BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Democracia en el estadio

Todo aficionado al fútbol es, por definición, un seleccionador en potencia. Toda una serie de videojuegos y ligas fantásticas viven (y muy bien) precisamente de eso, del afán de cualquier persona que ama el fútbol por mejorar las (siempre pésimas) decisiones que entrenadores y presidentes perpetran todos los días. Pero fuera del mundo de la fantasía cibernáutica poco podía hacer el aficionado. Hasta ahora. My Football Club, una iniciativa británica, va a cambiar el deporte para siempre, si consigue que salga adelante su iniciativa: comprar un equipo de fútbol. De los de verdad. Para lanzarse, My Football Club precisa 50.000 interesados dispuestos a pagar 35 libras (poco más de 51 euros), que sólo se abonarán cuando se obtenga esta cifra A partir de ese momento todas las decisiones se tomarán democráticamente entre los 50.000 propietarios. Desde la selección del equipo a comprar hasta los jugadores a comprar o transferir, los errores los cometerán los propietarios, es decir, los aficionados. Una buena forma de utilizar el poder de distribución de Internet para cambiar fundamentalmente una estructura fosilizada. Y en dos semanas ya llevan más de 22.000 preinscritos… es probable que lo consigan. Temblad, presidentes: la democracia llega al fútbol…

Gracias, SpringWise

2 comentarios

  1. Dice ser El Buen Salvaje

    Uffff, difícil empresa la de congeniar 50.000 opiniones. Y más difícil todavía en fútbol.Bueno, ¿y el entrenador? ¿que hace? ¿no hay entrenador?La verdad es que la idea mola pero así, a botepronto, veo problemas y cabreos importantes.

    17 mayo 2007 | 10:01

  2. Dice ser Rob

    Supongo que votarán electrónicamente, no ? una idea interesante. Segun que cosas (construcción de calles, urbanizaciones, etc) podría ser una forma de democracia popular activa.Después de todo los suizos votan en plebiscito casi todas las decisiones medianamente importantes(igual que nosotros :-)Rob

    17 mayo 2007 | 14:38

Los comentarios están cerrados.