Archivo de la categoría ‘niños’

¿Es cierto que Judy Winslow se dedicó al porno después de ‘Cosas de casa’?

Bueno, si algún sitio existe donde todos sepamos que los rumores se alimentan, ese sitio es internet. Ríete tú del patio de luces de tu tía Manolita: internet is the new taburete a la fresca.

Os acordáis de Judy Winslow, ¿verdad?

Judy-winslow

Jaimee Foxworth tenía 9 años la primera vez que encarnó al personaje de Judy, la benjamina de la familia Winslow, en la sitcom que encumbró a Urkel: Cosas de casa.

Como dato anecdótico, cabría decir que en el episodio piloto fue otra niña, Valerie Jones, quien interpretó a la pequeña Judy. Y, en esta misma línea, puede que recordéis que un día, simplemente, Judy desapareció de escena. Es curioso porque apenas nos dimos cuenta, ¿verdad?

Pero sí: en 1993, durante la cuarta temporada (y cinco años antes del final de la serie), el personaje de Judy dejó de existir de la noche a la mañana, y fue, al parecer, única culpa de los padres de Jaimee, que exigieron un aumento de salario para su hija que, en opinión de los productores de la serie, estaba totalmente fuera de bolos. Y el resto debió ser un poco “Pos me voy”, “Pos taluego”, “Pos me fui”. Y Jamiee dejó la serie para siempre, imagino que con la confianza de sus padres de que más y mejores papeles encontraría.

jamie-foxworth-cosas-de-casa

Años más tarde, y con la aparición y normalización de internet, se oyó a lo largo y ancho del planeta el rumor de que la pequeña Judy, ya crecida, se había dedicado al cine porno. Un lector me lo recordó no hace mucho en los comentarios de otro post, y pensé: «Vamos allá, desmontemos otro mito». Lee el resto de la entrada »

Así es ahora Rochelle Davis, la niña de ‘El cuervo’, 25 años después

Un mes de octubre de 1994, salía a la luz la película en cuyo rodaje perdía la vida Brandon Lee, el hijo del legendario Bruce Lee, durante la escena del tiroteo en la que una de las armas se cargó con munición real, causándole a Brandon una herida que resultó mortal, y por la cual falleció en el hospital.

La pequeña Rochelle Davis, que interpretaba a Sarah en la cinta, tenía por entonces 14 años, y hubo de volver a terminar de filmar esa escena después de la muerte de Lee. Se dijo mucho que el shock emocional que le causó aquello fue la razón por la que el de Sarah fuera su primer y último papel.

Rochelle-Davis-el-cuervo

O, al menos, así fue hasta 2009. Quince años después de El cuervo, Rochelle volvió al cine, aunque más que tímidamente: desde entonces, solos un par de proyectos en los que ella ha participado han visto la luz, moviéndose siempre en el género de terror de serie B. Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Fred Savage, de ‘Aquellos maravillosos años’?

Protagonizar una serie de éxito siendo un niño tierno y redondín seguro que tiene sus pros como, qué sé yo, que te pongan doble de patatas en el McDonald’s o que las marcas te regalen juguetes para que les hagas publicidad.

Pero también ha de tener sus contras, sin duda, como que con esto de la inflación la fortuna que amasas a los 10 años equivale a dos duros cuando llegas a los 40 (niños, dos duros son seis céntimos) o que, da igual a qué dediques el resto de tu vida: hagas lo que hagas, siempre serás tu personaje. Como es el caso de Fred Savage, que no es Fred Savage: es el niño de Aquellos maravillosos años.

fred-savage-aquellos-maravillosos-años

Fueron cinco años, desde el 88 hasta el 93, los que estuvo Fred inmerso en su papel de Kevin Arnold (y no: su amigo Paul no era el de Marilyn Manson. Por favor, estamos casi en 2020, ¡¡ese bulo tiene ya dos décadas!!).

Nacido en 1976 (seguro que sois unos linces y ya lo habéis calculado) tenía 12 años cuando inició su andadura en Aquellos maravillosos años y era ya un casi adulto de 17 cuando la serie tocó fin, tras 6 temporadas y 115 episodios.

fred-savage-aquellos-maravillosos-años-t6

No me lo digáis: no visteis la serie hasta el final. Claro, por eso dejaron de emitirla, a ver qué os pensáis.

