BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Dificultades en el estudio

Por Vanesa Ordóñez

Alumnos de Secundaria levantan la mano en clase. (GTRES)

Alumnos de Secundaria levantan la mano en clase. (GTRES)

Un niño, un adolescente o un joven en la escuela, en el instituto, en la facultad o haciendo un curso, se encuentra, en muchas ocasiones, con el tremendo inconveniente de que hay que estudiar.

Esta palabrita parece ir perdiendo su significado debido a la falta de práctica. Es definida por el diccionario de la Real Academia Española como “ejercitar el entendimiento para alcanzar o comprender una cosa“.

Actualmente, aprender a estudiar es una asignatura pendiente para todos nuestros niños y jóvenes. En muchas ocasiones oímos expresiones no correctas sobre el trabajo de nuestros hijos: “No tienen voluntad y nunca llevan la tarea hecha”, “estudian mucho, pero no sacan rendimiento al tiempo de estudio”, “se distraen tan solo con una mosca”, “le cuesta mucho concentrarse y pierden el tiempo”.

Todas estas manifestaciones son las que cualquier padre tiene en la cabeza, cuando su hijo no obtiene buenos resultados académicos y sufre de fracaso escolar. Esto no solo tendrá repercusiones en la formación y futuro laboral del hijo, sino que será detonante de discusiones en el hogar familiar, pero, se podría hacer una pregunta, ¿Sabe mi hijo estudiar? ¿Es mi hijo feliz? ¿Está sufriendo por no sacar rendimiento de su estudio?

Según Fernando Alberca, Asesor en Rendimiento escolar y Relaciones familiares, en un artículo publicado recientemente en el periódico El Mundo, afirma que “ni la pereza, la falta de voluntad o la escasa capacidad para estudiar son la causa del fracaso escolar”. Si un alumno saca malas notas, es por falta de autoestima y motivación. Los ingredientes para sacar buenas notas están en todos los seres humanos, solo hay que activarlos.

Hay tres premisas básicas: motivación, autoestima y método. Lo importante es ayudar al alumno a confiar en él, en su capacidad, teniendo en cuenta que primero está la confianza y luego el compromiso.

Cualquier alumno, dicen los expertos, puede sacar buenas notas si está motivado, tiene autoestima y le enseñan los pasos para lograrlo.

12 comentarios

  1. Dice ser albitaguapa2

    cuánta chorrada, cualquier alumno no puede, un niño con discapacidad c on un cit bajo no puede sacar todas las asignaturas

    28 julio 2014 | 19:08

  2. Dice ser Noctambulina

    Q idiotez albita, el hecho d q suspendas los estudios no significa q seas tonto, puede q si o puede q no, puede significar q no t gusta estudiar, o q te preocupan otras cosas, o tienes otros problemas. Yo tuve compañeros d cole q eran malisimos en primaria y curiosamente en Bachillerato y selectividad fueron muy buenos..
    Dejar d catalogar a la gente desde q nace porque sean buenos o malos en los estudios.
    Las lecciones + importantes d la vida no se aprenden en los libros, y hay muchos triunfadores q no han pasado nunca x la universidad. Por ejemplo, Amancio Ortega

    28 julio 2014 | 20:04

  3. Dice ser Rubén

    La verdad que tiene razón el hombre y la administración, para facilitar toda esta pedagogía, nos pone 35 alumnos de la ESO en clase.
    Ah! y nos desacredita socialmente porque no trabajamos nada, nos pasamos el año de vacaciones y encima tenemos el puesto de trabajo fijo.
    Ah! y nos baja el sueldo.

    28 julio 2014 | 21:55

  4. Dice ser roetnig

    Este articulito es de las cosas más estúpidas que he leído sobre el fracaso escolar.

    Yo soy lo que habitualmente se denomina un “fracasado escolar”, pero lo cierto es que quien ha fallado conmigo ha sido el sistema educativo. Espero que sea captar la enrome diferencia. No es el alumno el que fracasa, sino que es el sistema el que fracasa.

    Soy una persona inteligente, curiosa, con facilidad de asociar ideas, de aplicar enfoques transversales, facilidad de palabra, extrovertido, buena capacidad numérica. Y sin embargo el sistema educativo no consiguió que acabara el bachillerato.

    En mis boletines de notas era muy habitual encontrar notas del tipo “puede mucho más” “se distrae con facilidad”.

    Mi actitud en clase era totalmente pasiva, simplemente atendiendo al profesor o la simple lectura del libro de texto para mí era suficiente. SUFICIENTE. Con eso me bastaba, para que esforzarme más si con eso ya estaba al nivel medio aceptable ?

