La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Corazón, corazón; corazón pinturero.

Entradas etiquetadas como ‘Operación’

La misteriosa operación de urgencia de Tamara Gorro

Todas las alarmas saltaron ayer cuando Ezequiel, el marido de Tamara Gorro, cogió el mando de las redes sociales de la influencer para comunicar a sus seguidores lo siguiente:

“Hola a todos. Les escribo en nombre de mi mujer, debido a la cantidad de mensajes que estamos recibiendo. Tamara tuvo que ser intervenida quirúrgicamente. Ella se encuentra bien, pero siguiendo la recomendación del doctor, en absoluto reposo durante unos días. No duden que como siempre, Tamara les contará en primera persona todo.
Un abrazo muy fuerte.
Ezequiel Garay”.

Tamara llevaba varias horas sin dejarse ver por las redes sociales, y esto había alarmado a sus seguidores ya que no es muy habitual en ella. Tanto fue así que su pareja, el futbolista Ezequiel Garay tuvo que salir del paso dando explicaciones que no han hecho nada más que alimentar las especulaciones y la incertidumbre. ¿Qué le ocurre a Tamara?

Un montón de seguidores, entre los que se encuentran rostros tan conocidos como Anabel Pantoja o Chenoa, han comentado la publicación en Instagram deseándole su pronta recuperación pero, ¿cuándo sabremos por qué la influencer ha tenido que pasar por el quirófano?

Yo desconozco qué es lo que le puede estar pasando a Tamara, pero espero que todo quede en un susto. Lo que está claro es que los últimos meses no están siendo los mejores para la ex Mujeres y Hombres y Viceversa ya que después de que en marzo su marido diese positivo en coronavirus, la situación del confinamiento hizo mella en ella padeció de ansiedad.

Sea lo que sea, es su intimidad, y desde aquí le deseo una pronta recuperación.

https://www.instagram.com/p/CGr2j4PjCyJ/

Kiko Matamoros enseña el resultado de sus retoques estéticos tras una operación

El colaborador más polémico de Sálvame ha pasado por el quirófano tras una operación de la vesícula. Acompañado por su novia la influencer Marta López Álamo, que no se ha separado de él ni un momento, Kiko ha sido intervenido en un hospital de Madrid durante una hora y media y todo ha salido a la perfección.

Como Kiko aún no ha recibido el alta hospitalaria, familiares como su hijo Diego Matamoros y su novia, Carla Barber, han acudido al centro médico para visitar al colaborador. A la salida, ni Diego ni Carla quisieron hacer declaraciones sobre una de las últimas polémicas de Matamoros, el retoque facial que Carla Barber le hizo a base de ácido hialurónico y que nos dejó más que sorprendidos a todos después de verle irreconocible en el Deluxe del sábado.

Kiko, que acababa de pasar por las manos de la Barber, prefirió acudir a su trabajo con la cara aún muy inflamada con tal de no perderse la entrevista a Mila Ximénez. Como ocurre con todos los retoques estéticos, tienen que pasar unos días hasta que se ve el resultado final y hoy ha sido cuando desde el hospital, y aún convaleciente tras su extirpación de vesícula, hemos podido ver lo bien que ha quedado Matamoros tras las inyecciones de ácido hialurónico que le puso la novia de su hijo el sábado por la tarde.

Desinflamado, aún amoratado pero con una cara absolutamente rejuvenecida, Kiko Matamoros ha querido compartir esta fotografía desde la cama del hospital para agradecer los mensajes de cariño que ha recibido tras su operación, y ya de paso, acallar los rumores sobre sus retoques.

El del mayor ridículo de Leticia Sabater: descubre el resultado de su operación para ser como Madonna

La amiga de los niños de los años 90 apareció el sábado en el Deluxe, y yo, que soy muy cuca, me he querido guardar este documento gráfico para que comencéis la semana con “mucha marcha”.

