Entradas etiquetadas como ‘papel higienico’

Así de fácil se desatasca un inodoro y sin pringarse ni una uña

En algún momento de nuestra vida podemos pasar el duro trance de desatascar una taza de váter.  A mí me sucedió y lo pasé fatal.

Las razones del atranco pueden ser muy dispares. Podemos estar en un piso de universitarios y alguien se ha querido disfrazar de momia para hacer la gracia durante una fiesta. El niño quiso ser mayor, limpiarse solo y gastó medio rollo de papel higiénico que acabó en el retrete… Lee el resto de la entrada »

A manguerazo limpio con un hombre que defeca en la puerta de su casa

Un vídeo se compartió a velocidad supersónica por las redes sociales al mostrar a una mujer echando a manguerazos de la puerta de su casa a un hombre, que acababa de defecar sin pudor en el pavimento. O-O

Sara Price vio al caballero en la entrada de su domicilio, en la localidad de Elland, West Yorkshire (Reino Unido) mientras se ponía en cuclillas para realizar aguas mayores con premeditación y alevosía. Lee el resto de la entrada »

Reparan baches en el asfalto con papel higiénico

toilet_paperp

Las autoridades de la ciudad estadounidense de Littleton, Colorado, utilizaron cientos de metros de papel higiénico para tapar los baches y socavones en el pavimento. Algunos de ellos verdaderos cráteres, a tenor de las imágenes.

Los habitantes de esta pequeña localidad despertaron con 120 de sus calles ‘reparadas’ con este ingrediente tan especial, que hace que el alquitrán utilizado en el sellado seque más rápido. ¿Qué opinará Un hogar como mucho oficio de este ‘arreglo de altura’?  Lee el resto de la entrada »

Un papel higiénico para que te limpies ‘recordando’ a los políticos

higienep

Como un modo de poner un toque de humor negro al momento político en el que nos encontramos (en plena carrera hacia el 20-D), un conocido fabricante de papel higiénico ha lanzado al mercado un Kit de Higiene Democrática, un conjunto de rollos con los colores de las principales opciones políticas. O-O Puedes limpiarte el trasero jurando en arameo contra el candidato que más odies. ¡Qué mentes preclaras!

El kit incluye rollos de color azul (Populares), rojo (Socialistas), morado (Podemos), naranja (Ciudadanos), verde (unidad popular/verdes) y fucsia (progresistas) y se presentan en una caja-urna. Lee el resto de la entrada »

Tuitea desde un baño de un tren que no tiene papel y la compañía se lo lleva

papel_trenTodos alguna vez hemos tenido una situación embarazosa. Una de esas que no contaríamos ni a nuestro mejor amigo. Pues algo así le ha pasado a un muchacho británico que tuvo la exigencia imperiosa de descargar su cuerpo en el váter de un tren con tan mala suerte de que no había papel para limpiarse.

A grandes males, grandes remedios“, debió de pensar. Y ni corto ni perezoso escribió un tuit en la página oficial de la compañía ferroviaria reclamando urgentemente un rollo. No le importaron los 155.000 seguidores que tiene la cuenta oficial de Virgin Trains, la vergüenza se pierde cuando la necesidad aprieta.

Lee el resto de la entrada »

¿Pagarías por anunciarte en un rollo de papel higiénico?

Mis padres no lo saben, pero era imposible que yo terminara siendo alguien de provecho. Acumulo en mi cabeza demasiado contenido irrelevante que me lastra a la hora de aprender cosas importantes. Probablemente, este post es una de las mejores muestras de ello.

Si tu reloj biológico funciona bien, probablemente vas una vez al día (al menos) a meditar al baño. Si no eres alguien previsor, es probable que un alto porcentaje de esas veces vayas a pecho descubierto, sin nada que echarte a los ojos. Es por eso que, si no me fallan los cálculos, te sabrás de carrerilla gran parte de los componentes del champú, del gel y de los productos de cosmética que usa tu madre.

Para eso inventaron una solución, aquello que os contaba en 2009 y que llamamos poesía de váter: unos pequeños textos al alcance de la mano del ejecutor que, teóricamente, reducían el gasto de papel higiénico. Pero los hay que no quedan satisfechos con eso, y quizás por esta razón, dos hermanos estadounidenses han inventado la “publicidad en el rollo de papel higiénico” o, lo que es lo mismo, anúnciese aquí, antes de que todo se vaya a la mierda anuncios perecederos para momentos íntimos.

