BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Promesa y amenaza de la adolescencia

‘Adolescente’ era poco más que un término médico antes de la Segunda Guerra Mundial; hasta entonces un niño era un adulto a medio hacer, y un jovenzuelo en todo caso un adulto poco hecho. Pero la creciente longevidad, debida a los avances en medicina y a la generalizada mejora del nivel de vida, hicieron que Occidente extendiera la infancia en una nueva etapa que cada vez se extiende más en el tiempo. Y que, tal vez no por casualidad, se ha convertido en un verdadero manantial de rentabilidad empresarial: la actual adolescencia imperial, tan prevalente que sus características se desbordan a la juventud adulta (y mas allá). Es por eso que los economistas babean ante la oportunidad que suponen miles de millones de ‘nuevos’ adolescentes en los países del Segundo y el Tercer Mundo. Imagine vender vaqueros, música, comida basura e iPods a 1.300 millones de nuevos clientes en países en vías de desarrollo

Claro que esta cifra tiene también su lado oscuro. El análisis histórico indica que los países donde los jóvenes (15 a 29 años de edad) suponen más del 40% de la población global tienen un elevado riesgo de inestabilidad y guerra civil; si se repasa la lista de países con las mayores proporciones de jóvenes [pdf] encontramos un ‘dónde es dónde’ de guerras y conflictos: Gaza, Irak, Afganistán, Yemen, Colombia, Pakistán… La mezcla de muchos jóvenes (en especial varones) con la pobreza es explosiva, y ya ha proporcionado disgustos en el pasado (desde la Revolución Francesa a Argelia, Irán, Irlanda del Norte o Sri Lanka). La adolescencia puede ser un regalo económico, o una trampa letal; el joven que no puede echar mano a una Wii puede que sí que alcance a conseguir un AK-47.

2 comentarios

  1. Dice ser andros

    aborrescentes, se dice aborrescentes y no adolescentes.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Personal 151076

    Si nos fijamos, esos países llenos de juventud en los que hay guerras…estan dirigidos por gente adulta…así que detrás de esas guerras e “insurrecciones” no es que haya “adolescentes” sino “adultos” que “provocan” esas situaciones…a muchos de los adolescentes nos encanta comprar i-pods, pero también nos preocupamos por un entorno en el que no haya ese tipo de factores. Sin duda la adolescencia ya no es lo que era.Besos desde http://personal151076.blogspot.com

    10 Enero 2007 | 8:24

Los comentarios están cerrados.