Entradas etiquetadas como ‘retrete’

Queda atrapado en un inodoro cuando intentaba recuperar su iPhone 8

Un hombre de Liuzhou, en Guanxi (China), se convirtió en portada, muy a su pesar, de todos los noticiarios del país después de que su brazo quedara atrapado en un inodoro, cuando trataba de sacar su iPhone 8 que había caído dentro. O-O

El caballero, de apellido Tang, había estado bebiendo con algunos amigos (¡¡¡acabáramos!!!) en la cafetería de un hotel. En un momento dado tuvo que ir al baño y se le ocurrió la gran idea de consultar el móvil mientras se aliviaba. ¡¡¡Craso error!!! Lee el resto de la entrada »

Diez inodoros que ponen los pelos de punta

361229-600-338

Para esos momentos íntimos en los que tu cuerpo te pide un respiro y estás obligado a dárselo (podría seguir intentando hablar con eufemismos, pero me refiero a hacer pis y caca), hay auténticas aberraciones manufacturadas. Baños en los que, lejos de sentirte cómodo para evacuar, parece que estás pendiente de que no te asalte un bandido en un callejón a oscuras cuando acabas de sacar dinero del cajero.

Siguiendo una pista de un compañero del que no estoy autorizado a publicar su cuenta de Twitter (¡lástima!, porque es una cuenta recomendable), he elaborado un ranking de los diez váteres peor pensados del planeta. Los hay que de puro cutre dan ligera grima, pero también los hay de diseño, en los que el arquitecto que pensó el baño no tuvo en cuenta un detalle tan importante como la intimidad. Lee el resto de la entrada »

La polémica despedida a una mascota que ha incendiado la Red

pezp

Decir adiós a tu mascota es un momento muy difícil que todo amante de los animales tiene que afrontar tarde o temprano.

Hay muchas formas de separarse de un ser querido, y recientemente se ha hecho viral en las redes sociales la peculiar manera, para muchos indignante, con la que un joven se despidió de su mascota (más bien se deshizo, como indican en los comentarios de su vídeo). Lee el resto de la entrada »

Inmovilizada en un retrete tras querer recuperar su dentadura postiza

anciana_retreteComo cada mañana, una anciana china de 85 años se dirigió al cuarto de baño de su casa para acicalarse. Pero el pasado miércoles no iba a ser como los demás días, una fatal coincidencia iba a dejar atrapada a la pobre mujer en el servicio durante cuatro largas horas.

La jubilada tuvo un despiste y su dentadura postiza se cayó en el interior del inodoro. ¡Qué mala suerte! Seguro que si lo intenta cien veces no le sale. El caso es que a la jubilada se le ocurrió introducir su brazo en el retrete para intentar recuperar su preciada posesión. Una maniobra un poquito asquerosa, pero necesaria para rescatar sus dientes.

Lee el resto de la entrada »

El baño más indiscreto del mundo

banohotelbikiniEn el capítulo de hoy de ‘Barrabasadas de la arquitectura’ no vamos a despellejar al admirado por muchos Le Corbusier, el hombre que prefería el hormigón a los árboles para las plazas y parques. Hoy vamos a hablar del hotel Bikini Berlín, de la cadena 25hours. A mis ojos de profano en el asunto, el diseño me resulta precioso por dentro y regulero por fuera. Moderno, sugerente e impactante. Tan impactante que si paseas por sus alrededores puedes contemplar sin reparos cómo alguno de sus huéspedes hacen uso del baño de uno de sus restaurantes, el Monkey Bar. ¿Por qué tanta crueldad para los que acuden allí con urgencias fisiológicas y para los transeúntes que tienen que verlo?