Muchos diréis que este invento es inútil, y aquí es donde sale a relucir otro ejemplo más de mi conocimiento basura, cuando os cuento que hay gente que siente verdadera devoción por la publicidad. Me viene a la cabeza, así a bote pronto, un capítulo de la serie Canguros, en la que un niño dejaba con la cabeza como un bombo a Maribel Verdú porque la tuvo horas y horas viendo anuncios. Resulta que sus padres no le dejaban ver la tele y él decía que leyendo la guía de programación se hacía una idea de los programas, pero no de los anuncios. (Esto pasó en los años 1994-1996, yo no he vuelto a ver la serie, aquel capítulo lo vi una vez… y aún sigue vagando por mi memoria, ésa que se niega a recordar en qué año fue la guerra de Cuba). Hay gente a la que le gusta la publicidad, insisto.

Volviendo al invento, me gustaría contaros que los creadores son Bryan y Jordan Silverman, y que el papel puede incluir, además de anuncios tradicionales, cupones de descuento (no me hago cargo del estado en el que lleguen) y códigos para que los lean los smartphones, según recoge la prensa local.

Quizás la idea parece loca, pero tiene un sinfín de posibilidades. Puede que no para un domicilio particular, pero… ¿habéis pensado en los bares de carretera? La diferencia entre parar y no parar en uno puede estar en los cupones de descuento que te ofrezcan escondidos en el rollo de papel higiénico.

La iniciativa ha sido acogida con furor y escepticismo a partes iguales. Los hay que están encantados con el proyecto y otros que creen que es una… bah, no voy a hacer el chiste fácil… digo que los hay que consideran que no es lo suficientemente bueno como para ganar el concurso de emprendedores para el que son finalistas.

PD: Si alguien tiene preguntas… la tinta no es dañina, el papel es reciclado y, salvo los anuncios, guarda pocas diferencias con el papel tradicional.

Tres estafadores ganan un millón de dólares con ‘el timo del papel higiénico’

Antiguamente estaba el timo de la estampita, luego el del butanero, los hay que te regalan viajes que luego tienes que pagar, los que te venden cosas que no existen… pues bien, de todos estos estafadores deben haber aprendido los estadounidenses Mary Moore, Joseph Noueran y Christopher Lincoln, porque han mezclado lo mejor de cada cosa y se han hecho de oro inventando el timo del papel higiénico (conocido como papel del váter cuando estás en confianza).

Según cuenta la prensa internacional, estos tres tipos, que se han declarado culpables y se enfrentan a 20 años de prisión, estafaban a ancianos haciéndoles creer que el papel higiénico de toda la vida había sido prohibido por el Gobierno y que ahora estaban obligados a comprar uno nuevo, que casualmente solo vendían ellos. Así ganaron un millón de dólares (unos 750.000 euros).

Supongo que como la ecología está tan a la orden del día, a los pobres estafados no les extrañó que el Gobierno hubiese cambiado las leyes que regulan la composición del papel higiénico y ahora vendieran uno nuevo. A los rollos también había que sumarles un producto químico para limpiar las fosas sépticas de sus casas y evitar de esta forma que fueran dañadas por la composición del nuevo papel que costaba 150 euros, “la mitad” de su precio (un ofertón, vaya).

Ahora nos reímos, sí, pero estos tres sinvergüenzas consiguieron embaucar a quince personas desde marzo de 2009 a octubre de 2010. Los estafadores, residentes en Florida, llamaban a cientos de personas y trataban de engañarles (a los 15 que cayeron los metieron en una “lista de tontos” para futuros timos), diciendo que solo su empresa podía vender los productos.

“¿Cómo ganaron un millón de dólares en ese tiempo y engañando a tan poca gente?” Os preguntaréis. Pues bueno no es difícil si tenemos en cuenta que algunos de los ancianos estafados llegaron a comprar el papel higiénico que requerirían ellos y sus familias… ¡¡¡DURANTE LOS PRÓXIMOS 70 AÑOS!!!

Madre mía, ¡70 años! ¿Dónde guardas tanto papel? ¿Qué haces con tantos rollos? Puedes escribir la saga de Harry Potter entera, disfrazarte de momia todos los Carnavales y Halloween generación tras generación, puedes olvidar que existen las servilletas, adiestrar a tu perro para que haga anuncios como aquel que tiraba del rollo y lo llevaba por toda la casa, puedes hacer un montón de manualidades de Art Attack. Sí, puedes hacer muchas cosas, pero nada de eso te va a devolver el dinero. Al final solo te queda comer mucho chocolate para darle el mayor uso posible.

PD: ¿Qué harías tú con kilos y kilos de papel higiénico? Yo lo tengo claro. Se lo vendería a Kesha, aquella mujer adicta a comérselo. Igual si le haces precio puedes sacarle cierta rentabilidad.

(FOTO: jma.work)

Kesha es adicta a comer papel higiénico

BecConsejo: “Controla tus rarezas”

“Mi nombre es Kesha, tengo 34 años y me encanta comer papel higiénico”. Así empieza la intervención de una muchacha que participa en el programa estadounidense Mi extraña adicción. No puedo evitar preguntarme… ¿a cuánto estarías dispuesto para conseguir un minuto de fama? Kesha es capaz de comer papel higiénico sin parar en la tele, pero no es la única.

