrio, es una ley natural de la que nadie se va a escapar. Si es que hasta Franco lo hacía y lo entendía mejor siendo un dictador.

    14 abril 2014 | 1:41

  14. Dice ser Yoyo

    Cathy,

    ***** “Será todo lo legal que quieras, pero para mí es un robo.”

    Las fianzas están para eso. El que tú decidas echarte atrás en el último momento supone una serie de trastornos para el arrendador, el cual entre otras cosas ha tenido que preparar el piso, la documentación y además lo ha sacado del mercado, perdiendo a otros posibles inquilinos que sí podrían estar interesados. Te parecerá fatal y lo peor del mundo, pero es perfectamente legal y lógico, y desde luego no es ningún robo, salvo en el caso de que la renuncia se deba a un incumplimiento del contrato por parte del arrendador.

    ***** “Exigir los 12 meses sí o sí, aún cuando la persona puede quedar en paro”

    Lo de exigir doce meses no lo he visto nunca. Sí he visto exigir fianzas de varios meses (lo cual es muy lógico y muy normal, teniendo en cuenta cómo está el percal), pero no obligarte a estar en la casa un mínimo periodo de tiempo. En cualquier caso, si das con un casero así, lo tienes muy fácil: búscate a otro. Ahora mismo tal y como está el mercado, los arrendadores no están para muchas exigencias.

    ***** “La mayorían son vagos (vagas) que por haber nacido en una época en que los pisos eran más baratos que ahora se creen con derecho a vivir sin trabajar”

    Que te lo crees tú. Con lo que cobras por tener tu piso alquilado, difícilmente te da para vivir sin trabajar. Como mucho pagas la hipoteca, o parte de ella. Yo he tenido un piso alquilado cuatro años y no he dejado de trabajar en ningún momento.

    ***** “chupando la sangre a los jóvenes”

    Hombre, si quieres te regalan el piso, no te fastidia. Un alquiler tiene un precio, si te parece abusivo no lo aceptes. Es así de fácil.

    ***** “Se debería acabar con esta injusticia generacional expropiando pisos”

    Claro, y luego que te los regalen a ti. Lo que hay que leer.

    ***** “Yo me largué del país. Ni de coña iba a pagar la pensión a esos nobles vagos que viven de nuestra sangre sin trabajar.”

    Y te vas a Reino Unido, donde según tus propias palabras la cosa es aún peor. Muy coherente tú.

    Me parece que te estás equivocando. Una cosa es que arremetas contra caseros caraduras y estafadores, que los hay y muchos, pero me da la impresión de que a ti lo que te jode no es eso, sino el hecho de que haya personas que decidan dejar de disponer de una propiedad (y además la pongan en peligro dejándola en manos de un completo desconocido) y que encima tengan la desfachatez de ¡querer cobrar por ello!

    Mira, si tan mal te parece el que a ti te cobren un alquiler por vivir en la casa de otro te propongo que te compres tú una casa, y que después de pagar durante años, decidas dejar de disfrutar de ella para dejársela a alguien que no conoces, del que no sabes qué tipo de persona es, sin saber si te la va a destrozar o si vas a poder echarle de la casa si algún día te deja de pagar (porque ya sabemos cómo está la justicia en este país). Piensa en cuánto valoras eso y dime qué precio te parecería el adecuado. Yo desde luego tuve bastante suerte con los inquilinos que me tocaron, no me dejaron de pagar en ningún momento y me dejaron el piso en condiciones (claro que yo tampoco les engañé a ellos, atendí las averías y los desperfectos como creo que se debe de hacer y les bajé el precio en dos ocasiones en función de su economía y de la situación del mercado). Pero tal y como está la cosa y viendo las películas de terror que se dan por ahí con inquilinos h. p. (un par de casos me tocan muy de cerca), dudo mucho que alguna vez me atreva a alquilar de nuevo. Mientras la ley no cambie, lo siento pero no vale la pena jugársela, antes dejo el piso vacío (ah, pero eso también te parecerá mal, ¿verdad? Mejor okupado que vacío, ¿a que sí?)

    El día en que tengas algo tuyo en lo que te hayas dejado años y años de esfuerzo igual cambias de opinión.

    Saludos.

