BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Violación de la privacidad con resultado de muerte

Los datos descontrolados matan. O si no, que se lo cuenten a Raúl Reyes, o en su día a Dzyojar Dudáyev, o a las decenas de activistas palestinos asesinados por las fuerzas israelíes. Basta con que caigan en manos enemigas el puñado de bites que representan un lugar en un momento dado para que sea posible acabar con la vida de alguien. Por eso es tan importante la privacidad, es decir, el que uno mismo tenga la capacidad de controlar qué datos están en manos de quién, y cuándo. Porque lo contrario es una amenaza que puede llegar a ser mortal. Cualquier teléfono móvil es una emisora que se identifica continuamente. Si esa identificación puede relacionarse con una persona, un atacante que disponga de una mínima capacidad tecnológica puede triangular la posición del teléfono, y por tanto de la persona. Los teléfonos de satélite, que emiten con mucha mayor potencia, necesitan sin embargo una sofisticada infraestructura tecnológica para la triangulación. En un móvil normal, la misma red de la compañía telefónica puede realizar esta operación con sencillez, simplemente utilizando software. En resumen, cualquier individuo cuya relación con un teléfono móvil sea conocida puede ser seguido, o asesinado, usando medios cada vez más sencillos y, por tanto, más al alcance de muchos posibles enemigos. Es por eso que la asociación entre nombre y teléfono debiera ser privada, y sólo debería descubrirse bajo el más férreo control judicial. Es más que dudoso ese control en casos como el de Reyes o Dudáyev, por no mencionar el problema jurisdiccional (¿qué juez? ¿bajo qué ley?).

Piénselo; mucha gente no derramará lágrima alguna ante la eliminación de un terrorista. Pero el terrorista de unos es el luchador por la libertad de otros; en algunos casos es una cuestión de definición. Si esta tecnología hubiese estado en manos del ocupante nazi en la Francia de la Segunda Guerra Mundial, la Resistencia hubiese sufrido sobremanera. O piense en lo que hubiese podido pasar si la tecnología hubiese caído en manos de un estado totalitario como la Unión Soviética o la Alemania nazi. No nos parece demasiado mal que quien comete crímenes sea localizado, o incluso eliminado, pero los crímenes que justifican este tratamiento pueden ser también ideológicos, incluso imaginarios. En un estado opresivo la definición de ‘crimen’ es arbitraria, y sin privacidad de ella dependerá nuestra libertad, e incluso nuestra vida. Simplemente trate de pensar en lo que podría ocurrir si este tipo de tecnología cayese en manos de la opción ideológica que usted más aborrece. Temible, ¿verdad? Para colmo la tecnología cada vez ofrece más poder a grupos más pequeños de personas: ya no hace falta toda una infraestructura estatal para hacer cosas que antes sólo podía hacer todo un país. Esto supone que lo que hoy hace Israel, EE UU o Colombia mañana lo podrán hacer organizaciones terroristas, y pasado mañana un individuo.

Es por eso que el derecho a controlar quién tiene nuestros datos personales se está convirtiendo ya en uno de los más importantes cimientos de la libertad futura. Las leyes deben limitar el acceso a ese tipo de información al máximo, con el consentimiento de la persona o como mínimo bajo estricto control judicial. Porque la privacidad es algo más que el derecho a evitar que a uno le incordien con correo electrónico basura o le llamen por teléfono con ofertas a la hora de la cena. La información mata, y tenemos que disponer de un mínimo derecho a la autodefensa.

13 comentarios

  1. Dice ser Jeipi

    Mira, John, tú no eres quien para darme lecciones de comprensión lectora.Me he releído el artículo y no hay ni media palabra sobre los usos positivos de esta tecnología en cuestión. Que era precisamente lo que que echaba en falta.Es como con el láser, que algún alarmista lo bautizó como “rayo de la muerte” y no se le ocurrió que se podía aplicar a otros usos, por ejemplo en cirugía, como así ha ocurrido.Y no tengo más que decir.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser eva

    Jeipi, razón no te falta al decir que el artículo no es equilibrado, pero por favor analiza el conocimiento popular de la tecnología en conjunto y de la telefonía móvil en particular. Todos sabemos los aspectos buenos y prácticos, todos tenemos un teléfono precisamente porque nos ha facilitado bastantes cosas en el día a día, pero prácticamente nadie comenta los aspectos no tan buenos SI LA TECNOLOGÍA NO SE UTILIZA CON CRITERIOS ÉTICOS. Y a los 4 que se nos ocurre comentar esto, nos llaman paranoicos…Saludos.