La cosa es que aquí el chicuelo hizo más cosas (y que nadie se cuele por aquí diciendo que La princesa prometida, que sí, pero es que esa es de antes de Aquellos maravillosos años). Pero todos sabemos lo que pasa, ya lo decía yo arriba: que siempre será Kevin Arnold. Lee el resto de la entrada »

10 curiosidades que no sabías sobre ‘La historia interminable’

Era 1984 cuando la fantasía (o Fantasía) llevó al cine la película con la BSO más -probablemente- memorable de toda nuestra infancia: Neverending StoryLa historia interminable.

De recordarnos esto se ha ocupado hacer bien poquito Stranger Things en su tercera temporada, que supongo que ya habréis visto aunque, por si acaso, no os pondré el vídeo que corresponde porque no quiero hacerle spoiler a nadie y, además, si ya lo habéis visto pues seguro que no os hace falta que os recuerde la escena, porque ponía los pelillos de punta ^^

La cuestión es que la historia de Bastian, Atreyu, Fujur, la Emperatriz Infantil y el resto de criaturas de Fantasía, llevadas a la gran pantalla a través de la pluma y batuta de Wolfgang Petersen y directas desde las páginas de Michael Ende, se convirtió en un auténtico icono de nuestra infancia. Niños y niñas de medio planeta cabalgaron el viento a lomos de sus almohadas y peluches más grandes, repentina convertidos en dragones de la suerte, al grito de «¡¡FUUUUJUUUUUR!!».

Bueno, aquí me veo obligada a hacer un paréntesis para enseñaros a la cachorra que este verano recogimos en la carretera y que ahora forma parte de nuestra familia. A ver si adivináis qué nombre le hemos puesto 😛

Fujur

Total, que sé que esta peli fue tan importante e inolvidable para vosotros como para mí, así que hoy (que los domingos son el día clave para la nostalgia, no sé si lo sabéis), os traigo… Diez curiosidades que no sabíais de La historia interminable. Lee el resto de la entrada »

Sean Astin, Mikey en ‘Los Goonies’, intenta salvar el planeta con su ‘Urban Canopy Project’. ¡Y tú puedes llevarte un FunkoPop firmado!

No soy muy fan yo de repetirme, y ya sé que a Sean Astin, nuestro Mikey en Los Goonies, nuestro Samsagaz en El Señor de los Anillos, ya le hice un post. Pero:

A) De eso hace ya dos años y pico (yo no sé qué hago con el tiempo, de verdad). Hace tanto, de hecho, que cuando se lo hice aún no había sido Newby en Stranger Things (aunque sí os había adelantado que lo íbamos a ver :P). Y

B) Me lo traigo de vuelta por una buena causa.

sean-astin-urban-canopy-project

Así de primeras, y por si no os dio por leer mi anterior post, os resumo que Sean es un crack con todas las letras. Padrazo de tres hijas con quienes comparte momentazos auténticos, ahí donde lo veis corre maratones y se hace Ironmans como quien come pipas, el tío. De hecho, ha ganado y quedado finalista en varias carreras, como la Ironman de Kona, en Hawaii. Aquí lo tenéis luciendo medalla en la Marathon de Nueva York:

Pero es que si, además, lo seguís en redes, descubriréis que Astin es lo que mi compañera Madre Reciente llama “gente con causa”. Y, aunque en realidad Sean tiene muchas, de las que deja caer píldoras muy a menudo, el medio ambiente y el cambio climático está sin duda en sus prioridades más absolutas. Lee el resto de la entrada »

La que tiene liada Aaron Carter, el hermano pequeño del Bakcstreet Boy Nick Carter

Madre mía, la que tiene montada aquí el chicuelo es de las gordas. Con lo dulce e inocente que parecía de chiquitín.

aaron-carter-crush-on-you

A mí no me gusta hacer los post de más de 500 palabras, por aquello de que los tochos no los lee nadie, y yo no sé si yo voy a ser capaz de condensar tanto. A ver, por el principio:

A Aaron Carter lo conocimos en los ’90 porque era el monérrimo hermano pequeño de Nick Carter, componente de los Backstreet Boys. A algún iluminado de la indrustria musical se le ocurrió que si su hermano podía cantar, a ver por qué no iba a poder el niño, y ahí lo pusieron, a hacer cash con diez añitos. En el ’97 vio la luz su primer álbum de estudio, Aaron Carter, y su single Crush on you dio la vuelta al mundo porque, a ver, era el hermano pequeño de Nick Carter. Y os voy a confesar que a mí siempre me dio repelús verlo en los pósters de la Súper Pop. Era un poco como «¿Qué hace un niño de póster en esta revista? ¿Estamos enfermos o qué?».