    14 abril 2014 | 1:57

  15. Dice ser Gema

    A mi me da mucha rabia que siempre te pinten a los caseros como seres desalmados que quieren cobrarte cuando el pobrecito inquilino solo quiere un sitio donde vivir, como hacen en cualquier programa de la televisión, da igual que no pague, que destroce el piso o se lleve o venda cosas del piso, en televisión, el 95% de las veces el malo es el dueño, y me da mucha rabia, yo he vivido de alquiler, y jamás, he tenido ningún problema, para mí esa casa era mi casa, la he cuidado, la he limpiado, y cuando la he devuelto, estaba incluso mejor que cuando entré en ella y con mis caseros jamás he tenido ningún problema, los considero gente que ha tenido la amabilidad de prestarme SU casa cuando mis circunstancias han hecho que necesitara la casa de otra persona para tener donde vivir, por supuesto pagando por ello, porque a los que creen que todo debe ser gratis, les digo que no, que no puede ser, mis caseros necesitaban que yo les pagase, porque con mi alquiler ellos pagaban la hipoteca del piso, por ello necesitaban cobrar un día determinado.
    Por otro lado tengo el caso de mis padres, que después de toda la vida trabajando, pudieron pasar de su casita de recien casados de 80 metros cuadrados a una vivienda mejor y mas grande, y de la que están pagando su hipoteca, y para pagarla tuvieron que alquilar esa primera vivienda que os digo, les han engañado con el contrato de alquiler, les han dejado por pagar por más de 9 meses, les han robado los muebles, han destrozado puertas y paredes, han desmontado los electrodomesticos para llevarse piezas…. y después hay que verles en la televisión a esos no, pero a otros parecidos, diciendo que que malos son los caseros que les echan de las casas con niños pequeños. Mira, a gente así, primero les quitaba a los hijos, porque no saben cuidarlos y no cubren sus necesidades básicas, segundo, eso de que se declaren insolventes y se vayan de rositas tampoco puede ser, que se les embargue el sueldo cuando lo tengan para que paguen lo que deben, incluido los desperfectos que causen y tercero, que existiese una lista oficial de malos inquilinos para que no les volviese a pasar a otras personas que alquilan sus casas.
    Hasta que no cambie la ley, y el casero tenga derechos reales e inmediatos, yo les he dicho, que la casa vacia, que les engañarán una vez, pero no dos.

    14 abril 2014 | 9:03

  16. Dice ser JGSANZ

    Por desgracia pasa muchas veces esta historia, por eso aunque sea malos caseros, en cuanto veas que pasan del día 5 o 6… cuidan, nada de dejar meses atrasados, porque vas de buenas y mira la realidad y yo te recomendaría que cuando alquiles hay unas garantías de actuación rápida, que si no pagan en 1 o 2 meses máximo, te dan acceso via judicial e incluso seguros que cubren estas cosas.

    Tomar precauciones nunca esta de mas, si necesitas mas info avísame.

    Saludos.

    14 abril 2014 | 9:50

  17. Dice ser Me parto y me mondo

    Pero de qué se queja este señor? Si tantos problemas o molestias le da su piso en alquiler, pues que lo venda! A mí esta gente multi-propietaria que se hacen las víctimas no me da ninguna pena, quién les manda tener varios pisos o inmuebles? Tienen varias casas en propiedad y aún hay que compadecerles? Manda huevos!

    14 abril 2014 | 9:58

  18. Dice ser bla bla bla

    Trabajo en una inmobiliaria… dicho esto por delante…

    La ley actual favorece muuuuuuuuucho más al propietario que al inquilino… lo digo por todos esos que se sienten desprotegidos…

    Y ahora entrando al caso… vienes a que te demos una palmadita en la espalda “mira que pobrecito propietario…” cuando la verdad has actuado mal de cabo a rabo.

    Primero usaste la fianza para cobrar el alquiler cuando aun no se iban los inquilinos… primer error… aqui demuestras que eres buena persona… pero también que desconoces del todo el mundo del alquiler y que no te has asesorado con nadie… que luego no tenias fianza para los reparos finales??? no haberla usado mal.

    Segundo, acudes a la “justicia” en busca de amparo, y haces lo que se te pone… pues luego no te quejes… en el fondo has tenido suerte, porque por entrar en la vivienda los inquilinos te podian haber denunciado por entrar ilegalmente en SU vivienda, ya que no habiais firmado ningun documento de rescinsion de alquiler, y la entrega de llaves…. bueno no me voy ni a molestar de hablar de la entrega de llaves.
    Efectivamente tenias razon cuando reclamabas que tu vivienda estaba echa unos zorros pero la cagaste al entrar, ya que nadie puede asegurar que no lo hiciste tu para reclamarselo al inquilino (no voy a entrar a valorar lo cabreado que estaba el inquilino vete tu a saber porque motivo, para hacer lo que hizo, pero la experiencia de año suele ser que el propietario ha tocado previamente las narices… aunque comentas que no es tu caso, asi que asi lo acepto)

    Tercero vuelves a actuar mal, y aqui viene la peor cagada (o al menos como lo has redactado). Te has quedado la fianza de esos jovenes, que fijo que lo que les ha pasado que han encontrado otra cosa mas barata/les guste mas, mal por parte de ellos, pero no comentas que hubieseis firmado un contrato de alquiler, solo concretado nuevas condiciones… con lo que te has quedado un dinero que no era tuyo… y aunque es cierto que la ley permite quedarse la fianza si se incumple el contrato, tampoco has dicho que firmaseis un contrato.

    Que unos inquilinos actuasen mal, no quiere decir que todos sean iguales…. tampoco todos los propietarios….