Será que el resfriado me tiene traspuesto, no digo que no, pero ir a la tele a decir que te encanta comer papel higiénico… pues no lo veo, la verdad. No sé en qué puede ayudarte, salvo que te den un buen dinero que te permita comprarte rollos y rollos de la mejor calidad (¿cuáles serán? ¿Triple capa y extra suave?).

Acostumbramos a decir “mira qué raro es aquel, mira qué cosas más raras hacen” cuando alguien no se comporta como nosotros lo hacemos o, en su defecto, cuando no actúa como creemos que es lógico actuar. Ahora bien, decidme… ¿qué pensaríais si veis a alguien conduciendo junto a vosotros comiendo papel higiénico? Supongo que tendríais que buscar otra palabra, porque lo de “raro”, sin duda, se iba a quedar corto.

No obstante, tenemos más gente con particularidades. Supongo que a Kesha no le es fácil encontrar pareja, pero puede consolarse con que no es la que más difícil lo tiene. Sin ir más lejos, April Brucker rompió con su prometido cuando éste le dio un ultimátum: “Yo, o tus siete muñecos”. Ella, como habréis intuido, eligió los muñecos.

Dicho así queda un poco críptico, así que intentaré ser algo más gráfico. ¿Os imagináis cómo sería salir con el señor Garrison, de South Park? Si no le recordáis, os cuento que es un hombre que mantenía conversaciones con el “señor sombrero”, un títere que llevaba en la mano. Pues bien, más o menos parecido debe de ser estar con April.

Aunque ahora tiene trabajo (de ventrílocua), no ha tenido nunca un empleo estable, porque allá donde va tiene que ir con alguno de sus muñecos. A un bar, a dar un paseo, al baño… siempre acompañada de uno de sus macarios y poniendo voces. Entiendo que su prometido vería que, en ciertos momentos, poner vocecillas era algo incómodo y que tres, máxime cuando uno de los tres es de cartón piedra, son multitud.

Por si acaso aún tenéis dudas y no sabéis con quien quedaros, os voy a presentar a una tercera candidata. Su nombre es Lori Broady, tiene 31 años, y no come cosas raras ni se lleva muñecos a la calle. Parece la candidata ideal, ¿verdad? Bueno, no habrá problemas siempre y cuando tengáis un sueño más o menos profundo y no tengáis miedo a nada.

Lori tiene la peculiar manía de dormir con el secador en la cama. “¡No es para tanto!” gritaréis. Bueno, no lo sería de no ser porque duerme con el secador ENCENDIDO en la cama. El ruido ya es de por sí molesto, pero además hay un peligro tonto, de ésos que igual no te das cuenta… ¡¡que te puedes quemar!!

Ella se ha quemado alguna vez, pero le da igual. Está convencida de que el riesgo es “insignificante en comparación con la tranquilidad que me da”. Como habréis averiguado, tiene serios problemas para cenar y desayunar con la misma persona.

En fin, que me quedo con Kesha. Invitarla a un restaurante a cenar te sale barato, porque en vez de aperitivos puede comer servilletas (de papel, eso sí) y si compras el papel higiénico al por mayor seguro que te sale más barato.

PD: A partir de ahora, cuidaré muy mucho mis palabras antes de decirle a alguien “raro”.

Britney se gastó 1.700 euros en papel higiénico de la marca Louis Vuitton

Cuando uno tiene dinero no se limpia el culete con cualquier cosa. No señor. Que luego rasca y no mola. Eso es lo que debió pensar Britney Spears cuando decidió gastarse 1.700 euros en papel higiénico de la marca Louis Vuitton.

Según el padre de la artista, esta sólo ha sido una de las muchas excentricidades que le han obligado a quitarle las tarjetas de crédito, tal y como leo en Informativos Telecinco.

Jamie Spears, que tiene la custodia de los bienes de la princesa del pop, ha denunciado ante la Corte Suprema de Los Ángeles que la nena se ha pulido cinco millones de euros en menos de un año. ¿En qué? Además del papel higiénico, por ir citando ejemplos, se compró un móvil de 1.600 euros, gastó 3.250 en restaurantes, otros 10.000 en vestidos, 68.000 en regalos y vacaciones, 9.500 en nutricionistas, coreógrafos y entrenadores… y así hasta los cinco kilos. Todo artículos de primera necesidad, vaya.

La verdad es que la cantante gana mucha pasta y puede permitirse unos lujos que la mayoría de nosotros no cataremos jamás, pero entiendo que papá Spears se ponga duro. Una cosa es que te sobre el dinero y otra distinta es tirarlo.

PD: El castigo para Britney será reducir sus gastos y… renunciar a su megaguay gimnasio-Spa, valorado en unos dos millones de euros. ¿Aguantará?

– Envía el post:

Bookmark and Share