BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Elefantes blancos voladores

¿Cuánto son 810 millones de euros? En dólares, casi 1.200 millones; en pesetas, casi 135.000 millones. En rentas personales, la fortuna calculada de J. K. Rowling despuésd e vender millones de ejemplares de sus novelas de Harry Potter; en actividad económica, las ventas anuales de toda la industria textil andaluza o las ayudas europeas que se esperan en el periodo 2007-2013 para Extremadura. En material militar, una fragata como las F100 españolas (con un 20% de propina rumbosa). Y en términos de chatarra, un único B-2 ‘Spirit’ desparramado en una base aérea de Guam, EE UU. Porque ése es el precio estimado (con el Pentágono nunca es seguro) del bombardero furtivo que se estrelló el otro día al despegar. Uno de los 21 B-2 que existían. Uno de los más espectaculares casos de elefante blanco volador de la historia.

Los B-2 fueron diseñados hacia los años 80 con una misión muy clara y peligrosa en mente: penetrar la densa pantalla radar de la Unión Soviética y sus formidables defensas antiaéreas a gran velocidad y bajísima altura, con el fin de lanzar armas nucleares. Diseñar un avión capaz de volar muy deprisa y muy bajo, y difícil de detectar por un radar, era muy complejo. Pero también era la única manera de mantener en activo los bombarderos nucleares, una de las tres patas de la llamada ‘tríada estratégica’ (bombarderos, misiles con base en tierra y submarinos de misiles) que aseguraba la capacidad de destrucción mutua, la doctrina que evitó el holocausto nuclear en la Guerra Fría. Tras un largo proceso de diseño y construcción, el primer vuelo público del B2 se produjo en 1989: justo el año que cayó el Telón de Acero y comenzó el colapso de la Unión Soviética, dejando sin misión al formidable aparato. Por eso sólo se construyeron 21, y por eso el precio por unidad se disparó hasta los 810 millones de euros por unidad. Que hoy yacen desparramados por una pìsta en Guam. Sus 20 compañeros seguirán actuando como carísimos ‘camiones de bombas’ para misiones en Afganistán o Irak, donde sus sofisticados sistemas antirradar son perfectamente inútiles. Es lo que tienen los elefantes blancos.

5 comentarios

  1. Dice ser Miguel

    Para los que no sepan a que se refiere elefante blanco en europa:http://es.wikipedia.org/wiki/Elefante_blanco

    25 Febrero 2008 | 13:53

  2. Dice ser Casas

    La verdad es que son aparatos impresionantes, eso si, son carisimos, es la unica pega que se les puede imputar.

    25 Febrero 2008 | 16:43

  3. Dice ser Lughnasad

    Bueno, si buscas un poco tienen otra pega……..y es que a veces sirven para matar inocentes.

    25 Febrero 2008 | 17:57

  4. Dice ser lamastelle

    ¿Dudas de los datos de la USAF? Comunista, mas que comunista 🙂 Y ademas, seguro que no usas Windows 🙂

    26 Febrero 2008 | 1:05

  5. Dice ser Wendigo

    810 millones sin contar los costes de desarrollo, que si no el coste por unidad se te pone en más del doble. Una auténtica burrada.

    26 Febrero 2008 | 15:35

Los comentarios están cerrados.