Y luego la gente rajando del pobre Justin Bieberm, maemía.

Bueno, total que os podéis hacer una imagen de la infancia de este chiquillo (que, por si no sois unos linces de las matemáticas, os digo que nació en el ’87). Un cuadro. En los cinco años siguientes a su debut publicó tres álbumes más, además del EP Surfin’ USA.

aaron-carter-surfin-usa

Ahora dime si se parece o no a Yael, el del Colacao.

Esto hizo que con quince años se publicara ya su primer recopilatorio, Most Requested Hits, seguido por otros dos: Come Get It: The Very Best of Aaron Carter2 Good 2 B True, en 2006.

Ese mismo año, se emitía el reality House of Carters, que pretendiendo ser un docu de telerrealidad centrado en Nick, exponía a todos los hermanos: Nick, Aaron, Leslie, B.J. y Angel. Fueron en total 8 episodios y, recordemos, aquí Aaron tenía ya casi 20 años.

house-of-carters

De izquierda a derecha: Aaron, B.J., Nick, Angel y Leslie

En 2009, después de algunas colaboraciones para cine y televisión (como Supercross, Big Al o la serie de Grand Strand), Aaron se hacía su pequeño y personal huequito en los corazones de la audiencia con su paso por Dancing with the stars, en su  novena temporada. Fue eliminado en el octavo programa, cuando le tocó el Foxtrot y una Samba 90’s.


Yo no sabría bailar con esos tacones, os lo digo. Con los de Aaron. Bueno, ni con los otros tampoco.

Poco después, en 2011, Aaron hacía público (bueno, en realidad fue su mánager, Johnny Wright) que ingresaba de manera voluntaria en el centro Betty Ford para “superar algunos problemas emocionales”, y meses después compartía en twitter que había superado el programa con éxito y que “lo más importante es no tener miedo de ser humano”. Sin embargo, lo más duro estaba por venir: en 2012 (ubiquémonos: Aaron iba a cumplir 25 años) la familia Carter sufrió uno de sus más importantes golpes, cuando Leslie, solo un año mayor que Aaron, falleció en el mes de enero de una sobredosis, dejando una hija de solo un año, Alyssa Jane.

A partir de ahí, ha sido un cuesta abajo y sin frenos, que ha venido culminando este año con una serie de noticias que no limpian precisamente la imagen del pequeño de los Carter. La publicación el año pasado de su último álbum (no editaba uno desde 2002), Love, no ha contribuido a mejorar la situación.

Si antes parecía Yael el del Colacao, ahora parece Jessie el de Breaking Bad.

Este año le ha venido marcado por una serie de historias extrañas, como intentar vender a su perro (un bulldog inglés) por unos 3000€ a través de su cuenta de instagram, cortar con su novia -Lina Valentina- el pasado mes de agosto o tatuarse a la cantante Rihanna en la cara.

Muy recientemente, se ha hecho público que su hermano Nick interpuso contra él una denuncia por agresión y amenazas que ha terminado con una orden de alejamiento. Nick ha contado en su twitter que no ha tenido más remedio (junto a su hermana Angel) que “tomar todas las medidas posibles”, dado que, al parecer, Aaron llegó a amenazar de muerte a su cuñada Lauren Kitt, la mujer de Nick, que recientemente ha dado a luz a la hija pequeña de ambos mientras aún estaba embarazada.

Una situación que viene dada por los problemas de salud mental de Aaron, que este pasado mes de septiembre contó sin ningún tipo de tapujo en el programa The Doctors que ha sido diagnosticado de esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión maníaca y ansiedad.

Las palabras de Nick son realmente muy duras:

 

 

Así es ahora Ruth Gabriel, la niña de ‘Barrio Sésamo’

Probablemente por aquello de que erais unos tiernos bollitos de pitiminí, os acordáis mucho mucho de Barrio Sésamo, pero difícilmente recordáis nombres más allá de Chema, Espinete y Don Pimpón. Con suerte también Julián, el quiosquero. ¿Me equivoco?

Pues aquí vengo yo a daros un repaso rápido: a ver, estaban Ruth y Roberto, que eran los niños; luego estaban Matilde y Antonio, sus padres; Ana, que era la amiga; y luego algunas más como la vecina o la amiga hippie.