Por alguna razón que atenderá a un modernismo que yo no entiendo, el diseñador del restaurante instaló ventanales de cristal transparente desde el suelo hasta el techo de los baños, sin tener en cuenta que dan a la calle y que la altura del edificio no es suficiente como para evitar que los usuarios sean pasto de las miradas ajenas. Sus razones tendrá el caballero, o no, que los hay que actúan porque sí, sin venir a cuento. Lee el resto de la entrada »

Construirán un baño de 60.000 euros en una isla deshabitada

Los baños solo traen problemas. Hace no demasiado estaba tomando algo con unos amigos en un bar y tuve que ir al servicio. Me detuve frente a las puertas para saber cuál era el mío y los dibujos eran un pez y un pulpo. ¡¡UN PEZ Y UN PULPO!! ¿Qué demonios soy yo? Pues como no lo tengo claro entré al de la derecha, y había una chica. “Ups, error”, pensé. Salí y fui al otro. Estaba vacío (¡BIEN!). No habían pasado ni 30 segundos cuando una muchacha aporreaba la puerta: “¡¡¡Eh, sal, que esto es el baño de mujeres!!!”. Terminé, salí, me disculpé, me pregunté qué demonios hacía la otra zagala en el baño de chicos y concluí que ella, como yo, no debía de tener claro si era pulpo o pez, y entró al primero que pilló. Con lo fácil que es poner “Caballeros” y “Señoras”.

Por eso, porque los baños solo traen problemas, no entiendo que en la pequeña isla de Handa, en Escocia (sin tilde en la “i”, no me seáis graciosos), quieran poner uno que les cuesta 50.000 libras (unos 60.000 euros). Sobre todo, estando la isla como está: deshabitada. El tiempo es tan desapacible en Handa (ni que en el resto de Escocia fuera una maravilla, vamos) que durante seis meses allí no se acerca nadie. Y cuando digo nadie es nadie, ni Goku con la nube mágica, ni Vegeta teletransportándose. Nadie de nadie, no sé si me explico.

Los otros seis meses tampoco tiene habitantes, pero sí turistas (como si fuera la isla de Benidorm), que van a ver la rica fauna y flora de la zona (esto ya no es como la isla de Benidorm: allí se va a comer paella y a ver gallos, pero la flora y la fauna está en las discotecas los sábados por la noche). El problema, porque las autoridades han entendido que era un problema, es que hasta ahora en Handa, si querías evacuar, ya fuera poco o mucho, tenías que buscarte un rincón íntimo, como si estuvieras en la isla de Supervivientes. De ahí la idea de construir un baño público.

Ahora bien, en Handa hay un aseo, que actualmente usan los voluntarios que te enseñan lo que puedes hacer y lo que debes ver de la isla. “¿No vale ése, Bec?”, preguntaréis. Pues no, hombre, no mucho, y menos teniendo en cuenta que la visitan 6.000 turistas en verano para observar su variedad de aves. Si en los bares después del tercer visitante está el baño que da pena, imaginad ahí… y más aún si es el cuarto de baño de los trabajadores… que no, hombre, que no. Lo que les faltaba a los pobres, que no tienen televisión y se las ven y se las desean para coger algo de cobertura con el móvil.

“¿Y por qué demonios es tan caro, Bec? ¿También tienes una razón para eso?” Bueno… para que os hagáis una idea: no hay electricidad ni agua corriente y los vientos que azotan la isla obligarán a David Sommerville, arquitecto responsable de la obra y que lleva cinco años trabajando en el proyecto, a inventarse algo. La solución será, según parece, meter el baño bajo tierra (un poquito, no os asustéis), utilizar acero y echar serrín para tapar cada regalo que la madre naturaleza le haga a través de nosotros.

Ale, muchachos, para que luego digáis que no os doy razones para viajar en verano. Ahí tenéis mi recomendación: una visita a la isla de Handa, pequeñita, coqueta y con un montón de aves por descubrir. Y si no os convence nada de eso, igual os motiva echar un pis en un baño de 60.000 euros, para ver si se siente algo distinto. Dicho lo cual, yo antes de entrar miraría si en la puerta hay pulpo o pez… por si las moscas.

