Entradas etiquetadas como ‘iphone’

Queda atrapado en un inodoro cuando intentaba recuperar su iPhone 8

Un hombre de Liuzhou, en Guanxi (China), se convirtió en portada, muy a su pesar, de todos los noticiarios del país después de que su brazo quedara atrapado en un inodoro, cuando trataba de sacar su iPhone 8 que había caído dentro. O-O

El caballero, de apellido Tang, había estado bebiendo con algunos amigos (¡¡¡acabáramos!!!) en la cafetería de un hotel. En un momento dado tuvo que ir al baño y se le ocurrió la gran idea de consultar el móvil mientras se aliviaba. ¡¡¡Craso error!!! Lee el resto de la entrada »

Un iPhone le salva la vida

iPhone-5S-bulletp

Un joven estadounidense, estudiante en Fresno State (Univesidad Estatal de California) y cuya identidad no ha sido revelada, ha salvado la vida gracias a su móvil colocado estratégicamente en uno de los bolsillos de su pantalón. El smartphone (un iPhone 5) se convirtió en improvisado ángel de la guarda. ¡¡¡Menuda suerte!!!

En la madrugada del pasado lunes, el muchacho fue abordador por un ladrón quien, tras robarle la mochila -que contenía un ordenador portátil-, le disparó con un arma automática y huyó. Afortunadamente, “la bala impactó en su móvil y no daño la arteria femoral de su pierna. El teléfono hizo de chaleco antibalas“, comentó el teniente Joe Gomez del Departamento de Policía de Fresno en un medio local. Lee el resto de la entrada »

Un teléfono móvil se incendia y quema las posaderas de su dueña

Una adolescente estadounidense se ha llevado el susto de su vida por culpa de un iPhone demasiado ‘calentito’. El teléfono móvil actuó como si fuera una parrilla y quemó una de las nalgas de la chica. ¡Vaya toalla!

Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana en una escuela de Secundaria de Kennebunk, en Maine. La joven, en mitad de una clase, comenzó a sentir mucho calor en su trasero. Segundos después, su pantalón echaba humo por uno de los bolsillos como si fuera una máquina de vapor. Asustada, se tiró al suelo y rodó para intentar quitarse la ropa lo más rápido posible. Menos mal que la profesora reaccionó rápidamente y utilizó una manta para apagar el pantalón que ya estaba empezando a arder.

Fue algo que no creo que alguien haya visto antes, me pareció increíble“, declaró Jeff Rodman, director del colegio, después de mostrar algunas fotografías del teléfono y de cómo había quedado la prenda.

Por otro lado, Andrew Palmeri, responsable de los servicios de emergencia, comentó que todo parecía indicar que la batería del iPhone había presentado un cortocircuito, posiblemente por la presión recibida. ¡Ojiplático me hallo!

Afortunadamente la joven fue atendida de urgencia en el hospital de la localidad, y aunque sus quemaduras eran “moderadas, no tuvo que quedarse ingresada.

Lo más raro que ha pasado durante la semana (21-27 mayo)

Acaba una semana y empieza otra en la que volveremos a ver las mismas fotos, los mismos malos augurios… ¿seguro? No, amigos, aquí tenemos un resquicio de esperanza, ¡¡LA RESISTENCIA!! Y prueba de ello es este post que, semanalmente, recoge las noticias que nadie más quiere dar, obsesionados como están por la crisis y sus consecuencias. Sirva esto para la introducción de esas noticias (y otras cosas) raras, tan raras como un futbolista con bigote, que se nos han escapado y que aquí tienen su espacio.

1. Dejaron a su hijo en el coche para entrar a un club de ‘striptease’

Hoy vamos a empezar con dos historias en las que sus protagonistas compiten por ser el padre del año. Los protagonistas de la primera son Israel Rangel Ortiz y Edith Aguilar Cardona, pareja y residentes en Florida (Estados Unidos), que fueron detenidos hace unos días después de dejar a su hijo de cuatro años en su coche para entrar a un club de striptease.

En algún momento, por sus cabezas debió pasar que era una idea genial dejar a la criatura encerrada en el coche una horita mientras ellos metían billetes de dólar en biquinis, o tomaban unos copazos… o lo que sea que hicieran. Desgraciadamente para ellos (afortunadamente para su hijo), alguien encontró al muchacho y avisó a la Policía, que detuvo a estos padres (que jamás debieron serlo) de 25 años.

2. Metió la marihuana en la mochila de su hijo

Como habréis comprobado al leer el título, Israel y Edith lo van a tener difícil cuando quieran ganar el título del padre del año. Esta misma semana un mismo rival de su generación (tiene 25 años también) ha sido detenido por enviar a su hijo de seis años al colegio con marihuana en la mochila, también en Florida, donde hace 25 años alguna gente debió consumir cosas algo raras para degenerar en la flora y fauna que hay ahora por ahí (no todos, ¿eh? Cuando yo estuve por allí me trataron muy bien).

La situación en el colegio debió de ser cuanto menos curiosa. Según recoge la prensa local, el hijo de Larry Cornelius Stephens (así se llama el arrestado) sacó de su mochila la marihuana y se la enseñó a su profesor gritando: “¡Mira lo que tengo!”, consiguiendo que el maestro llamara, acto seguido, a las autoridades.

