Entradas etiquetadas como ‘tren’

Una pareja de enamorados se lleva un susto de muerte en una vía de tren

Unos tortolitos caminan tranquilamente por encima de la vía del tren. Curioso lugar para pasear si por el trazado circulan trenes de verdad y no de juguete.

Envueltos en la burbuja del amor y agarrados de la mano, avanzan ajenos al ‘monstruo malvado‘ que se acerca sigilosamente por su espalda. O-O ¿Qué pasará? La intriga me está produciendo un nudo en el estómago. Soy tan impresionable. Lee el resto de la entrada »

Intenta viajar en un tren con su caballo

Unas fotos y un vídeo publicados en redes sociales muestran a un hombre y su caballo en el interior de un vagón de un tren, en Estiria (Austria). ¡¡¡No sin mi equino!!! 😉

Este miércoles, el jinete intentó viajar en dos trenes con su compañera equina pero los conductores del tren se negaron a continuar el trayecto con Frieda a bordo. El caballero incluso pagó un par de billetes por la yegua, al considerar que ocupaba el sitio de dos humanos. ¡¡¡Bien pensado!!! Lee el resto de la entrada »

Un tren fantasma para en una estación y recoge pasajeros que no existen

Un misterioso, escalofriante, intrigante vídeo ha sido grabado por las cámaras de una estación ferroviaria de la ciudad china de Baotou, en el que se puede observar lo que parece ser la llegada de un tren fantasma. O-O ¡¡¡Qué miedo!!!

La grabación fue difundida el pasado 14 de marzo, y según la descripción que acompaña al material, el fenómeno sobrenatural habría tenido lugar el fin de semana anterior, según publica el Daily Mail.   Lee el resto de la entrada »

Subirse a un tren en la India, un acto de puro heroísmo

tren_indiap

Al ver este abarrotado andén de una estación en la India, me ha venido a la memoria la labor del empujador (oshiya), con impolutos guantes blancos, en el metro de Tokio. Pero cuando veáis las imágenes, esto supera con creces lo imaginable y se salta a la torera cualquier norma de seguridad para el viajero.

Ante la llegada inminente del siguiente tren, el apeadero cada vez se va llenando de más gente. Al ver el tumulto, uno piensa que es imposible que todas esas personas quepan en unos vagones que ya bien atestados. Nada más lejos de la realidad. Lee el resto de la entrada »

Tuitea desde un baño de un tren que no tiene papel y la compañía se lo lleva

papel_trenTodos alguna vez hemos tenido una situación embarazosa. Una de esas que no contaríamos ni a nuestro mejor amigo. Pues algo así le ha pasado a un muchacho británico que tuvo la exigencia imperiosa de descargar su cuerpo en el váter de un tren con tan mala suerte de que no había papel para limpiarse.

A grandes males, grandes remedios“, debió de pensar. Y ni corto ni perezoso escribió un tuit en la página oficial de la compañía ferroviaria reclamando urgentemente un rollo. No le importaron los 155.000 seguidores que tiene la cuenta oficial de Virgin Trains, la vergüenza se pierde cuando la necesidad aprieta.

Lee el resto de la entrada »

Lo más raro que ha pasado durante la semana (7-13 noviembre)

Comunidad becaria en FacebookComunidad becaria en Twitter
Reconozco que ha sido una semana ajetreada en el universo becario. El tema éste del fin del mundo me ha tenido bastante entretenido y sin tiempo para buscar todas esas chorradas que nos amenizan las semanas, lejos de crisis económicas y dimisiones presidenciales. No obstante, Dios inventó el domingo para recopilar todo aquello que nos perdíamos durante la semana… digo yo. Por eso traigo cuatro historias que, de no haber quedado en un segundo plano, habrían protagonizado posts inolvidables:

1. Dormido a 195 km/h

En China (bueno, en parte del país, no creo que sea en toda China) se ha armado cierto revuelo después de que el maquinista de un tren fuera cazado durmiendo por una viajera durante parte de un trayecto en el que el convoy iba a 195 kilómetros por hora.

La joven mujer, de 25 años, se dio cuenta de que el conductor iba con los ojos cerrados (no me preguntéis cómo se dio cuenta) y le hizo una foto que subió a las redes sociales del país provocando la indignación en numerosos internautas.

Aunque en la imagen, facilitada por varios medios internacionales, solo vemos al maquinista de espaldas, sí es cierto que el gesto es inequívoco: esa cabeza echada a un lado tiene pocas explicaciones; es más, si nos acercamos a él seguro que vemos cómo se le cae la babilla. Por suerte, el trayecto acabó sin problemas.

2. El relleno del sujetador salvó su vida

Lisa Somerville es noticia con dos años de retraso. Resulta que esta británica de 28 años y madre de una niña tuvo un accidente de coche en 2009 en el que habría perdido la vida de no haber sido por el relleno de su sujetador, según dijeron los médicos.

Los bomberos la sacaron del vehículo con un pulmón perforado y unas costillas rotas, pero aún viva. Después de la intervención, los médicos le dijeron que diera gracias al relleno que lleva en el sostén desde que era adolescente (el relleno, no la prenda, que supongo que se la habrá cambiado desde entonces) porque de no haberlo llevado habría muerto, según recoge la prensa local.

Pues bien, aquí os asaltarán dos preguntas (como mínimo). Primero, ¿qué clase de relleno llevaba para que le salvara la vida? Pues bien, a eso os respondo fácil porque hay imágenes: cuatro filetes de pollo de silicona. La segunda duda, me temo es… ¿por qué nos enteramos de esto con dos años de retraso? Ajá, pues veréis, Lisa debería ser noticia porque se ha puesto… se ha aumentado… bueno, porque su busto es ahora más generoso, pero como la operación sale por un pico digo yo que le habrá venido bien rescatar esta historia para sufragar gastos.