PD: Si todo esto os parece irrelevante, no os perdáis lo que me pasó mi amigo y viñetista @juancmarti. ¡¡Un perro colándose en un reportaje de la Casa Blanca!! Nosotros hacemos periodismo extremo y de calidad, pero nadie nos lo agradece.

Herida de bala por estar sentada en el retrete en el momento equivocado

No es una broma. Es la historia de Janifer Bliss, una mujer de 53 años que se recupera en el hospital después de haber recibido un disparo mientras hacía sus necesidades en un retrete del hotel Clarion, en Tampa (EE UU).

Quién le iba a decir cuando le dio el apretón (como diría mi amigo Toño, de lo fino o de lo gordo) que iba a salir del cuarto de baño con los pies por delante.

Ya es mala suerte que mientras estás ahí entregando tu alma a Dios entre una señora torpe y deje que se le dispare la pistola. Es que hay que ser gañán. ¿Cómo se te puede caer de la funda? ¿Cómo no lleva el seguro echado? Y lo que es peor, ¿quién le ha dado la licencia? Porque esta señora de 56 años, la agresora involuntaria, tenía permiso para llevar armas ocultas.

PD: A ver si Obama se pone las pilas y empieza a requisar juguetitos de fuego.

Envía el post:

http://www.wikio.es

Aunque la mona se vista de seda…

Hace poco he realizado un viaje del que, por motivos de seguridad, no puedo dar detalles, así que sólo voy a hablaros de este vídeo que grabé en el aeropuerto.

Quedaba poquito para embarcar y decidí pasar al baño. Ya sabéis, mejor subir meadito al avión, que luego uno nunca sabe. Pues bien, cuando llegué, mitad por ignorancia, mitad por mi escaso carácter viajero, me quedé alucinado con el sistema de higiene de los retretes. No es que no me gustase, de verdad, es que me parece demasiada tecnología en busca de un imposible: que te sientas como en casa. Puedo equivocarme, pero en un momento de urgencia intestinal yo seguiría sin sentarme, por mucho que el plástico rote.

Como podéis ver, el plástico se renueva y no habría problema en plantar ahí el culete, pero… ¿lo haríais? Yo no. ¿Demasiados prejuicios? Quizá. Reconozco que si me sacan de casa (siempre que no hablemos de un viaje, es decir, de una estancia prolongada fuera), muy fea se tiene que poner la cosa como para entregarle mi alma a Dios con tan poca intimidad y confianza.

PD: Ojo, que reconozco la mejora y prefiero eso a la porquería habitual, pero esa no es la cuestión. La pregunta es: ¿Os sentaríais?

PD2: Lo que más gracia me hace es el marcador (aunque estúpidos como yo lo hagan correr en balde; eso sí, por motivos estrictamente informativos).

PD3: Una última cosa, y antes de que me apaleen. Ya me han comentado que esto tiene unos pocos años, pero entended que para mí es novedoso.

Envía el post:

http://www.wikio.es

Tus noticias económicas, por el retrete

Me temo que las noticias bursátiles de la CNBC ya no son lo que eran (ni que yo las siga mucho). Y es que no se cuidan las formas, no se piensa que detrás está el espectador sentado en su sofá o cenando tranquilamente.

¿Que tienes que ir al baño? No hay problema. No te molestes ni en cerrar el micro. Así medio país sabrá cuándo has terminado. Y eso tiene sus cosas buenas, como por ejemplo que tu pareja, desde casa, sepa cuándo estás operativo.

Bill Griffeth, el presentador, capeó el temporal como buenamente pudo. Su cara, esa media sonrisilla, es la de alguien que comprende a la perfección que la llamada de la naturaleza es algo que nos atañe a todos.

PD: También podemos interpretar que fue un acto de venganza que intentaba reflejar el sentimiento del público hacia tanta mala noticia económica.

Envía el post:

http://www.wikio.es