BLOGS

No intenten hacer esto en sus casas (a no ser que…)

¿Estás preparado para esa reparación en tu casa que llevas tiempo pensando en llevar a cabo? ¿Dudas de si tienes el tiempo o las herramientas necesarias para arreglar ese problema, o si es mejor contar con un profesional del hogar para ello? Salvador de la Casa te da algunas pistas en este post para que no arriesgues tu salud ni tu dinero innecesariamente.

La semana pasada visité a un cliente que, hablando en plata, la había liado parda. Esto sucede cuando se produce una avería en casa y su habitante intenta repararla sin el tiempo, las herramientas o los conocimientos necesarios. Y entonces, incluso una reforma inocente, se puede convertir en un pequeño desastre que resultará más costoso y problemático de reparar que antes.

Ya sabéis que me encanta compartir trucos e ideas con vosotros, y animaros a realizar tareas del hogar y a desarrollar vuestro lado manitas hasta el nivel maestro. Pero hoy me he propuesto hacer una llamada a la responsabilidad pensando en aquel cliente y en tantos otros a los que ha pillado el famoso toro de Manolete.

Y ojo, que lo de empeorar una avería y termine saliendo más cara que antes puede llegar a ser lo mejor que puede pasar. Porque otros riesgos más importantes de encarar una reparación sin los recursos, la preparación o el cuidado suficiente, son aquellos que pueden hacer peligrar la propia salud. Y aquí, amigos, ya toca ponernos muy serios.

Por eso vamos a dedicar los 2 minutos que se tarda en leer esta entrada a reflexionar acerca de estos 3 factores que nos ayudarán a determinar si somos aptos para afrontar esa próxima reparación, reforma o intervención de cualquier tipo en nuestra casa:

-¿Tengo la habilidad suficiente como manitas?

-¿Tengo las herramientas adecuadas y el material de seguridad necesario?

-¿Tengo el tiempo suficiente para afrontar esto?

manitas_trucos_hogar_en_casa_2_Blog_Reparalia

Nociones básicas, capacidad de aprendizaje y fuerza de voluntad completan el pack para afrontar con ciertas garantías cualquier tarea doméstica de una cierta dificultad.

Ahora: si no eres un manitas experto, evita los trabajos difíciles y peligrosos, ya que aparte de estar jugándote tu salud, te estarás exponiendo a un arreglo aún más caro. Y sobre todo piénsalo dos veces antes de:

–          Instalar Cableado Eléctrico.

–          Hacer arreglos de fontanería que impliquen abrir calas (agujeros) en casa.

–          Hacer arreglos en tejados altos y/o inclinados.

–          Realizar trabajos que requieran montar andamios.

–          Meterte en zonas oscuras cómo sótanos.

–          Cualquier tarea de la que no estés 100% seguro de poder llevar a cabo.

Se realista con tus habilidades y no comiences trabajos que no serás capaz de terminar, y piensa siempre en el nivel de acabado. Construir un armario de cocina, por ejemplo, requiere un nivel de habilidad y una precisión altos, y lo mejor para ello es que contrates a un profesional de ebanistería.

manitas_trucos_hogar_en_casa_herramientas_Blog_Reparalia

Las herramientas son otro factor decisivo para tu seguridad y la de tu hogar. ¿Cuentas con las adecuadas para este trabajo? Y más importante aún: ¿tienes la experiencia y las medidas de seguridad adecuadas como para manejarlas sin riesgos? Taladros, máquinas de corte o jardinería… son instrumentos que te pueden dar un disgusto si no te andas con cuidado, así como una instalación eléctrica.

Con el tiempo sucede igual: ¿Puedes dedicarle el que necesita en el momento en que lo necesita? Los trabajos de pintura, por ejemplo, tienen tiempos muy precisos y entre unas capas y otras hay que darles el margen de secado que necesitan, ya que al no hacerlo el resultado final podría ser desastroso.   

Tiempo, habilidad y herramientas. El trío anti-calavera. ¿Los tienes? ¿SEGURO? Pues entonces y solo entonces… ¡A por esa intervención que te está esperando en casa!

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser pedro

    huyyy…al sotano no bajo que hay fantasmas…si esta oscuro enciende la luz o coge una linterna.
    estooo con calas te refieres a rozas ¿no?
    no se…pero creo que tu tampoco tienes mucha idea y eso de coger la llave inglesa para andar en los desagües que se aflojan y aprietan con la mano…pues no te da mucha credibilidad, me gustaria saber para que necesitas un alicates, unas tenacillas y un destornillador sino hay nada en lo que los puedas usar…ahora bien lo del hacha si, se usa muchisimo, yo siempre tengo dos o tres a mano.
    p.d:la proxima vez coge una llave fija para los latiguillos y vas que chutas.

    26 Febrero 2013 | 16:59

  2. Dice ser El Príncipe Malko

    Como profesional de la electricidad, me encanta que primero trate de reparar la avería el «sobrino que entiende mucho». Dado que la reparación de averías a domicilio se cobra por horas, la consecuencia de la actuación del sobrino suele ser que mi factura sea el doble o el triple de lo que hubiera costado en un principio. Ojo, que no inflo las facturas adrede: Simplemente, lo que ocurre es que tengo que reparar el «arreglo» del sobrino, y luego reparar la avería. Y suele ser mayor el desastre de la intentona que la avería en sí.
    Recuerdo un caso en el que el «manitas en cuestión sacó TODOS los cables de la instalación a los que tuvo acceso, con motivo de comprobar «si no se habían quemado». Tuve que renovar la instalación de la casa casi por completo. Y el motivo de la avería era un fusible antiguo, que estaba oculto tras un mueble. En vez de 30 €; la broma le salió por 1.130,00 + IVA. Debería de decir que lo siento, por ser políticamente correcto, pero la verdad es que no.
    Sigan, sigan todos intentando reparar en casa todo aquello que supongan que pueden. Los profesionales de los trabajos a domicilio se lo agradecemos mucho, sobre todo a la hora de pagar el colegio de nuestros hijos, o la luz, o el gas, o el combustible del coche, o…

    26 Febrero 2013 | 17:51

  3. ¡Hola Pedro! me encanta que tengas tanta mano para los trabajos de casa y sepas enseguida con qué resolver cada situación, pero he de confesarte que estas fotos son simplemente ilustrativas y no corresponden ni a mi ni a ninguno de mis compañeros… ¡nosotros vamos de rojo!

    Aún así, te agradezco que estés al quite, claro que sí. Realmente el amigo de la foto ha sacado todo el instrumental quirúrgico para la ocasión, va sobrado! 😉

    Príncipe Malko, no te falta ni un pelo de razón cuando cuentas cómo las intervenciones de quien no está capacitado para afrontar una reparación terminan siendo más graves y costosas, y el ejemplo que relatas lo hemos vivido muchas veces aquí también.

    Por eso es importante conocer bien las habilidades propias y no causar un desaguisado en casa del que después tengamos que arrepentirnos. Manitas: ¡sí! Prudentes: ¡¡¡más!!!

    26 Febrero 2013 | 18:15

  4. Dice ser Dorimedonte

    La verdad es que hay que ser Borrego, para sacar todos los cables de la instalacion, para ver si se han quemado…
    Personalmente creo que para las cosas pequeñas es cuestión de ponerse, pero no a todos se les da igual de bien… La cuestion es ponerse.
    Otra cosa muy distinta es ponerse ha hacer agujeros en las paredes, o ponerse ha hacer obras mayores…

    26 Febrero 2013 | 19:15

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.