3. Un radar que pone pizzas en vez de multas

Como cada vez hay más trampas para los conductores y ahora han puesto hasta policías de mentira (con cámaras de verdad) para multar a aquellos imprudentes que superan los límites de velocidad, no era descabellado esperar que dentro de los pilotos aficionados (mal llamados conductores) hubiera una escisión y salieran también indignados, que ya se están haciendo notar en Alemania.

Mientras en España los vemos a bordo de coches, siempre por el carril izquierdo y siempre con el intermitente izquierdo puesto para que les dejes que te adelanten, en el país de la Merkel se dedican a poner pizzas en los radares, que es más sabroso. Bueno, a decir verdad, por el momento solo han informado de un caso (que recoge la prensa alemana), pero no cabe descartar que los pizzeros, a quienes se les exige premura en la entrega de la merca, extiendan estas protestas al resto de Europa.

4. El jugador de rugby que ‘se volvió gay’ tras un accidente

Es de esas historias increíbles, pero supongo que pueden pasar. Chris Birch, de 26 años, sufrió un derrame cerebral durante un entrenamiento de rugby después de una mala caída y fue ingresado. Cuando despertó, el muchacho había perdido todo interés por el deporte, por el sexo femenino y por su trabajo en el banco, según la prensa británica.

Sea por el accidente o no, lo cierto es que Chris dejó su trabajo en el banco y se hizo peluquero, ahora odia el deporte y, por supuesto, abandonó a su novia (con la que tenía previsto casarse) por un joven de 19 años.

“Nunca antes me había sentido atraído por los hombres”, cuenta Chris, que protagoniza un caso extraño pero no del todo inédito en este blog: ya hablamos hace tiempo de un anciano que despertó de un coma prácticamente ninfómano y alguna vez hemos comentado de pasada los casos de personas que despiertan del coma hablando un idioma que no es el suyo (¡EXORCISMO YA! jeje).

Seguro que algunos ven en el accidente una oportunidad para que el muchacho saliera del armario, pero no seáis malos; si él dice que le pasó, ¿quiénes somos nosotros para llevarle la contraria?

PD: Ha pasado el 11/11/11 y yo me siento como si hubiera vuelto a nacer, qué queréis que os diga.

Fue divertido hasta que dejó de serlo


“La variedad de conducta que se observa en los hombres ebrios es la misma que la de los locos: a unos les da por enfurecerse, a otros por hacer el amor, a otros por reír… Todos actúan de forma extravagante, pero siempre de acuerdo con las diversas pasiones que les dominan”.

Si hacemos caso a esta cita del filósofo Thomas Hobbes, el chico del que os voy a hablar a continuación es todo lo contrario a un claustrofóbico, una especie de ser humano al que le gustan los espacios pequeños, a ser posible cerrados, y que encima obtiene placer al rodearse de tela, plástico, ruedecillas sucias, cremalleras y candados chiquititos (igual es que le va el sado).

–> FOTOS: Libro de arena y Chascarrillos divertidos.

Se trata de un joven alemán de 20 años que, según la agencia Reuters, tuvo que ser rescatado por la policía después de encerrarse por diversión en una taquilla para maletas de una estación de trenes. El tío iba cocido y no ponderó la situación. Simplemente, después de pasar la noche bebiendo con amigos, le pareció divertido.

Pero la risa se le borró de su cara en cuanto empezó a quedarse sin oxígeno. Ahí se le acabaron los traumas y toda la tontería, sobre todo cuando vio que sus colegas no eran capaces de abrir el casillero. Ese es el momento en el que la poli te cae bien (como diría mi madre, nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena). Forzaron la puerta y lo sacaron sin problemas, pero muy aturdido.

PD: Todos hemos hecho cosas raras (a mí me daba por hablar mucho) después de beber más de la cuenta. ¿Cuál fue tu peor borrachera y qué hiciste?

Envía el post:

http://www.wikio.es

Sólo un estúpido se la juega así

Vi este vídeo hace unos días y me quedé con ganas de hacer un ‘post denuncia’ de esos que me gusta ofreceros de vez en cuando, pero se me olvidó. Igual algunos ya lo habéis visto (ha tenido bastante éxito en la Red, pero por si acaso aquí os lo dejo y ahora comentamos. Mirad lo que hace este joven de Essex (Reino Unido):

La primera sensación es de alivio, comparable a un ejemplo que solía usar mi abuelo: “Es como cuando sueñas que te has cagado encima y de repente, al despertar, te alegras un montón al verte limpito de nuevo”. Pues más o menos eso es lo que pensé de primeras. Pero luego, dándole vueltas a la cabeza, me dije: “Este tipo de la vía es gilipollas” (perdón por la expresión, pero…).

Con lo bonita que es la vida y ponerla en peligro de esa manera. Es una imbecilidad tan grande como, por poner un caso estúpido, jugar a echarte suavizante en la boca sin tragártelo. No le haces gracia a nadie y encima mueres ‘asesinado’ por Mimosín a la mínima que se escape un sorbito. Tonto de baba.

PD: Y encima no se para a pensar en el pobre conductor del tren y en el cargo de conciencia que le hubiese quedado para toda la vida.

PD2: Aunque sólo sea por nuestros padres, respetemos más nuestra vida, por favor.