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  3. Dice ser Retiario

    Estimado Jeipi:No he considerado necesario enumerar las ventajas de una tecnología que en España tiene una penetración superior al 100% (hay más teléfonos móviles que habitantes), porque son obvias. Fíjese que tampoco discuto las desventajas de los móviles; sólo de un aspecto de su uso (la privacidad) en un contexto específico que supone un riesgo pocas veces analizado en detalle.Muchas gracias por su atención e interés, y un saludo.PP Cervera

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  4. Dice ser manuel (sevilla) España

    Amigo Ricardo: No te voy ni siquiera discrepar sobre el asunto en ciernes, Creo que la materia prima en un primer momento sea benéfica, aunque después…, no obstante, te agradezco tu aclaración. Un amigo…

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  5. Dice ser Jeipi

    “Cualquier individuo cuya relación con un teléfono móvil sea conocida puede ser seguido, o asesinado, usando medios cada vez más sencillos y, por tanto, más al alcance de muchos posibles enemigos.”Sí, y también puede ser rescatado si se pierde en el monte. No te fastidia…¿O es que ahora solo nos vamos a fijar en el lado malo de la tecnología?

    06 Marzo 2008 | 9:51

  6. Dice ser Jhon

    Jeipi, hijo, leete el texto entero de nuevo, a ver si esta vez te enteras de algo.Que razón tenía el estudio ese que decía que los españoles cada vez tenemo menos comprensión lectora.Sobre el artículo, completamente de acuerdo. Y descorazonador es que ningún partido político está dispuesto a abordar el tema.

    06 Marzo 2008 | 10:41

  7. Dice ser Jeipi

    De acuerdo. Gracias por la expliciación.Queda claro que todos los avances tecnológicos tienen sus contrapartidas imprevistas y/o indeseadas.(Es igual que comer lo que nos gusta y engordar, que parece que va unido.)Hasta luego.

    06 Marzo 2008 | 15:11

  8. Dice ser manuel (sevilla) España

    También la bomba atómica, en principio se inventó para fines médicos, y se usa para destruir y matar.También un cuchillo de cocina es para la cocina, y también mata.

    06 Marzo 2008 | 18:57

  9. Amigo Manuel (Sevilla), la bomba atómica surgió como arma letal de destrucción masiva en el curso de la Segunda Guerra Mundial, con el proyecto Manhattan en que fueron ‘fichados’ los principales físicos del mundo, algunos de los cuales filtraron los secretos de la bomba a los soviéticos, y mientras las esperanzas atómicas de Hitler eran frustradas por la acción de bravos comandos que destruyeron en Noruega las reservas de agua pesada, esencial como moderador en los reactores experimentales, deteniendo en seco el embrionario programa atómico nazi. Hiroshima (Little Boy), y Nagasaki (Fat Man) son muy anteriores a las primeras ‘bombas de Cobalto’ de uso terapéutico en tratamiento de neoplasias, cánceres para entendernos. Desgraciadamente e primer uso de la energía nuclear fue bélico…

    06 Marzo 2008 | 20:40

  10. Dice ser Soy yo

    Me resulta inaudito que alguien que se hace pasar por periodista escriba lo siguiente: “No nos parece demasiado mal que quien comete crímenes sea localizado, o incluso eliminado”.Yo en mi ingenuidad pensaba que habíamos salido ya, en este país, de la época del oscurantismo, pero leyéndole a usted veo que nada ha cambiado.Le remito, para su reflexión, al artículo 11 de la Declaración Universal de los Derechos del Humanos: “toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.”Espero que 20 minutos tome buena nota de las consignas morales que está usted transmitiendo a la sociedad.

    07 Marzo 2008 | 11:04

  11. Dice ser Kotokujin

    Respecto a las armas atomicas durante la IIGM, esta estupenda página, bastante documentada, lanza la hipótesis que los alemanes llegaron a atacar a la Union Soviética con una bomba atómica en 1945.http://sgm.casposidad.com/ultrasecreto/parte1.htm

    07 Marzo 2008 | 14:18

  12. Dice ser Retiario

    Estimado Soy Yo:Está claro que no nos estamos entendiendo. Porque el artículo lo que defiende es que a nadie, ni siquiera a los terroristas, se les pueda matar utilizando su teléfono móvil; que el aspecto técnico que permite hacerlo (la asociación entre un nombre y un móvil) esté controlado de modo que sólo un juez pueda establecerlo. Cualquier otra interpretación que usted quiera escoger (seleccionando frases fuera de contexto, por ejemplo) es espuria, por muy satisfactoria que le pueda resultar a usted. En concreto este post no trata en absoluto de discutir la moralidad o inmoralidad de matar terroristas, tema del que hoy (desdichadamente) podrá encontrar mucha información en multitud de sitios de Internet.Muchas gracias por su interés y atención, y un saludo.PP Cervera

    07 Marzo 2008 | 14:25

  13. Dice ser Dubitador

    Gracias Sr Cervera. Reconozco que he precisado este post para entender el titulado “El Síndrome de Dudáyev”.Algunos de sus lectores hemos demostrado un deficit de perspiscacia, asi como de fe y comprension respecto a su linea de pensamiento.

    08 Marzo 2008 | 1:04

Los comentarios están cerrados.