Pues hoy venimos a hablar de Ruth 🙂

Ruth-Gabriel-barrio-sésamo

De todo el elenco del programa, Ruth es probablemente la que más contacto ha seguido teniendo con el gran público gracias a sus intervenciones en cine, series y radio, siendo que el resto de protagonistas han trabajado sobre todo teatro, de un calado más íntimo.

Esta pequeña actriz fue la niña de Barrio Sésamo desde sus 9 hasta sus 14 años y, tras terminar el programa, se trasladó a vivir a los EE.UU., donde estudió interpretación. Tal vez por eso cuando, 9 años después, se metió en la piel de Charo, la prostituta de Días Contados (1994), nos dejó a todos con la boca abierta. Lee el resto de la entrada »

Así es ahora Anna Chlumsky, la chica de ‘Mi chica’

Acababa de debutar en un papel como extra en Solos con nuestro tío, cuando a Anna Chlumsky, una niña de once añitos, le ofrecieron el papel protagonista de Mi chica: una comedia romántica entre dos pubescentes que descubrían el amor, en ese tiempo en el que Macaulay Culkin aún era una pequeña ternurita.

mi-chica

Supongo que a estas alturas a pocos iba a importar que reventara el final de la peli, pero aún así no lo haré: solo diré que, aunque Culkin no repitió para la segunada, Anna sí que volvió a ser Vada Sultenfuss, hija ficticia de Dan Aykroyd, en la segunda parte, tres años después, cuando las segundas partes aún eran malas y no la norma obligatoria de toda gran franquicia.

mi-chica-2

La vida de Anna, desde entonces, ha estado básicamente en la televisión. Lee el resto de la entrada »

Especial Roald Dahl: así son hoy los niños de sus películas

Hace tan solo unos días (el 13 de septiembre) celebramos el 103º cumpleaños de Roald Dahl, ese mago de las letras que, aún habiendo escrito mucha y muy interesante literatura para adultos (y cuando digo «para adultos» quiero decir PARA ADULTOS), ha pasado a la posteridad por sus fantasías para el público infantil.

el-gran-gigante-bonachón

Imagen de ‘Mi amigo el gigante’, adaptación de ‘El gran gigante bonachón’

Dahl participó, como guionista y creativo, en algunas películas de nuestra infancia que sin duda recordaréis, como Chitty Chitty Bang Bang (en la que adaptó a cine el libro de Ian Fleming) o los mismísimos Gremlins, basados en personajes de su creación. Pero sin duda lo que le ha dado la gloria en el cine son las adaptaciones de sus propias novelas, desde aquella magnífica versión de Charlie y la fábrica de chocolate protagonizada por un inolvidable Gene Wilder en 1971.

gene-wilder-willy-wonka

«No me digas»

¿Y qué tienen en común todas las historias de Roald Dahl? Pues claro: como no podía ser de otra manera, sus protagonistas son siempre niños. Salvo en dos ocasiones (Matilda El Gran Gigante Bonachón), en que fueron niñas. ¿Os preguntáis cómo han crecido “los niños de Roald Dahl”? ¡Seguro que alguno os da una sorpresa! ¡OJO! Hoy, hablamos solo de los protas. Otro día de los secundarios, que si no nos eternizamos. ¿Listos? Lee el resto de la entrada »

Así es ahora el reparto de ‘E.T. El extraterrestre’

Os lo digo todo con cinco palabras:

YO LA TENÍA EN BETA

Corría 1982 cuando Steven Spielberg llevó a la gran pantalla (pantalla por todo lo alto) la historia escrita por Melissa Mathison (ah, ¿que no sabíais que E.T. la escribió una mujer? Pues qué raro 🤔). Éxito rotundo, película de culto, hito de una generación, publicidad de bicis… Podemos definirla de muchas maneras, pero que nos marcó, nos marcó. A mí me marcó tanto, de hecho, que el otro día estaban los operarios del ayuntamiento por los campos de mi zona ocupándose de una supuesta plaga, con trajes de buzo y mangueras gaseosas, y yo no sabía si estaban sulfatando la tierra o buscando a Elliot.

elliot-et

Pero sí, amiguis: en un parpadeo nos encontraremos con el 40 ANIVERSARIO de esta pequeña joya de nuestra infancia y hoy, para nuestra sección nostálgica, yo me pregunto: ¿Cómo han cambiado los niños de la película?

Lee el resto de la entrada »