    A todos los que han defendido la postura de “si el inquilino se queda en paro…” ” si la vivienda es un bien de primera necesidad y no hay que echarlos… ”
    Las cositas claras, los propietarios NO tienen la culpa de la mala suerte económica de sus inquilinos, y un acto de responsabilidad, moral y educación (por no hablar de ser adultos) es ser responsables con los pagos, si no puedes, deja la vivienda, lo mismo que si no puedes comprarte un mercedes no te lo compras, pues esto igual… si no puedes pagar el alquiler busca otro más barato, o vuelve con tus padres, o acude a los servicios sociales, esto ES UN NEGOCIO, y el propietario puede que tenga dos casas, pero puede estar en paro exactamente igual, y cuenta con un ingreso, él ha puesto su piso en alquiler para sacarle un rendimiento, si no lo dejaba cerrado.
    La vivienda es un bien de primera necesidad, asi que quien debe garantizar esa necesidad es el estado NO los particulares (o bien con leyes, o bien con servicios)

    14 abril 2014 | 10:07

  19. Dice ser Yoyo

    Bla bla bla,

    no me creo que la ley favorezca más al propietario. Básicamente el propietario pone en manos del inquilino un bien de un valor considerable, y depende absolutamente de la buena voluntad del que entre. Como el inquilino salga rana, pueden pasar meses o incluso años antes de que pueda echarlo a la calle, eso sin contar que está absolutamente desprotegido en caso de que quiera destrozar la casa.

    No es un caso ni dos los que se han dado.

    14 abril 2014 | 11:12

  20. Dice ser bla bla bla

    la ley actual permite solicitar el desalojo al primer mes de impago (la anterior eran 3) y una resolucion de ese desalojo de 3 meses (es decir que el juzgado debe ordenar el desalojo en 3 meses)… antes no habia un tiempo determinado porque tenia que haber un proceso judicial a no ser que ambas partes hubiesen pactado otro tipo de mediación… con lo cual por rápido que fuera antes más de 6 meses pasaban…. ahora simplemente con denunciarlo al mes, el juez puede ordenar el desalojo, sin que el inquilino alegue nada… hay 10 dias desde la denuncia para ponerse al corriente de pagos…

    En resumen… al 4 mes del primer impago inquilino fuera en la nueva ley, en la ley anterior, si no habia dilatación en el juzgado, al 9 mes el inquilino fuera…
    El propietario puede recuperar su vivienda para su uso con pre-aviso de 3 meses, da igual la causa (y no importa si el inquilino paga o no).
    En ambas leyes se puede vender con inquilino dentro… en la una el nuevo comprador tiene que respectar el contrato… en la otra con argumentar el uso en 3 meses…
    La única “ventaja” en la nueva ley para los inquilinos (que han pasado a tener un alquiler mucho mucho más precario ya que por diversas causas los pueden echar y no sólo el impago como antes) es que pasados 6 meses, con preaviso de un mes se pueden largar…..
    Todo esto, sin entrar en el tema de registrar el alquiler….
    Y obviamente son los “minimos” de la ley… que pueden ser más amplios en contrato.

    Asi que creo demostrado que la ley nueva protege más al propietario… otra cosa es que los propietarios usen los cauces legales correspondientes, y en los plazos y formas correctos.

    14 abril 2014 | 12:43

  21. Dice ser albitaguapa2

    cathy más tonta y no naces

    14 abril 2014 | 12:44

  22. Dice ser Yoyo

    bla bla bla,

    bueno, la ley no sé cómo estará, tampoco sé si la gente estará usando los cauces legales adecuados. Yo sé de un caso muy cercano en el que los inquilinos sólo pagaron el primer mes y tardaron catorce en echarlos a la calle, además de los robos y los destrozos que ocasionaron y que nadie va a pagar (salvo la propietaria).

    Por otro lado, se juega mucho más el propietario que el inquilino. Al inquilino lo peor que le puede pasar es quedarse en la calle, el propietario sin embargo se juega una propiedad de un valor bastante elevado.

    14 abril 2014 | 16:31

  23. Dice ser Casero desalmado

    Gema,
    Gracias por tu comentario. Esa es la creencia que tienen muchos. Que los caseros son gente podrida de dinero y que viven del cuento y de sacarle el dinero a sus inquilinos que sólo quieren un techo.
    La realidad es bien distinta. En el caso que os conté antes era exactamente eso. La primera vivienda que compraron mis padres con un sueldo de electricista que después de muchos años trabajando pudieron dar el salto a otra casa más grande donde vivir con dos hijos y una abuela dependiente.
    Tener una casa en propiedad conlleva un enorme esfuerzo para que te engañen, roben y destrocen el fruto de ese trabajo

    Héctor. Siento que haya gente que piense como tu. El instinto de supervivencia no implica robar y aprovecharse de gente honrada

    14 abril 2014 | 20:33

Los comentarios están cerrados.