Aún recuerdo de pequeña cuando veía a Leticia Sabater por la tele. En aquel entonces me gustaba, me hacía gracia, me parecía divertida y alocada pero con el paso de los años me di cuenta de que por mucha marcha que llevase la presentadora debía haber preferido a Espinete y a Don Pimpón. En cualquier caso, Leticia Sabater me gusta, me divierte, me parece un personaje que, como Madonna, se ha sabido reinventar para seguir estando en el candelero, aunque ¿vale la pena ser noticia a cualquier precio?

La artista multidisciplinar de 52 años de edad se ha sometido a una operación que, dicen, podría llegar a costar 200.000€. Liposucción de alta definición que consiste en quitarle la grasa del abdomen para ponérsela en el culo, la espalda, los muslos y los bíceps para que, sin ir al gimnasio, parezca que la Leti tiene músculos.

Pero ahí no queda todo, porque la grasa del abdomen ha sido eliminada de tal forma que le han hecho una marcación abdominal para que parezca que tiene abdominales. “Estoy enamorada de mi cuerpo, me lo miro todo el día. No me arrepiento de nada, estoy feliz, la operación me ha quedado espectacular” dijo Leticia Sabater en el programa.

Aquí os dejo algunas imágenes (cliquea sobre ellas para verlas en grande). Si quieres ver el vídeo de su intervención, lo tenéis aquí.

Y bueno, aunque yo no soy partidaria de una operación como esta porque me parece absurdo querer marcar abdominales sin tenerlos, he de reconocer que la mujer no está nada mal pero a mí lo de sus abdominales no me convenció para nada. ¡Vaya publicidad para su doctor!

¿Es consciente Leticia de que en el plató casi todos se estaban riendo de ella? Supongo que sí. A mí me pareció todo un poquito bochornoso.

Imágenes: Telecinco

 

El de las complicaciones en la última operación de Terelu Campos

Terelu está fastidiada. Física y moralmente un cáncer te destruye, y Terelu lo está. No son pocos los frentes que la Campos tiene abiertos. Además de su enfermedad y su ausencia en el trabajo (y por lo tanto su falta de ingresos), existen otros factores que tiene a Terelu Campos más alterada de lo normal. Su hija es uno de ellos. Fuentes muy cercanas a la familia Campos me confirman que más allá de su salud (que va mejorando poco a poco), Terelu podría estar demasiado encima de su hija Alejandra Rubio. La joven, que tiene 18 años, se ha independizado y el hecho de que haga su propia vida al margen del nido familiar le da auténtico pavor. ¿Sobreprotección o exceso de querer tenerlo todo controlado? Este es otro tema.

Hace una semana Terelu se sometía a una nueva operación quirúrgica. Una nueva intervención que, no entiendo muy bien por qué, quisieron mantener en secreto. Su hija dijo no saber nada en un photocall, la madre comentó poco, y su hermana (a la que cada vez se le ve más el plumero) se atrevió a decir algo así como que cómo iban a enterarse de eso antes por la prensa que por el propio hospital. Un máster en mentir.

La cuestión es que a la Campos se le complicó la cosa. Después de someterse a la mastectomía en la Fundación Jiménez Díaz, a Terelu, en lugar de ponerle unas prótesis mamarias de silicona, le pusieron su propia grasa de otras partes del cuerpo. Esta práctica es muy habitual, y además es hasta mejor ya que la grasa acumulada en otras partes del cuerpo tiene miles de células madre que ayudan a regenerar la piel. Lo que pasó es que a Terelu se le infectó.

Una infección en las heridas les impedía cicatrizar bien. De hecho, una de ellas estaba tan abierta cosa hubo que hacerle un injerto de piel. La cosa no revestía de demasiada gravedad pero se complicó en la mesa de quirófano cuando los médicos se dieron cuenta de que no solo las heridas en el pecho estaban mal si no también las otras.

Fue una operación más larga de lo esperado y Terelu lo único que quería era marcharse a su casa. Ingresó el martes, la operaron el miércoles y el jueves se marchó a su casa con los drenajes. Allí, más tranquila, es más fácil la recuperación.

Ya está mejor, y aunque anímicamente sigue tocada, Terelu tiene muchas ganas de marcha, de regresar a la tele y de volver a ser quien ha sido.