Poco después Larry llegó al colegio para recuperar la marihuana, pero ya era tarde. Finalmente fue puesto en libertad tras pagar una fianza que rondaba los 12.000 euros.

3. Cuando 550 gatos son causa de divorcio

A veces los matrimonios no funcionan porque hay una tercera persona; otras, porque hay 550 gatos. Esto es lo que ha ocurrido a un matrimonio de Jerusalén, en Israel (qué poquitas noticias he dado de Israel, ahora que pienso), donde un hombre ha pedido el divorcio porque su esposa no quiere desprenderse de sus 550 mininos.

El señor desea permanecer en el anonimato, pero sí sabemos (porque lo ha dicho él mismo) que no podía dormir en el dormitorio conyugal porque había cientos de gatos en su cama. Antes de rematar esta noticia, os hago la prueba de siempre. Imaginad un gato (pero de verdad, no me hagáis trampas). Ahora imaginad 5. Ahora 10. Ahora 50. Ahora 100. Ahora 550… ¡¡¡todos en una casa!!! Normal que el pobre hombre diga que no podía ni entrar al baño ni a la cocina y que le robaban la comida.

Ahora bien, aquí nace mi clásica duda. Supongo que esos cientos de gatos no aparecieron de repente… ¿no se dio cuenta de que meter gatos en casa como quien mete pelusas debajo del sofá no era una buena idea?

4. Devuelve un iPhone y el dueño le roba la recompensa

Siempre me planteo si debo contar estas cosas, porque por un cafre que haya suelto no sé si deben pagar  justos por pecadores y que los buenos samaritanos dejen de serlo (ays, qué bíblico me ha quedado esto). Resulta que una mujer encontró un iPhone perdido en Virginia, Estados Unidos, y a través de los contactos del teléfono localizó al dueño, con quien acordó verse en un restaurante cercano para devolverle el teléfono.

Al parecer, el hombre le dio una recompensa de 50 dólares (no llega a 40 euros) y cuando la muchacha se iba feliz y contenta por haber hecho una buena acción y, ya de paso, haber ganado unos dólares… el tipo se abalanzó sobre ella, le robó el dinero y huyó a toda prisa en su coche.

5. Cuidado con el ejercicio

Llegado este punto seguramente habrá quien se pregunte dónde demonios están los vídeos graciosos que
suelen dejarse caer por esta sección. Bueno, no ha sido una gran semana en lo que a vídeos cómicos se refiere, pero voy a intentar compensaros con un vídeo de cuatro segundos (sí, cuatro) en el que descubriréis que el ejercicio está bien, pero a veces puede resultar perjudicial. Más de 3 millones y medio de visualizaciones en YouTube lo atestiguan.

PD: Me imagino a la pobre muchacha del vídeo gritando eso de “Dame una M, Dame una Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa”… plof.

O tienes un iPhone, o te largas

Leo sorprendido en ALT1040 y en Telam que la Escuela de Periodismo de la Universidad de Missouri (Estados Unidos) establece como requisito indispensable para los alumnos que quieran estudiar allí la posesión de un iPhone o un iPod touch. Y se quedan tan anchos.

Lo grave es que no es una recomendación, sino una obligación. O lo tienes, o te vas a casa. Cómo lo pagues es tu problema. ¿Su argumento? En su opinión, es como pedirle a un ingeniero que se compre una calculadora.

Pues nada, si alguno de esos ingenieros va para astronauta, que se compre una nave espacial, que se la pueden requerir en cualquier momento (y se recomienda tener parcelas habitables en algún planeta del sistema solar, que seguro que da puntos). ¿Y si vas para cura? Ay, amigo mío. Ahí ya necesitas una carta firmada expresamente por Dios. Y que a nadie se le ocurra ser arquitecto (no por el dinero, sino porque cinco o seis años llevando una mochila con ladrillos no hay cuerpo que lo resista).

PD: A alguno le hará gracia, pero queda demostrado que la de becario es una profesión cómoda. No te piden nada, ni te obligan a nada. Y si les caes medio bien, hasta te dan un blog para que no les molestes. Estoy encantado.

PD2: Como bien decís en los comentarios, es cierto que a todos nos han obligado a comprar los libros del profesor, pero no es igual. Primero, porque no cuesta lo mismo, y segundo, porque se pueden hacer fotocopias.

PD3: ¿Os imagináis esto del iPhone como algo obligatorio en España? Sería la risa. Yo, más o menos, me lo imagino así:

El mismo profesor te lo quitaría para que no te distraigas. “Estos cacharros os vuelven idiotas”, diría.

Tu colega el de la camiseta negra de “anarquía y birra fría” te llamaría pijo (aunque luego él guarde la moto que le compró papá en la casa de la sierra)

Tu mejor amigo, el que suspendía todas, te miraría con resignación y te llamaría gilipollas por querer estudiar ahí.

El pijo declarado te diría que él tiene uno mucho mejor y más caro.

Tus padres, con toda la razón, te recordarían a diario que lo uses para estudiar, y no para hacer el tonto.

Envía el post:

http://www.wikio.es