Entradas etiquetadas como ‘vater’

Así de fácil se desatasca un inodoro y sin pringarse ni una uña

En algún momento de nuestra vida podemos pasar el duro trance de desatascar una taza de váter.  A mí me sucedió y lo pasé fatal.

Las razones del atranco pueden ser muy dispares. Podemos estar en un piso de universitarios y alguien se ha querido disfrazar de momia para hacer la gracia durante una fiesta. El niño quiso ser mayor, limpiarse solo y gastó medio rollo de papel higiénico que acabó en el retrete… Lee el resto de la entrada »

Metió la mano en el inodoro y tuvieron que liberarla los bomberos

Una mujer estadounidense se ha convertido, muy a su pesar, en la protagonista de uno de los vídeos más compartidos del momento.

Grace Henderson, más conocida como Mrs. WC, acababa de mudarse a su nuevo domicilio en New Caney, Texas (EE UU) cuando una emergencia le obligó a desatascar el inodoro. Lee el resto de la entrada »

Instala un inodoro en su puesto de trabajo para no perder tiempo

Como muchos escritores en el mundo, cuando Mr. Sato, un novelista japonés, tiene un momento de inspiración no quiere que nada lo interrumpa, pero nada de nada, ni el vuelo de una mosca.

Muchas veces, en medio de una racha de escritura sin freno, Sato no tiene más remedio que recoger su portátil y mover toda su oficina al cuarto de baño por un caso de extrema necesidad. Sin embargo, con la ‘mudanza urgente’ y el paseo en busca del servicio, el arrebato creativo se pierde sin remisión. Lee el resto de la entrada »

Diez inodoros que ponen los pelos de punta

361229-600-338

Para esos momentos íntimos en los que tu cuerpo te pide un respiro y estás obligado a dárselo (podría seguir intentando hablar con eufemismos, pero me refiero a hacer pis y caca), hay auténticas aberraciones manufacturadas. Baños en los que, lejos de sentirte cómodo para evacuar, parece que estás pendiente de que no te asalte un bandido en un callejón a oscuras cuando acabas de sacar dinero del cajero.

Siguiendo una pista de un compañero del que no estoy autorizado a publicar su cuenta de Twitter (¡lástima!, porque es una cuenta recomendable), he elaborado un ranking de los diez váteres peor pensados del planeta. Los hay que de puro cutre dan ligera grima, pero también los hay de diseño, en los que el arquitecto que pensó el baño no tuvo en cuenta un detalle tan importante como la intimidad. Lee el resto de la entrada »

Una niña de 3 años regaña a su padre por no bajar la tapa del inodoro

bossypLa tapa del váter suele ser un tema de conflicto clásico en la convivencia familiar. Lo que no es tan frecuente es que una niña de tres años abronque a su despistado padre por dejársela siempre abierta.

Esto es precisamente lo que hizo Bradlee Rae Hayes, una pequeña estadounidense de tres años que, harta” de que su progenitor se olvidara bajar el tabloncillo, lo reprendió en un vídeo que corrió como la pólvora en las redes sociales y en dos semanas ha hecho casi 800.000 reproducciones en Youtube. Lee el resto de la entrada »

Estos dos niños te van a hacer reír

nenesp

Los pequeños de la casa siempre sorprenden con sus trastadas, pero lo de estos chiquitines estadounidenses es para enmarcar.

El primero, como en esa famosa escena de la comedia francesa Los visitantes (No nacieron ayer), utiliza el váter a modo de bañera y se pega un relajante baño de espuma a espaldas de su mamá. Parece que le cuesta un poco distinguir los diferentes sanitarios del servicio. Lee el resto de la entrada »

Una mujer revienta un baño intentando matar una cucaracha

molotov_toiletEl año pasado os relaté el caso del caballero que prendió fuego a su casa persiguiendo una araña ‘casi a cañonazos’. Ahora, una concienzuda empleada de limpieza taiwanesa ha volatilizado medio servicio de unas oficinas intentando eliminar a una cucaracha de la faz de la Tierra. Y no exagero ni un ápice.

Para acabar con el escurridizo insecto, la joven utilizó primero su zapatilla, y con un certero golpe, aplastó a la curiana contra el suelo. Como si esto no fuera suficiente, introdujo los restos del ortóptero dentro de un trozo de papel higiénico y los arrojó al inodoro. Para finalmente, incinerarlos. ¡¡¡Error fatal!!!