    Que me distraía con facilidad ? por supuesto, necesitaba mucho más y el aula no era el lugar donde me lo iban a dar… “ME ABURROOO!!!” dice a menudo Homer Simpson. Y así era yo, preso del aburrimiento más espantoso mientras el profesor repetía una y otra vez lo mismo, explicaba y explicaba y re-explicaba lo mismos hasta que la media más o menos ya lo había cogido.

    Cuando llegué a 2º de BUP tome la decisión de que no quería perder más el tiempo, así que empecé a sacar libros de electrónica e informática de la biblioteca. En la actualidad, a punto de cumplir 50 años soy director de un departamento de Informática e I+D+i en una importante empresa de ingeniería (desde hace 17 años)

    No le debo nada al sistema educativo, puede afirmarse que soy 99% auto-didacta. Pero todavía habrá algún necio que diga que mi “fracaso escolar” fue por falta de motivación, autoestima, o método. RIDÍCULO.

    28 julio 2014 | 22:14

  5. Dice ser Sandra

    Pero acaso la falta de motivación no genera pereza, me pregunto. Que buenos aspectos los que se tienen en cuenta en el articulo.

    29 julio 2014 | 0:45

  6. Dice ser mayte

    albitaguapa2, hay gente q con discapacidades como síndrome de down q ha conseguido incluso aprobar una carrera de magisterio, y es de sobra conocido que muchos de los niños con altas capacidades sufren fracaso escolar.

    29 julio 2014 | 8:14

  7. Dice ser Alicia

    Sinceramente creo que el fracaso viene porque no se respetan los ritmos de aprendizaje de los alumnos, ni su madurez cognitiva. Hay alumnos en clase por ejemplo, que son casi un año más pequeños que otros y eso tiene su repercusión. Otros en los que su cerebro no está aun preparado para la comprensión por ejemplo del aprendizaje de la hora, de los litros, los kilos. A esos se les califica con mala nota dejándolos instalados en la manía hacia la asignatura y en la sensación de incapacidad para superarlo.

    Últimamente prima en exceso la calificación por encima del esfuerzo, y los niños tienden a compararse, dejando la autoestima de muchos niños por los suelos. Desde tiernas edades empiezan a manifestar que “yo es que soy muy tonto”, “yo no voy a poder…”. Si la autoestima y el refuerzo positivo además de practicarse en casa, se fomentara en la escuela, no habría tanto niño que “tira la toalla” en su más tierna infancia.

    29 julio 2014 | 9:27

  8. Dice ser roetnig

    que trsite que se borren comentarios…. eso si que desmotiva… pfff

    29 julio 2014 | 11:36

  9. Dice ser roetnig

    Los que necesitan motivación, autoestima y método son los enseñantes. La mayoría va para “cubrir el expediente” y ya sabemos que desde la entrada en vigor de la LOGSE se trata de cubrir mínimos.

    Y sí, teneis más vacaciones que el resto de los mortales.

    29 julio 2014 | 11:38

  10. Dice ser albitaguapa2

    no si ahora el fracaso va a venir porque se exige demasiado, ja jajajajjajajajjajjajjajjajajjajjaj, y poner magisterior como ejemplo, has conseguido lo contrario, con el pobre nivel que tiene.

    29 julio 2014 | 12:14

  11. Los profesores no ayudan precisamente a que los alumnos tengan una motivación para el estudio.

    La enseñanza esta diseñada para poner a los alumnos unos contra otros, fomenta la competitividad y no el aprendizaje.

    Y no digamos ya a los extremos que hemos llegado con clases hiper saturadas de estudiantes y profesores con salarios recortados……

    Nos estamos cargando todo y nos creemos que no va a tener consecuencias a largo plazo…..

    Nos equivocamos y lo peor no es equivocarse es volver a tropezar con la misma piedra.

    29 julio 2014 | 12:24

  12. Dice ser japoas

    No caben mas razones reales que las que expone la remitente de la carta, lo demás solo son justificaciones de malos estudiantes y eso que ocurra en los jóvenes son experiencia tiene un pase, pero en los que ya han pasado por las aulas y saben de la dificultad que entraña el desenvolverse en la jugla de la vida y que si no estas preparado te quedas atrás, me parece como digo, una justificación asu fracaso personal.

    No se puede comparar un estudiante normal con uno con sindromne de down, aunquye eso no quire decir que no los haya buenos estudiantes y con aprovechamiento.

    Para los que se quejan de situaciones escolares parece oportuno que sepan que en Corea, con unos dartos mejores que los españoles, están creo, que los españoles, los profesores trabajan mas horas y cobran menos que los españoles.segundos del mundo,tienen 50 niños en clase y los profesores finlandeses, tambien pais con mejor índice que los españoles, trabajan mas y cobran menos.

    30 julio 2014 | 12:17

Los comentarios están cerrados.