La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Corazón, corazón; corazón pinturero.

Entradas etiquetadas como ‘Operación’

El del mayor ridículo de Leticia Sabater: descubre el resultado de su operación para ser como Madonna

La amiga de los niños de los años 90 apareció el sábado en el Deluxe, y yo, que soy muy cuca, me he querido guardar este documento gráfico para que comencéis la semana con “mucha marcha”.

Aún recuerdo de pequeña cuando veía a Leticia Sabater por la tele. En aquel entonces me gustaba, me hacía gracia, me parecía divertida y alocada pero con el paso de los años me di cuenta de que por mucha marcha que llevase la presentadora debía haber preferido a Espinete y a Don Pimpón. En cualquier caso, Leticia Sabater me gusta, me divierte, me parece un personaje que, como Madonna, se ha sabido reinventar para seguir estando en el candelero, aunque ¿vale la pena ser noticia a cualquier precio?

La artista multidisciplinar de 52 años de edad se ha sometido a una operación que, dicen, podría llegar a costar 200.000€. Liposucción de alta definición que consiste en quitarle la grasa del abdomen para ponérsela en el culo, la espalda, los muslos y los bíceps para que, sin ir al gimnasio, parezca que la Leti tiene músculos.

Pero ahí no queda todo, porque la grasa del abdomen ha sido eliminada de tal forma que le han hecho una marcación abdominal para que parezca que tiene abdominales. “Estoy enamorada de mi cuerpo, me lo miro todo el día. No me arrepiento de nada, estoy feliz, la operación me ha quedado espectacular” dijo Leticia Sabater en el programa.

Aquí os dejo algunas imágenes (cliquea sobre ellas para verlas en grande). Si quieres ver el vídeo de su intervención, lo tenéis aquí.

Y bueno, aunque yo no soy partidaria de una operación como esta porque me parece absurdo querer marcar abdominales sin tenerlos, he de reconocer que la mujer no está nada mal pero a mí lo de sus abdominales no me convenció para nada. ¡Vaya publicidad para su doctor!

¿Es consciente Leticia de que en el plató casi todos se estaban riendo de ella? Supongo que sí. A mí me pareció todo un poquito bochornoso.

Imágenes: Telecinco

 

El de las complicaciones en la última operación de Terelu Campos

Terelu está fastidiada. Física y moralmente un cáncer te destruye, y Terelu lo está. No son pocos los frentes que la Campos tiene abiertos. Además de su enfermedad y su ausencia en el trabajo (y por lo tanto su falta de ingresos), existen otros factores que tiene a Terelu Campos más alterada de lo normal. Su hija es uno de ellos. Fuentes muy cercanas a la familia Campos me confirman que más allá de su salud (que va mejorando poco a poco), Terelu podría estar demasiado encima de su hija Alejandra Rubio. La joven, que tiene 18 años, se ha independizado y el hecho de que haga su propia vida al margen del nido familiar le da auténtico pavor. ¿Sobreprotección o exceso de querer tenerlo todo controlado? Este es otro tema.

Hace una semana Terelu se sometía a una nueva operación quirúrgica. Una nueva intervención que, no entiendo muy bien por qué, quisieron mantener en secreto. Su hija dijo no saber nada en un photocall, la madre comentó poco, y su hermana (a la que cada vez se le ve más el plumero) se atrevió a decir algo así como que cómo iban a enterarse de eso antes por la prensa que por el propio hospital. Un máster en mentir.

La cuestión es que a la Campos se le complicó la cosa. Después de someterse a la mastectomía en la Fundación Jiménez Díaz, a Terelu, en lugar de ponerle unas prótesis mamarias de silicona, le pusieron su propia grasa de otras partes del cuerpo. Esta práctica es muy habitual, y además es hasta mejor ya que la grasa acumulada en otras partes del cuerpo tiene miles de células madre que ayudan a regenerar la piel. Lo que pasó es que a Terelu se le infectó.

Una infección en las heridas les impedía cicatrizar bien. De hecho, una de ellas estaba tan abierta cosa hubo que hacerle un injerto de piel. La cosa no revestía de demasiada gravedad pero se complicó en la mesa de quirófano cuando los médicos se dieron cuenta de que no solo las heridas en el pecho estaban mal si no también las otras.

Fue una operación más larga de lo esperado y Terelu lo único que quería era marcharse a su casa. Ingresó el martes, la operaron el miércoles y el jueves se marchó a su casa con los drenajes. Allí, más tranquila, es más fácil la recuperación.

Ya está mejor, y aunque anímicamente sigue tocada, Terelu tiene muchas ganas de marcha, de regresar a la tele y de volver a ser quien ha sido.