La muchacha no recordó que había tirado restos de productos de limpieza en el váter y casualmente se habían mezclado para crear una especie de cóctel Molotov. El resultado os lo podéis imaginar: una fuerte deflagración, que se pudo escuchar en todo el edificio, y la mitad del baño incinerado como si un dragón hubiera estado probando su aliento dentro.

Lee el resto de la entrada »

Atascada en el váter 12 horas para rescatar su móvil

BecConsejo: “No uses el móvil en el váter”

En mi más tierna infancia, una mañana de fútbol en la que volvía de jugar con unos amigos, a uno de ellos se le cayeron las llaves a una alcantarilla. El espectáculo para intentar rescatar las llaves fue dantesco: cogimos un palo, compramos unos guantes y estuvimos cerca de una hora intentando rescatar las llaves. Al final, como suponéis, lo único que nos llevamos fue un kilo de mierda una gran desilusión, porque no las recuperamos.

Aquello ocurrió en otra época, cuando los móviles aún no estaban extendidos. Por eso no quiero ni pensar que habría pasado si a mi compañero se le hubiera caído el móvil en el váter mientras… bueno, mientras… en fin, si se le hubiera caído el móvil en el váter. Eso sí, espero que en tal caso hubiese estado más avispado que la protagonista de la historia de hoy.

En el capítulo de hoy, titulado No uses el móvil en el váter, tenemos a Lu Lei, una estudiante de nacionalidad china que se quedó atrapada durante 12 horas mientras intentaba rescatar del interior de la taza su nuevo teléfono móvil.

Se quedó atrapada, sí, lo cual significa dos cosas: uno, que es poco hábil y dos, que es poco avispada. Esto último no lo digo por el hecho de atascarte en un váter (que hombre, ya indica un poco de lentitud en sumas y restas) sino porque los móviles, generalmente, cuando entran en contacto con el agua pierden sus poderes, al contrario que los Gremlins (que se multiplicaban).

Lo mejor (bueno, lo peor) es que al principio no quiso decir nada, ni avisar, ni gritar, ni llorar, porque tenía demasiada vergüenza. Sin embargo, tras ocho horas (OCHO HORAS, repito), con el brazo en el váter, decidió gritar (y que fuera lo que Hu Jintao quiera).

Como imaginaréis, la rescataron, pero para ello hubo que retirar la taza entera, según publica la prensa china (bueno, dejémonos de tonterías… yo lo leí en la británica). La joven Lu, de 21 años, se desmayó y sólo atisbó a decir, después del rescate: “Tenía el teléfono, pero me quedé atascada”.

PD: ¿Que qué hacía cuando todo esto pasó? Pues mandar un mensaje de texto a un compañero. Espero que no fuera importante.

Hoy hace un año

Niños con superpoderes y el caso de Rayito

– Envía el post:

Bookmark and Share

Poemas para leer en el baño

Poneos en situación. Tú estás tan tranquilo en tu casa y de repente te entra un apretón. ¡¡Corre al baño!! Claro, en esas circunstancias, es posible que no te hayas llevado lectura alguna, y que el móvil, tan recurrido para echarse una partida rápida, se haya quedado en la chaqueta, o encima de la mesa.

Pues ahí llega la poesía de váter. Según un estudio de un centro de investigación japonés que recogía la agencia Reuters, colocar un “poema” a la altura de la vista de una persona sentada en la taza puede reducir el gasto de papel higiénico hasta un 20%. En Japón, que están muy concienciados con el cambio climático, quieren aprovecharlo para reducir el uso de papel. Yo, que soy más borrico y entiendo menos, quiero usarlo para que el tiempo se pase más rápido cuando estás en el trono.

Los poemas experimentales usados en Japón decían algo así como “este papel se encontrará contigo sólo un momento”, “dobla el papel una y otra vez” o “ama el w.c.”.

Eso los japoneses, que son gente muy particular. Aquí en España, creo que tendrían que ir más por la línea de “caga contento, pero caga dentro” (quien haya estado en una estación de tren puede hacerse una idea de lo que hablo) o “el mayor placer, después de comer”.

(FOTO: Obra maestra de pulguita)