Entradas etiquetadas como ‘isla’

Construirán un baño de 60.000 euros en una isla deshabitada

Los baños solo traen problemas. Hace no demasiado estaba tomando algo con unos amigos en un bar y tuve que ir al servicio. Me detuve frente a las puertas para saber cuál era el mío y los dibujos eran un pez y un pulpo. ¡¡UN PEZ Y UN PULPO!! ¿Qué demonios soy yo? Pues como no lo tengo claro entré al de la derecha, y había una chica. “Ups, error”, pensé. Salí y fui al otro. Estaba vacío (¡BIEN!). No habían pasado ni 30 segundos cuando una muchacha aporreaba la puerta: “¡¡¡Eh, sal, que esto es el baño de mujeres!!!”. Terminé, salí, me disculpé, me pregunté qué demonios hacía la otra zagala en el baño de chicos y concluí que ella, como yo, no debía de tener claro si era pulpo o pez, y entró al primero que pilló. Con lo fácil que es poner “Caballeros” y “Señoras”.

Por eso, porque los baños solo traen problemas, no entiendo que en la pequeña isla de Handa, en Escocia (sin tilde en la “i”, no me seáis graciosos), quieran poner uno que les cuesta 50.000 libras (unos 60.000 euros). Sobre todo, estando la isla como está: deshabitada. El tiempo es tan desapacible en Handa (ni que en el resto de Escocia fuera una maravilla, vamos) que durante seis meses allí no se acerca nadie. Y cuando digo nadie es nadie, ni Goku con la nube mágica, ni Vegeta teletransportándose. Nadie de nadie, no sé si me explico.

Los otros seis meses tampoco tiene habitantes, pero sí turistas (como si fuera la isla de Benidorm), que van a ver la rica fauna y flora de la zona (esto ya no es como la isla de Benidorm: allí se va a comer paella y a ver gallos, pero la flora y la fauna está en las discotecas los sábados por la noche). El problema, porque las autoridades han entendido que era un problema, es que hasta ahora en Handa, si querías evacuar, ya fuera poco o mucho, tenías que buscarte un rincón íntimo, como si estuvieras en la isla de Supervivientes. De ahí la idea de construir un baño público.

Ahora bien, en Handa hay un aseo, que actualmente usan los voluntarios que te enseñan lo que puedes hacer y lo que debes ver de la isla. “¿No vale ése, Bec?”, preguntaréis. Pues no, hombre, no mucho, y menos teniendo en cuenta que la visitan 6.000 turistas en verano para observar su variedad de aves. Si en los bares después del tercer visitante está el baño que da pena, imaginad ahí… y más aún si es el cuarto de baño de los trabajadores… que no, hombre, que no. Lo que les faltaba a los pobres, que no tienen televisión y se las ven y se las desean para coger algo de cobertura con el móvil.

“¿Y por qué demonios es tan caro, Bec? ¿También tienes una razón para eso?” Bueno… para que os hagáis una idea: no hay electricidad ni agua corriente y los vientos que azotan la isla obligarán a David Sommerville, arquitecto responsable de la obra y que lleva cinco años trabajando en el proyecto, a inventarse algo. La solución será, según parece, meter el baño bajo tierra (un poquito, no os asustéis), utilizar acero y echar serrín para tapar cada regalo que la madre naturaleza le haga a través de nosotros.

Ale, muchachos, para que luego digáis que no os doy razones para viajar en verano. Ahí tenéis mi recomendación: una visita a la isla de Handa, pequeñita, coqueta y con un montón de aves por descubrir. Y si no os convence nada de eso, igual os motiva echar un pis en un baño de 60.000 euros, para ver si se siente algo distinto. Dicho lo cual, yo antes de entrar miraría si en la puerta hay pulpo o pez… por si las moscas.

PD: Si todo esto os parece irrelevante, no os perdáis lo que me pasó mi amigo y viñetista @juancmarti. ¡¡Un perro colándose en un reportaje de la Casa Blanca!! Nosotros hacemos periodismo extremo y de calidad, pero nadie nos lo agradece.

Una isla abandonada que tuvo más densidad de población que Tokio

Después de una semana de parón, recuperamos la Cultura becaria. Y lo hacemos con un serial que quería comenzar desde hace tiempo y que empiezo hoy: Las ciudades abandonadas.

Gunkanjima o isla Hashima

Cerca de Nagasaki encontramos la battleship island (llamada así por su forma), que está abandonada desde 1974 (estuvo poblada desde 1887). Quizás os suene, no en vano, fue escenario de Battle Royale II.

Hiroko Ishihara, una traductora de la tele japonesa (y amiga mía), nos echa un cable para entender qué pasó con esta isla:

– ¿Por qué dejó de usarse?

Fue una mina de carbón en la que vivía mucha gente (la densidad de población fue más alta que la de Tokio). Desgraciadamente, el cambio de sistema de energía que se produjo en los años 70 conllevó el cierre de la mina. Todos los habitantes de la isla vivían del trabajo de la mina, por lo que se vieron obligados a abandonarla.

– Cuando aún estaba en funcionamiento, ¿qué establecimientos había? ¿Había bares, restaurantes, tiendas de ropa…?

Como vivía mucha gente, había escuelas, hospital, cine, bares, etc ademas de las viviendas. Era una ciudad completa.

Por la falta de espacio no había ni cementerio, ni crematorio, así que los hicieron en Nakanoshima (una isla a lado de Hashima), pensando en los habitantes de Hashima.

Actualmente está abierta a los turistas.

– ¿Hay algún otro caso de “ciudades fantasma” en Japón?

En Japón hay 78 islas que han quedado inhabitadas. Pese a ello, a Hashima no la llamamos ciudad fantasma, sino algo así como “ciudad barco de guerra”, puesto que ésta es la apariencia de la isla después de los edificios que quedan en pie.

PD: A modo de anécdota os puedo decir que no se permitían los vehículos a motor

PD2: Hay un par de vídeos (en inglés) en los que se cuenta con más detalle la historia. Si lo vuestro son las fotos, mejor pasarse por Viceland.

Bookmark and Share